Archive for the ‘Semanario Punto 2010’ category

Recuento de 2010. Punto # 155 de diciembre 16, 2010

16 diciembre, 2010

En este año del centenario del inicio de la Revolución y bicentenario de la Independencia la vida nacional fue sacudida por varios eventos que dejaron huella en la sociedad mexicana. Algunos de índole internacional, pero la inmensa mayoría de limitación nacional. A continuación haré un breve recuento de los, que a mi parecer, merecen ser recordados:

  1. El terremoto en Haití que mostró la incapacidad del país caribeño para paliar con el fenómeno. El final del año las secuelas del fenómeno se han convertido en una cólera
  2. El arresto de Eduardo Teodoro García Pimentel, El Teo en La Paz, BCS en una exclusiva zona residencial del puerto.
  3. El atentado que el jugador del América Salvador Cabañas sufrió a manos de José Jorge Balderas, alias El jj en el Bar-Bar de la ciudad de México. El suceso truncó la carrera del futbolista paraguayo.
  4. El rescate de los 33 mineros chilenos que mantuvo en vilo a una tercera parte de la humanidad. El milagro tecnológico trajo un halo de esperanza a la humanidad y ni se diga en México.
  5. El Papa Benedicto XVI  instruye a cuatro visitadores para examinar a fondo a los Legionarios de Cristo para desentrañar las corrupciones de Marcial Maciel y su rol en la congregación. Como colofón del affaire, la legión decidió, hará cosa de dos semanas, borrar cualquier referencia a su fundador; incluso las fotografías.
  6. La muerte de dos estudiantes del ITESM, Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo en un fuego cruzado a las afueras del campus Monterrey. De no haber sido por el rector del sistema ITESM, Rafael Rangel Sostmann, hubieran terminado confundidos con narcos, pues las mismas fuerzas del orden así trataron que fuera visto el incidente.
  7. El arresto de Greg Sánchez, candidato a gobernador de Quintana Roo por el PRD-PT y Convergencia, acusado de tener vínculos con el narcotráfico.
  8. El secuestro de El jefe Diego Fernández de Ceballos, crimen que hasta la fecha sigue en vilo. No tenemos noticias del ex candidato presidencial y las contadas notas sobre su ubicación y salud son limitadas y hasta la misma autoridad ha mantenido un total hermetismo.
  9. Las muertes de Carlos Monsiváis, Carlos Montemayor, Esther Seligson, Antonio Alatorre, Alí Chumacero y el muy querido “puma” Germán Dehesa. Seis creadores mexicanos irremplazables.
  10. El Mundial de Fútbol en Sudáfrica donde España mostró la “furia roja” que la ha caracterizado desde los tiempos de Ricardo Zamora, enorme portero catalán de los años 20 y 30 del siglo pasado. El equipo de México, como es su costumbre, nos prometía el quinto partido, pero también, como suele suceder desde hace varias décadas quedo en una gran decepción.
  11. Las inundaciones en Monterrey a causa del ciclón Alex. Las principales avenidas se desgajaron a causa del desbordamiento del río Santa Catarina.
  12. El asesinato a manos del crimen organizado del candidato priísta al gobierno tamaulipeco Rodolfo Torre Cantú, cuatro días antes de la elección. Su hermano Egidio lo sustituyó y ganó.
  13. La victoria de tres candidatos opositores a los gobiernos estatales de Oaxaca con Gabino Cué, de Puebla con Rafael Moreno Valle y de Sinaloa con Mario López Valdez, Malova. Los tres, sin embargo, en el fondo son priístas, ya que de ese instituto político salieron.
  14. La muerte a manos del ejército de Ignacio Nacho Coronel, uno de los líderes del cártel de Sinaloa.
  15. Los continuos bloqueos en las principales vialidades de acceso a Monterrey.
  16. El arresto de La Barbie, Édgar Valdez Villarreal en Salazar, Edo. de México.
  17. Las inundaciones en Veracruz, en especial la que obligo al desalojo de la ciudad de Tlacotalpan hasta en dos ocasiones.
  18. El Nobel al literato peruano, naturalizado español, Mario Vargas Llosa. El tercero para un Latinoamericano en los últimos treinta años. Recordemos el otorgado a Octavio Paz en 1990 y el obtenido por Gabriel García Márquez en 1982.
  19.  La publicación de miles de cables del Departamento de Estado americano y divulgados por Julian Assange en su portal WikiLeaks. Entre los documentos destacan varios que conciernen a México.
  20.  La batalla entre La Familia Michoacana y las fuerzas del orden en Apatzingán y once municipios más en Michoacán. Guerra que también se extendió a Jalisco, al municipio de Tecalitlán, donde en plena celebración guadalupana hubo una matanza en la plaza principal.

¡Extra! ¡Extra! Terminó en Cancún La Conferencia de Naciones Unidas contra el Cambio Climático (COP 16) con más dudas que soluciones. Espero que en la próxima reunión en Sudáfrica los líderes mundiales muestren mucha más sensibilidad.

Anuncios

Después de WikiLeaks. Punto # 154 de diciembre 9,2010

9 diciembre, 2010

Continuaré, como la semana pasada, con mi análisis del affaire WikiLeakes, dada su importancia. El “tsunami de WikiLeaks” lo llamó Jenaro Villamil (http://jenarovillamil.wordpress.com/2010/12/07/el-tsunami-de-wikileaks/#more-1523) y no hay mejor forma para describir la mayúscula herida que Julian Assange y su grupo de periodistas y divulgadores de documentos clasificados ha causado en el Departamento de Estado norteamericano. Este periodista australiano de 39 años de edad ha puesto en jaque los servicios de espionaje norteamericanos y de varios países más. De terrorista y criminal ha sido tachado y Estados Unidos quiere juzgarlo bajo leyes expedidas durante la Primera Guerra Mundial; las leyes de traición de 1917. El debate sobre el personaje y su sitio web van desde aquellos que lo ven como un héroe contemporáneo en continua afrenta con el país más poderoso del planeta y aquellos que lo menos que piden es su enjuiciamiento inmediato. Assange es un individuo con muchas agallas e inteligencia que ha sabido dosificar la información que se publica en WikiLeaks. En una entrevista manifestó que ha sido consciente de las implicaciones que tendría publicar documentos sensibles y catalogados como “top secret”.

Lo que sí es palpable en el periodismo mundial es que las nuevas tecnologías dictarán la forma en que se disemina la información. Será a partir de las bases que WikiLeaks deje que otros osados imitarán al niño de Assange. Ya no existen los “garganta profunda” que los periodistas de The Washington Post Bob Woodward y  Carl Bernstein utilizaron para develar el famoso Watergate que obligó a Nixon a dimitir. El siglo XXI muestra formas hasta ahora inédita de forzar a los poderosos a dejar de manipular a los ciudadanos bajo los pueriles argumentos de seguridad y “secretos de estado”.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange

WikiLeaks dejo un germen imposible de erradicar. Todos los estados tendrán que ver de qué nuevas maneras logran continuar su manipulación de los ciudadanos, pues lo vista al día de hoy deja ver el desprecio que tienen los gringos por todo mundo. No somos los mexicanos los únicos despreciados por los vecinos del norte; por lo divulgado nos enteramos que los norteamericanos detestan y menosprecian a todo pueblo en la faz de la Tierra. De entre los 250 mil documentos puestos en circulación, todavía no se encuentra la madeja madre. Garantizado está que entre ellos existen centenares de documentos extremadamente controversiales y comprometedores. Hasta hoy lo develado es información ya conocida y los cables, para lo único que han funcionado es para confirmar lo ya sabido.

Será con WikiLeaks, si la dejan vivir, o con otro sitio web similar como ira cambiando la forma en que viaje la información. Pero lo que sí es un hecho incontrovertible es que la nueva forma de convivir en un mundo globalizado ha cambiado. De ahora en adelante la información tendrá otro valor y su importancia radicará no en la secrecía, sino muy al contrario, el valor de ella aumentará conforme más se divulgue.

El País, diario español, que junto con The New York Times, Der Spiegel, The Guardian, Le Monde fue uno de los cinco medios escogidos por WikiLeaks para difundir los documentos, tiene un link especial para el seguimiento de las revelaciones y en él se pueden leer los cables referentes a México, http://www.elpais.com/documentossecretos/geo/mexico/.

De los cables ya analizados y referentes a México se han divulgado los siguientes:

  • Cable sobre la intención del jefe del Ejército de establecer un estado de excepción en algunas zonas de México. El General Galván, Secretario de la Defensa Nacional propuso aplicar en algunas regiones del país el artículo 29 de la Constitución. El Secretario de Gobernación de ese entonces, Gómez Mont desecho la propuesta.
  • Cable sobre la preocupación de Calderón por las intromisiones de Chávez. Según el cable el Presidente Calderón mostró su preocupación por la intromisión de Hugo Chávez, quien según el cable, financió al PRD durante las elecciones de 2006.
  • Cable sobre la descoordinación entre el Ejército y la Marina. Hace énfasis en la competencia existente entre los organismos que deben enfrentar al crimen organizado: PGR, SSP, Sedena y Semar y los roces entre sus mandos que, según el cable, compromete la lucha contra la delincuencia. En especial menciona la incapacidad de la Sedena y el buen papel de la Semar en la captura de Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca a fines de 2009. En el cable se califican de “torpes, descoordinadas, anticuadas, burocráticas y parroquiales” a las fuerzas armadas, salvo la Marina.
  • Cable sobre la ayuda de EE UU en la lucha contra el narcotráfico. La embajada americana cuestiona el pobre desempeño de la Sedena durante el enfrentamiento con Beltrán Leyva y aplaude el rol de los marinos, entrenados en Estados Unidos, quienes lograron abatir al capo gracias a información proporcionada por los norteamericanos.
  • Cable que relata la ayuda que México necesita de Estados Unidos. El Subsecretario de Gobernación Gerónimo Gutiérrez comentó que “si en 18 meses no se producen resultados tangibles para los ciudadanos, será muy difícil sostener la confrontación en la siguiente administración.”

Más allá de ser una filtración ilegal. ¿Es ella moralmente condenable, o al contrario, por divulgar a un criminal peor se le debe aplaudir? Hay mucho todavía que escribir sobre el tema y estoy seguro de que continuaremos leyendo, hablando y escribiendo sobre WikiLeaks por bastante tiempo más.

¡Extra! ¡Extra! Garantizada está la derrota del PAN en cuanta elección participe. Gustavo Madero, descendiente del “apóstol de la democracia”, no tiene los tamaños ni las ideas y mucho menos el liderazgo que requiere el PAN para, al menos en el papel, presentar batalla electoral.

WikiLeaks. Punto # 153 de diciembre 2, 2010

2 diciembre, 2010

Ahora que inicia el último mes del año y las festividades navideñas están a la vuelta de la esquina la inclasificable WikiLeaks –  un sitio web que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia religiosa, corporativa o gubernamental, preservando el anonimato de sus fuentes  – nos adelanta un regalo. El pasado julio este sitio web saltó a la fama tras poner a disposición de las publicaciones The New York Times, Der Spiegel, The Guardian y luego al público, alrededor de 91 mil documentos clasificados por las fuerzas armadas norteamericanas y que narran ataques de sus fuerzas a la población civil, el uso de unidades secretas para asesinar líderes talibanes y el apoyo de sectores del ejército paquistaní a extremistas islámicos. Ahora la organización, terrorista y criminal según el gobierno de Estados Unidos, dio a conocer al público 250 mil cables enviados al Departamento de Estado norteamericano desde la mayoría de sus embajadas y consulados. Información que sólo fue compartida por WikiLeakes a cinco periódicos en el mundo, el español El País, el francés Le Monde, el estadounidense The New York Times, el británico The Guardian y el alemán Der Spiegel. Dividir la información entre cinco medios – cuatro diarios y un semanario – lo tuvo que hacer WikiLeakes por los continuos sabotajes a su sitio web.

Según un estimado de The Guardian, cables salidos de la embajada americana en México no pasan de los tres mil, sin embargo no se han analizado a profundidad. Es obvio que no somos una prioridad para Estados Unidos y somos como la vigésima quinta preocupación para ellos con todo y nuestros problemas de violencia. Incluidos en el cuarto de millón de cables se encuentran algunos sumamente comprometedores. Se pide información personal y privada sobre los líderes mundiales, así como datos sobres sus gastos y sus gustos. En otras palabras se les pidió a los diplomáticos americanos convertirse en espías. La lista de líderes investigados y analizados incluye a dignatarios amigos y a enemigos. Entre los primeros, Angela Merkel, Nicolas Sarkozy, Silvio Berlusconi o Cristina Kirchner. Entre los segundos Evo Morales, Hugo Chávez y Vladimir Putin.

Más allá de la crisis que aqueja a la burocracia y diplomacia norteamericanas, quienes acusan a WikiLeakes de organismo terrorista y criminal, pues robaron documentos oficiales clasificados, está la similitud con nuestros políticos cuando los pescan en conversaciones o videos comprometedores. Inmediatamente saltan para matar al divulgador y no al filtrador. El gobierno americano salió con la bravuconería de levantar cargos contra un sitio web y contra la organización detrás de ella, que si bien, obtuvo los documentos de forma ilegal, lo que los documentos revelan en algunos casos es, no únicamente ilegal sino hasta criminal y, definitivamente, carente de toda ética. El gobierno de Obama grita por el mundo que los divulgadores de los cables son unos criminales y, según algunos congresistas republicanos, hasta se debería considerar al sitio web como agente terrorista.

El historiador inglés Timothy Garton Ash titula su columna semanal de El País “Un festín de secretos” y coincido con él en que lo trascendental del acontecimiento es la inmediatez para obtener información fidedigna y fresca. Según el catedrático de Estudios Europeos en la Universidad de Oxford “lo normal es que el historiador tenga que esperar 20 o 30 años para encontrar esos tesoros. En este caso, los cables más recientes tienen poco más de 30 semanas de antigüedad.” Y remata “La gente está interesada en comprender cómo funciona el mundo y qué cosas se hacen en nuestro nombre. La gente está interesada por los manejos confidenciales de la política exterior. Y los dos intereses se contraponen.” El interés que deberíamos tener como miembros de una sociedad democrática para que los gobiernos sean cien por ciento transparentes o como se dice en inglés “accountable for” es casi inexistente. Este concepto no lo utilizamos en nuestra cultura política y menos en la educación de nuestros futuros ciudadanos. La posición ética frente a este dilema tiene aristas muy interesantes para sondear dónde la sociedad puede limitar al gobierno para que seamos nosotros los que decidamos la importancia o trascendencia de la información y no nuestros gobernantes, que bajo los clásicos argumentos nacionalistas, escatológicos o aquellos que irradian pavor en la población, nos esconden la verdad. Lo peor del asunto es que la sociedad se traga el garlito y es entonces que sitios web como WikiLeakes son ejemplo de un nuevo poder. Un poder que emana de la sociedad, pero de una sociedad individualizada. El sitio web es un conjunto de individuos físicamente separados, pero unidos por una computadora, y simultáneamente es grupo aun sin tener contacto físico alguno. Ese poder comienza a ejercer en los albores del siglo XXI lo que a la postre será la forma cotidiana de relacionarse a fines de este siglo.

Logotipo de WikiLeaks

Es triste ver como la prensa nacional no le interesó ahondar en el tema y me extraña que no haya existido periodista alguno nacional que buscara en los documentos las referencias a México (menos de 2,500) para ver cómo nos ven los vecinos del norte. Muy diferente fue la forma que El País abordó el tema. Le dedica toda una sección con links y una variedad de artículos, entrevistas, comparaciones, análisis y editoriales. Es comprensible; somos un país poco interesado en los quehaceres mundiales, seguimos siendo bastante aldeanos cuando a asuntos internacionales se refiere. No fue gratuito que uno de los diarios elegidos para la divulgación de los cables diplomáticos haya sido El País y no uno de Latino América.  Supongo que con nuestros problemas, que por cierto son bastante críticos, no somos muy afectos a escudriñar el paisaje internacional allende los mares, las cordilleras y los desiertos.

¡Extra! ¡Extra! Por fin tuvimos una boda única. Una boda que la inmensa mayoría de los seguidores de la pareja esperaban. Sí, una boda única, nunca antes vista, una pareja singular, un espacio inmejorable, una atmósfera señera. Así es: por fin el fin de semana pasado la primera pareja en América Latina se casó en este lugar soñado. Marisela Matienzo unió su vida a la de Carlos Muñoz; lo hizo en el exclusivo restaurante McDonald’s de Monterrey, Nuevo León. ¿De qué boda creían que hablaba?

¿Y la Revolución Mexicana, apá? Punto # 152 de noviembre 25, 2010

25 noviembre, 2010

Al fondo la estructura que se convertiría en el Monumento a la Revolución

Desangelados y fríos, son los dos adjetivos que vienen a mi mente luego de haber presenciado las pobres muestras de memoria histórica que mostró el gobierno federal; bueno hasta las autoridades priístas del Estado de México se vieron parcas en la celebración, siendo que emanan del susodicho evento. Más gente e importancia tuvo el aquelarre del partido tricolor el domingo 21 que la épica hazaña bélica que inundó al país durante la segunda década del siglo pasado.

Un breve y folklórico desfile, con alrededor de 8 mil efectivos, el cual no fue más que copia de lo ya hecho en el Heroico Colegio Militar en pasadas festividades y conmemoraciones: disfrazar a los cadetes y soldados de personajes de la historia de bronce y desfilar por las calles del primer cuadro de la capital actuando cuadros de eventos relevantes de nuestra Historia. Se ve que el deporte en México pasa a segunda o tercera fila en las prioridades del ejecutivo, lo menciono, porque el desfile resulto ser militar y no deportivo, claro con una embadurnada de conocimiento de nuestra historia. Lo revolucionario en el deporte se limitó a la entrega de los Premios Nacionales del Deporte, donde sobresalió Joakim Soria, pitcher de los Reales de Kansas City de la MLB (Major League Baseball).

Por otro lado, dos íconos del Porfiriato fueron reacondicionados mediante mayúsculas remodelaciones. El Monumento a la Revolución, sepultura multitudinaria de todos nuestros héroes revolucionarios y acérrimos enemigos entre sí, es la cúpula de lo que debería ser el Palacio Legislativo de la época porfiriana y que devino en el sexenio cardenista, gracias al arquitecto Carlos Obregón Santacilia, en el monumento que ahora es. Sin embargo el abandono del inmueble concluyó y se rescató, en algunos casos se abusó, como el elevador de cristales en medio de la estructura, pero el resultado final debió ir más allá. Al igual que nuestra celebración bicentenaria de nuestra Independencia, no usamos la efemérides revolucionaria para analizar y reescribir nuestra historia de manera imparcial y objetiva. Seguimos anclados a un pasado anquilosado y ultramontano, sin darnos cuenta que el mundo es otro. Los valores y principios por los que se lucho durante la revolución, salvo contados casos, siguen sin ser satisfechos y, en muchos casos, retrocedimos. En un mundo globalizado las reglas del juego son otras y México, como país, sigue jugando a la antigüita. Rompamos paradigmas y convirtámonos en verdaderos líderes mundiales, tal y como lo hacen los miembros del BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

El otro emblemático edificio porfiriano reabierto al público fue el Palacio de Bellas Artes, cuya apertura ocurrió en 1934, con el “Concierto Mexicano” bajo la dirección de Enrique Patrón de Rueda y las voces de Olivia Gorra y María Alejandres, sopranos; María Luisa Tamez y Encarnación Vázquez, mezzosopranos; José Luis Duval y Alan Pingarrón, tenores; Jorge Lagunes, barítono; Rosendo Flores, bajo; con la Orquesta de Cámara de Bellas Artes; el Coro de Madrigalistas y Solistas Ensamble. La velada, más que de música clásica mexicana, privilegió el bolero y la música ranchera. Qué lejos quedo aquél 29 de septiembre de 1934 cuando Abelardo L. Rodríguez inauguró el inmueble y se presentó la obra de teatro La verdad sospechosa de Juan Ruiz de Alarcón.

Interior de El Palacio de Bellas Artes

Al paso que vamos, dudo que la primera gran revolución social del siglo XX tenga vigencia en pocos lustros. Hasta los bisnietos y choznos de Calles y Obregón se han distanciado de la ideología original, el nacionalismo revolucionario. Hoy en día ni ellos saben lo que son; hay de chile, dulce y mantequilla. Sólo hay que ver la bronca que se avenaron Cruz López, líder de la CNC y Francisco Rojas, líder de la pandilla priísta en la Cámara de Diputados.

De los panistas no podemos esperar nada en relación con la Revolución Mexicana, sus mismos orígenes y génesis son contrarios a los postulados revolucionarios. Por primera vez la imagen de Francisco I. Madero opacó las de Villa, Zapata, Obregón, Carranza y Calles. Estos últimos fueron enviados a la segunda fila de la historia y Madero se erigió como adalid mayor según el discurso presidencial calderonista. Nadie minimiza sus aportes, pero al igual que el PRI, ahora el PAN  quiere endilgarnos otra historia oficial, otra historia de bronce, pero con tintes azulados. Basta de historias oficiales y dejemos que los investigadores serios y las instituciones de prestigio académico tengan la oportunidad de divulgar sus trabajos e investigaciones y no los “maistros” del SNTE o la CNTE en contubernio con los burócratas de la Secretaría de Educación Pública. Continuemos con nuestros inefables libros de texto que deforman y descaradamente pintan un México irreal. En lugar de buscar las coincidencias históricas buscamos las discordias. Los hechos de sangre se magnifican y los de paz se minimizan y en algunos casos hasta se olvidan.

Varios estudiosos, entre ellos Macario Schettinno, consideran a la revolución como un retroceso y no hay justificación alguna que abogue por su importancia pues, para el académico, México hubiera llegado al mismo grado de desarrollo sin la revolución. Ello lo sustenta en el hecho que varios países sin revoluciones llegaron a grados de desarrollo social superiores al mexicano sin derramamientos de sangre.

 Todos los líderes priístas entrevistados sobre los festejos revolucionarios externaron su rechazo a lo trivial que fueron a nivel federal la celebración, sin embargo, en los estados donde gobiernan tampoco echaron la casa por la ventana. Aquí en Toluca lo más importante fue la apertura del Museo Torres Bicentenario. También aplaudo que el Archivo Histórico de Metepec ya tenga casa.

¡Extra! ¡Extra! Lo que siempre argumento al criticar el fútbol mexicano: el primer lugar, Cruz Azul, que jugó de maravilla durante 17 semanas, tuvo una mala tarde y el octavo lugar, los Pumas, lo echaron de la liguilla. Insisto, es un sistema que privelegia la mediocridad ante todo.

¿Está México listo para una Presidenta? Punto # 151 de noviembre 18, 2010

17 noviembre, 2010

Féminas como Isabel Perón y Cristina Kirchner (Argentina), Violeta Chamorro (Nicaragua), Laura Chinchilla (Costa Rica), Michelle Bachelet (Chile) y próximamente Dilma Roussef(Brasil) pertenecen al selecto grupo de mujeres que han gobernado países en Latinoamérica durante las últimas décadas.

Este breve artículo no trata de analizar los respectivos gobiernos que encabezaron. No es aquí donde dilucidaré los logros o fracasos de sus respectivas presidencias. Tampoco sus ideologías o antecedentes políticos. Mi interés se circunscribe a un somero análisis sobre las razones que impiden que en México se desarrolle una candidatura presidencial de una mujer.

En esta nación, dudo mucho se pueda en un futuro cercano y hasta mediano, tener una mujer en la presidencia. Las razones son varias para llegar a esa conclusión. Desde la violencia intrafamiliar que padecen un gran porcentaje de los hogares mexicanos hasta la incapacidad de las propias mujeres para aterrizar una plataforma política de alcances nacionales.

Dilma Rousseff

De entrada tenemos cientos de municipios, sobretodo en Oaxaca, donde la modernidad y la civilización no han logrado penetrar. Los cientos de municipios donde los “usos y costumbres” – algunas féminas los llaman abusos y costumbres – limitan y en muchos casos hasta obligan a la sumisión a las mujeres. Dos casos bien documentados hay sobre un par de mujeres indígenas que emigraron a la ciudad y tras largos esfuerzos estudiaron y al regresar a sus terruños optaron por postularse a las presidencias municipales de sus pueblos. Ganaron, pero ni a quien le importara. Los “usos y costumbres” de sus comunidades impidieron que asumieran el puesto. En esas colectividades está prohibido que una mujer sea líder. Las primitivas costumbres de esos conglomerados humanos viven bajo rancios y arcaicos valores. Bajo el engañoso mito de respetar principios que los ancestros implementaron, la mujer no pasa de ser una fábrica de niños y un ente exclusivamente utilizado para atender al hombre. Amén de ser tratadas de formas que rayan en la esclavitud. ¿Y qué hace el Estado Mexicano al respecto? Pues nada. Se lava las manos y deja que estas nuevas formas de discriminación sean vistas como algo normal y periódicamente el Presidente de la República visita esos poblados disfrazado de tzetzal, tzotzil, zapoteco, mixteco o lacandón para, de forma tácita, avalar sus principios y valores que van en sentido contrario a lo que el mundo civilizado busca: equidad de género.

Una segunda razón por la que no considero al país listo para tener en el ejecutivo federal a una mujer tiene que ver con la imposibilidad que tienen ellas para decidir sobre su propio cuerpo. ¿Cómo quieren que una mujer nos gobierne si las leyes en México, salvo en la capital del país, le impiden tomar decisiones que competen exclusivamente a su ámbito, a su cuerpo? Qué no puedan ni tan siquiera interrumpir un embarazo no deseado no abona para que puedan gobernar a la nación. Les impedimos decidir sobre su cuerpo y están supeditadas a la visión masculina de la sexualidad. Las 31 entidades del país donde el aborto es ilegal, las legislaciones estatales, en manos de mayorías masculinas, impiden que ellas legislen en esos temas. Tenemos al hipócrita gobernador de Guanajuato, moderno Torquemada,  que sale con la estupidez de que no existen mujeres encarceladas en ese estado por abortar. Las que encarcelan no las acusan de aborto; las acusan de asesinato. Eso es no tener el más mínimo respeto por el segundo sexo (Simone de Beauvoir dixit).

Cristina Krichner

Otra razón de mucho peso para no permitir a las mujeres liderar es el acendrado machismo que permea en nuestra sociedad. De las 32 entidades federativas del país, tan solo Yucatán tiene a una gobernadora, Ivonne Ortega. De 500 diputados y 128 senadores en el Congreso, hay 134 y 27 mujeres respectivamente, siendo que en el padrón electoral nacional hay un 51.8 por ciento de mujeres. En el gabinete legal y ampliado – más de cuarenta puestos – tan solo tenemos tres secretarias: Patricia Espinosa en Relaciones Exteriores, Georgina Kessel en Energía y Gloria Guevara en Turismo; y seis directoras: Consuelo Sáizar en Conaculta, Adriana Pérez en Fonatur, Cecilia Landerreche en el DIF,  Ana Cecilia Terrazas en el Imer, Yoloxochitl Bustamante en el IPN y Rocío García Gaytán en el Inmujeres. La Suprema Corte de Justicia, con once integrantes, tiene dos ministras: Olga Sánchez Cordero y Margarita Luna Ramos.

Vayamos al medio empresarial. El Consejo Mexicano de Hombres de Negocio, como su propio nombre indica, discrimina a las mujeres. Tal vez las mujeres no tienen las mismas agallas y conocimientos que estos egregios e ínclitos varones, salvo María Asunción Arambuluzabala.

En el ámbito político se cuentan con los dedos de una mano las mujeres que tienen peso e influencia en las decisiones nacionales: Beatriz Paredes, Josefina Vázquez Mota y la analfabeta, ignorante y corrupta Elba Esther Gordillo. Patricia Mercado, Martha Sahagún, Rosario Robles y Amalia García han desaparecido del espectro político nacional. Y seamos cándidos, ninguna de ellas tiene el peso para aspirar y lograr ganar la presidencia de la República.

Responsables del rol tradicional femenino también la tiene el duopolio televisivo – Televisa y TV Azteca – cuyos bodrios telenoveleros estereotipan a la mujer como ente cuya finalidad en la vida es llegar de blanco al altar y casarse. Las protagonistas “malas” son las que interpretan a mujeres independientes, autosuficientes, productivas, sexualmente activas, en otras palabras, las que reproducen valores considerados exclusivamente del ámbito masculino.

No se diga la Iglesia Católica y sus jerarcas, para quienes la mujer debe quedar en casa y criar niños y atender maridos borrachos. La clásica cantaleta decimonónica: Es la cruz que te toco cargar. Pues que la carguen Norberto Rivera, Sandoval Íñiguez y el hampón Onésimo Cepeda.

Michelle Bachelet

En conclusión, la caballada no tiene yegua alguna que le haga sombra a los palominos, alazanes y mustangs que galopan en la pradera política rumbo al derby del 2012. México no está preparado para una mujer presidente. Ya sea por nuestra idiosincrasia o por las limitadas oportunidades que se le ofrecen a la mujer en la política nacional, nuestro país dista años luz para llegar a tener una Ángela Merkel autóctona.

¡Extra! ¡Extra! El pasado viernes 12 de noviembre, aniversario del natalicio de Juana de Asbaje, universalmente conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, se celebró el Día Nacional del Libro. Desafortunadamente no hubo evento digno del cual escribir a casa. Limitados los contados festejos que hubo para promover la lectura. Esto, tanto a nivel federal como estatal. Seguimos considerando la lectura y el amor al libro como una actividad secundaria y carente de significado.

La Revolución Mexicana y el PAN. Punto # 149 de noviembre 4, 2010

4 noviembre, 2010

Al triunfo de la revolución los vencedores de ella, Obregón y Calles a la cabeza, decidieron instaurar una ideología, el nacionalismo revolucionario, mediante un partido casi único: el P.N.R. (Partido Nacional Revolucionario) para aplicar los principios revolucionarios. Estos principios se plasmas en su mayoría en la Constitución de 1917.

Para aplacar la marabunta revolucionaria – al final de la gesta bélica están dados de alta la friolera de casi medio millar de generales – que quiere el pago por apoyar la revolución, Plutarco Elías Calles, colmilludo jerarca o jefe máximo, como se le conoció, logró unificarla bajo el cobijo del partido único. Más bien ha sido una agencia de empleos donde, anteriormente, tras guardar las composturas y disciplinarse a la voluntad del presidente y hoy a la de los gobernadores  tarde o temprano le llegaba su turno y alguna gubernatura, diputación, senaduría, secretaría, subsecretaría, presidencia municipal o la simple dirección de alguna dependencia.

Manuel Gómez Morín

El Partido Nacional Revolucionario, abuelo del PRI, logró su primer fraude durante las elecciones de 1929, las primeras en que compitió. A la postre, José Vasconcelos, candidato opositor al oficialista Pascual Ortiz Rubio, se exilió. Por cierto, cuando Cárdenas expulsa del país a Calles y éste arriba a Estados Unidos, por circunstancias del destino, Vasconcelos se encuentra también exiliado en ese país y una franca amistad se desarrolla entre ellos.

Pues bien, diez años después de la fundación del abuelo priista, y en pleno auge del cardenismo, Manuel Gómez Morín funda el Partido Acción Nacional en 1939 en respuesta a la política cardenista de masas y en contra del corporativismo. Como acertadamente evoca Jorge Alonso del CIESAS Occidente:

“El PAN se propuso buscar una tercera vía entre el capitalismo individualista y el colectivismo. Surgió para defender el derecho a la participación de elites que no encontraban cabida en el proyecto cardenista. Fue una de las corrientes políticas nacionales nacidas de la Revolución mexicana, que participaba del espíritu general de renovación y de reconstrucción nacionales, aunque sus programas y objetivos sociales fueran distintos de los del grupo en el poder.”

No podemos dejar de lado el hecho que Gómez Morín fuera rector de la Universidad Autónoma Nacional de México entre 1933 y 1934 y se pronunciara claramente por la libertad de cátedra y fuera un creador de instituciones revolucionarias. Para ahondar en el tema del catolicismo de Gómez Morín les recomiendo un ensayo de Alonso Lujambio, Goméz Morín, El Pan y la religión en nexos 381, agosto 2009 y el subsecuente debate con Soledad Loaeza, autora de El Partido Acción Nacional: La larga marcha, 1939-1994 (FCE, 1999), también en las páginas de la misma revista. http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=789

Tampoco es un secreto que los principios panistas se inspiran en la doctrina católica y en sus inicios la participación activa de católicos en las filas panistas era notorio y hasta se ufanaban de ello. Con el paso del tiempo el panismo devino en una especie de cámara empresarial de corte electoral donde los líderes de varias confederaciones patronales o eminentes hombres y mujeres de negocios se afiliaron al PAN y desde mediados de los ochenta con Ernesto Ruffo en Baja California, la esencia primigenia del panismo se ha diluido. Desde la desaparición de Carlos Castillo Peraza no hay miembro actual del partido azul que llene los zapatos del último “intelectual” que tuvo el PAN.

De ver lo que es el PAN actualmente, su fundador volvería a la tumba a revolcarse. Desde la llegada de los bárbaros del norte, mote con el que se conoce a los empresarios norteños que se apoderaron del partido, los principios originales que cimentaron el panismo, las columnas ideológicas que sus fundadores (Manuel Gómez Morín, Efraín González Luna, Miguel Estrada Iturbide, Luis Calderón Vega, Rafael Preciado Hernández y Aquiles Elorduy entre otros) dotaron al naciente partido, han sido materialmente disueltas y en muchos casos olvidadas.

Este mes centenario de la Revolución Mexicana, ¿cómo celebrará el ejecutivo federal la gesta? Calderón no puede negar la cruz de su parroquia, tiene tatuado el PAN en la piel, lo heredó de don Luis Calderón Vega su padre y desde su más tierna infancia abrevo de unos principios que de forma crítica cuestionan el devenir de la Revolución. Ideas contrarias a las del partido único y que dan una lectura divergente del evento revolucionario. Va en contra de la homogeneización del mexicano y apuesta por una interpretación, si bien dentro de ciertos parámetros aceptables para el régimen revolucionario, su columna vertebral difiere radicalmente del nacionalismo revolucionario. Así pues, replanteo la pregunta: ¿La celebración de la efemérides será manejada a nivel de Estado Mexicano o, por el contrario, será un vodevil similar al de las celebraciones bicentenarias de la Independencia? ¿Tendrán las celebraciones el tufo oficialista sin pimienta alguna? ¿Se verá el poco respeto que tiene el panismo por la gesta revolucionaria?

¡Extra! ¡Extra! Alonso Lujambio y Enrique Peña Nieto se enfrascan en discusiones de corte geopolítico, qué si está bien discutir problemas nacional allende la frontera o no. Lujambio nos salió cosmopolita y Peña Nieto pueblerino. El problema no es dónde se discuta la problemática nacional sino que existan resultados palpables para la ciudadanía.

Pesimismo personal. Punto # 148 de octubre 28, 2010

28 octubre, 2010

Hay ocasiones en que no quiero escribir. No es el miedo a la página en blanco ni la cerrazón mental que me ataca minutos previos a iniciar un escrito. Es una desazón y un pesimismo acendrado que invade como enjambre de insectos mi cotidianeidad. Probablemente lo pueda catalogar de catastrofismo lo que me aqueja y se adueña de mis neuronas. Quiero escribir sobre algo positivo que suceda en mi país y por más que le escarbe, no encuentro evento o situación que revierta mi sentir. Un día sí y otro también nuestros medios, impresos y electrónicos, nos endilgan sin anestesia alguna íconos que en otras sociedades causarían nausea. Imágenes de muertos, cadáveres decapitados, cuerpos envueltos en bolsas o encobijados, imágenes dantescas que hoy son vistas como normales y se nos presentan en cualquier esquina de la ciudad con un puesto de periódicos. Tapamos los senos de la revista “para caballeros”; no vaya a ser que un par de hermosos senos bajo una faz de Afrodita sean dañinos y catalicen mis más bajos instintos, según propalan los mochos ultramontanos de siempre, sin embargo estos mismos individuos, muchos de ellos dueños de medios de comunicación, se regodean vendiéndonos basura noticiosa cocinada por reporteros coprófagos.

El pesimismo se ha apoderado de la brújula, lleva el timón de mis pensamientos, orienta cual vientos alisios el velamen de mi barca intelectual, manipula mis lecturas y predispone mi estado de ánimo durante el día. Con franca candidez asumiré mi enorme gozo durante los días de la epopeya chilena y el rescate de los 33 mineros. En un océano de calamidades, desgracias, accidentes, delincuencia y el largo etcétera al que van ligados, el “cinematográfico” rescate y el excelente uso mediático que el Presidente chileno Sebastián Piñera hizo de la catástrofe avivaron en mí las últimas brazas de optimismo que quedaban en mí ser. Lo único desafortunado del incidente, aún siendo un infortunio, es que no sucedió en México; hubiera sido un fantástico catalizador social hacia el optimismo y sobre todo, una muestra de solidaridad nacional ante la falta de civilidad que permea por toda la sociedad mexicana.

Por el otro lado, tenemos a nuestra generación del fracaso o del no, según el analista que los describa. Me refiero a nuestra inefable, ineficiente e ineficaz clase política, a la par que nos cuesta una millonada mantenerlos nunca dan resultados y los que salimos pagando somos los ciudadanos. Entre todos los mantenidos de nuestra carísima y nula en productividad burocracia, en primer lugar se encuentra el nefasto sindicato magisterial que idiotiza y domestica a nuestra niñez y juventud. Para muestra están los resultados PISA y Enlace. En ambos, los niveles de nuestros alumnos son pésimos y muy por debajo de los estándares de los demás miembros de la OCDE.

El jefe del ejecutivo, obsesionado con su “guerra”, se siente George Patton durante la invasión de Sicilia. Tal vez para no desentonar en el año centenario, Ignacio Zaragoza el 5 de mayo de 1862. Sea cual sea el alter ego histórico del presidente, el gobierno federal que encabeza muestra rasgos de agotamiento, ya no saben qué hacer. Cambian discurso, pero no táctica. Exige Calderón a todos los mexicanos hablar bien del país. La pregunta salta cual resorte industrial: ¿Qué existe en el país digno de mención? ¿Habrá algo en México que nos haga sentirnos orgullos? Y no me salgan con las maravillas naturales, esas no son creación de los mexicanos, son de la naturaleza. No importa qué medio impreso consultemos, no importa el país o la lengua en que está escrito; somos conocidos y resaltados en la comunidad internacional como un estado fallido. El sustento por el cual se mantiene un Estado tiene que ver con lo que hace y ofrece a sus gobernados (seguridad, salud, educación, empleo, etc.). En el caso mexicano, la seguridad brilla por su ausencia y son los propios policías los que lideran a los hampones; los hospitales y la atención que brindan los doctores, enfermeras y personal administrativo a los derechohabientes es precario; de educación mejor ni hablemos y respecto al empleo, pues a menos que quieran ganar entre uno y dos salarios mínimos, adelante. El presidente del empleo como se autonombró Calderón resultó, en ese rubro, un fiasco. Debió presentarse como el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, ya que ese es el rol que ha desempeñado durante todo su sexenio y el que más compensa su pequeñez como estadista.

Con la cargada en el Estado de México previa a la elección presidencial del 2012, todos los “servidores públicos” priistas y de otros colores, al menos en territorio mexiquense, están sumamente atentos a cualquier movimiento o sonido que emane del Palacio de Gobierno en Toluca. Los posibles ungidos con el premio mayor de la rifa del tigre se mueven con absoluto sigilo. Ellos saben quienes son. Enrique Peña Nieto, nuestro apolíneo gobernador, con la varita de hechicera que le presta su novia de cuento hará los pases mágicos sobre la testa del elegido y…a rezar. A rezar porque se les puede aparecer la parca si la alianza opositora (PRD-PAN) escoge algún candidato con real peso político y carisma para aglutinar el descontento social anti-priista en una cuantiosa votación.

En deportes, al igual que todo lo demás en el país, no produce deportistas competitivos. Estamos hambrientos de medallas y campeonatos. ¿Habrá algún deporte en que logremos descollar? Nuestro mediocre y paupérrimo campeonato de balompié invita a cambiar de deporte o al menos de canal. Amén de la mediocridad, tenemos que tragarnos todas las trapacerías de los federativos y dueños del balón. En realidad, el equipo de todos, como nos quieren vender el producto selección nacional, es de ellos, la docena de propietarios de los equipos de primera división. Nosotros, los aficionados, les importamos un verdadero pepino, bueno, tal vez, ni eso.

Por más que busco algo sobre lo cual pueda escribir, mi pesimismo, perdón mi catastrofismo, me ha impedido concebir de forma lógica y racional algún evento o situación que pase en México y plasmarlo para la crítica lectura de mis contados lectores. Prometo la próxima semana buscar hasta debajo de las piedras algún mendrugo de optimismo y levantar el ánimo a mis congéneres. Por hoy sólo pido su comprensión por no tener algo digno de qué escribir.

¡Extra! ¡Extra! Subirán el precio al tabaco bajo el argumento, muy real, que los fumadores causan al erario un gasto extra. Muy bien. Sin embargo los refrescos, golosinas y pastelillos responsables de nuestro primer lugar en obesidad a nivel mundial, parece ser no tienen gravamen alguno extra. ¿Acaso la Secretaría de Salud miente al decir que los problemas cardiovasculares, cardiacos y otros más que aquejan a siete de cada diez mexicanos se deben a la mala dieta de los mexicanos? ¿Y esos padecimientos no causan perdidas al erario?


A %d blogueros les gusta esto: