Posted tagged ‘campañas políticas’

México en el mundo. Punto # 225 de junio 14, 2012

14 junio, 2012

La definición más sencilla que se pueda dar a política exterior y que es su esencia proviene de Rafael Velázquez Flores en su obra Características Contemporáneas de la Política Exterior de México y consiste en “el conjunto de aquellas posiciones, actitudes, decisiones y acciones que tiene un Estado más allá de sus fronteras nacionales.” Aplicado a nuestra realidad ello incluye emigración de mexicanos e inmigración de centroamericanos, relación con Estados Unidos y con los países centroamericanos, liderazgo mexicano en Latinoamérica, nuestra relación con la Unión Europea, nuestro rol en los organismos multilaterales tipo ONU y OEA, la inversión mexicana en el extranjero y la foránea en México, entre las decenas de temas que constituyen una política exterior. También incluye el rol que queremos jugar en un mundo globalizado donde seguimos siendo una isla ajena a cualquier relación con otros países. Nuestra constitución nos impide aliarnos a otros países en al ámbito militar, tampoco podemos enviar soldados nacionales como cascos azules. Somos, como nos calificó, el candidato Quadri, el salón de fiestas México. Buenos para organizar la fiesta, pero pobres cuando recogemos los resultados del jolgorio. Continuamente hay eventos mundiales en suelo nacional, pero pocas veces obtenemos beneficios tangibles en esos foros que organizamos, llenos de mariachis, chinas poblanas, agua de tamarindo y chiles en nogada.

Uno de los últimos eventos que se celebró en el salón de fiestas “México”

 

Pues sobre estos temas, los cuatro candidatos mostraron una visión aldeana, rupestre y sumamente limitada. Para ellos el mundo se circunscribe a Estados Unidos y a los mexicanos expulsados del país y que viven en esa nación. Me preocupa que alguno de los cuatro llegue a alguno de los foros internacionales representándonos, va a ser un fracaso revestido de kermes. Queremos ser líderes mundiales, pero en el fondo no tenemos idea de qué queremos en el mundo. ¿Cómo es posible que ninguno de los candidatos haya mencionado, aunque de manera tangencial, la inmigración centroamericana? Ninguno habló de qué queremos que sea México en el mundo actual, donde la soberanía comienza a ser un concepto arcaico y decimonónico que va en franco desuso. Seguimos siendo una isla en el concierto de las naciones. Nos da miedo salir al mundo. Son contadas las empresas mexicanas en el extranjero. Según un artículo de la revista Poder del mes pasado, de las 500 empresas más poderosas de América Latina, solamente hay 91 mexicanas, mientras que Brasil tiene 222 y Chile 81. Tampoco ayuda nuestro idiosincrático recelo a jugar en las grandes ligas del mundo. Me gustaría algún día ver plataformas petroleras de Pemex en el Medio Oriente o en el mar del Norte y sus estaciones de gasolina en plena competencia con BP, Amoco, Total, Exxon o Elf Aquitaine. Utopía de un servidor.

Salvo algunos destellos de Gabriel Quadri quien propuso la creación del Instituto Cultural Octavio Paz para promover la cultura mexicana y el idioma nacional en otros países y algunas puntadas como firmar un tratado de comercio con China, no hubo otro tipo de proyecto o, mínimo, un esbozo de política exterior para saber qué queremos hacer de México en el mundo. Este instituto cultural sería un organismo similar al Cervantes español o al Goethe alemán.

Nuestros cuatro candidatos mostraron lo rupestre y pueblerinos que son en los aspectos de política exterior. Su idea de México en el concierto de las naciones se circunscribe exclusivamente a nuestra relación con el vecino del norte y los emigrantes mexicanos en ese país. Fuera de allí, creen que seguimos viviendo en una realidad geopolítica ya rebasada y caduca. El mundo actual ya no es el de los años 70 u 80. En el siglo XXI, muchos de nuestros preciados principios de política exterior ya no tienen valor. La autodeterminación de los pueblos ya tiene limitaciones en las diversas comisiones de derechos humanos. Bashar Al-Assad en Siria es un ejemplo de ello.

El tercio del debate que se refería a política exterior fue utilizado por los “suspirantes a la grande” para hablar de todo menos de lo que debían, el rol de México y su relación con los demás países. Hablaron de todo, salvo de qué rol jugará México en el mundo.

El acabose fue cuando escuche a Andrés Manuel López Obrador sustentar su idea de política exterior en el simple hecho de limpiar la casa. Para él, si mantenemos el orden doméstico, la problemática internacional se soluciona automáticamente. Más limitado que eso no hay.

¡Extra! ¡Extra! El pasado martes, México jugó el partido de calificación al mundial de Brasil contra El Salvador en el estadio Cuscatlán de San Salvador. Ni Televisa ni TVAzteca mandaron comentaristas a narrar in situ. Las violentas manifestaciones de franco odio hacia los mexicanos van mucho más allá del ámbito deportivo. Tienen su origen en la xenofobia nacional y maltrato constante a los inmigrantes de Centroamérica. No solo los vejamos y explotamos, también los robamos, extorsionamos y asesinamos. No es gratuito el rechazo a lo mexicano y a los mexicanos en Centroamérica. Pero este tema nuestros candidatos ni lo conocen y menos saben cómo resolverlo.

Campañas insípidas. Punto # 217 de abril 12, 2012

13 abril, 2012

Estamos a mediados de abril y las campañas electorales de los cuatro aspirantes no han logrado penetrar en el inconsciente colectivo. Carecen de sabor, so insípidas. Lo más trascendental ha sido que Peña Nieto “nada de muertito”. Los números le permiten manejar la ventaja de forma bastante conservadora y lo recomendable es no moverse mucho. Del lado panista el reacomodo de el equipo de campaña de Vázquez Mota, dada la poca efectividad con que arrancó su campaña. En la izquierda continúa el discurso amoroso de talante hipócrita donde el perdón a los ofensores ha sido el acento primario.

La “espotización” de la campaña no es el vehículo que permita emitir ideas y desarrollar programas, pues este formato es extremadamente corto en duración y no sirve para profundizar en algún tema. En veinte o treinta segundos lo único que puedes vender es la imagen del candidato; aspecto que el PRI tiene muy bien diseñado, pues su abanderado lidera en las preferencias electorales según todas las encuestas serias publicadas, y no por sus ideas y programas, sino por el insistente bombardeo de su imagen.

Peña Nieto ha diseñado una campaña simple, pero efectiva. Sus spots quieren tocar el regionalismo mexicano y mediante unas imágenes, más propias de la secretaría de Turismo que de una campaña política, nos promete que él es el indicado y que cuando nos gobierne lo sabremos porque él es el mejor. Sin embargo el producto no trae garantía y si resulta chafa o hechizo nadie nos devolverá el voto emitido. En fin, una campaña sustentada en la imagen; un mensaje iconográfico que en muchos casos es dual, pues la esposa del candidato, la ex actriz Angélica Rivera conocida en el medio telenovelero como La Gaviota, es asidua en toda presentación del apolíneo priísta, al grado que ya ha tenido que tomar el micrófono y arengar a las futuras votantes femeninas a votar por su pareja, porque “él sí entiende a las mujeres y las respeta”.

“La jefa” nuevo nombre del camión que transporta a Josefina Vázquez Mota no tiene eco en el electorado. Los cambios efectuados en su equipo de campaña muestran que no inició con el pie derecho. Incluir al ex gobernador de Guanajuato, el yunquista Juan Manuel Oliva junto con el ex presidente del PAN, Germán Martínez manda el mensaje que el barco blanquiazul estará tomando rumbos aún más conservadores que los ya manifestados por la candidata. Algún “picante” parece que se saborea. Unos spots donde se llama a Peña Nieto mentiroso al no haber cumplido sus famosos compromisos que firmó cuando era gobernador del estado de México. Veremos qué dice el IFE as respecto y no nos salen que es campaña negativa. Además sus números no cambian. Desde el comienzo las preferencias se mantienen estáticas y está más cercana al tercer lugar que al primero.

El peje López Obrador promete, pero no dice cómo. Su discurso bastante contradictorio en muchos aspectos, resulta por lo mismo, sin rumbo. Tampoco ayude que se cure en salud al evitar contestar preguntas directas con respecto a temas polémicos. Se cura en salud con respuestas que evaden el contexto. “Que la genta decida”, “el pueblo sabrá”, “es decisión del electorado”, etc.

Gabriel Quadri, sabedor que su candidatura es más simbólica que competitiva, ha puesto sobre la mesa algunas ideas interesantes. Dada su realidad, en otras palabras, nulas opciones de victoria, se da el lujo de sacar a relucir temas que los otros candidatos, por estrategia, no tocan o evitan comentar. Es notorio el avance en las preferencias electorales que ha obtenida en estas dos semanas.

El IFE definió que el primer “debate” será en el World Trade Center de la ciudad de México el 6 de mayo y el segundo, sin confirmar todavía, sería en Guadalajara sin fecha definida. “El representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante el organismo electoral, Camerino Márquez Madrid, confirmó la sede de este primer debate y detalló que continúan las negociaciones para definir el lugar en el que se llevará a cabo la segunda confrontación de ideas y propuestas, pero se perfila la ciudad de Guadalajara” (las negritas son mías). Si algo no tendrá el debate será una confrontación de ideas y propuestas pues es formato está diseñado para un monólogo y nulo análisis. Nuestros políticos no están educados para debatir, eso es una característica del mundo anglosajón; lo nuestro son los concursos de oratoria para cantar loas a los héroes.

 

La veda durante las inter-campañas electorales. Ágora mexiquense de febrero 29, 2012

23 febrero, 2012

Acorde con la veda  que nos impuso una ley esquizofrénica promovida y pasada por los mismos partidos políticos me impongo una omertà personal. Como me es negado el derecho a explayarme para escribir opiniones personales sobre los cuatro personajes que nos quieren gobernar o describir los múltiples dislates que nuestros candidatos a la presidencia a continuación les dejo mi artículo de esta semana no sin antes manifestar mi total repudio a una ley idiota y que lo único que busca que limitar al ciudadano y que los partidos se vacunen entre sí.

Antes que nada me resultó hasta hilarante que Juan Manuel Márquez tenga que pagar una multa por usar el logo del PRI durante su pelea contra Manny Pacquiao la noche previa a las elecciones de Michoacán. Que alguien se ponga el logo de algún partido o que dos o tres días antes de una elección no se pueda emitir propaganda alguna me muestra que nuestras autoridades electorales y el legislativo nos siguen considerando menores de edad. También es irreal querer pedirle a un jefe del ejecutivo que no apoye al partido que lo catapultó a la gobernar. En cualquier democracia el Presidente puede y hace campaña a favor de su partido. Ejemplos sobran, Estados Unidos, España, Alemania o Brasil. Somos una democracia que no quiere ser democrática. Limitamos emitir cualquier opinión sobre los candidatos y prohibimos durante cerca de mes y medio tener campaña, salvo los ineflables spots del IFE. Es hasta contradictorio, en lugar de permitir a los candidatos y a sus partidos compartir sus proyectos de nación y cómo lograrlos el Trife ha echada por la borda varias resoluciones del IFE y está aplicando una ley idiota sin prever las consecuencias que pueda esto acarear. Como argumentó el ministro García Luna, ellos solamente aplican la ley y es responsabilidad del legislativo hacer los cambios necesarios para que la susodicha ley se viable y tenga lógica. Tiene razón el ministro, fueron los partidos políticos los que corrieron a los anteriores consejeros electorales y a su presidente a la par que creaban el Frankenstein legal en que se convirtió la ley electoral. Es tanta la desconfianza entre los actores políticos que hemos desarrollado una democracia con infinidad de candados, los cuales nos impiden vivir a plenitud los beneficios que ella provee. Por todos lados hay limitantes. Hasta cuándo tendremos una democracia, porque el término no permite medias tintas. O se vive en democracia o no, no existen las medias democracias como tampoco existe la sem libertad.

Caricatura: solo-opiniones.com

Nuestras autoridades creen que este tipo de publicidad influye en el votante y siguen considerándonos menores de edad. Individuos manipulables y dóciles que ante una andana de spots mal hechos y sin mensaje digno de recordarse es el bagaje de información que como ciudadanos somos bombardeados.   Tampoco están permitas las campañas negras o negativas. Se vacunan entre ellos para que el respetable no recuerde las pifias o estupideces que los cuatro suspirantes han borbotado. ¿Acaso creen los partidos y sus abanderados que ya se nos olvidó el gazapo peñista en la FIL de Guadalajara o el talante autoritario del Peje cuando mandó al demonio a las instituciones y cerró Paseo de la Reforma o la manifiestas limitaciones que como secretaria de Educación tuvo Vázquez Mota y donde a todas luces le ganó la partida la “maistra” Gordillo?

Debates. ¡¿Cuáles debates? Acartonados y sustento que les imprime un poco de sabor. Más que confrontar ideas, son una retahíla de lugares comunes.

Dudo mucho que mis opiniones vertidas en este artículo sean tachadas por el IFE o el IEEM como compaña a favor de algún candidato o, por el contrario, ser consideradas guerra sucia. De ser tachado como delincuente electoral por ejercer mi derecho a la libre expresión asumo mi responsabilidad y como ciudadano libre y consciente pagaré el castigo que la sociedad a la que desgraciadamente pertenezco me asigne.

Como colofón una recomendación cinematográfica. A raíz del éxito del documental Presunto culpable, obra que critica el sistema de justicia en México, ahora ya tenemos en cartelera otro excelente documental: De panzazo de Juan Carlos Rulfo y Carlos Loret de Mola. El trabajo desmenuza nuestros problemas educacionales y desnuda la incapacidad del estado mexicano para elevar su calidad.  El problema tiene varias aristas: desde el poco profesionalismo de nuestros “maistros”, la pasividad de nuestras autoridades, el poco interés de los padres de familia en la educación de sus hijos y los propios alumnos. Ojalá le mueva el tapete a alguno que otro espectador, pues a los responsables de la debacle educativa, ya sabemos, les vale madre.

.


A %d blogueros les gusta esto: