Posted tagged ‘Calderón’

¿Y la Revolución Mexicana, apá? Punto # 152 de noviembre 25, 2010

25 noviembre, 2010

Al fondo la estructura que se convertiría en el Monumento a la Revolución

Desangelados y fríos, son los dos adjetivos que vienen a mi mente luego de haber presenciado las pobres muestras de memoria histórica que mostró el gobierno federal; bueno hasta las autoridades priístas del Estado de México se vieron parcas en la celebración, siendo que emanan del susodicho evento. Más gente e importancia tuvo el aquelarre del partido tricolor el domingo 21 que la épica hazaña bélica que inundó al país durante la segunda década del siglo pasado.

Un breve y folklórico desfile, con alrededor de 8 mil efectivos, el cual no fue más que copia de lo ya hecho en el Heroico Colegio Militar en pasadas festividades y conmemoraciones: disfrazar a los cadetes y soldados de personajes de la historia de bronce y desfilar por las calles del primer cuadro de la capital actuando cuadros de eventos relevantes de nuestra Historia. Se ve que el deporte en México pasa a segunda o tercera fila en las prioridades del ejecutivo, lo menciono, porque el desfile resulto ser militar y no deportivo, claro con una embadurnada de conocimiento de nuestra historia. Lo revolucionario en el deporte se limitó a la entrega de los Premios Nacionales del Deporte, donde sobresalió Joakim Soria, pitcher de los Reales de Kansas City de la MLB (Major League Baseball).

Por otro lado, dos íconos del Porfiriato fueron reacondicionados mediante mayúsculas remodelaciones. El Monumento a la Revolución, sepultura multitudinaria de todos nuestros héroes revolucionarios y acérrimos enemigos entre sí, es la cúpula de lo que debería ser el Palacio Legislativo de la época porfiriana y que devino en el sexenio cardenista, gracias al arquitecto Carlos Obregón Santacilia, en el monumento que ahora es. Sin embargo el abandono del inmueble concluyó y se rescató, en algunos casos se abusó, como el elevador de cristales en medio de la estructura, pero el resultado final debió ir más allá. Al igual que nuestra celebración bicentenaria de nuestra Independencia, no usamos la efemérides revolucionaria para analizar y reescribir nuestra historia de manera imparcial y objetiva. Seguimos anclados a un pasado anquilosado y ultramontano, sin darnos cuenta que el mundo es otro. Los valores y principios por los que se lucho durante la revolución, salvo contados casos, siguen sin ser satisfechos y, en muchos casos, retrocedimos. En un mundo globalizado las reglas del juego son otras y México, como país, sigue jugando a la antigüita. Rompamos paradigmas y convirtámonos en verdaderos líderes mundiales, tal y como lo hacen los miembros del BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

El otro emblemático edificio porfiriano reabierto al público fue el Palacio de Bellas Artes, cuya apertura ocurrió en 1934, con el “Concierto Mexicano” bajo la dirección de Enrique Patrón de Rueda y las voces de Olivia Gorra y María Alejandres, sopranos; María Luisa Tamez y Encarnación Vázquez, mezzosopranos; José Luis Duval y Alan Pingarrón, tenores; Jorge Lagunes, barítono; Rosendo Flores, bajo; con la Orquesta de Cámara de Bellas Artes; el Coro de Madrigalistas y Solistas Ensamble. La velada, más que de música clásica mexicana, privilegió el bolero y la música ranchera. Qué lejos quedo aquél 29 de septiembre de 1934 cuando Abelardo L. Rodríguez inauguró el inmueble y se presentó la obra de teatro La verdad sospechosa de Juan Ruiz de Alarcón.

Interior de El Palacio de Bellas Artes

Al paso que vamos, dudo que la primera gran revolución social del siglo XX tenga vigencia en pocos lustros. Hasta los bisnietos y choznos de Calles y Obregón se han distanciado de la ideología original, el nacionalismo revolucionario. Hoy en día ni ellos saben lo que son; hay de chile, dulce y mantequilla. Sólo hay que ver la bronca que se avenaron Cruz López, líder de la CNC y Francisco Rojas, líder de la pandilla priísta en la Cámara de Diputados.

De los panistas no podemos esperar nada en relación con la Revolución Mexicana, sus mismos orígenes y génesis son contrarios a los postulados revolucionarios. Por primera vez la imagen de Francisco I. Madero opacó las de Villa, Zapata, Obregón, Carranza y Calles. Estos últimos fueron enviados a la segunda fila de la historia y Madero se erigió como adalid mayor según el discurso presidencial calderonista. Nadie minimiza sus aportes, pero al igual que el PRI, ahora el PAN  quiere endilgarnos otra historia oficial, otra historia de bronce, pero con tintes azulados. Basta de historias oficiales y dejemos que los investigadores serios y las instituciones de prestigio académico tengan la oportunidad de divulgar sus trabajos e investigaciones y no los “maistros” del SNTE o la CNTE en contubernio con los burócratas de la Secretaría de Educación Pública. Continuemos con nuestros inefables libros de texto que deforman y descaradamente pintan un México irreal. En lugar de buscar las coincidencias históricas buscamos las discordias. Los hechos de sangre se magnifican y los de paz se minimizan y en algunos casos hasta se olvidan.

Varios estudiosos, entre ellos Macario Schettinno, consideran a la revolución como un retroceso y no hay justificación alguna que abogue por su importancia pues, para el académico, México hubiera llegado al mismo grado de desarrollo sin la revolución. Ello lo sustenta en el hecho que varios países sin revoluciones llegaron a grados de desarrollo social superiores al mexicano sin derramamientos de sangre.

 Todos los líderes priístas entrevistados sobre los festejos revolucionarios externaron su rechazo a lo trivial que fueron a nivel federal la celebración, sin embargo, en los estados donde gobiernan tampoco echaron la casa por la ventana. Aquí en Toluca lo más importante fue la apertura del Museo Torres Bicentenario. También aplaudo que el Archivo Histórico de Metepec ya tenga casa.

¡Extra! ¡Extra! Lo que siempre argumento al criticar el fútbol mexicano: el primer lugar, Cruz Azul, que jugó de maravilla durante 17 semanas, tuvo una mala tarde y el octavo lugar, los Pumas, lo echaron de la liguilla. Insisto, es un sistema que privelegia la mediocridad ante todo.

Anuncios

¿Y el país, apá? Punto # 101 de octubre 29, 2009

29 octubre, 2009

Hemos presenciado una semana de verdadera conmoción legislativa. Primero nos subieron los impuestos en varios rubros: el IVA de 15% a 16% y el ISR de 28% a 30%. Pero a la hora de adjudicarle paternidad al bodrio impositivo que normalmente configuran los “diputadotes” cada año resultó que el PAN se la achacó al PRI pero de forma simultánea manifiestan que no es suficiente y que el paquete presentado por el ejecutivo sí tiene los refuerzos económicos mínimos para sacar al país adelante. Ni para eso son eficientes.

César Nava despotrica contra el PRI acusándolos de la paternidad del bodrio y el PRI en cónclave no le halla la cuadratura al círculo y todavía el martes no tenía ni idea de lo que quiere: sus gobernadores jalan para su lado, sus diputados para otro y sus senadores para un tercero. Los gobernadores urgidos de dineros apoyaron en lo oscurito la propuesta calderoniana y urgieron a sus diputados (consideran a las bancadas estatales como coto propio de poder) a apoyar la propuesta. Dijeron no al alza de 2% para los pobres, pero los pobres nunca ven beneficio alguno, salvo en las miserables dádivas que los gobiernos de todo nivel les obsequian, previa compra de su voto. Y hablan de democracia en un país donde la esencia de la misma y sustento normativo de ese ejercicio político que es el voto se puede vender o comprar, dependiendo del postor. ¿Cómo hablar de democracia en México si nuestros cretinos y papanatas políticos se dedican a comprar el voto? 

Nuestra ¿honorable? cámara de diputados

nuestra ¿honorable? cámara de diputados

En la encerrona de la cúspide priísta no saben cómo enderezar el entuerto y no logran ponerse de acuerdo en la forma de apoyar y al mismo tiempo obtener beneficios y no pagar el costo político o al menos que el costo les salga lo más barato posible. Como decía líneas arriba, los gobernadores necesitan dinero, en concreto el del Estado de México, pues no es mentira que necesita mucha plata para poder acceder a la candidatura presidencial en el 2012. ¿Acaso creen que quiere dinero para paliar la pobreza lacerante que aún se vive en el estado más rico de la república? Claro que no, lo necesita para pagar la millonaria campaña que los medios electrónicos han montado para “placearlo”; así también los gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera, de Oaxaca, Ulises Ruiz y demás conglomerado de politicastros que inunda el espectro político del país; priístas, panistas y perredistas. ¿Acaso creen mis contados lectores que a estos energúmenos les interesa el futuro del país? Su interés y por el que luchan, es su muy personal proyecto de enriquecimiento y acceso a detentar el poder. ¿Y el país, apá? parafraseando un anuncio televisivo. 

Son tan miopes que lo único que lograrán será azuzar al México bronco que anida en cada mexicano. Ya lo vaticinó el rector de la UNAM, José Narro, están molestando el avispero y tarde o temprano este país se mostrará como es: un amasijo de salvajes dispuestos a todo. No tendrán nada que perder porque este país no les ha dada absolutamente salvo carencias y miseria. 

Algunos de nuestros gobernadores se creen Terminator

Algunos de nuestros gobernadores se creen Terminator

Estamos a punto de cumplir un siglo del ¿heroico? episodio revolucionario y todavía más de la mitad de la población vive en condiciones de pobreza o franca miseria. Pero nuestros políticos priístas, y los panistas, perredistas y demás chiquillada incluidos, celebrarán el centenario revolucionario. Claro, los primeros, los priístas, fueron los triunfadores del desgarriate y con libros de texto gratuito llenos de mitos y leyendas siguen estupidizando a la gente con el cuento de que Porfirio Díaz era la reencarnación del diablo, sin caer en la consideración de que actualmente estamos en peores condiciones que hace un siglo. Sólo es cosa de repasar algunos textos históricos serios para constatarlo ¿Pues cuántos siglos necesitan nuestros adalides para, mínimo, darle de comer a los mexicanos? Porque si después de un siglo, ¡sí, 100 años!, estos imbéciles que nos gobiernan no han podido sacar a los mexicanos del hoyo en que nos metieron, pues que se larguen y permitan a otros tratar de elevar el nivel de vida de los habitantes de esta caricatura de país en que han convertido a México.

Sacamos al PRI de “Los Pinos” se ufanaba la derecha clerical panista, ¿y para qué? Los primeros, que detentaron el poder durante 71 años – en realidad lo hicieron desde 1914 cuando Carranza asume el poder – pusieron las bases para convertir a México en un país inviable, poblado mayormente por analfabetos funcionales, idiotas domesticados por una televisión retrógrada, emigrantes que buscan en otras tierras lo que su propio país les niega, tierra de rastreros – y si no me creen dense una vuelta por el palacio de gobierno de Toluca para constatarlo – más que de entes propositivos, tierra de mendigos de toda calaña desde empresarios hasta indígenas paupérrimos, país donde no tenemos ni la capacidad de desarrollar una vacuna contra la gripe y necesitamos comprarla a precios exorbitantes a laboratorios extranjeros, geografía que llena de ríos y montañas, nosotros mismos hemos arrasado para convertirla en tierras y aguas inservibles, en fin no merecemos ni existir.

Recibió la UNAM el premio “Príncipe de Asturias” en comunicación y humanidades, más no en ciencia y tecnología, áreas en que viajamos en el cabús del tren del conocimiento. Y ahora que nos gobiernan los panistas, lo único que les preocupa es que las mujeres mexicanas no aborten y donan cantidades millonarias para erigir iglesias católicas – claro, de construir un museo Guggenheim en Guadalajara ni sus luces. Que asistan a misa para redimir sus pecados pues ya lo dijo Calderón, nuestra juventud esta muy mal porque no cree Dios. Vaya desliz mental del individuo que se supone es presidente de todos los mexicanos: católicos, protestantes, judíos, musulmanes, budistas y adoradores de la santa muerte por igual. Pero con sus antecedentes clericales lo único importante pare él es que la iglesia católica persista e ilumine a los mexicanos; aunque estén muertos de hambre. Ya en el más allá los redimirá Dios. 

Pues este país ha sido el producto de doscientos años de negligencia, apocamiento y desvergüenza de nuestros héroes nacionales que nos dieron patria. ¡Pues que patria tan devaluada y sin futuro! Es francamente de pena ajena tener instituciones gubernamentales – aquí en el estado de México la tenemos – que se dedican a administrar las remesas que los mexicanos expulsados de su propio terruño mandan para paliar la vergonzante pobreza que nuestros politicastros han creado en aras del poder perenne que detentan. Ya lo manifesté en otros escritos, los gobiernos en México, tanto federal como todos los estatales no exterminan a los mexicanos, más bien los mutilan mentalmente mediante sofisticados métodos de aniquilamiento psicológico y mental para continuar medrando con los recursos naturales y lo poco que queda de los humanos y erigirse como salvadores de la patria. ¡Qué poca madre! Y allí, como ejemplo para nuestras futuras generaciones están la podredumbre humana que son los diputados de esta legislatura – aunque ninguna de las anteriores ha funcionado. 

felipillo

Calderón rezando para ser iluminado por la virgencita

Y digo caricatura porque por lo mostrado en nuestra h. cámara de diputados mejor dedíquense a vender chiles en un mercado porque es para lo único que sirven. Y no se diga de nuestros egregios gobernadores, que salvo salir en la televisión para el beneplácito del pueblo más ignorante e iletrado, a los que sí sabemos leer y escribir no nos aportan más que vergüenza ajena. Lo que ahora se estila consiste en amalgamar el poder político con el mediático, allí tenemos a nuestro apolíneo gobernador y la princesa telenovelera como una de las parejas chic del momento. ¿Y el estado de México, apá? 

¡Extra! ¡Extra! En esta ocasión terminaré con un chiste:

El maestro pregunta a los alumnos sobre el trabajo de sus papás. Luego de las típicas respuestas: doctor, contador, ingeniero, piloto, etc., llega el turno de Luisito.

“¿Y en qué trabaja tu papá Luisito?”, pregunta la maestra.

A lo que éste responde: “Mi papá trabaja en un club nocturno de gays; baila y se quita la ropa delante de los gays. Cuando queda con un diminuto bikini, los gays los manosean y colocan billetes en la parte delantera de la tanga. En caso de que a alguno de los asistentes le guste mi papá, lo trae a casa y tiene sexo con él. Esto le deja muy buen dinero y es así como nos mantiene.”

La maestra, que no sabe como interrumpir al niño, manda a los demás a jugar y pregunta, “¿Es verdad todo lo que has contado Luisito?”

“¡¡¡Noooo!!! La verdad maestra es que mi papá es POLÍTICO, pero me da mucha vergüenza decirlo delante de mis compañeros, así que prefiero decir que es puto.”

Similitudes y diferencias ágora mexiquense primera quincena septiembre 2009

15 septiembre, 2009

Similitudes y diferencias

Con tres días de diferencia dos jefes del ejecutivo, uno a nivel federal, Felipe Calderón Hinojosa, y otro en el ámbito estatal, Enrique Peña Nieto, dieron sus respectivos informes de labores de frente a la sociedad. Varias similitudes, así como diferencias hay entre ambos actos republicanos.

 Similares son los dos en varios aspectos. Ambos entregan por escrito a las respectivas legislaturas su informe de labores, no obstante el primero lo hace mediante emisario, aunque sea de lujo. La legislatura federal exige la presencia de Calderón, siendo que el mismo legislativo expulsó al presidente del recinto. La victoria en el Estado de México permite ahora sí medirle el “agua a los camotes”. El gobernador mexiquense comenzó a saborear las mieles del triunfo y a mostrar músculo político para suceder a Felipe Calderón, sabiendo que tiene un peso enorme dentro del PRI.

Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa

Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa

Durante el informe de Peña Nieto destaca la presencia de doce gobernadores del tricolor, su presidenta, el ex candidato a la presidencia y en representación del ejecutivo federal, Fernando Gómez Mont, Secretario de Gobernación. La fuerza mexiquense en la LXI legislatura federal con casi medio centenar de diputados representa 10 por ciento del total de legisladores, fuerza harto significativa si es controlada por el gobernador. Si sumamos un buen número de diputados de otros estados que abiertamente apoyan a Peña Nieto y el apoyo de varios gobernadores, el poder que tendrá nuestro apolíneo gobernador será enorme.

 Además tiene el más preciado de los apoyos que cualquier político quisiera tener: los medios. No es un secreto que Peña Nieto se ha convertido en una más de las estrellas de Televisa. Su noviazgo con una actriz de telenovelas, sus constantes apariciones en programas especiales del consorcio, sus diarias apariciones en los noticieros televisivos no dejan lugar a dudas. Es el candidato de Televisa y de ganar tendrá que corresponder al apoyo recibido, pues no todo se paga con pesos y centavos.

Otra similitud entre ambos informes fue el entorno creado para las dos figuras: Calderón en su búnker, Palacio Nacional; Peña Nieto en el Teatro Morelos. Lo que más me llamó la atención fue la decoración del estrado para los dos. Gigantescas pantallas para seguir el discurso y un tele pronter para poder leerlo sin dejar de ver al respetable. En fin, la escenografía era como para que en su momento saliera con su nívea sonrisa algún presentador de programa dominguero familiar.

La gran diferencia no estriba en lo visual, la parafernalia, los invitados, los medios, o cualquier otro asunto. Si bien los dos mensajes tuvieron más virtudes que defectos, lo esencial radica en los discursos mismos. Utilizo analogías para explicar mi interpretación de ellos: el de Calderón es como el del jugador de poker que apuesta su resto, buscando a toda costa seguir jugando; el de Peña Nieto es como el del pitcher que tira su bola de desperdicio cuando la cuenta va cero bolas, dos strikes. 

Una carta puede cambiar la mano del jugador de poker y su apuesta redundar en una pequeña fortuna; por el otro lado, aún con dos strikes a favor el bateador puede conectar un home run. Claro, las circunstancias del juego cambian conforme avanza y se acerca el final de la confrontación. Calderón va perdiendo y va a empezar el segundo tiempo; Peña Nieto acaba de comenzar el juego y al minuto 5 ya marcó gol.

Con ello no hago más que hacer una lectura actual, septiembre del 2009. Lo paradójico del asunto es que el más fuerte aspirante a ser sucesor de Felipe Calderón tendrá que apoyar muchas de sus políticas, pues de lo contrario, de ganar en tres años, heredará una muy debilitada presidencia, así como un país con problemas tal vez insolubles.

Peña Nieto debe jugar un juego perverso, políticamente hablando. Tiene que seguir el camino marcado por su partido para asegurar la candidatura, pero en el fondo está de acuerdo con muchas de las políticas presidenciales. Además sabe muy bien que boicotear todas las iniciativas panistas no redunda en beneficio político a la larga. Tendrá que ceder y tejer fino si quiere heredar algo de país en el cual gobernar. 

En conclusión: tres años más de statu quo calderonista a nivel nacional, y aquí en Toluca como epicentro, pero de intensidad estatal, el establecimiento oficial del “día del gobernador”. Ambos, Calderón y Peña, invitan a sus cuates y sus funcionarios para tener público ad hoc y cero cuestionamientos. Sé que la mayoría de las plumas locales han enfocado sus baterías a analizar estos dos eventos, que si bien son sumamente importantes para el futuro político del país según analistas y académicos, yo no creo en su trascendencia. Como suele suceder cuando un político da un discurso, todo termina en una alocución sin sustento, llena de buenos deseos, no obstante poseer una tenue autocrítica. Me llama más la atención la forma; sólo faltó que ambos personajes desfilaran en auto convertible bajo una lluvia de confeti multicolor; aquél por avenida 20 de noviembre y éste por avenida Hidalgo.

100 días y 2 años Punto # 57 de diciembre 4, 2008

4 diciembre, 2008

100 días y 2 años

Luis Recillas Enecoiz

            Recién se cumplieron dos plazos, uno impuesto por las circunstancias de inseguridad que privan en el país, otro por llegar Felipe Calderón al primer tercio de su sexenio.

Hace un poco más de tres meses todos los integrantes del gobierno y de los tres poderes, así como varios representantes de la sociedad civil firmaron un acuerdo que ponía límites cronológicos a las metas para incrementar la seguridad en nuestras ciudades. A cien días de ese faraónico evento donde el empresario Alejandro Martí profirió su ya anecdótico “si no pueden, renuncien.” Bueno, pues nadie renunció, y lo peor, nuestras autoridades de manera tajante e inobjetable han mostrado que son incapaces de afrontar la problemática que aqueja al país.

Caricatura tomada de "Base Norte"

Caricatura tomada de "Base Norte"

La percepción ciudadana no ha mejorado respecto a la impunidad que impera dentro de las agencias policiacas y para acabar de alimentar nuestro pesimismo, el mes que acaba de concluir ha sido el más sangriento en lo que va de la “guerra” contra el crimen organizado con más de 700 muertos. Los daños colaterales, que conforme avanza la cruenta lucha, comienzan a afectar a los inocentes. Y en el país del gerundio sagrado, todos nuestros políticos están trabajando, analizando, promoviendo, auscultando, reuniendo, pero lo que más se la pasan haciendo es pendejeando.

A dos años de iniciado el sexenio calderonista la situación del país pende de un hilo. Los análisis al interior de las fuerzas armadas, la carta abierta de don Juventino Castro aparecida en Milenio el lunes pasado donde advierte de los peligros reales y latentes para un desmembramiento del estado y el colapso como nación, la aceptación presidencial de que le fue entregado un país en franca crisis no ayudan a tener la esperanza que Calderón quiso transmitir durante su periplo por los medios de comunicación para informar a los mexicanos de cómo va el estado ganando la guerra a los malos. La verdad no sé con que tipo de elementos se esté ganado nuestra bélica aventura, que sin tener que ir a invadir algún país exótico y matar a sus nativos, los hacemos aquí y con mucho más eficiencia que en el Oriente Medio. En lo que va del año  se han matado a más mexicanos en México que americanos en Irak. Al menos en algo les ganamos a los gringos.

Tener al enemigo dentro de las instituciones que se supone las deben de combatir, además de cooptar a las policías municipales, nuestros mafiosos han logrado penetrar hasta lo más alto en las estructuras de la PGR, la SIEDO, la SEDENA, etc. La cuestión es que las fuerzas enemigas le están ganando a las fuerzas amigas, aunque el parte de guerra que nos quieren endilgar nuestros Clausewitz autóctonos más parece claudicación y rendición ante el enemigo, claro muy bien matizado para que no parezca que sacaron la bandera blanca.

Siendo el título del artículo una paráfrasis, 100 días y 2 años, no hacen alusión alguna a la bella canción de Sabina 19 días y 500 noches salvo que, sin querer, los plazos se dieron y tuvimos dos, sí dos, vencimientos. Para ambos, los resultados se pueden enumerar de la siguiente manera sin exagerar en los detalles:

  1. Nada
  2. Nada
  3. Nada
  4. Nada
  5. Nada
  6. Nada
  7. Nada
  8. Nada
  9. Nada
  10. Nada
  11. Nada
  12. Nada
  13. Nada
  14. Nada
  15. Nada

Así resumo los avances que los involucrados han tenido. Incluyo a los tres niveles de gobierno, a los tres poderes, y a todos aquellos que de una forma u otra afectan mi seguridad por no hacer su trabajo. Y yo repito “si no pueden, renuencien.”

                                                                       derchak54@yahoo.com.mx


A %d blogueros les gusta esto: