Posted tagged ‘Toluca’

Esto ya no es la patria (poema)

12 abril, 2011
Este poema de Alfonso Sánchez Arteche se leyó el miércoles 6 de abril en la ciudad de Toluca durante la manifestación en la que unimos nuestras voces contra la violencia en nuestro lastimado México. Compártanlo, léanlo en voz alta, que se escuche la poesía en el silencio atroz.

Esto ya no es la patria

 

La patria está de duelo porque ha muerto.

La hemos visto morir acribillada

en cada joven víctima de su tiempo,

tiempo de rabia donde sombras paridas por el vacío

corrompen, rasgan y asfixian

la carne en pie del futuro inerme.

Ésta, la que nos queda, no es ya la patria prometida,

la de piedras con alma y paisajes que cortan  el aliento,

la patria madre  por la que nos dijeron que valía  la pena  matar o morir,

la que el dedo de Dios escrituró como destino.

Aquella patria suave nos ha dejado huérfanos

y en su lugar se ofrece

por dinero y poder

una madrastra  ávida  de sangre

que bebe confundidas

la del sicario, la del  uniformado  y la del inocente.

Obscena cortesana  que cumple citas en  palacios y casas de seguridad,

en cuarteles, barandillas y estrados,

que enjoyada de plata,  balas y peste

se exhibe por las calles

y deja tras de sí una cauda de madres enlutadas,

viudas sin horizonte  y huérfanos sin rumbo,

cuerpos heridos por besos y caricias que no habrán de cicatrizar,

 hermandad condenada a la no resignación,

pequeños astros rotos acumulados

en el podrido corazón de una galaxia imbécil.

De esta madre postiza, de esta tan poca madre,

madrota y coima de cualquier poder, 

es de la que estamos hasta la madre.

Por  ella nadie debiera nacer soldado,

no nos merece una muerte más

ni  de mercenario ni de rehén ni de indefenso.

Y no hemos hecho nada para merecerla.

Somos mujeres y hombres secuestrados

por una guerra de estulticia y  odio

entre tantos adultos inmaduros 

que juegan con lo que no les pertenece.

Las manos que hoy nos tienen a su merced 

supieron de armas antes que de libros

y amaron al dinero antes que al prójimo,

¿quién los hizo violentos? ¿la violencia?

¿de dónde vino esa pasión suicida

por la riqueza y el poder a cualquier precio?

¿cuánto valor puede tener la vida si se le fija un costo?

¿cómo pedir justicia por los muertos

si  lo primero que está en venta es la justicia?

¿cómo buscar culpables cuando la culpa se reparte entre tantos cómplices?

Pero ustedes, los dueños del poder y la riqueza,

ustedes fariseos, los que con una mano venden armas y droga

y con la otra ordenan la matanza de jóvenes a los que dicen defender,

respondan, comediantes al servicio de la doble moral:

¿qué han hecho de la infancia al corromperla

con el arte del  bien matar  y el mal vivir de lo malhabido?

¿Cómo pueden hablar de familia cuando empobrecen y disuelven los hogares?

¿De cuántos hijos de la calle, amamantados con rencor, se hacen ustedes cargo?

¿Les importa educar si no saben enseñar con el ejemplo?

Se lucran de la droga o convocan a luchar contra ella porque dicen que mata

y juntos se autonombran comandantes de la muerte,

paladines  del miedo narcotizados por la soberbia.

Quédense con su patria, no es la nuestra.

Nuestra patria es la vida generosa y digna

que no exige morir antes de tiempo.  

Por su soberanía  sólo vale la pena vivir y amar hasta el cansancio

para  fundar sobre los restos de aquella que nos ha dado el ser

un espacio  y un tiempo

donde quepa  por fin  la humanidad entera.

Ustedes, carroñeros, púdranse en su poca patria,

que es de la que estamos hasta la madre.

El transporte público en Toluca. Punto # 162 de febrero 24, 2011

24 febrero, 2011

Por circunstancias laborales desde principio de año tengo la necesidad de trasladarme en transporte público. En ocasiones, las más, utilizo taxi; los camiones, aunque con menor frecuencia, los abordo cuando tengo bastante tiempo o, de plano, ando sin dinero.

Respecto a los taxis, lo cual no son, pues para serlo tendrían que tener un taxímetro, artilugio que nunca he logrado ubicar, por más que hurgo hasta debajo de los asientos, en cuanto taxi abordo. He llegado a preguntar por el susodicho aparatejo al individuo en cuyas manos va mi seguridad, el chofer, y por respuesta invariablemente contesta que las autoridades municipales no lo piden. Un par de ellos, que en común tenían la edad de cualquier preparatoriano mexiquense, ni siquiera sabían que carajos es un taxímetro, amén de manejar como adolescentes en brama en loca carrera al table-dance más cercano. También es estúpido, que al no contar con el adminículo de medición de distancia y tiempo, me pregunten ¿por dónde me voy joven? La verdad, ganas de joder o de mostrar su nimia cultura. Y eso que me he encontrado  al clásico “profesionista” que no consigue chamba en su campo y acaba de taxista; por cierto, casi todos abogados. Después de quince o veinte minutos de traslado y charla con mi profesionista devenido en taxista, caigo en la cuenta que desperdició cuatro o cinco años de su vida. Sigue hablando con haigas y váyamos; a la par que le es imposible organizar coherentemente una serie de ideas; divaga, repitiendo cual guacamaya, sobre todos los lugares comunes de nuestra idiosincrasia popular.

Tampoco puedo pasar por alto, las dos o tres travesías con verdaderos profesionales del volante. Diestros choferes, amenos conversadores, agudos críticos de su entorno y originales cuentachistes. En particular aquel viejo de 78 años y más de 40 como chofer de taxi, según me confesó, que me dio una clase de historia de Toluca. Durante las veinte o treinta cuadras del recorrido me describió cada una de ellas tal y como era a mediados del siglo XX. Salpicó su clase de historia con simpáticas anécdotas personales. Por último, pero muy importante para mí, el venerable octagenario, venía escuchando al Dr. Alfonso Ortíz Tirado. Por más que espero volver a subir a su taxi, no he tenido tal suerte.

Los camiones. ¿Los camiones? ¿Cuáles camiones? Es pura chatarra con motores contaminantes y energúmenos pre homo sapiens al volante. Los asientos, cuando los traen, más parecen aparato de tortura medieval característico de la Santa Inquisición. Entiendo que la mayoría de los usuarios de este suplicio profesan la fe católica, y para ellos el flagelo y el sufrimiento son llaves que abren las puertas del cielo; por ello es comprensible que soporten viajar en esa basura, pero yo no profeso esa religión. Sumado a todos los Fernando Alonsos avecindados en la exclusiva zona residencial de El Seminario que manejan esas cafeteras, tenemos al gritón. Es el émulo de chimpancé, que colgado del estribo grita lo mismo que está escrito en la decena de letreros que aparecen en el parabrisas y son los puntos por los que pasa la basura en llantas. Tal pareciera que nuestros ilustres ex alumnos de los maistros del sindicato se graduaron de analfabetos funcionales y requieren de alguien que les lea o indique los destinos. Después tenemos al huelepedos; es el güevón que se sienta a distancia perfecta para hablarle al oído al primate que maneja. Su función: administrar el dinero, cobra y da el vuelto y, entre alto y alto, le pellizca un poco al cochinito. Aún sin ser parte del staff de abordo, tenemos al correlón trepador. Son varios y se encuentran a distancias que van de las diez cuadras a las quince. Su responsabilidad es corretear al camión, saltar al estribo y recibir la tarjeta de tiempo, checarla e indicarle al chafirete de quinta que el camión anterior le lleva 7 minutos. Adicionado a la pléyade de desadaptados sociales que describí, tenemos que aguantar música grupera a todo volumen.

Pues este elenco de pelafustanes, dignos personajes de Los olvidados de Luis Buñuel, hace las paradas donde les da la gana y si van echando carreras o picándose con otro, ni paran. Se pasan los altos y manejan como si trajeran ganado porcino.  Además las rutas están diseñadas por ineptos. ¿Por qué tienen que entrar toda esa basura contaminante, me refiero a los seudo camiones, al centro histórico de la ciudad? Además, por lo general, siempre van ocupados pocos asientos. ¿Cómo es posible que no exista una línea de camiones que cruce la ciudad por Avenida de las Torres? Si vives en Carranza a la altura de Buenavista, cerca del Centro Mexiquense de Cultura y te quieres trasladar a Avenida Tecnológico tienes que entrar al centro y tomar dos camiones. ¿Y dónde está la autoridad que debe vigilar la chatarra que llaman transporte público en Toluca? Probablemente ayudando a la jefa del ejecutivo municipal hacer trabajo de toda índole para la campaña del apolíneo gobernador. Desafortunadamente, como no somos municipio colindante con el Distrito Federal dudo mucho que alguien piense en un sistema municipal de transporte articulado que cruce de Zinacantepec hasta Ocoyoacac y de San Felipe Tlalmililolpan a Ixtlahuaca. Un sistema que incluya tren ligero, camiones articulados, tranvías, trolebuses y hasta metro. Pero no, lo que nuestras autoridades hacen obras para autos y que el peatón se chingue. Al menos ese es el mensaje que mandan a los que no poseemos automóvil. ¿Alguien me puede explicar dónde están los pasos para peatones sobre Avenida de las Torres? Están haciendo bordos imposibles de trepar y los cruces con semáforo están a mucha distancia otro del otro. 

¡Extra! ¡Extra! El PRD autoriza la alianza con el PAN y AMLO se lleva la mitad del PRD.

Los portales de Toluca Punto # 113 de febrero 11, 2010

12 febrero, 2010

Desde que el panista Juan Rodolfo Sánchez Gómez, tercer inepto de la triada de presidentes municipales panistas que gobernó Toluca, inició los trabajos de remodelación de los portales se manejó un concepto muy diferente al actual. De entrada se tuvo que volver a trabajar en las columnas porque al pulir el piso mancharon la casi totalidad de aquellas. Recuerdo un anunció colgado de lado a lado del andador a la altura de la Santa Veracruz donde se veía el andador techado y con una oferta restaurantera al aire libre.

Portal 20 de noviembre y andador Constitución. (Foto: Chuchomotass)

En el centro histórico de la ciudad se localizan los portales, los que se comenzaron a construir en 1832. Sus 118 arcos los hacen los más extensos del país y durante muchas décadas fueron el centro neurálgico de la vida social y comercial de Toluca.  Cada uno de los tres portales tiene una denominación: el de oriente con 37 arcos lleva el nombre de 20 de noviembre y es paralelo al andador Constitución. El sur sobre avenida Hidalgo, con 44 arcos, es conocido como Madero; y finalmente el del poniente sobre Nicolás Bravo y con 35 arcos se llama Reforma.

Ciudad que posea portales ha hecho de ellos un entramado turístico, donde convergen restaurantes, bares, cafeterías, hoteles, librerías, tiendas de artesanías, en fin, negocios que son anclas para el turismo y al aglutinar en un amplio corredor una oferta para el turismo y, obvio, para el residente en la ciudad, matan dos pájaros de un tiro. Morelia, Veracruz, Puebla, Tlaxcala  y hasta Apizaco son algunas de las poblaciones donde se le ha aprovechado de manera sobresaliente los portales. Las ciudades que no tienen portales han optado por sacar mesas a las banquetas u ofrecer gastronomía en los andadores o parques, como sucede en Guanajuato, Querétaro o Taxco.

Probablemente en los portales sobre la calle de Hidalgo o los que están frente a la plaza González Arratia no sea conveniente tener mesas sobre la acera, pero en el portal 20 de noviembre y el andador Constitución no veo problema alguna para sacar mesas a la intemperie. Además existen varios negocios de en ese andador: cafeterías, cervecerías, restaurantes, pizzerías y torterías, los cuales, a través de sus dueños o gerentes me han comunicado su interés en ampliar la sus negocios. Salir con la bobada de que el clima “tan frío” de Toluca no invita a degustar una cerveza al aire libre no califica a todos los comensales. Somos muchos los habitantes de esta ciudad que apreciamos la arquitectura del corazón de Toluca.

El problema radica en la visión burocrática que tienen nuestras autoridades locales. Más que promover el comercio y la ampliación de servicios a los habitantes de Toluca, se quiere perpetuar lo pueblerino que tenía Toluca hace medio siglo. Estoy seguro que alguno de mis contados lectores ha visitado alguna población donde los portales son centro de reunión social y gravitan con un ir y venir de parroquianos, turistas o estudiantes.

Parece ser que nuestras autoridades no tienen en mente convertir el centro histórico de Toluca, en especial los portales, en una zona restaurantera y turística. Me cuesta trabajo entender la negligencia de María Elena Barrera, presidenta municipal de la capital del estado de México, para no echar a andar un proyecto que cambiaría la faz del centro histórico local.

Portal Reforma. (Foto: Carlos Arce León)

Para aquellos de mis contados lectores que visitan las ciudades antes mencionadas y disfrutan de agradables momentos degustando un café en los portales o al aire libre frente a la catedral, como sucede en Guanajuato. En Querétaro los andadores en el centro de Querétaro, y en especial la plaza de armas, rebozan de restaurantes y cafeterías, tiendas de artesanías, galerías de arte, etc.

¿Por qué en Toluca no podemos crear un entorno similar al de otras ciudades del país? Presumimos nuestros portales por las características únicas que tienen, pero no hacemos nada por sacarles provecho. De crearse en el andador Constitución un pasaje lleno de cafeterías, restaurantes y bares se promovería el turismo y no dudo que muchos metepequenses vendrían a Toluca a tomarse una cerveza en los portales para admirar su arquitectura.

Dese una vertiente comercial, la creación de un enjambre gastronómico en los portales detonaría la economía y desde un punto de vista estético y artístico se realzaría nuestro bagaje arquitectónico e histórico. Qué mejor manera de celebrar nuestro bicentenario independentista y centenario revolucionario que dándonos a los residentes de Toluca un centro histórico que invite a la socialización y a la contemplación del entorno.

Para ello también se requiere cambiar más seguido la música que acompaña los chorros de agua de las fuentes; las cuatro o cinco melodías ya no causan gracia alguna. También es menester iluminar adecuadamente la fachada de los portales para mostrarlos en toda su magnificencia. Ya es hora de que nuestra ciudad tenga una oferta turística digna de una metrópoli porque aunque somos la capital del estado más rico de la república, distamos mucho de ser una localidad a la altura de las circunstancias.

¡Extra! ¡Extra! Por enésima vez se inundan colonias en varios municipios del estado de México. ¿Acaso nuestras ineptas autoridades no pueden solucionar el problema que aqueja a miles de familias mexiquenses cada año?

Nuevo gobierno municipal ágora segunda quincena agosto 2009

30 agosto, 2009

Nuevo gobierno municipal

Luis Recillas Enecoiz

María Elena Barrera Tapia, recién electa presidenta municipal de Toluca rindió protesta el 17 de agosto en ceremonia efectuada en  la sala Felipe Villanueva y encabezada por el gobernador. Conviene retomar un par de alocuciones  de la flamante funcionaria municipal: 

[R]equerimos de servidores públicos que atiendan con dignidad desde las oficinas municipales, para que brinden un trato decoroso, amable y eficiente, disminuyendo en lo posible los trámites burocráticos que desesperan a los ciudadanos.

Lo digo con total claridad: los servidores públicos del ayuntamiento deberán elevar significativamente los estándares de calidad en el trato a la ciudadanía; quien no trabaje para servir, no tendrá cabida en mi administración, ya que más allá de puertas abiertas, la administración municipal será de manos abiertas, de mujeres y hombres dispuestos a escuchar y a solucionar.

Los portales de Toluca

Los portales de Toluca

Al día siguiente, 18 de agosto, durante la primera sesión que encabezó como alcaldesa Barrera Tapia, el PRI hizo uso de su mayoría entre regidores panistas y perredistas para aprobar la reestructuración de las dependencias municipales y aprobar la conformación de las autoridades responsables del buen gobierno en Toluca. La lista de los nuevos altos funcionarios municipales es la siguiente:

  • secretario del Ayuntamiento: Guillermo Legorreta Martínez
  • director general de Desarrollo Económico y Regulación del Comercio: Gustavo E. Guadarrama Bernal
  • directora general de Desarrollo Urbano y Obra Pública: Ana Leticia Rodríguez Peña
  • director general de Administración: Pedro Antonio Mena Alarcón
  • director general de Gobierno y Protección Ciudadana: Agustín Mauro Jordán Arzate
  • directora general de Servicios Públicos y Medio Ambiente: Gabriela Gallardo Ortiz
  • director general del Organismo de Agua y Saneamiento: Jorge Juan  Pérez García
  • director general de Desarrollo Social: Nicolás Escalona Ramírez
  • director general para el Desarrollo Integral de la Familia: Roberto Martínez Poblete
  • tesorera municipal: Hortensia Zúñiga Bárcenas
  • jefe de la unidad de Información, Programación y Evaluación: Marco Antonio Monroy Fonseca
  • jefe de la unidad de Comunicación Social: Miguel Ángel Fuentes García

Para aquellos lectores interesados en los pormenores de la primera sesión del cabildo pueden visualizarlas en las siguientes direcciones (la primera parte dura 24 minutos, mientras que la segunda una hora y 58 minutos: 

Sesión de Instalación del Ayuntamiento de Toluca I:

http://www.toluca.gob.mx/index.php?option=com_seyret&Itemid=0&task=videodirectlink&id=117

Sesión de Instalación del Ayuntamiento de Toluca II:

http://www.toluca.gob.mx/index.php?option=com_seyret&Itemid=0&task=videodirectlink&id=118 

Por lo que respecta a las actas de las sesiones de cabildo de la actual administración, éstas son inexistentes hasta el momento de escribir esta información; la última corresponde al 26 de junio del año en curso.

Cervezas de Toluca ágora primera quincena agosto 2009

15 agosto, 2009

Cervezas de Toluca

Luis Recillas Enecoiz

Demos tregua al lector y al actor político con temas que consideramos importantes, tal y como creemos que es la política, para distraerlos con uno un poco más trivial, pero no por ello menos interesante, pues es orgullo del valle de Toluca: la cervecería y su producto, la cerveza. No obstante en esta ocasión será con un dejo de nostalgia el acercamiento a la cerveza Toluca tan identificada con la ciudad desde el siglo XIX, hasta bien entrado el XX.

 Hará cosa de un año, mientras investigaba sobre el cine mudo en Toluca encontré varios carteles de 1909 y 1910 bastante singulares. En una columna a la izquierda de la cartelera cinematográfica, tienen presencia una serie de comercios y productos que anuncian las bondades de uno y otro. Sobresale por su extensión, pero más por la versificación involucrada el anuncio de la Cerveza de Toluca. Transcribo los versos, por cierto bastante limitados, aún para ser de corte comercial, manteniendo la ortografía utilizada.

En la columana izquierda podemos vislumbrar "Las cervezas de Toluca"

En la columana izquierda podemos vislumbrar "Las cervezas de Toluca"

 

CERVEZAS DE TOLUCA

Hay lector en Toluca una cerveza

Que da renombre, explendidez y gloria

¿Os queréis convencer de su riqueza?

Alumbrad si queréis vuestra cabeza

Tomando la non-plus marca VICTORIA

 

A una niña, ¡Guapa chica!

pues la cara no se estuca

decía su novio: Se explica

que seas bella á más de rica

pues tomas Pilsner Toluca

 

Si el Japón en sus luchas tuvo nombre,

y alcanzo siempre el Triunfo en todas ellas,

lo debe á la Cerveza de renombre

Extra Toluca pues á cada hombre

se le hacía que bebiera cien botellas

               

Variedad de anunciantes en los carteles cinematográficos toluqueños

Variedad de anunciantes en los carteles cinematográficos toluqueños

 

Sin dejar de inspirar ingenuidad son de un candor muy del tiempo de nuestros… bueno de hace un siglo. Junto con estos versos etílicos encontramos a don Antonio Serrano promoviendo su sastrería El corte Inglés sin que por ello el carpintero y ebanista don Ángel Gutiérrez deje de anunciar su taller que sin distinción alguna provee “de Cajas Mortuorias finas y corrientes.”

            La Droguería y farmacia del Portal de la Paz # 12 se anuncia justo encima de la “Gran Fabrica de Conservas Alimenticias LA TOLUQUEÑA. Ahora bien, si “¿quiere Ud. comer bien y quedar satisfecho? Ocurra al gran restaurant MONTE CARLO” en Av. Libertad 31 donde su propietario don Jesús Duarte lo atenderá.

Otros anuncios,  de algún modo tenemos que llamarlos, muestran los inicios de una incipiente industria: la publicidad. Bajo los estándares actuales resultan de una cándida inocencia sólo concebida hace cien años. Disfruten de ese “Toluca” ya ido y por desgracia olvidado.

derchak54@yahoo.com.mx


A %d blogueros les gusta esto: