Posted tagged ‘política’

¿Está México listo para una Presidenta? Punto # 151 de noviembre 18, 2010

17 noviembre, 2010

Féminas como Isabel Perón y Cristina Kirchner (Argentina), Violeta Chamorro (Nicaragua), Laura Chinchilla (Costa Rica), Michelle Bachelet (Chile) y próximamente Dilma Roussef(Brasil) pertenecen al selecto grupo de mujeres que han gobernado países en Latinoamérica durante las últimas décadas.

Este breve artículo no trata de analizar los respectivos gobiernos que encabezaron. No es aquí donde dilucidaré los logros o fracasos de sus respectivas presidencias. Tampoco sus ideologías o antecedentes políticos. Mi interés se circunscribe a un somero análisis sobre las razones que impiden que en México se desarrolle una candidatura presidencial de una mujer.

En esta nación, dudo mucho se pueda en un futuro cercano y hasta mediano, tener una mujer en la presidencia. Las razones son varias para llegar a esa conclusión. Desde la violencia intrafamiliar que padecen un gran porcentaje de los hogares mexicanos hasta la incapacidad de las propias mujeres para aterrizar una plataforma política de alcances nacionales.

Dilma Rousseff

De entrada tenemos cientos de municipios, sobretodo en Oaxaca, donde la modernidad y la civilización no han logrado penetrar. Los cientos de municipios donde los “usos y costumbres” – algunas féminas los llaman abusos y costumbres – limitan y en muchos casos hasta obligan a la sumisión a las mujeres. Dos casos bien documentados hay sobre un par de mujeres indígenas que emigraron a la ciudad y tras largos esfuerzos estudiaron y al regresar a sus terruños optaron por postularse a las presidencias municipales de sus pueblos. Ganaron, pero ni a quien le importara. Los “usos y costumbres” de sus comunidades impidieron que asumieran el puesto. En esas colectividades está prohibido que una mujer sea líder. Las primitivas costumbres de esos conglomerados humanos viven bajo rancios y arcaicos valores. Bajo el engañoso mito de respetar principios que los ancestros implementaron, la mujer no pasa de ser una fábrica de niños y un ente exclusivamente utilizado para atender al hombre. Amén de ser tratadas de formas que rayan en la esclavitud. ¿Y qué hace el Estado Mexicano al respecto? Pues nada. Se lava las manos y deja que estas nuevas formas de discriminación sean vistas como algo normal y periódicamente el Presidente de la República visita esos poblados disfrazado de tzetzal, tzotzil, zapoteco, mixteco o lacandón para, de forma tácita, avalar sus principios y valores que van en sentido contrario a lo que el mundo civilizado busca: equidad de género.

Una segunda razón por la que no considero al país listo para tener en el ejecutivo federal a una mujer tiene que ver con la imposibilidad que tienen ellas para decidir sobre su propio cuerpo. ¿Cómo quieren que una mujer nos gobierne si las leyes en México, salvo en la capital del país, le impiden tomar decisiones que competen exclusivamente a su ámbito, a su cuerpo? Qué no puedan ni tan siquiera interrumpir un embarazo no deseado no abona para que puedan gobernar a la nación. Les impedimos decidir sobre su cuerpo y están supeditadas a la visión masculina de la sexualidad. Las 31 entidades del país donde el aborto es ilegal, las legislaciones estatales, en manos de mayorías masculinas, impiden que ellas legislen en esos temas. Tenemos al hipócrita gobernador de Guanajuato, moderno Torquemada,  que sale con la estupidez de que no existen mujeres encarceladas en ese estado por abortar. Las que encarcelan no las acusan de aborto; las acusan de asesinato. Eso es no tener el más mínimo respeto por el segundo sexo (Simone de Beauvoir dixit).

Cristina Krichner

Otra razón de mucho peso para no permitir a las mujeres liderar es el acendrado machismo que permea en nuestra sociedad. De las 32 entidades federativas del país, tan solo Yucatán tiene a una gobernadora, Ivonne Ortega. De 500 diputados y 128 senadores en el Congreso, hay 134 y 27 mujeres respectivamente, siendo que en el padrón electoral nacional hay un 51.8 por ciento de mujeres. En el gabinete legal y ampliado – más de cuarenta puestos – tan solo tenemos tres secretarias: Patricia Espinosa en Relaciones Exteriores, Georgina Kessel en Energía y Gloria Guevara en Turismo; y seis directoras: Consuelo Sáizar en Conaculta, Adriana Pérez en Fonatur, Cecilia Landerreche en el DIF,  Ana Cecilia Terrazas en el Imer, Yoloxochitl Bustamante en el IPN y Rocío García Gaytán en el Inmujeres. La Suprema Corte de Justicia, con once integrantes, tiene dos ministras: Olga Sánchez Cordero y Margarita Luna Ramos.

Vayamos al medio empresarial. El Consejo Mexicano de Hombres de Negocio, como su propio nombre indica, discrimina a las mujeres. Tal vez las mujeres no tienen las mismas agallas y conocimientos que estos egregios e ínclitos varones, salvo María Asunción Arambuluzabala.

En el ámbito político se cuentan con los dedos de una mano las mujeres que tienen peso e influencia en las decisiones nacionales: Beatriz Paredes, Josefina Vázquez Mota y la analfabeta, ignorante y corrupta Elba Esther Gordillo. Patricia Mercado, Martha Sahagún, Rosario Robles y Amalia García han desaparecido del espectro político nacional. Y seamos cándidos, ninguna de ellas tiene el peso para aspirar y lograr ganar la presidencia de la República.

Responsables del rol tradicional femenino también la tiene el duopolio televisivo – Televisa y TV Azteca – cuyos bodrios telenoveleros estereotipan a la mujer como ente cuya finalidad en la vida es llegar de blanco al altar y casarse. Las protagonistas “malas” son las que interpretan a mujeres independientes, autosuficientes, productivas, sexualmente activas, en otras palabras, las que reproducen valores considerados exclusivamente del ámbito masculino.

No se diga la Iglesia Católica y sus jerarcas, para quienes la mujer debe quedar en casa y criar niños y atender maridos borrachos. La clásica cantaleta decimonónica: Es la cruz que te toco cargar. Pues que la carguen Norberto Rivera, Sandoval Íñiguez y el hampón Onésimo Cepeda.

Michelle Bachelet

En conclusión, la caballada no tiene yegua alguna que le haga sombra a los palominos, alazanes y mustangs que galopan en la pradera política rumbo al derby del 2012. México no está preparado para una mujer presidente. Ya sea por nuestra idiosincrasia o por las limitadas oportunidades que se le ofrecen a la mujer en la política nacional, nuestro país dista años luz para llegar a tener una Ángela Merkel autóctona.

¡Extra! ¡Extra! El pasado viernes 12 de noviembre, aniversario del natalicio de Juana de Asbaje, universalmente conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, se celebró el Día Nacional del Libro. Desafortunadamente no hubo evento digno del cual escribir a casa. Limitados los contados festejos que hubo para promover la lectura. Esto, tanto a nivel federal como estatal. Seguimos considerando la lectura y el amor al libro como una actividad secundaria y carente de significado.

Anuncios

¿Y ahora qué hará el PRI? Punto # 87 de julio 23, 2009

23 julio, 2009

¿Y ahora qué hará el PRI?

Luis Recillas Enecoiz

            Ahora que el PRI ha retornado con nuevos bríos a la escena política nacional como serio aspirante a la presidencia en el 2012, varias preguntas me hago respecto al futuro inmediato. Son cuestiones que a todo observador del quehacer político nacional le vienen a la mente al analizar la situación actual del país, dado que la balanza de poder ha sufrido variaciones. El PRI como ganador de los últimos comicios no debe sentirse victorioso, pues existen múltiples aspectos a los que deben poner atención, porque el México del siglo pasado ha cambiado y, de regresar a gobernar a todos los mexicanos, deben hacer una verdadera autocrítica. Cuartillas enteras llenaría con preguntas al PRI. Un puñado de ellas. Algunas son de interés ciudadano, otras se las dejo a su consciencia. Un puñado de ellas.

¿Para qué quiere regresar a gobernar? ¿Qué futuro nos ofrece; qué México vislumbra en el 2080? ¿Cómo será la relación del tricolor con los demás partidos y en especial la relación con Calderón y su partido? ¿Se cobrará el PRI la guerra sucia que el PAN, vía Germán Martínez, le endilgó durante los últimos tiempos? ¿Cuál de los varios liderazgos se impondrá y a costa de qué? ¿La intensa difusión mediática de Peña Nieto continuará, aún a expensas de saturar al público con el producto? ¿De querer regresar  a presidir el ejecutivo federal, hasta dónde quieren minar la institución, con tal de no verla fuerte? ¿Están dispuestos los priístas a pagar el precio por acotar, limitar y debilitar aún más la presidencia? ¿Serán conscientes de  que esta presidencia será la que hereden, si ganan? ¿La unión y disciplina mostradas hasta ahora serán mantenidas durante los próximos tres años? ¿Sabiéndose mayoría en el Congreso, si invitan a sus socios los verdes, están dispuestos a llevar a cabo las reformas necesarias para sacar el país adelante? ¿Dentro del congreso mantendrán la unión y disciplina o cada grupo legislativo estatal será músculo político del gobernador? ¿Qué tanto poder obtuvo Peña Nieto dentro del PRI al aportar casi una quinta parte de los diputados federales?

            Como simple ciudadano al que se le afecta por las decisiones que toman es de inmenso interés que expliquen para qué carajos quieren el poder.  El proyecto de nación que nos prometieron al salir triunfantes de la revolución, basado en el nacionalismo revolucionario es, después de casi un siglo, un fracaso, pues el resultado ha devenido en ejércitos de emigrantes expulsados a Estados Unidos, desempleados disfrazados de vendedores ambulantes, pobres subsistiendo con programas paliativos, ignorantes manipulados por una programación televisiva estúpida, etc.

            No con ello achaco la totalidad de la responsabilidad al PRI, todo el aparato político es responsable y el PAN, como gobierno, tiene responsabilidad de las deficiencias. Sin embargo, si consideramos a Venustiano Carranza como el primer presidente que representó a los que a la postre ganaron la pugna revolucionaria, y fundadores del abuelo del PRI, éste lleva casi un siglo gobernando el Estado de México, así como varios estados del país. Varios estados nunca han tenido alternancia en sus gobernadores y generaciones enteras no conocen salvo al PRI; Oaxaca, Quintana Roo, Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz son ejemplo de casi un centenario de gobierno priista o sus ascendentes.

            Los liderazgos estatales de los gobernadores se enfrentan a los nacionales. Beltrones, Paredes y cada gobernador lideran un grupo. No todos representan al mismo PRI, pues existen varias grupos los cuales representan versiones divergentes del priísmo que, en algunas ocasiones unen fuerzas y en otras se confrontan. La bancada tricolor de la siguiente legislatura mostrará, si las hay, las fisuras al interior. Lo más importante es saber qué quieren hacer de México, porque lo que siempre han mostrado es que buscan el poder por el poder mismo. Es una droga que los priístas creían haber dejado atrás, pero parece que recayeron.

            Si no maduran y comienzan por apoyar varias de las reformas requeridas, energética, laboral, educativa, no serán muy halagadores los restos de país que puedan recibir. ¿Podrán los priístas arreglar sus diferencias internas con civilidad? Yo lo dudo, no es parte de su genética política. Tendrán que tener un verdadero plan B para sacar al país del atolladero en que lo metieron ellos mismos con los 70 años de gobierno autoritario, clientelar, verticalista y corporativista más 9 del PAN que cogobernó con la iglesia católica, pues la mayoría de las bancadas panistas estatales estuvieron sumamente ocupadas en legislar leyes retrógradas sobre el aborto.

¡Extra! ¡Extra! Los datos sobre pobreza e inequidad distributiva en México divulgados por el INEGI el pasado lunes son desastrosos: más de la primera y peor la segunda respecto a 2006. Gracias a Calderón y su visión de país. ¿Todavía quieren la presidencia del país los tricolores?  Es como sacarse la rife del tigre.

                                                                                  derchak54@yahoo.com.mx

No importa quién gane, México pierde Punto # 85 de julio 9, 2009

9 julio, 2009

No importa quién gane, México pierde

Luis Recillas Enecoiz

El pasado domingo se efectuaron las elecciones intermedias del sexenio calderonista. A nivel nacional, los priístas arrasaron en las gubernaturas, pues cinco de las seis en juego las ganaron: Nuevo León, Colima, Campeche, San Luis Potosí y Querétaro. Sonora es caso aparte. El PAN gana el ejecutivo estatal por el pésimo manejo que hizo Eduardo Bours de la tragedia acaecida en la guardería ABC de Hermosillo. La debacle se magnifica por la perdida de los dos estados gobernados por los panistas y ganados por PRI debido en parte a una excelente labor territorial de la dirigencia nacional. San Luis Potosí y Querétaro se perdieron por divisiones internas del blanquiazul y la imposición de candidatos por parte del CEN panista. Bastión panista ha sido siempre “el Bajío”, zona geográfica de influencia cristera y nido materno de la ultraderecha mexicana, va perdiendo poco a poco ese fuerza que durante el sexenio Foxista gobernó al país. El poder para grupúsculos tipo “el Yunque” es imponer su muy particular visión de los valores morales a la totalidad de los mexicanos. Emilio González en Jalisco y  ¿RAFAEL?      Oliva en Guanajuato, beatos gobernadores.

Resulta positiva la afluencia de votantes, pues el abstencionismo rondó 55 por ciento del total, cifra bastante más baja de lo que los analistas contemplaban para esta elección intermedias, cuyos números son similares en 1997 y 2003. El desencanto ciudadano se manifestó con el voto nulo que casi duplicó el porcentaje de la última elección. En el Distrito Federal se incremento 400 por ciento para llegar casi a 12 por ciento del total de la votación.

De acuerdo a los resultados del PREP del lunes por la noche la cámara baja estará conformada por una primera minoría en manos del PRI, el cual obtuvo 36.88 por ciento de la votación seguido por el PAN con 27.98 y en un lejano tercer lugar, el PRD con 12.20 por ciento. Caso insólito es el  Partido Verde Ecologista el cual sustentó su campaña en una aberración: la pena de muerte a violadores y asesinos. ¡Mata humanos, no mates focas! Mucha gente se trago el garlito y eso no habla muy bien del electorado pues son los clásicos miedos que caracterizan a la clase media donde las campañas de extrema derecha tienen bastante aceptación. Peligroso es que varios de sus candidatos representan intereses del duopolio televisivo privado: Televisa y TV Azteca. Sin embargo se convirtieron en la cuarta fuerza política nacional.

El hartazgo de vivir en constante zozobra por la guerrita que nos invento Calderón abonó para que el electorado añorara un México que creíamos digno de libros de historia. La involución política que muestra el votante para regresar a los tiempos de López Portillo, donde el carro completo era uso cotidiano, no me da muy buena espina.

Los votos anulados y a favor de candidatos no registrados fue mayor a los obtenidos por los partidos del Trabajo, Nueva Alianza y Social Demócrata, los cuales fueron derrotados por el voto nulo que junto con los votos para candidatos no registrados alcanzó 5.57 por ciento de la votación total. El último de ellos también perdió su registro. Parece ser que los partidos no entienden. Así como al PAN, su querella interna le impidió ganar San Luis Potosí y Querétaro, El PSD pierde su registro por las añejas disputas entre Alberto Begne y  Patricia Mercado por el control del partido desde sus inicios como bajo el nombre de México Posible.

En el Estado de México el efecto Peña Nieto no se hizo esperar. El PRI se llevó casi el carro completo. De los 45 diputados de mayoría a nivel local gano 40 distritos y de los 125 municipios gobernará 91. La aceitada maquinaria del octagenario partido no deja de asombrar al respetable. Anciano y todo continúa cosechando triunfos cual juvenil rebelde revolucionario. Lo que debe estar causando escozor en las tumbas de Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón es ver la gubernatura sonorense en manos de la derecha. De resucitar los dos controvertidos líderes norteños, volverían a la tumba “ipso facto” al ver a los descendientes de la derecha mojigata gobernar el estado donde se forjó mucho del mito revolucionario anticlerical.

El triunfo a nivel nacional del Partido Revolucionario Institucional y en especial a nivel estatal coloca a Enrique Peña Nieto y a su partido como el vencedor de la contienda electoral y a éste en serio aspirante a la candidatura para la Presidencia de la República en el 2012. El apuntalamiento político dada la exitosa y copiosa votación a favor del PRI representa un fortísimo sustento, que bien administrado, sin enconos ni confrontaciones, puede desembocar en la recuperación de la Presidencia.

El músculo político mostrado por Peña Nieto al ser factor decisivo para el resultado del fin de semana pasado no debe ser catalizador de fantasías futuristas para los priístas locales, ni garantía de triunfo en tres años. Sin dejar de reconocer la fuerza política que obtuvo el PRI, también es menester reconocer que ganó con 12 millones y medio de votos de un universo de 77 millones de votantes.

Entre algunos políticos el descontento ciudadano que se manifestó mediante el voto nulo tuvo cierto eco y, al menos los senadores, comienzan a reformar la reforma electoral. Más que reformarla se requiere un verdadero cambio de paradigmas y comenzar a pensar en México como un país del siglo XXI y no del XIX. Sin embargo lo que muestran los partidos es buscar el poder por el poder mismo.

Ejemplo de ello es el pragmatismo electoral del Panal, donde hizo alianzas con el PAN en algunos estados y en otros con el PRI. La descarada cargada lopezobradorista en apoyo de “Juanito” del PT y la hipocresía de Jesús Ortega y su dirigencia para no expulsar a López Obrador del partido, desnuda su falta de congruencia ideológica, sino también su absoluta falta de honestidad.

El PRI debe entender que si, como parece probable, recupera la Presidencia necesitara un ejecutivo fuerte y con herramientas políticas, económicas y jurídicas para gobernar de forma que saque al país del marasmo en que se encuentra. Para ello se requiere de cambias radicales que el PRI puede llevar a cabo dado que, junto con el PVEM, son mayoría en la cámara de diputados. No creo que cometan el mismo error que los panistas durante el sexenio de Zedillo, donde se negaron a apoyar las reformas priístas. A la larga se han arrepentido amargamente de esa falta de olfato político.

Ahora bien, ya tienen el poder los que “sí saben gobernar”, según reza su slogan de campaña. ¿Para qué quieren el poder y cómo van gobernar? De regresar el poder ejecutivo al tricolor volveremos a la “dictadura perfecta” (dixit Vargas Llosa), pues no saben gobernar de otra forma. Para ellos gobernar es un sistema vertical, autoritario y excluyente de organización humana. Por eso los carros completos son tan caros a la cultura priísta. Regresar al carro completo no es sano para ninguna democracia. El diálogo y la negociación se van evaporando del vocabulario político cuando no contamos con balances y puntos de vista diversos. La diversidad enriquece.

Si la clase política mexicana no cambia la forma en que se relaciona con la ciudadanía y comienza una verdadera auto crítica, no importa quien gane, México pierde. ¡Qué lástima!

¡Extra! ¡Extra! La selección mexicana de futbol, equipo donde alineó el árbitro del partido, logró vencer a la poderosa Nicaragua (lugar 135 de FIFA) por apretado marcador de 2-0. Los siguientes partidos serán frente a las poderosas escuadres de Panamá y Guadalupe. Ésta última, colonia francesa, ni siquiera pertenece a la FIFA.

                                                                       derchak54@yahoo.com.mx

Hablemos de futbol y política ágora segunda quincena junio 2009

30 junio, 2009

Hablemos de futbol y política

Luis Recillas Enecoiz

El miércoles 24 de junio se llevaron a cabo dos juegos de fútbol, uno en Estados Unidos y el otro en Sudáfrica. El primero tuvo como rivales a México y Venezuela y fue un simple juego amistoso de cara a la Copa Oro que el primero tendrá que jugar durante julio; el segundo tuvo como contrincantes a Estados Unidos y España y fue una de las semifinales jugada en Sudáfrica, previo al mundial del año próximo dentro de la Copa Confederaciones.

Ya todos sabemos los resultados. México apabulló a la “vino tinto” por goleada: 4-0 y la “furia española” fue batida 2-0 por los yanquis. Ahora bien, la diferencia estriba en que mientras los norteamericanos le ganaron al mejor equipo del mundo hoy en día, nosotros le ganamos a uno de media tabla, Venezuela es la selección 56 dentro del ranking mundial de FIFA y a nivel Conmebol cabalga en la parte trasera de la clasificación con muy pocas probabilidades de asistir al mundial del 2010.

Lo interesante de la victoria de los norteamericanos radica en la forma en que encaran la adversidad. Iniciaron la competencia perdiendo ante Italia por marcador de 3-1, aunque iniciaron ganando el partido. Ante Brasil fueron materialmente barridos con un 3-0. Sin embargo fieles a sus principios tácticos y futbolísticos continuaron jugando como siempre los hacen y lograron ante Egipto ganar por 3-0 y, combinado con el resultado del otro juego, lograron colarse a la semifinal de la Copa Confederaciones para enfrentarse a España. Salvo ellos, los norteamericanos, dudo que algún aficionado a nivel mundial hubiese apostado por los yanquis.

Nuestro futbol (jugadores, entrenadores, directivos, periodistas, televisoras) carece de algo tan elemental como es creer en uno mismo. Ahí tenemos un anuncio donde varios mexicanos pronostican que un jugador con camiseta nacional no va anotar un penalti. Tenemos el síndrome del famoso quinto partido en algún mundial que nunca hemos jugado. Salvo la hombrada de los chavos de la sub 17 que lograron el campeonato frente a Brasil hace dos o tres años, nunca hemos sido protagonistas globales en futbol.

Contando con un puñado de jugadores capaces de brillar en Europa, continente donde se juega el futbol de mayor calidad, es poco lo que como equipo ha podido demostrar México en competiciones internacionales. Salvo el campeonato de la Confederaciones de 1999 escenificado en México no tenemos nada más que presumir.

Los futbolistas, al igual que los políticos, siempre nos prometen que darán todo dentro de la cancha. Desde ese primer mundial de Uruguay en 1930 hasta el de Alemania en el 2006 nunca hemos pasado del cuarto partido. Siempre nos lo prometen y nunca llega.

En política sucede exactamente igual. Nuestros “jugadores”, o sea nuestra clase política, son igual de inoperantes e ineficaces que nuestros futbolistas. Nos prometen que ahora sí, vamos a ir al mundial y llegar a semifinales y siempre sucede lo mismo: nunca hemos jugado ese quinto partido. Es como una maldición.

Nuestros políticos, cual futbolistas en un mundial, nos prometen lo que bien sabemos nunca cumplirán. Nos siguen viendo la cara, y nosotros seguimos creyendo en ellos. Ahora sí va a crecer el empleo, los índices de inseguridad se contraerán, la educación será de calidad, nuestros servicios de salud sí serán universales para toda la población y así ad nauseum todas las deficiencias y necesidades que requerimos para realmente crecer como país.

Pero no. Así como nuestros futbolistas nunca ganan el partido clave, nuestros políticos nunca le encuentran la cuadratura el círculo. La clásica expresión “juegan como nunca y pierden como siempre” se aplica a la perfección a nuestros políticos. Ejemplos sobran de individuos, que como candidatos nos bajan las nubes y nos prestan hasta a su hermana o hermano, pero ya en el poder no hay cambio alguno, salvo en sus cuentas bancarias.

La pregunta que me viene a la mente es ¿si nuestros políticos son igual a nuestros futbolistas, por qué hemos de creer que las cosas van a cambiar, si nunca han jugado el quinto partido?

derchak54@yahoo.com.mx

Nuestra insensible clase política Punto # 81 de junio 11, 2009

11 junio, 2009

Nuestra insensible clase política

Luis Recillas Enecoiz

A menos que esté ciega y sorda, nuestra clase política, y en particular todos los candidatos a puestos de elección popular, ha visto y escuchado el disgusto ciudadano hacia ella. No es gratuito que un sector de la sociedad, ya sean analistas políticos o amigos de Facebook o Hi5, promuevan el voto nulo o voto blanco. Connotados políticos, de varias tendencias ideológicas lo promueven. Entre los intelectuales, periodistas y políticos que están detrás de la campaña, no por ello unidos, incluyo a Dulce María Sauri Riancho, Luis González de Alba, Leonardo Curzio, Ciro Gómez Leyva por mencionar algunos.

A partir del lunes pasado el IFE y los partidos políticos iniciaron una campaña para contrarrestar la campaña del voto nulo. Es indudable que el sistema electoral, léase IFE y partidos políticos, ha resentido lo que ya se convirtió en una avalancha. Lo patético del asunto es la absoluta falta de sensibilidad que muestran los políticos, pues candidato alguno entiende el mensaje.  Nuestra clase política es incapaz de percibir las necesidades ciudadanas. Emulan a Carlos Salinas al no ver ni escuchar a la ciudadanía. Interpretan la invitación al voto nulo como un ataque a la democracia que ellos creen  hacen el favor de otorgarnos.

En una muy acertada metáfora aparecida en un profundo y analítico artículo, Luis Carlos Ugalde escribe en Milenio Edomex (08/06/08):

Un buen médico busca erradicar los síntomas de una enfermedad mediante una medicina que mate el virus. En esa tónica, un buen político debe observar el síntoma (hartazgo ciudadano), y en lugar de condenar sus manifestaciones (llamado a anular el voto), debe encontrar la medicina adecuada.

No he escuchado a candidato alguno referirse al síntoma, todos hablan de las manifestaciones. Evitan a toda costa mencionar el hartazgo ciudadano. Repelentes a la crítica, evaden cualquier confrontación con la ciudadanía. Yo invito a cualquier candidato que tenga el valor de debatir conmigo, como ciudadano, no como comparsa de partido alguno. Reto a cualquier candidato a que en confrontación inteligente y propositiva me convenza de las bondades del sistema electoral actual. Lo reto a que me diga cara a cara que la democracia me pertenece, sí, que me pertenece como ciudadano. Al igual que le pertenece a todo mexicano con plenos derechos. Pero no. No hay político que lo diga, pues es una soberana mentira. La democracia ha sido secuestrado por una clase política, personalizada en candidatos hipócritas y mentirosos que mendigan mi voto, prometiendo las perlas de la virgen, sin embargo acatan sin chistar la línea que les marca el partido, mandando mucho a la chingada a los que votamos para que llegaran a sentar sus traseros en una curul.

Caricatura de Helio Flores

De acuerdo a varias fuentes, la abstención el 5 de julio puede rondar 70 por ciento del padrón. Si le sumamos lo que algunos analistas calculan será el voto nulo, 10 por ciento de los que irán a votar, tenemos unos porcentajes francamente preocupantes. Si sumamos la abstención y los votos nulos estamos rondando 73 a 75 por ciento del padrón. Desafortunadamente los receptores del mensaje tienen el canal bloqueado y se resisten a buscar alternativas de comunicación con el electorado y lo peor es que ni les interesa.

De no poner atención al reclamo ciudadano que en esta ocasión invita al voto nulo, puede ser que en tres años la forma de hartazgo ciudadano se muestre mediante métodos mucho más ortodoxos y violentos. Que nuestra clase política nos tire de a locos y nos considere idiotas no abona a una buena relación ciudadano-candidato. No olviden que son ustedes, políticos y servidores públicos, nuestros empleados. Somos nosotros mediante el pago de impuestos los que pagamos su manutención, y es a nosotros a quienes tienen la obligación de representar y no a sus partidos políticos.  Pero sobre todo es a nosotros a quienes nos deben dar cuentas, ejercicio que nunca hacen.

Lo preocupante es la nula capacidad que caracteriza a nuestros políticos quienes insisten en tratarnos como infantes carentes de inteligencia, o peor, creen que somos igual o más ignorantes que ellos. Pues no, les exijo un mínimo de respeto al pedir mi voto. No todos fuimos educados por “maistros.”

Es insultante para el electorado proponer como candidatos priístas a diputado a los dos últimos líderes del magisterio estatal, Luis Zamora y Héctor Hernández. Supongo que este par de vivales proponen en sus plataformas políticas elevar la calidad de la educación. Lo lamentable de todo el asunto es que individuos sin las credenciales adecuadas lleguen a representar a la sociedad, siendo que tienen un muy limitado intelecto. El mensaje tiene proporciones catastróficas, pues quiere decir que si Enrique Peña Nieto es candidato del PRI a la presidencia del país y gana, olvidémonos de que haya una revolución educativa en el país. Será otro sexenio de “amasiato político” entre Elba Esther Gordillo y el presidente en turno, pues como gobernador está viviendo uno con los líderes locales.

¡Extra! ¡Extra! Según información obtenida mediante solicitud al IFAI, 31 mil 507 “maistros” (48 por ciento) reprobó el examen de carrera magisterial durante 2008 y 95 de ellos no tuvo un solo acierto correcto de 60. Lo “kafkiano” del asunto es que siguen impartiendo clases. De tener la responsabilidad de educar a 30 alumnos cada uno de estos ineptos, estamos hablando de una producción anual de 945 mil 210 analfabetas funcionales. Maravilloso, cerca de SEIS MILLONES de mexicanos cada sexenio son graduados de nuestras escuelas careciendo de las más mínimas herramientas para confrontar la vida. 25 mil 564 (39 por ciento) obtuvo una calificación entre 6 y 8, pasó de panzazo, como se dice coloquialmente. Supongamos que también tienen bajo su tutela una treintena de alumnos, eso representa 766 mil 920 niños y jóvenes que tienen muy limitadas herramientas para razonar y analizar su entorno. 87 por ciento de los “maistros” no está preparado para educar a nuestros hijos, pues 1 millón 712 mil 130 estudiantes tendrán como profesor a un mediocre o a un inepto. Eso sí es una desgracia nacional. ¡Qué México pierda frente a El Salvador y no vaya al mundial, vale madres!    

                                                                                                          derchak54@yahoo.com.mx

Tres preguntas a los candidatos Punto # 80 de junio 4, 2009

4 junio, 2009

Tres preguntas a los candidatos

Luis Recillas Enecoiz

Las campañas políticas siguen siendo insultantes al intelecto, carentes de imaginación, impregnadas de mala gusto, pero en los comentarios de los candidatos nos muestran lo que realmente son y de paso como nos visualizan, tanto como sociedad o como probables votantes. Ya en la columna de la semana pasada critiqué a algunos candidatos por los comentarios vertidos, ya fuera en discursos o entrevistas de banqueta. Pues bien nuestras misérrima opciones que los diferentes partidos muestran, más que invitarnos al voto, nos aleja.

Para evitar la demagogia y las promesas incumplidas propongo un trío de preguntas para todos los candidatos. Las respuestas nos permitirían catalogar al futuro funcionario de acuerdo a virtudes y características que desde mi perspectiva dan un panorama muy completo del personaje en cuestión. Me explico: más que preguntar acerca de cómo confrontarán los altos índices de inseguridad, cuántos empleos crearán, si darán estímulos fiscales o cuántas escuelas recibirán mantenimiento propongo tres simples preguntas. Tres preguntas que desnudan, pues requieren de conocimiento, cultura, inteligencia, estética, dialéctica, en fin, virtudes que desde la antigua Grecia vestían al político.

Primera pregunta: ¿qué libro está leyendo y los tres que se llevaría a una isla desierta y por qué?

Segunda pregunta: ¿Cuál es su cuadro o escultura favorita y sus tres artistas predilectos y por qué?

Tercera pregunta: ¿Cuál es su compositor favorito y los tres discos que se llevaría a una isla desierta y por qué?

libros

disco de jazz

jazzamoart

La sensibilidad artística y musical, así como el desarrollo intelectual mediante la lectura son ámbitos del ser humano que nos permiten conocer al individuo de forma mucha más profunda y seria que con discursos banales. De haber tenido a mano el cuestionario hace tres años se lo hubiera aplicado a Juan Rodolfo Sánchez Gómez, actual presidente municipal de Toluca, y ello nos hubiera ahorrado los desfiguros que al centro histórico le ha endilgado nuestro metrosexual alcalde (versión pueblerina). Aunado a lo anterior tuvimos un desfile de cantantes que aullaron sus canciones durante el deplorable Festiva 2009, desfile de figuras populacheras para beneplácito de los ejércitos de analfabetas culturales y musicales.

Por el resultado de la mamarrachada que fue su Festiva 2009, lo más probable es que Juan Rodolfo Sánchez, en el rubro de música nos hubiese presumido su colección de CDs de Yuri, Cristian Castro y la Sonora Margarita. Con el insultante argumento de que es lo que el pueblo quiere la municipalidad panista se vuelve más populachera y populista que el PRD. El único evento que puede considerarse cultural fue escenificado en la catedral y resultó que los dos temas más ovacionados por los villamelones, que saben un carajo de arias y música culta, fueron de telenovelas.

Los foros alternativos de corte cultural sufrieron un desmantelamiento casi total. La influenza nos privó de varios eventos de mucha más calidad que lo presentado en la Plaza de los Mártires. Como nuestro presidente municipal no puede ser una más de las estrellas de Televisa para emular a Peña Nieto, quien sí lo es y quién quita, algún productor de telenovelas le propone un protagónico con su novia y decide dedicarse a la actuación y a explotar el físico. Estoy seguro que más mexicanos lo relacionan con la farándula que con la política, especialmente las mexicanas y la comunidad gay.

La parchada y bizarra plaza frente al Cosmo Vitral que diseñadores y arquitectos paisajistas contratados por la municipalidad dejan como homenaje al mal gusto y al despilfarro es un insulto a la estética. Arrasaron con todo lo existente en la plaza y dejaron una serie de parches salpicados de unos metros cuadrados de pasto. La Plaza España que debería haber sido rediseñada para integrarse arquitectónicamente a  la iglesia del Carmen resulto en una fuente horrible rodeada de bancas de piedra de estilo “remordimiento”. Lo mismo puedo percibir en el andador Constitución. Encontrar un árbol en el centro de Toluca es misión casi imposible. La desfachatez con la que Sánchez Gómez presume obras de manifiesto mal gusto y nos las endilga en millones de pesos se hubiera podido evitar de haberle preguntado sobre sus gustos literarios, artísticos y musicales. Por lo mostrado durante su administración sus lecturas preferidas son las obras de Gaby Vargas y las revistas de la farándula.

Los cuatro parques remodelados en el centro de Toluca: España, Zaragoza, Bolívar frente a rectoría y la Alameda destilan mal gusto. Muestran el gusto kitch, naco pues, de nuestras autoridades municipales. Pues sí, ese el nivel cultural de nuestras autoridades. Amén de las cantidades insultantes que se gastaron en hacer esas porquerías.

¡EXTRA! ¡EXTRA! Arraigan a diez presidentes municipales y veinte funcionarios de alto nivel en Michoacán. Morelos también es escenario de arraigos a jefes policiacos y de seguridad. Pensar que no existan presidentes municipales en otros estados coludidos con el crimen organizado resulta ingenuo. ¿De los casi 2 500 municipios en que esta dividido el país, cuántos presidentes municipales están en la misma condición?

                                                                                  derchak54@yahoo.com.mx

¿Y por qué tendría que votar? Punto # 78 de mayo 21, 2009

21 mayo, 2009

¿Y por qué tendría que votar?

Luis Recillas Enecoiz

Después del descanso obligatorio a que nos obligó le emergencia sanitaria en semanas pasadas volvemos a la realidad cotidiana de nuestra existencia. Violencia, narcotráfico, crimen organizado y para complementar el panorama las campañas políticas llenas de estulticia, carentes de contenido e insultantes al intelecto.

De aquí al 5 de julio estaremos bombardeados mediáticamente por millones de “spots” promoviendo las virtudes de miles de candidatos a presidentes municipales, diputados locales y federales y en algunos estados también gobernador. No hay candidato que valga. La rebatinga de políticos por seguir medrando de nuestros impuestos es peor que la influenza. Lástima que no exista algún virus selectivo que erradique del país la peor plaga y más dañina que hayamos padecido: la clase política mexicana. Seremos seducidos por frases absolutamente falsas, sonrisas hipócritas y sudorosos apretones de mano.

Por principio de cuentas, los partidos coludidos urdieron una partidocracia. Sólo a través de partidos se puede aspirar a una candidatura, pues éstos desaparecieron la figura de candidato independiente. Somos millones de mexicanos que no nos identificamos con partido alguno. Los partidos políticos en franco contubernio, cual mafia siciliana, se reparten el pastel que nosotros como ciudadanos y contribuyentes pagamos para tener que soportar campañas carentes de imaginación y pletóricas de mal gusto. Pensadas y llevadas a cabo para un pueblo poco educado en las virtudes democráticas y no para una ciudadanía informada.

Los consejeros electorales del IFE, órgano ciudadano hasta que los partidos políticos sacrificaran  al “chivo expiatorio” Carlos Ugalde  culpándolo por los errores de la elección de 2006, ahora son empleados de los partidos que fueron los que los palomearon. La democracia mexicana ha girado su eje a ser manejada por los partidos políticos, siendo los ciudadanos relegados un segundo plano político. Sin embargo  todos los fanáticos de la oseofilia, los amantes del hueso, mentirán descaradamente mendigando nuestro voto cual adolescente detrás de la virginidad de la vecinita. Prometerán las perlas de la virgen, ofrecerán hasta a sus madres, regalarán cuanto puedan para comprar el voto de los más jodidos, mentirán sin rubor alguno. Pero al final, después de usarnos y obtener el triunfo se dedican a amasar inmensas fortunas y pensar en el siguiente puesto. Y cuando ya se jubilan de medrar del erario, heredan el negocio a sus primogénitos o hermanos.

Tampoco podemos decirle a un candidato que es ratero, narcotraficante, pederasta o simplemente imbécil, pues es contra la ley denigrar y manchar la imagen de un político. La realidad es que ellos mismos se denigran y así lo demuestra la entrevista de Carmen Aristegui a Miguel de la Madrid donde lleno de candor juvenil y muy coherente el ex presidente habla de la rampante corrupción durante la administración de  Salinas de Gortari y el desmentido dado seis horas después y obviamente dictado al nonagenario político por sus hijos a recomendación de Carlos Salinas de Gortari.

A nivel local no hay a quien irle. La caballada no está flaca, es inexistente, parafraseando al famoso político y cacique guerrerense Rubén Figueroa, emblemático ejemplar priísta. Los tres candidatos a presidente municipal de Toluca son grises, sin ideas originales, copiándose estrategias y asumiendo que el electorado es tan pueril e ignorante como ellos. Pues no. Que los candidatos nos quieran considerar idiotas nos demuestra su nivel intelectual.

Tenemos 500 diputados de los cuales 200 no son votados directamente, sino son plurinominales, que quiere decir sencillamente que entran al congreso de acuerdo al porcentaje de votación. Estos diputados reciben como regalo la curul, pues es el partido el que decide a quien regalarle la diputación. Se deben al partido y no a los votantes. Y no se diga de los diputados locales, más preocupados por quedar bien con el gobierno local que con el electorado. Sin considerar la falta de ideología que caracteriza a nuestros políticos; un día son de izquierda, luego de derecha para terminar en el centro. Muestran una absoluta miseria moral.

Por todas estas razones no voy a votar en las próximas elecciones del 5 de julio. Será la primera vez en mi vida adulta que no lo haga. Cuando los partidos políticos regresen la democracia al ciudadano tendrán mi voto mientras tanto no avalaré su turbio juego de poder. Si quieren mi voto les exijo ser tratado como ciudadano y no como idiota.

¡EXTRA! ¡EXTRA! La guerra de Calderón contra el crimen organizado tuvo un desafortunado revés: le tomaron una prisión en Zacatecas y liberaron a más de cinco decenas de presos. Todo en cinco minutos y sin disparar un solo tiro. Eso es planeación.

                                                                                  derchak54@yahoo.com.mx


A %d blogueros les gusta esto: