Posted tagged ‘petróleo’

Una industria petrolera paralela Punto # 89 de agosto 6, 2009

6 agosto, 2009

 Una industria petrolera paralela

Luis Recillas Enecoiz

Dentro del panorama desolador que se otea sobre el país resulta hasta ocioso hablar sobre Pemex. El asunto recién destapado tiene que ver con la ordeña de ductos que por fuerza tiene tintes de corrupción sindical o de colusión del personal de la propia paraestatal.  De de suyo difícil creer que se puede drenar de un ducto miles de litros de gasolina o petróleo sin que nadie se percate de la merma. ¿Acaso no hay forma de medir la presión en los ductos para percatarse cuando alguien está extrayendo material del mismo? ¿De comenzar a sacar líquido la presión cambiará, o no? Pero lo preocupante es que la ordeña de ductos seguirá un buen rato hasta que  le hallen la cuadratura al círculo según pude entresacar de lo expresado por la Secretaria de Energía, Dra. Georgina Kessel. El crimen organizado ha desbordado la capacidad de reacción de la propia compañía, y si no, hay que interpretar sus declaraciones del lunes pasado.

La industria petrolera paralela al estado mexicano, aquella que si bien no produce tanta riqueza como la legal no deja de ser una rica veta para los negocios turbios, la corrupción, el crimen organizado y hasta empresarios coludidos con las mafias “energéticas”. Los últimos días se ha destapado una serie de irregularidades que ya sea por desatención, negligencia, o por franca estupidez, sólo era vista como un mal menor comparado con otras emergencias nacionales hasta ahora prioritarias para el país.

Me refiero a la ordeña de ductos de Pemex, que como referí líneas arriba ha rebasado la capacidad de reacción de la paraestatal, y si no una declaración de la Secretaria de Energía, Georgina Kessel,  “este es un proceso que le va a llevar algo de tiempo a Pemex por que se tiene que meter no sólo nueva tecnología sino también hacer un análisis integral de la forma en como funcionan los sistemas para poder nuevamente tener mejores herramientas para enfrentar este tipo de ilícitos”. (Milenio diario, 3 agosto, 2009)

Como quien dice hay que comenzar de nuevo desde cero, porque los malos tienen mejor tecnología que la compañía y por si fuera poco se requiere, si mal no entiendo castellano, de hacer un “análisis integral”, lo cual quiere decir que hay que verificar la totalidad. Ahora bien en lo relativo a la parte de su declaración “llevar algo de tiempo”. ¿De acuerdo a que medición es esto: la humana o la geológica? Bajo la óptica de la burocracia es probable que termine el sexenio sin haber encontrado dentro del estudio integral lo que no funciona.

Lo patético es que no hay negocio, dependencia, organismo, empresa, departamento, museo, subsecretaría, secretaría, almirantazgo, sindicato, escuela, universidad, iglesia, etc. que no este contaminada por algún cáncer social.

Desde millonarios lucrando con guarderías para la clase trabajadora hasta gobernadores beneficiándose de apoyos gubernamentales para el campo cual labriegos jodidos con parcela de cultivo para la autosuficiencia. Y así en cualquier dependencia. Ahora que estamos a punto de cambiar de gobiernos municipales los que se van están saqueando lo posible antes de que los agarren con los dedos en el cajón del escritorio.

Juan Bueno Tenorio, senador por Veracruz, ex director de Pemex Refinación, en entrevista con Pepe Cárdenas que logré escuchar nos informaba que durante su gestión al frente de refinación supo de negocios similar y hasta menciono un lugar llamado “la refinita” (diminutivo de refinería, supongo yo) donde hasta gasolina se produce para el mercado negro de hidrocarburos.

La PGR aseguró la semana pasada las oficinas de la gerencia de seguridad física de los ductos, pero realmente fueron a buscar información. Al igual que todo negocio ilegal en este país, la ordeña de ductos de Pemex no puede ser realizada sin la complicidad de trabajadores, funcionarios, sindicato y vecinos del lugar.

Aceptemos que en todo el andamiaje que se ha creado alrededor de este mercado negro existen intereses que dudo mucho que algún director o secretario de energía va a confrontar si no tiene el apoyo irrestricto de las fuerzas del orden y en algunas regiones, hasta del ejército. El negocio de la ordeña representa tal vez miles de millones de dólares, no pesos, dólares.

¡Extra! ¡Extra! A partir de esta semana inicia El tonel del Diógenes en blog. La dirección es http://eltoneldediogenes.wordpress.com/

También un segundo blog cuyo nombre es de suyo explicativo: http://cinesilentemexicano.wordpress.com/

Espero los disfruten y me hagan llegar sus opiniones sobre el contenido. Y siempre será bienvenido el debate inteligente.

La consulta energética del PRD Punto # 39 de julio 31, 2008

31 julio, 2008

La consulta energética del PRD

Luis Recillas Enecoiz

La tan comentada consulta energética promovida por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) recién llevada a cabo el pasado 27 de julio en la capital del país y en nueve entidades, donde se incluyó al Estado de México, me deja más preguntas que respuestas. De entrada no descalifico el ejercicio, al contrario, es menester legalizar y crear formas democráticas del ejercicio ciudadano. El referéndum y consulta directa deben ser prácticas que sean vinculatorias, que su resultado sea considerado obligatorio para el Congreso de la Unión. Las diversas opciones que el Estado tiene para hacer participar a los electores permitiría abrir el abanico para el ciudadano de a pie a otras propuestas, es por ello que la consulta del pasado domingo es positiva.

PRDPero ahora las preguntas: ¿Por qué seguimos creyendo en el centralismo? Del total de votos emitidos, 1 millón 400 mil, alrededor de 800 mil votantes acudieron a las urnas instaladas en diferentes puntos de la Ciudad de México, ganando abrumadoramente el NO – a la pregunta ¿está usted de acuerdo o no está de acuerdo que en estas actividades puedan ahora participar empresas privadas? 87% contesto NO, y a ¿está usted de acuerdo  o no está de acuerdo con que aprueben las iniciativas relativas a la reforma energética que se debaten actualmente en el Congreso de la Unión? la respuesta negativa alcanzó 84% — los restantes 600 mil votantes provienen de otros nueve estados. Para el PRD, el que su consulta capitalina haya resultado en un apabullante NO, no implica que todo el país tenga la misma tendencia. ¿Acaso  en Baja California o en Nuevo León, de haberse llevado a cabo la consulta hubiera resultado igual o similar a la del Distrito Federal? Lo dudo. De allí mi crítica al centralismo “chilango”. Es como en los libros de historia oficial, al conquistar el Imperio azteca, los españoles conquistaron México. Cosa más alejada de la realidad. Aún considerando que el millón 400 votantes hubiese votado por el NO, representa 1.3% de la población nacional y 2.1% de la población registrada en el padrón electoral, por lo que es una minoría, que si bien, merece ser escuchada y sus argumentos discutidos, se confunde el PRD al querer imponer su plebiscito a la totalidad de los mexicanos. Ahora bien, si el NO se impuso en la capital, entonces los representantes de esa entidad federativa deberían votar acorde con el sentir de la población que dicen representan, pero los diputados y senadores de otros estados no deben seguir el lineamiento capitalino, deben seguir el de sus representados. Otra pregunta para el PRD, ¿por qué debería de creer en el resultado de su consulta, si a nivel interno tuvieron que anular la elección de su dirigencia después de cuatro de meses, calificándola de “cochinero”? ¿Con qué ética pueden sustentar que esta votación sí fue válida e impoluta si la anterior, para elegir dirigencia nacional, despidió un tufo nauseabundo? Es como poner a custodiar droga incautada a sicarios del narcotráfico. Kafkiano, por decir lo menos.

Otra pregunta: ¿Por qué el PAN y el ejecutivo federal, así como varios gobernadores, el del Estado de México entre otros, descalificaron el ejercicio bajo el pueril y débil argumento de que no era obligatorio, pues no lo avalaba el Congreso? Felipe Calderón, cuando era líder de la bancada panista durante el sexenio de Zedillo, defendió los referenda (plural de referéndum) y las consultas ciudadanas y, ahora como Presidente de la República los descalifica.

La pregunta para el PRI: ¿Por qué se presentó la propuesta de reforma energética del tricolor plagiando la propuesta calderonista, maquillándola y matizando algunos puntos? ¿Hubo contubernio en lo oscurito entre PRI y PAN? No tengo la certeza de que exista, pero me atrevo a concluir que es muy probable dada la situación actual con que se manejan las diversas fuerzas políticas nacionales.

La miopía de nuestros políticos, que nos consideran menores de edad, me encabrona. Que salga Camacho Solís a decir que el PAN inhibió la participación de la gente es insultante, porque cuando el PRD acarrea a sus tribus no se oye voz alguna que desentone de la partitura propuesta por el cacique, líder o como le quieran llamar. Es como cuando “rayito de esperanza” nos dice que nos va a informar acerca del quehacer nacional, como si no fuéramos capaces de buscar la información por nuestra cuenta y analizarla para llegar a conclusiones personales. Por eso es que para promover las consultas, no importa el partido que las implemente, tienen que recurrir al cómic. En un país que la lectura esta en vías de extinción, el cómic suple al análisis razonado, sustentado en información técnica, financiera o geopolítica, que redunde en ensayos profundos.

El referéndum de marras es positivo, siempre y cuando tenga reglas claras, tanto para la organización, como para la evaluación de los resultados. De no legislar sobre formas de participación ciudadana directa, seguiremos buscando llegar a consolidar nuestra democracia errando el camino. No es inhibiendo ejercicios de consulta directa que alcanzaremos la consolidación política y ciudadana del país.

                                                                       derchak54@yahoo.com.mx

El petróleo no es la nación Punto # 29 de mayo 22, 2008

22 mayo, 2008

El petróleo no es la nación

Luis Recillas Enecoiz

                A raíz del debate nacional que todos los mexicanos hemos seguido como testigos sin voz en el Congreso de la Unión nos hemos percatado que es un diálogo de sordos. Considerar que el petróleo es la nación y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos un libro sagrado que no acepta cambios muestra que el susodicho intercambio de ideas realmente es un encontronazo de ideales imposibles de conciliar.

            De los debates de la semana pasada me pareció que las intervenciones de Lorenzo Meyer, Carlos Elizondo Mayer-Serra y Héctor Aguilar Camín son las más realistas. No con ello avalo la totalidad de sus argumentos, pero sí me es interesante escuchar opiniones saludables y poco escuchadas.

            Me es muy difícil entender porque el petróleo mexicano es diferente al de Cuba, Venezuela o Brasil, por mencionar naciones hermanas de Latinoamérica, países en los cuales la industria de los hidrocarburos permite alianzas, sociedades o joint ventures con compañías extranjeras. Nadie niega que nuestra historia es diferente de la de los tres países citados, pero para ese efecto resultaría que cada país tendría industrias petroleras diametralmente distintas, cosa que no sucede. Salvo México y Corea del Norte, que no permiten injerencia alguna de particulares, todos aquellos otros estados con riqueza petrolera han asumido que en un mundo globalizado jugar en solitario no es el mejor camino a seguir.  Aquellos fanáticos del inmovilismo consideran que cambiar las leyes que nos rigen es una traición a la patria. La Constitución de 1917 tiene alrededor de 450 cambios o parches que la han desvirtuado de su génesis original y nadie se desgarra las vestiduras. Artículos de la Constitución hay que nadie obedece o sigue; el tercero es un ejemplo:

Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado – federación, estados, Distrito Federal y municipios –, impartirán educación preescolar, primaria y secundaria. La educación preescolar, primaria y la secundaria conforman la educación básica obligatoria

Ahora bien, todos sabemos que el proyecto de preescolar no se va a aplicar sino hasta el año escolar 2009-2010 si bien nos va, pues no hay presupuesto, escuelas ni personal adecuado para esa función. En las secundarias no hay suficiente lugar para que todos los niños y adolescentes de entre 12 y 16 años estudien ese nivel, sin dejar de mencionar que un porcentaje importante de estos muchachos tendrá que dejar sus estudios para trabajar y ayudar a sus familias económicamente. Respecto al nivel de primaria, si bien es el rubro donde más cobertura existe, no todos los niños de México van a la escuela. Mi pregunta: ¿Hay acaso un debate nacional sobre la pertinencia o constitucionalidad del artículo 3º? Estamos violando este artículo y nadie se preocupa. Al grado que le Subsecretario de Educación Básica a nivel federal, Fernando González, yerno de Elba Esther Gordillo, recomendó no publicitar las inscripciones a preescolar para evitar confrontaciones con los legisladores, más sí aceptar a niños sin haber cursado el primer año de ese ciclo.

            Mientras no tengamos una visión realista sobre lo que queremos hacer con nuestros hidrocarburos nos será imposible conciliar intereses que aglutinen la mayoría de las inquietudes que aquejan a las diferentes corrientes ideológicas. “El petróleo no se vende” es el grito de guerra de los nacionalistas recalcitrantes. Pues para su información lo que hacemos es venderlo, pero muy barato a la India o Estados Unidos para después comprarles gasolina cara que el gobierno debe subsidiar. Dentro del territorio nacional Pemex esta impedida de asociarse con empresas privadas, ya sean nacionales o extranjeras, pero en Texas tenemos una refinería donde se les da trabajo a texanos y no a mexicanos. Nuestro nacionalismo “petrolero” basado en el nacionalismo revolucionario no lo podemos erradicar de nuestra idiosincrasia. De continuar con esta política, a mediados de siglo nuestro nacionalismo se basará en que “el uranio no se vende” o, si algún día comenzamos a aplicar tecnologías alternativas, la eólica por mencionar una, para la producción de energía, el slogan será “el viento no se vende”.

            En los debates de la semana pasado me pareció muy inteligente la postura de Carlos Elizondo, quien sustenta que debemos primero saber qué queremos hacer con nuestro petróleo y en consecuencia hacer los cambios necesarios a la Constitución y a las leyes secundarias. Ya en un artículo previo argumenté que sin bienestar, la soberanía es irrelevante. Lorenzo Meyer, sin arroparse en banderas tricolores, expuso con diáfana claridad las lecciones históricas que la industria petrolera nos ha dejado, mostrándose cauteloso respecto a las reformas propuestas, sin embargo no comulga totalmente con los argumentos defendidos por el FAP o sus adalides. Y como corolario, Héctor Aguilar Camín lo escribió y sentenció, el petróleo no es más que una materia prima y Pemex no es más que una empresa y no México.

derchak54@yahoo.com.mx

Otras fuentes de energía Punto # 26 de mayo 1, 2008

1 mayo, 2008

Otras fuentes de energía

Luis Recillas Enecoiz

            La polarización que sufre el país a raíz de la reforma energética no solo refleja que somos un país sin rumbo definido, sino que tampoco tenemos un proyecto de nación para tener un futuro promisorio. Nuestra miopía histórica modelada a partir del libro de texto gratuito no permite ver hacia delante, siempre vemos hacia atrás. Nos estamos peleando por yacimientos de petróleo que en la década de los veinte de este siglo dejarán de ser un commodity.Nuestra visión del futuro esta moldeada en el pasado. De entrada es necesario tener una base histórica para definir nuestra idea de nación que queremos y el rumbo que queremos seguir, pero continuar recreando el pasado en lugar de buscar nuevas formas a futuro de producir energía es estúpido. En ninguna de las reformas energéticas que se están presentando, porque cada bancada tiene su propuesta, se menciona qué haremos cuando se nos acabe el petróleo, que por cierto, según expertos, no nos durará más de doce o quince años, con suerte veinte. ¿Y después?

No hay mención alguna sobre fuentes alternativas de energía que además son renovables: eólica, geotérmica, solar, nuclear o basada en las mareas. Importamos cerca de 40% de nuestra gasolina y para fin del sexenio calderonista estaremos comprando el 60% del combustible en el exterior. La geografía del país incluye desiertos, mares patrimoniales y un sistema hidrológico y orográfico que, explotándolos con inteligencia y verdadero nacionalismo, nos darán la energía que México requiere para el siglo XXI. Creer que el petróleo es eterno es no querer abrir los ojos a la realidad. Conforme se vayan agotando los yacimientos actuales se ira volviendo mucho más oneroso explorar y extraer el crudo, sin mencionar el valor agregado que tienen los petroquímicos, a los cuales por desgracia en México no les hemos invertido el capital suficiente para cubrir nuestras necesidades. Es innegable que Cantarell, el yacimiento estrella de Pemex, se esta agotando y cada día se extraen menos barriles de ese pozo.

Para acceder a la riqueza que hay en el subsuelo nacional del Golfo de México es menester poseer una tecnología que no tenemos y las empresas petroleras extranjeras sí tienen. O nos asociamos con los que tienen el know how petrolero o nos quedaremos sentados en la riqueza petrolera que será muy nacional y nuestra, pero se mantendrá estática en el subsuelo de la patria. Ya en un artículo anterior menciono que la soberanía sin bienestar es engañosa. Lo mismo sucederá con las fuentes alternas de energía. Si no nos ponemos a trabajar y planeamos cómo sustituiremos al petróleo por otro tipo de fuentes energéticas llegará el día en que sin petróleo y sin haber desarrollado otras alternativas nos quedaremos impávidos viendo como las otras compañías petroleras y otros países se asocian en proyectos productivos, además de que nos venderán el insumo a precios estratosféricos.

En la región del Istmo de Tehuantepec la Comisión Federal de Electricidad (CFE) construyó gigantescos molinos para generar energía eólica. El Golfo de Cortés tiene características que permiten generar energía a partir de las mareas, pero no se ha hecho nada al respecto. Con la excepción de Laguna Verde en Veracruz, única planta nuclear en México y que por cierto la CFE tardó casi veinte años en poner en funcionamiento, no hay planes para otra planta de ese tipo por más demostrado que esté que la energía nuclear o atómica es la más limpia que existe. Claro que se necesitan extremar las precauciones para evitar cualquier tipo de accidente.

Desgarrarnos las vestiduras por el petróleo que en poco menos de un cuarto de siglo será desplazado por otras formas de producción energética, es estéril y a la postre no redundará en beneficio alguno para la nación. En cambio si analizamos las fuentes alternas de energía que podemos comenzar a utilizar antes de que merme la riqueza petrolera es mucho más sensato e inteligente. Veamos el futuro despetrolizado y no al revés. Tarde o temprano la riqueza petrolera de nuestro subsuelo se acabará o, pero todavía, será inviable extraerlo por lo oneroso en que se va ha convertir hacerlo. 

De continuar con esta discusión estéril e improductiva, ya nuestros hijos y nietos pueden empezar a emigrar al norte porque no habrá futuro para ellos en este país por más dueño que sea México de la riqueza del subsuelo.                                                              

   derchak54@yahoo.com.mx

Energía eólica

Energía eólica


A %d blogueros les gusta esto: