Posted tagged ‘Estado de México’

El primer informe del “gobernador municipal”. Punto # 237 de septiembre 6, 2012

6 septiembre, 2012

Como cada año, tendremos el día del politiquillo en el poder, no importa que tan nefastos o buenos sean, pero ese día no hay individuo que no le aplaude y se quiera tomar la foto con el que este en turno. Ese día, 5 de septiembre, el actual titular de la gubernatura mexiquense dará su primer informe de gobierno. Es claro que hablará para los hagiógrafos y salvo un par de cuestionamientos, todo mundo saldrá del evento sintiéndose que vive en Oslo, Helsinki, Estocolmo o Copenhague.

Los famosos, y hasta hace algunas décadas, días feriados para que todos los mexicanos escucharan las honorables palabras del presidente, hoy en día mantienen el mismo boato, pero éste a nivel estatal. Se invita a gobernadores de otro estado para que en reciprocidad al aplauso en Toluca, el gobernador mexiquense acuda a Hermosillo, Mérida o Chetumal para actuar exactamente igual: sin crítica alguna aplaudir el mensaje y de ser entrevistado por algún medio de comunicación, salir con los típicos lugares comunes que todo politiquillo que se precie de serlo se sabe de memoria: que si el liderazgo, que si el bienestar, que si los apoyos a los más necesitados, etc. Los políticos mexicanos son como la Iglesia Católica, requieren de pobres para justificar su existencia. El día que no haya más pobres no tendrán de dónde robar.

La invitación es para los puros cuates y cuidado con quien ose cuestionar el desempeño del informante o saque a relucir los errores, dispendios, transas, corruptelas, nepotismo, violaciones a los derechos humanos y demás lindezas y actitudes que dibujan a la perfección a nuestra clase política.

En lo particular del caso mexiquense, el “gobernador municipal” Eruviel Ávila Villegas, muy pequeño para los desafíos y retos que representa gobernar el estado más rico del país, fue un buen presidente municipal de Ecatepec, al menos así lo consideraron los ecatepenses quienes votaron por él en dos ocasiones para gobernar ese municipio, por cierto el más poblado del país.

Para el estado de México no da el ancho. Desde la publicidad que utilizó durante la campaña, donde se presentaba como maestro vidriero, no veo por dónde ser excelente vidriero sirva para ser buen gobernador, sin embargo su título de doctor en derecho, título que a mí no me consta haya obtenido, ni lo mencionó, siendo que ese título sí aporta conocimientos para resolver los problemas del estado.

Desde su llegada a la gubernatura, la violencia en el estado se ha multiplicado, al grado de ya tener al ejército mexicano patrullando las calles del valle de Toluca, situación que no habíamos padecido. Su visión limitada respecto al futuro del estado está sustentado en lo hecho por el sexenio anterior: el del apolíneo Enrique Peña Nieto. Su trabajo, más que hacer crecer al estado, se circunscribe a tapar los hoyos que dejó la anterior administración. Solapar los despilfarros y abusos de autoridad que vivimos en el estado de México durante seis años peñistas y que ahora vivirán todos los mexicanos.

En asuntos educativos su genuflexión ante los líderes sindicales de ambos niveles: SNTE, nacional y SMSEM, estatal, salta a la vista. A esos vividores del erario ni con el pétalo de una rosa los toca. Como doctor en derecho debe estar al tanto de la deplorable e insuficiente educación que reciben los niños y jóvenes del estado. Creen que si construyen más escuelas todo se soluciona, olvidando que la infraestructura debe ser congruente con el personal académico que dará clases. En todos mis años de vida, pocos he conocido que hagan pensar a sus alumnos. Aquí lo que vale es ser obediente, dócil y fácil de domesticar y cuando un alumno cuestiona a su profesor, los  que se dicen “maistros” los reportan como niños problema.

El “gobernador municipal” del estado de México, Eruviel Ávila Villegas

Dentro del ámbito de transportes y comunicaciones, siguen con el cuento de construir un tren rápido de Toluca a Lerma. Siguen en los estudios técnicos. De acuerdo con normas internacionales, el estado de México registra uno de los mayores rezagos en el mundo en materia de transporte masivo, ya que a partir de su población la entidad debería disponer con al menos 300 kilómetros de Metro, autobuses confinados, trenes ligeros, rápidos o suburbanos, pero su infraestructura no llega ni a 40 kilómetros. Ni Toluca cuenta con un servicio de transporte público acorde con su estatus de capital del estado más rico del país. Es una vergüenza para cualquier toluqueño tener que subirse a las carcachas que recorren la ciudad manejadas por verdaderos rufianes y lideradas por conocidos mafiosos. Pero para las carreteras de cuota o segundos pisos en manos de empresas privadas sí hay dinero para las obras. ¿Y los mexiquenses de a pie? La respuesta es sencilla: les vale un comino, mientras no exijamos a los politiquillos, buenos para el discurso, pero nefastos para dar soluciones mínimas, a dar respuestas realistas sobre cómo organizar un sistema de transporte urbano y suburbano acorde con lo que ellos mismos presumen. De no ser los municipios conurbanos a la ciudad de México, donde el metro capitalino se ha extendido a contadas poblaciones del estado, estaríamos hablando de cero kilómetros en el estado con tecnología de vanguardia. A diario leemos lo que hacen en otras latitudes con los trenes bala y aquí ni un trenecito a Lerma.

En la temática económica la inversión extranjera directa decreció; de ser el tercer estado número en recepción de este tipo de inversión perdió un lugar y ahora es el cuarto. En lo referente a remesas, el estado de México continúa siendo uno de los que más dólares recibe en este rubro de los connacionales expulsados por las nefastas políticas económicas que se aplican en el país. En lugar de sentir orgullo por ello, vergüenza nos debería dar seguir expulsando mexicanos para que hagan su vida en otros países porque en el suyo no hay futuro alguno. Pero para cualquier politiquillo las remesas permiten adormilar al México bronco, ya que con su flujo permiten paliar de alguna forma la pobreza nacional y evitar que los gobiernos tengan que invertir en rubros, que de no existir estos millones de dólares, tendrían la obligación de subsanar. Hasta con el dinero que los mexicanos ganan en Estados Unidos hacen su agosto los inefables politiqueros y politiquillos que nos gobiernan. Ningún partido se salva de ello.

Para concluir hagamos la pregunta de rigor: ¿Qué va a informar nuestro “gobernador municipal”, que por sus limitaciones de líder estatal, todos lo recordamos más como presidente municipal de Ecatepec?

¡Extra! ¡Extra! Calderón dio su último informe de gobierno y por lo escuchado y leído, el panista cree que vive en Suecia u Holanda. Para rematar su último informe nos espetó, “Como simple ciudadano seguiré sirviendo a la patria apasionadamente hasta el final de mis días, agradecido del privilegio que me ha dado la vida de ser mexicano”. Sin considerar que la nacionalidad es un accidente geográfico y no una predestinación de oráculo. Y si ama tanto al país, ¿por qué decidió, que al final de su sexenio se irá a dar clases a la Universidad de Texas? ¿No hay instituciones de educación superior o colegios de altos estudios nacionales donde pueda aportar algo de su experiencia?

Justicia por propia mano. Punto # 192 de septiembre 29, 2011

29 septiembre, 2011

Cuando un conglomerado humano de forma tumultuaria llega a ejecutar a un individuo sin que medie juicio alguno implica que el Estado fue rebasado al menos en dos aspectos: el sometimiento de los ciudadanos a un sistema jurídico institucional y reconocido y, segundo, el monopolio legítimo del uso de la fuerza por parte del Estado.

Es más que obvio que en amplios sectores de la población mexicana el “derecho de matar” bajo ciertas circunstancias es una noción arraigada. Las razones han sido poco exploradas y estudiadas de manera sistemática en el entorno mexicano.

La justicia por propia mano o linchamiento tiene aristas psicológicas, sociológicas y antropológicas. Alfredo Santillana de Flacso-Ecuador en su ensayo Linchamientos urbanos: “Ajusticiamiento popular” en tiempos de la seguridad ciudadana apunta lo siguiente:

… los linchamientos pueden ser vistos como una forma de violencia colectiva relacionada con violencias menos evidentes pero altamente influyentes como la desigualdad social y las contradicciones propias de los Estados, cuyo rol en el pleno cumplimiento de derechos es más retórico que real. Desde esta visión, los linchamientos son más que una respuesta visceral al incremento de la delincuencia. Si bien contienen un fuerte componente de espontaneidad y emotividad están profundamente interrelacionados con la experiencia objetiva y subjetiva de la desprotección social.” (Lo subrayado es mío).

La totalidad de estos sucesos suceden en colonias de corte popular, en zonas urbanas marginadas. Tampoco el campo escapa a este fenómeno; Chiapas y Oaxaca han experimentado linchamientos en algunos de sus municipios. Los castigos revisten someter a los “delincuentes” a torturas físicas que van desde las golpizas, apedreamientos, incineración, ahorcamiento, entre algunas modalidades. Los motivos para el juicio popular tiene la mayoría de las veces relación con delitos del fuero común: robo, asalto, violación o delitos menores. En otras palabras es una violencia de pobres contra pobres.

Las formas de violencia social obtienen naturalización en la comunidad, pues las carencias, la precariedad y el sufrimiento van creando una atmósfera fértil para exteriorizar todas esas acciones de “incivilidad”. La aceptación tácita a la violencia intrafamiliar es otra cosecha de ese deterioro.

Los linchamientos urbanos se llevan a cabo bajo una óptica populista que exalta las virtudes de la comunidad frente a la diversidad de intereses que se aglutinan en las grandes ciudades actuales. El miedo une a la comunidad, pero no la cohesiona, pues es fácilmente fragmentada por el mismo miedo. La violencia colectiva que se manifiesta a través del linchamiento urbano aparenta una cohesión social, pero no un acuerdo bien cimentado socialmente para mejorar las condiciones en que vive la comunidad y como fin último, nuevas formas de convivencia social.

El pasado domingo en una comunidad perteneciente al municipio de San Salvador Atenco en el estado de México cuatro raterillos fueron salvajemente golpeados por una turba y dos de ellos murieron a raíz de la goliza. A este linchamiento le podemos sumar el que estuvo a punto de suceder en Atlapulco hace una semana y otros sucedidos en Lerma, Ozumba, Tlalnepantla y Chalco; ni la capital del estado se ha salvado.

La presencia del Estado esta erosionada en amplias porciones del territorio nacional. El hartazgo popular tiende a ser un formidable catalizador de la violencia social. De llegar a crecer la cantidad de linchamientos será muy difícil de apaciguar el enojo comunitario. La semilla está germinando a pasos agigantados en el estado de México; de no tomarse decisiones radicales en aspectos de seguridad, en poco tiempo las escenas dantescas de un linchamiento serán cotidianas.

En mi primera columna del 2010 toque el tema. Resulta frustrante volver a escribir sobre él. Lo único que muestra ésto es que la solución está lejos de darse.  https://eltoneldediogenes54.wordpress.com/2010/01/08/barbarie-en-el-estado-de-mexico/

¡Extra! ¡Extra! “No nos extrañe que se multiplique la violencia en el país, las etapas de la violencia van creciendo y se fomentan por el desprecio a la vida desde el inicio.” Ahora resulta, según la declaración del jerarca católico Norberto Rivera Carrera, que la ola de violencia que padecemos los mexicanos en todo el territorio nacional es directamente resultado de que hemos legislado a favor de la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas. Para información del tendencioso prelado, los países nórdicos, pioneros en los derechos sexuales de las mujeres son los países menos violentos del orbe. Aún con la masacre noruega de julio pasado.

3 de julio. Punto # 179 de junio 30, 2011

30 junio, 2011

Por fin llegó el día esperado por todos. Los cerca de 12 millones de mexiquenses registrados en el padrón saldremos el domingo 3 de julio a emitir nuestro voto para elegir a quien guíe los destinos del estado más rico del país.

A las ocho horas en punto todas las casillas diseminadas por el territorio mexiquense abrirán para que aquellos vecinos madrugadores ejerzan sus responsabilidades ciudadanas, pues para el medio día las muchedumbres y colas interminables serán escena común. Las autoridades y los responsables de la fiesta cívica nos indicarán que la jornada terminó sin evento alguno que lamentar y la civilidad y buen comportamiento de los ciudadanos fue común en todas las casillas. Al filo de las seis de la tarde los responsables de cada casilla junto con los representantes de los partidos y alianzas finalizarán la elección para dar paso al conteo de votos y tras un breve dialogo que ni a discusión llegue, todos los representantes de casilla firman las actas y entregan la documentación sin que hubiese desaguisado alguno que lamentar en las miles de casillas. El ciudadano mexicano, cual noruego o suizo, cumplirá con sus obligaciones de buen ciudadano y se enorgullecerá de haber sido un ejemplo para los demás.

¡Utopía! ¡Utopía! Novela de ciencia ficción o franco cuento de hadas.

Lo real es que no sucederá así. Las huestes amarillas del PRD ya amenazan con un conflicto poselectoral. Caray para eso se pintan solos. Los tricolores subidos en su carro completo quieren rememorar y revivir aquellos años del esplendor priista durante los sexenios de Echeverría y López Portillo. Los mochos azules del PAN lejos de la ciudadanía como la curia romana. Para ellos la ciudadanía, si es que la ven así, requiere de un pastor. No descontemos los acarreos tipo tamal y demás argucias que todos los partidos practican de forma descarada. No olvidemos la compra descarada de a cien, doscientos o quinientos pesos el voto, ya sea pagadero en especie o en moneda.

Ni Ávila, ni Bravo Mena, ni Encinas. El que ganará la elección el próximo domingo será un candidato que ni se registró. Se llama “Abstención” y se apellida “Contestatario”. Con la oferta política que tenemos en territorio mexiquense mejor nos abstenemos, anulamos el voto o salimos a exigir a la casta divina que creen ser los políticos, candidaturas ciudadanas.

El PRI ganará la gubernatura por enésima vez. Pero no será con una diferencia de más de 30 puntos, tal vez unos 25. El PRD en segundo lugar y en tercer lugar, cerca del tobogán, el PAN.

La hipocresía de nuestra clase política no tiene límites. Nos endilgan el mote de ciudadanos irresponsables por no votar a favor de alguno de ellos, sin considerar que la abstinencia electoral o franco desprecio por sus proyectos ha sido cocinado durante varias décadas.

Dos individuos reciclados después de 18 años, Felipe Bravo Mena y Alejandro Encinas que compiten no contra un candidato del tricolor, sino contra una gigantesca organización que copta, compra o cínicamente obliga al voto corporativo. Un IEEM que responde a los intereses partidistas más que a la ciudadanía. Lástima de Estado de México, desde la segunda década del siglo pasado ha sido gobernado por la misma pléyade de sinvergüenzas. El aparato que Peña Nieto, junto con otros poderes fácticos como es Televisa, ha pulido para ser plataforma de su carrera a la presidencia es el mismo en que se apoya Eruviel Ávila para agenciarse la gubernatura.

La idea de que tenemos que votar por el menos peor raya en la estupidez. Es como si llego al mercado y encuentro naranjas completamente podridas, otras medio podridas y algunas poco podridas. ¿Por qué carajos tengo que comer naranjas? Comeré  tacos o tortas. Lo que ofertan las fuerzas partidistas en el estado esta podrido, al igual que sus candidatos y representantes y como no soy afecto a degustar sabores fétidos y echados a perder prefiero anular mi voto. En mi caso, como no me gustan las frutas podridas, cambiaré mi dieta política por unos deliciosos tacos de buche. Quédense con su oferta para ingenuos y manipulables. Vaticino que la abstención más los votos nulos rondarán 60 por ciento del padrón electoral. Ni sumando todos los votos que obtengan Eruviel Ávila, Luis Felipe Bravo Mena y Alejandro Encinas, conocidos en mi colonia como los “tres chiflados”, se le acercarán al total de abstenciones y votos nulos.

¡Extra! ¡Extra! Por enésima vez se inundan Ecatepec y Nezahualcóytl  y Eruviel Ávila, ex presidente municipal de la primera y futuro gobernador del Estado de México, nos sale que ahora sí va a resolver el problema de las inundaciones. Nada más que sea gobernador. ¿Qué hizo respecto a ese problema cuando fue presidente municipal de Ecatepec dos veces y diputado local, aparte de presidente del PRI mexiquense? La respuesta salta a la vista, pues al ver las afectaciones al patrimonio familiar que la negligencia municipal, estatal y federal ha mostrado respecto a ese problema con los habitantes de esa región: Nada.

Crónica de una elección ganada. Punto # 174 de mayo 26, 2011

26 mayo, 2011

El lunes 16 de mayo inició la carrera por la gubernatura del Estado de México. Los tres contendientes son, en orden alfabético: Eruviel Ávila Villegas de la coalición Unidos por ti que aglutina al PRI-PVEM-PANAL, Luis Felipe Bravo Mena del PAN y Alejandro Encinas de Unidos podemos más que incluye al PRD-PT-CONVERGENCIA.

Al inicio de la campaña, según la encuesta de Milenio Televisión y el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE),  las preferencias electorales estaban 48.5% para el priísta, 19.2% para el candidato perredista y 17.7% para el panista. Al momento de escribir esta nota las tendencias son las siguientes: PRI, 50.2 %; PRD, 23.9%; y PAN, 15.3%. En tan solo una semana la ventaja del abanderado tricolor tuvo un incremento de 1.7 puntos porcentuales en las preferencias ciudadanas; el candidato de la izquierda también amplió su aceptación en 4.7 puntos porcentuales; en cambio el candidato de extracción “yunquista” vio decrecer su aprobación en 2.7 puntos porcentuales.

Como se puede observar sin necesidad de un análisis profundo, el candidato del PAN, Bravo Mena va en un tobogán y, salvo que suceda un “milagro” electoral, si es que los hay, terminará un lejano tercer lugar. En cambio los otros dos aspirantes han visto incrementar en números, nada despreciables, su aceptación entre la población mexiquense. De seguir la tendencia, la distancia entre primer y segundo lugar se acortará, pero dudo mucho que Encinas desbanque a Ávila.

Eruviel Ávila, Felipe Bravo y Alejandro Encinas durante el programa Punto de Partida que conduce Denise Maerker

Desde el jueves de la semana pasada en que Denise Maerker logró reunir a los tres candidatos en su programa Punto de Partida y donde se desarrolló una especie de debate, la tendencia que se vislumbra es que el incremento en la aceptación de Encinas proviene de aquellos individuos que no sabían por quien votar o iban a anular su voto. La tendencia en los rubros Otro, Ninguno/No iré a votar, Anularé mi voto y Ns/Nc tuvieron cambios significativos al decrecer notablemente. Al inicio de la campaña los porcentajes eran 0.8%, 5.3%, 0.8% y 7.7% respectivamente para arribar el pasado martes a 0.2%, 4.0%, 0.7% y 5.7%. De entre ese universo poblacional es de donde Encinas está incrementando su aceptación entre la ciudadanía. Aquellos lectores que deseen adentrarse en la encuesta pueden consultarla en: http://www.milenio.com/sites/www2.milenio.com/files/DIA_8_ENCUESTA_GCE.pdf.

A la pregunta: En su opinión, ¿el Estado de México tendría que seguir siendo gobernado por el PRI o que gobierne otro partido?, la tendencia en la semana fue de decremento para el PRI e incremento para otro partido. Para aquellos que contestaron otro partido, la siguiente pregunta fue ¿cuál partido debería gobernar el Estado de México? y es notorio el descenso en la preferencia ciudadana del PAN que inició con 31.3% de aceptación y terminó la semana con 28.2% mientras el PRD la incrementó de 28.3% a 37.9%. La respuesta Ninguno decreció de 6.4% a 4.9%, pero la respuesta Ns/Nc cambió de 17.7% a 18.1%.

La encuesta nos proporciona información invaluable para hacer predicciones electorales. Basado en los datos duros del ejercicio podemos vaticinar que, a menos que haya una debacle política en las filas del tricolor o que exista una remontada milagrosa del abanderado de la izquierda, la gubernatura mexiquense seguirá en manos del PRI.

También podemos inferir lo que hubiera sucedido de haberse llegado a una alianza PAN-PRD. Aún sumando las preferencias por ambos partidos, tan solo suman 39.2% contra el 50.2% del candidato priísta. Los más de 26 puntos porcentuales de ventaja que tiene Eruviel Ávila sobre Alejandro Encinas son, en base a la numeralia y el comportamiento del electorado mexiquense, materialmente imposibles de remontar.

¡Extra! ¡Extra! Los Pumas de la UNAM obtuvieron su séptima corona.

Un futuro poco halagador. Punto # 168 de abril 7, 2011

7 abril, 2011

El inesperado destape de Eruviel Ávila como candidato del PRI a la gubernatura del estado de México muestra que la potencial alianza de los opositores PAN-PRD sí inquietó al apolíneo gobernador. Más allá de las cualidades o defectos que como político tenga el próximo ungido por parte del PRI, los abanderados del PAN y PRD me trasladan a principios de la última década del siglo XX. Tanto Alejandro Encinas como Luis Felipe Bravo Mena fueron los contrincantes de Emilio Chuayffet cuando éste ganó la elección estatal para gobernador. El circo que nos endilgan los partidos cuando destapan a sus candidatos es digno de lo más rancio y vergonzoso que tiene la política en este país. Acarreados e incondicionales asumen gustosos su rol de comparsas en esas pantomimas de ínfima calidad. Ya no se diga de la absoluta falta de ética que caracteriza a nuestra inefable clase política.

Total, estamos anclados en el tiempo y a pesar de los lustros que han pasado seguimos sin tener caras nuevas en las lides políticas. La monopolio que ostentan los partidos políticos impide que los ciudadanos podamos buscar candidatos emanados de la sociedad civil. Las opciones para que realmente seamos representados por individuos emanados de la propia sociedad son constantemente torpeadas por la “casta divina” que nos gobierna.

Entre alianzas fallidas y dedazos, los habitantes del estado de México seguimos siendo tratados como deficientes mentales o, todavía peor, como menores de edad. Y al igual que la iglesia que requiere que existan pobres para justificar su existencia, los políticos continúan endilgándonos promesas para buscar nuestro voto, promesas que nunca cumplen. El mercado electoral de los jodidos siempre ha sido botín para la basura política que aparenta gobernarnos. La distribución de despensas, bultos de cemento o simples regalos cooptan a los votantes que aunado a su pobreza material, padecen de deficiencias intelectuales.

Además no seamos ingenuos, invertir en infraestructura es la mejor forma de amasar fortunas. Recordemos al político mexiquense por antonomasia, Carlos Hank González. Por simple curiosidad me gustaría saber en cuánto se incrementó la fortuna del apolíneo gobernador en seis años. Finalmente están allí para beneficio personal y arrasar con lo que puedan, desde bienes inmuebles hasta acciones de empresas. ¿Acaso alguien conoce a algún político mexicano que sea pobre? Bueno, ¿conocen a alguno que sea de clase media? Todos son potentados.

Desgraciadamente lo que nos depara el futuro en el estado de México es continuar con lo mismo que hemos tenido durante casi todo el siglo XX. Políticos y políticas, entendidas como proyectos, de dudosa transparencia y repletas de lugares comunes.

La solución a estas carencias sería tener un sistema educativo que enseñara a pensar, pero eso es una utopía en México. El Estado Mexicano requiere de seres domesticados para poder manipularlos a su antojo. En un país con una población educada no habría cabida para los rupestres y primitivos politicastros que inundan con necedades y autoritarismo la vida cotidiana de los mexicanos. Tan tienen pánico a la sociedad pensante nacional, aunque mínima, que impiden por todos los medios que metamos las narices en sus contubernios y componendas.

Por último y en solidaridad con todos aquellos que han perdido a un ser querido en esta estúpida guerra contra el crimen organizado y el narcotráfico: prefiero que mi hijo se fume un “porro” a que tenga que ver las masacres dantescas que el gobierno de Calderón promueve por todo el país para que nuestros hijos no fumen cannabis. Hace años fui a Holanda con mi hijo y ambos disfrutamos de un excelente hachís sin que nadie nos molestara. El establecimiento donde lo consumimos no se diferenciaba de cualquier bar decente. Limpio y decorado con muy buen gusto. Igual que cuando vas a un “antro” y te bebes un par de cervezas con la familia.

¡Extra! ¡Extra! El poeta, periodista y promotor cultural Javier Sicilia, cuyo hijo apareció masacrado junto con otras personas en Cuernavaca, explotó y renunció a volver a escribir poesía, a la par que exclamaba con justo enojo, ¡México tiene el corazón podrido! Estoy totalmente de acuerdo con él.

Los cinco fantásticos. Punto # 164 de marzo 10, 2011

10 marzo, 2011

A pocas semanas de que se destape oficialmente al abanderado priísta a la gubernatura del Estado de México se manejan cinco posibles candidatos – el mismísimo apolíneo gobernador los mencionó. De los cinco posibles ungidos no hay mujeres, por lo que se afirma mi convicción de que las féminas que adornaron el gabinete estatal estuvieron y están para otras tareas, pero no para aspirar a la gubernatura. No, al menos en el PRI; esperaré a los candidatos de los otros partidos, pero dudo mucho que elijan a una mujer.

Haré un somero análisis de los cinco pre-candidatos que aspiran a sacarse la “rifa del tigre”, pues no es un secreto que gobernar el estado más poblado y rico del país, amén de envolver a la capital nacional casi en su totalidad. Ellos son por orden alfabético: Ricardo Aguilar Castillo, presidente del PRI a nivel estatal; Eruviel Ávila Villegas, presidente municipal de Ecatepec; Alfredo del Mazo Maza, presidente municipal de Huixquilucan; Ernesto Nemer Álvarez, diputado local y presidente de la mesa directiva; y Luis Videgaray, diputado federal y ex secretario de finanzas estatal.

Ricardo Aguilar Castillo

Al presidente del PRI estatal, Ricardo Aguilar Castillo, lo considero un quinto malo; su nombre se integró para que hubiera cinco competidores y no cuatro. No tiene grupo alguno y desde mi perspectiva su única virtud es ser un buen ejecutor de tareas políticas, trabajo que ha sido efectuado en torno a la figura de Peña Nieto. Carece de imagen estatal y dudo que el electorado circunvecino al D.F. lo conozca.  Además, quitar al presidente del partido para hacerlo candidato, causaría más problemas que soluciones. ¿Quién, sin el conocimiento y experiencia requeridos, puede llevar a cabo una elección para gobernador cuando entra como emergente al puesto? Subirse al barco a la mitad de la travesía reviste más cuestionamientos que respuestas.

Eruviel Ávila Villegas

Eruviel Ávila Villegas, presidente municipal del municipio más poblado del país, Ecatepec, por segunda ocasión, es un obediente miembro del partido y tiene el gran defecto geográfico de ser del valle de México y salvo Isidro Fabela y Mario Ramón Beteta no recuerdo algún otro gobernador que sea del área vecina a la gran metrópoli que es la Ciudad de México. Así pues no le veo oportunidad a menos que el grupo que detenta el poder lo quiera mudar fuera de Toluca.

Alfredo del Mazo Maza

Alfredo del Mazo Maza, impresentable. Su postulación tendría el tufo a nepotismo y no creo que Peña Nieto se permita ese desliz político. Tampoco es un individuo con las credenciales suficientes para llevar las riendas del estado, ser presidente municipal no es la escuela más adecuada para saltar a gobernador y, mucho menos, de este estado. Claro, siempre estará el padre, viejo lobo de mar, que como buen animal político orientará las decisiones que su vástago tome. ¿Gobernará en mancuerna con su padre? Pero lo que más lo descalifica es casi nula experiencia política. No dudo que en un futuro, tal vez doce años, el apellido del Mazo volverá a sonar para la gubernatura, pero creo que todavía es prematuro aventarlo al ruedo con capote tan corto.

Ernesto Nemer Álvarez

Ernesto Nemer Álvarez, diputado local y por su posición continuamente recorre el estado y tiene una imagen conocida por la ciudadanía. Sin embargo, ha crecido al amparo del apolíneo gobernador; ¿sabrá volar solo? En este caso la esposa tiene mucho que ver: Carolina Monroy, funcionaria que ha pasado por varios puestos de alto nivel en la administración estatal y por ende gran influencia. Alguien me comentó que esta pareja representa nuestros Kritchners mexiquenses. ¿Tendremos en un futuro nuestra pareja estatal tipo Martita Sahagún y Vicente Fox?

Luis Videgaray Caso

Por último, está el diputado federal Luis Videragay, presidente de la Comisión de Presupuesto y ex secretario de finanzas de Peña Nieto. Su puesto en el Congreso es más importante para el gobernador, pues si es candidato del PRI a la presidencia en el 2012 y gana, lo más probable es que sea su Secretario de Hacienda o Comercio. Por algo lo mandó al Congreso como diputado plurinominal. De haber pensado en él para sucederlo no habría hecho esta carambola de cuatro bandas, a menos que su labor haya sido la de darle un buen empujón a los millones asignados al Estado de México.

Sin ser pitoniso, aunque ninguno me convence en lo más mínimo, me aventuro a pronosticar que Ernesto Nemer será el ungido y el que se sacará la rifa del tigre. ¡Felicidades al flamante candidato! Hagan sus apuestas. Acepto apuestas en libros, discos, esculturas, grabados, pinturas, fotografías, etc.

¡Extra! ¡Extra! Cinco partidos perdidos al hilo. El último con un marcador escandaloso. Quince goles en contra y seis a favor.  El equipo Toluca no parece percibir eso ya que no hay cambio alguno que se vislumbre. En cambio Pumas marcha invicto y como líder general.

Estiércol en la XXII Asamblea Estatal del PAN Punto # 123 de mayo 6, 2010

6 mayo, 2010

El pasado fin de semana se llevó a cabo la elección para consejeros estatales del PAN. También algunos para una consejería nacional. El tenor del cónclave blanquiazul fue la nula transparencia y por ende un abucheo general y sonora rechifla contra los líderes. Entre los recipiendarios del malestar de cerca de tres mil delegados amontonados en el Teatro Morelos de la capital estatal están el líder estatal Octavio Germán Olivares, el senador Ulises Ramírez Núñez, el ex presidente municipal de Toluca Juan Carlos Núñez Armas y Edgar Olvera. El delegado enviado por el Comité Nacional, Jesús Rojas Mancilla salió con un exabrupto digno de jumento: “como delegado nacional me puedo quedar aquí hasta que ustedes se callen… la transparencia tarda.” Pésimos en el manejo de grupos y nefastos imitadores de Manuel Bartlett Díaz – se les cayó el sistema de cómputo de la elección – siguen considerándonos como pueblo y no como ciudadanos. A 22 años de la famosa “caída del sistema”, en el último año de la primera década del siglo XXI los responsables de PAN estatal no pueden sacar adelante una elección interna a nivel estatal. Las manifestaciones de repudio de los propios panistas los muestran como lo que son: jauría en espera de presar fácil de deglutir. Pero se equivocan porque los mexicanos, aunque seamos pocos y contados los que leemos, ya no nos chupamos el dedo.

El líder panista en el estado de México

Ahora resulta que la transparencia tarda. ¿Y cuánto tarda? ¿Dos horas, dos días, dos años, dos siglos? Con razón el PAN pierde elección tras elección. Lo único que les interesa a los descendientes ideológicos de Gómez Morín y Castillo Peraza es imponer su visión del mundo a todos los mexicanos sin considerar que no todos los que vivimos en México somos católicos, guadalupanos e iletrados. Imponer a toda la población los principios y preceptos que la Iglesia Católica les dicta no muestra la multi culturalidad que posee la población nacional. Se olvidan de la ciudadanía pensante. Puro mocho que insiste en la intolerancia a cualquier posición que discrepe de los dogmas religiosos católicos. Según ellos se deben prevenir las muestras de diversidad de cualquier signo o tendencia y por ello tenemos campañas contra el derecho de la mujer a interrumpir su embarazo y los homosexuales y lesbianas a casarse y adoptar hijos.

Repudian al PRI, pero los métodos utilizados por el PAN son copias caricaturescas de aquellos patentados por el priismo más añejo. Podrán decir “misa” y argumentar que sus asambleas están integradas por delegados y no son corporativas, característica del poder del partido tricolor, pero mientras que éstos han tenido la peculiaridad de ser una runfla de sinvergüenzas, aquellos aparte de ser iguales, aúnan la singularidad de ser sumamente torpes, por no decir idiotas.

El deplorable espectáculo que mostraron durante su asamblea no abona para que se alleguen simpatizantes y mucho menos que nos convenzan para votar por ellos. Es muy desalentador que nuestra clase política, no importa su color u origen ideológico, esté plagada de individuos, que de no ser por vivir en México, país telenovelero y pambolero, no tendrían cabida en una sociedad conformada por ciudadanos y no “pueblo”. Exigir a los políticos mexicanos respeto por la inteligencia individual y promover la democracia entre la población son tareas para las cuales no están capacitados. Pero para distribuir despensas y bultos de cemento se cuecen como pocos. Sigamos privilegiando la compra del voto y la intolerancia ideológica.  ¿Acaso creen mis contados lectores que a nuestros políticos les interesa el bienestar de los mexicanos? Claro que no. Sus prioridades las encabeza ser postulados a cuanto puesto de elección popular que puedan para seguir “mamando” del erario.

Recuerdo el famoso dicho del otrora poderoso gobernador de Guerrero Rubén Figueroa quien fustigaba al respetable con su simpático dicho al referirse a los posibles candidatos a la presidencia: “la caballada esta muy flaca”. En pleno siglo XXI, ni a caballada llegamos, puros jumentos.

¡Extra! ¡Extra! Un millón de felicitaciones y mis mayores parabienes para los “maistros” pertenecientes al magisterio nacional que celebraron su día el pasado 3 de mayo. La felicitación la hago llegar en ese día porque el 15 de mayo se celebra a los maestros, profesión que nuestros  profesores normalistas ni conocen. ¡Vivan la ignorancia nacional y el analfabetismo funcional! ¡Larga vida al engendro que los lidera, Elba Esther Gordillo y sus émulos locales Lorenzo Roberto Gusmán Rodríguez y Roberto Espiridión Sánchez Pompa! Con mexicanos tan ilustres como los tres antes mencionados, no dudo que el país se convertirá en líder mundial en pocos lustros. Sí, líder mundial en analfabetos funcionales y con el mayor porcentaje de la población sin ápice de crítica y totalmente domesticado y obediente. Si acaso algún “maistro” egresado de cualquiera de las nefastas normales que pululan por todo el territorio mexicano le molesta mi comentario, estoy a su entera disposición para discutir el tema. Para ello pueden verter sus opiniones en mi blog cuya dirección aparece al final. Sin embargo por favor, antes de discutir conmigo conecten su cerebro para que escriban con adecuada sintaxis y buena ortografía.


A %d blogueros les gusta esto: