Posted tagged ‘evaluación’

Feliz día del “maistro” Punto # 77 de mayo 14, 2009

14 mayo, 2009

Feliz día del “maistro”

Luis Recillas Enecoiz

El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para se gobernados por los demás.

Herbert Spencer 

La función de todo aquel profesor normalista consiste en transmitir a niños las primeras letras y números. Para un pueblo que al final del período revolucionario era mayormente analfabeta, pues más de 80 por ciento de la población no sabía leer ni escribir, fue prioritario educar al pueblo. No en vano el artículo 3 de la constitución se refiere a ella.  Por obvias razones los gobiernos de la época fueron sensibles hacia las necesidades educativas de la población. Pues bien, las normales fueron creadas para capacitar individuos en la enseñanza básica, que incluye poder deletrear y gráficamente escribir su nombre. En otras palabras la capacitación profesional que se les inculca a nuestros normalistas es suficiente para que sus alumnos deletreen, medio puedan escribir su nombre y dirección, sumen, resten, multipliquen y dividan. Párale de contar. Pero no sólo la limitada información que reciben nuestros niños es preocupante, tampoco están los “maistros” preparados para transmitir a sus alumnos un pensamiento lógico, crítico, analítico y, como consecuencia, una sociedad mucho más propositiva y preparada para un mundo globalizado.

La realidad es que estamos en último lugar dentro de la OCDE en educación, ya no se diga en ciencia y tecnología. De tener profesores que promovieran el pensamiento crítico, y no la memorización y el “cállate, siéntate y estate quieto” como lo hacen los “maistros”, no se hubiera tenido que recurrir a centros científicos extranjeros para analizar el virus que todavía nos afecta de diversas formas; de tener un profesorado que promoviera y regara un espíritu científico en nuestros niños, habría muchos más científicos en México. Y habiendo más mentes de formación científica, más investigación se haría y, por ende, en el país se desarrollaría nuestra infraestructura científica y tecnológica. Pues he allí, que por no tener profesores capacitados, nuestra salud estuvo en vilo, al menos, hasta que nuestros amables vecinos tuvieron la gentileza de enviarnos los resultados del bicho para que nuestras autoridades tomaran decisiones sobre nuestra salud.  

Maestro y discípulo (bajorrelive griego)

Maestro y discípulo (bajorrelive griego)

No es gratuito que nuestros alumnos puedan medio leer, pero desafortunadamente no comprenden lo leído y carecen de las capacidades para diferenciar, complementar, leer entre líneas, suplantar, comparar o discriminar información. Tampoco me causa asombro la forma como las autoridades a todo nivel tuvieron que enfrentar la crisis sanitaria: aislar a las personas. La falta de educación para la prevención de enfermedades en la mayoría de los mexicanos obligó a recluir a la población estudiantil y a miles de burócratas. Somos una sociedad que no recurre al médico, nos auto recetamos, nos untamos el ungüento que la comadre nos regala, vamos a la limpia con la bruja, etc. Tampoco los sistemas de salud tienen una alta aceptación entre la población, aparte de que son caros, sin mencionar la medicina privada, prohibitiva para la casi totalidad de los mexicanos.

La total carencia de profesionalismo mostrado por los “maistros” de la CNTE de querer cobrar extra los días que tengan que recuperar para terminar los programas escolares debido a la pérdida de días hábiles durante la emergencia sanitaria es ejemplo de la ausencia de ética que permea en el gremio. Alonso Lujambio, flamante secretario de educación ya respondió que el tema “no está sobre la mesa”, pero no negó que en un futuro podría ponerlo. Vaya descaro, tienen cerca de dos semanas de asueto pagado y ahora quieren cobrar doble.

Por otro lado, la dueña de partidos políticos y sindicatos Elba Esther Gordillo, ladró que el 15 de mayo, día del “maistro”, y que bajo condiciones normales sería día de asueto para festejar a los “apóstoles de la educación”, ahora, después de cerca de dos semanas de paro laboral forzoso nos insulta con el pueril argumento de que ya estaba considerado en el calendario y dentro del acuerdo anual. ¿Y éstos son los “maistros” que deben inculcar en la niñez y juventud mexicanas los valores civiles, la tolerancia, la honestidad, el amor a la patria, el respeto al diferente, etcétera? La actitud asumida por los SNTE y SMSEM de no laboral el día 15 prueba la nula calidad humana que debiera caracterizar al profesorado.

Pues como hoy es su día yo les deseo un maravilloso día a todos aquellos que están comprometidos con la enseñanza de sus alumnos; a los que antes de ir a saludar al director y delegado sindical se presentan en su salón ante quienes realmente son la razón de ser de su profesión, los alumnos; a todos aquellos cuya totalidad de alumnos pasa las pruebas ENLACE y PISA en el rango más alto; a todos los que logran que casi todos sus alumnos terminen estudios a niveles más avanzados gracias a las herramientas que les proporcionaron mientras los tuvieron bajo su tutela; a los que enseñan a verdaderamente escribir y comprender las letras para que los niños puedan ahonden en la lectura; a los que invitan a sus alumnos a nuestras bibliotecas y librerías  para que estén  repletas de lectores y boyantes de clientes; a los que inculcan un espíritu crítico en sus pupilos y logran sembrar semillas cuyos frutos sean los científicos que el país necesita. Bueno, a esa minúscula minoría de profesores que llenan el perfil, mis mejores deseos; para el resto, “maistros”, su día fue el 3 de mayo, con el perdón del gremio albañil.

¡EXTRA! ¡EXTRA! Nuestra selectiva amnesia histórica nos hace olvidar el asesinato de varios cientos de chinos perpetrada en Torreón el 15 de mayo de 1911. Claro, ningún historiador se acordó de este hecho durante la xenofobia china hacia México. Parece ser que la bibliografía histórica que se maneja en la Escuela Libre de Derecho como recomendable para sus estudiantes privilegia las obras de Salvador Borrego. 

                                                                                  derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios

Educación hecha en México Punto # 7 de noviembre 15, 2007

15 noviembre, 2007

Educación hecha en México

Luis Recillas Enecoiz

La educación en este país está envuelta en mucha hipocresía y poca ética. Educar implica trasmitir los conocimientos necesarios para llevar a cabo una tarea, sea esta comprensión de lectura, manejar una adecuada sintaxis, ser capaz de propiciar un razonamiento abstracto, pero sobre todo formar entes críticos y racionales.

Por desgracia los encargados de esta tarea carecen de los instrumentos para desarrollarla. Y cuando hablo de instrumentos, considero la infraestructura educativa así como las carencias técnicas que tienen nuestros profesores (me niego a llamarlos maestros. Un maestro es aquel individuo que después de su licenciatura estudia de dos a tres años más a nivel de posgrado en una universidad).

            La mayoría de los egresados de las normales es analfabeta funcional.  De ser el magisterio un gremio pensante y estudioso, la industria editorial mexicana estaría boyante. Me explico: si suponemos que dentro del magisterio hay alrededor de un millón de individuos que directa o indirectamente laboran en ese gremio a nivel nacional, considero que por una mínima necesidad profesional cada profesor debería leer un libro al mes (y no hablo de los panfletos de Cuauhtémoc Sánchez), y eso nos daría un gran total de 12 millones de libros vendidos al año en este país sólo considerando a los mentores. 

            De existir esta dinámica es obvio que los “letrados profesores” trasmitirían a sus educandos el gusto y buen hábito de la lectura. Pero no. Nuestros profesores se dedican a demostrarnos que Atila y los Hunos siguen entre nosotros en pleno siglo XXI y si no me creen, ahí están las manifestaciones de franco primitivismo que tenemos que presenciar y soportar de la CNTE y de las diversas secciones del SNTE, sin faltar por supuesto los nuevos egresados de las normales rurales y urbanas, así como los sindicatos magisteriales estatales que no le piden nada al nacional en cuanto a muestras de vandalismo y mayúsculo desprecio por la legalidad y la academia. ¿Las conocerán? Es pregunta. 

            De darse la utopía lectora que propongo líneas arriba no sólo el magisterio mejoraría su nivel intelectual a velocidades nunca antes vistas sino que a la par la población bajo su influencia, niños y adolescentes en edad escolar, incrementaría su nivel cultural y su comprensión lectora se multiplicaría. México con 105 millones de habitantes tiene menos de 500 librerías mientras que Buenas Aires y Barcelona tienen más librerías que todo nuestro país. Concatenemos la educación a la lectura, pero no mediante decretos, sino con el diario ejemplo de un profesor que bajo el brazo traiga siempre un libro y a la menor provocación, sus alumnos lo vean devorando página tras página a la sombra de algún árbol junto a la cancha de basket ball del colegio donde labora.

Cabaret Siboney. Foto de Joaquín Santamaría

Cabaret Siboney. Foto de Joaquín Santamaría

            El ejemplo es el mejor trasmisor de actitudes, hábitos y hasta vicios. Nos quejamos de la violencia imperante en nuestras escuelas sin visualizar que proviene de actitudes aprehendidas de los propios mentores y por desgracia de los propios padres de familia (como si tener hijos nos volviera por ese simple hecho sabios respecto a todo lo relacionado a la educación y futuro de nuestros vástagos. Parir no es garantía de cultura y preparación). Hasta la forma de manifestarse de estos profesores o como los llama Carlos Marín los “maistros” (con todos mis respetos al gremio constructor que se comporta mucho más civilizado que el liderado por Elba Esther Gordillo) sería diferente si leyeran. La lectura es un catalizador de la imaginación y la inteligencia que por desgracia nuestros adalides de la educación no conocen y cuando se las presentan huyen de ella.

            Los países que lograron integrarse al concierto de las naciones dentro de un mundo globalizado fueron aquellos que apostaron a la educación. Corea, Taiwán y Singapur, por mencionar solo tres, supieron como invertir su dinero de forma inteligente y hoy sus pueblos disfrutan de un nivel de vida muy superior al nuestro. Estos países reclutan a sus profesores entre los mejores alumnos de sus universidades y les pagan sueldos decorosos. ¿Cuándo desapareceremos las inefables normales  que nos han demostrado sus limitaciones educativas e integramos los programas de licenciatura en educación primaria a las universidades? Ya la UPN (Universidad Pedagógica Nacional) tiene esa licenciatura pero es apenas el inicio de lo que tiene que llevarse a cabo para tener un verdadero país de personas cultas. Con una población donde el  promedio educativo es de siete u ocho años de escolaridad es impensable que al emigrar a otro país nuestros connacionales accedan a trabajos decorosos y bien pagados. Nos quejamos de que los mexicanos realizan los trabajos “que ni los negros hacen” (Fox dixit), sin considerar que con nuestros niveles de educación y cultura difícilmente podremos integrarnos a una economía globalizada y extremadamente competitiva. ¿Acaso los cubanos que emigran a los Estados Unidos laboran en el campo, las cocinas y los servicios de limpia? Claro que no y la razón tiene mucho que ver con su nivel educativo y cultural, sin dejar de considerar que su status migratorio es diferente al de nuestros connacionales. 

            Mientras sigamos sin evaluar a los normalistas que tienen la responsabilidad de educar a nuestros alumnos y regalemos puestos de profesor a individuos sin el más mínimo profesionalismo (la normal de Ayotzinapa es un buen ejemplo de imbecilidad en el aula) no habrá solución y el futuro del país va a ser una debacle.

            Aplaudo la decisión de transparentar los dineros del SNTE ya que además de manejar las cuotas de los profesores agremiados al sindicato también recibe dinero de los presupuestos federal y estatal para viviendas, remozamiento de escuelas, infraestructura, etc. Ya era hora de que las huestes de Elba Esther Gordillo comiencen a responder a la sociedad, pues si no son los únicos responsables del pésimo nivel educativo, si tienen gran culpa de ello. ¿Y al sindicato de profesores del estado de México cuando le tocará dar cuentas a la ciudadanía?

 

derchak54@yahoo.com.mx

 

La educación entre dos fuegos

30 agosto, 2007

La educación entre dos fuegos

Luis Recillas Enecoiz

            La semana nos ha dejado un sabor de boca muy amargo para la educación en este país. Primero tenemos el agarrón que se están dando Elba Esther Gordillo y Josefina Vázquez Mota. Ahora resulta, según una entrevista de El Universal que Raymundo Riva Palacio le hizo en San Diego,  que para la líder vitalicia del gremio “educador”, nuestra secretaria de educación es una buena persona, trabajadora, bien intencionada, pero carente de conocimientos sobre educación. Supongo entonces, que Elba Esther Gordillo, que no se ha parado en un salón de clases en los últimos treinta años, buscando consolidar un patrimonio personal para no sufrir durante su vejez, es el arquetipo de profesora que necesitamos para revitalizar la educación y sacar del marasmo intelectual a la juventud mexicana. El burro hablando de orejas, dijera mi abuelita. De las dos no se hace una, reviró la tía Gudelia.

            Dos eventos finiquitan la luna de miel que estaban teniendo el gobierno federal y el SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación). Por un lado, la publicación de los resultados de ENLACE (instrumento para medir las habilidades cognitivas de los alumnos de primaria y secundaria), donde el gremio queda muy mal parado, pues el nivel de nuestros educandos quedó en el rango más bajo de los estándares internacionales en matemáticas y comprensión de lectura. Sin eufemismos: estamos reprobados en educación.

Elba Esther Gordillo y Josefina Vázquez Mota

Elba Esther Gordillo y Josefina Vázquez Mota

            Por el otro, que los nuevos directores de educación media superior fueran seleccionados de acuerdo a sus habilidades y antecedentes laborales mediante concursos de oposición y no, como se acostumbraba, a través del dedazo omnipotente de la “maestra” acabó con una relación gobierno-sindicato que aparentaba, aunque de manera bastante forzada, tener ciertas aristas en común. A pesar de que el gobierno federal ha otorgado en los últimos meses al SNTE cantidades insultantes de dinero para sus líderes, mas no para los agremiados, los resultados distan mucho de ser mínimamente aceptables. Tampoco los puestos políticos otorgados a la profesora Gordillo para acomodar a sus allegados y familiares impidió el distanciamiento. Su megalomanía es inversamente proporcional a la calidad de la educación. Auto-postularse como presidenta vitalicia del sindicato, muestra el poco respeto que la democracia y la calidad educativa significan para Elba Esther y el SNTE.

            En otro tenor está el III Congreso Nacional de Exorcistas celebrado en la Ciudad de México que tuvo como finalidad preparar a los futuros “soldados” de dios que lucharán contra el diablo, dejando de lado las explicaciones científicas basadas en la psiquiatría y la psicología para diagnosticar desordenes mentales, para entablar una pelea de proporciones universales contra las fuerzas del mal. Estos charlatanes, que no creen en las prácticas de ocultismo, esoterismo,  lectura del tarot,  satanismo y vudú, sí avalan ritos de expiación y limpias del espíritu para sacar al chamuco de nuestras entrañas. Según el brujo mayor, perdón, el exorcista mayor Gabriele Amorth, la solución al problema de las brujas fue que la Iglesia Católica las quemó en lugar de exorcizarlas. Según Mario Ángel Flores, sacerdote y teólogo, una posesión diabólica es excepcional y, para rematar, exclama extasiado y con sus ojitos en blanco, en Europa no se valora al exorcista en su real magnitud porque ahí se vive un ambiente cultural racionalista. Borbota Gabrielle Nanni, exorcista de la diócesis de Módena, que en los países nórdicos es muy difícil que este tipo de trabajo sea reconocido como útil. ¿Será porque el nivel educativo de los europeos es de los más altos del mundo y no, como nosotros,  aderezan sus vidas cotidianas con chupacabras y apariciones celestiales en las estaciones del metro de París como sí lo hacemos en el de México? Ya sin el más mínimo respeto a la inteligencia humana, presumen que es en México, único país Latinoamericano, donde hace ya varios años existe la preocupación por preparar a sacerdotes como exorcistas. La sensibilidad latinoamericana es más crédula del espiritismo. ¿Qué  diferencia hay entre un exorcista, una bruja y un hechicero? Ninguna, contesto yo.

Pobre del sistema educativo mexicano. Los que tienen la responsabilidad y que debieran preocuparse por formar con bases sólidas y científicas a los niños y jóvenes de este país les importan más sus canonjías e intereses de grupo que trasmitir conocimientos. Y los que quieren tomar en sus manos la educación quieren transformar las cátedras de química y matemáticas en cursos de exorcismo olvidándose del método científico y retornando a los tiempos de la edad media. La educación entre dos fuegos. Lástima que ni unos ni otros tengan una visión de la educación acorde con las necesidades actuales de un mundo globalizado y sumamente competitivo. Exorcicemos al magisterio y eduquemos a los curas.                                                                                                                                                                            derchak54@yahoo.com.mx

 


A %d blogueros les gusta esto: