México ante la legalización de la cannabis en Estados Unidos. Punto # 247 de noviembre 15, 2012

La descarada intromisión de los políticos mexicanos en asuntos que competen exclusivamente a los ciudadanos de Estados Unidos, en especial a los residentes de los estados de Colorado con la Enmienda 64 y Washington con la Iniciativa 502, sobre la votación que permite el uso recreativo de la mariguana me resulta de una hipocresía absoluta. Ambos estados despenalizaron el consumo de cannabis para fines recreativos y junto con otros quince estados y el distrito de Columbia, cuyas legislaturas han legitimado el uso medicinal de la planta, muestran lo que a la larga sucederá: la paulatina, pero segura legalización para su uso y la libertad que todo adulto tiene de consumir lo que guste, siempre y cuando no afecte a terceros.

La intromisión, tanto del gobernador mexiquense como del futuro presidente Peña Nieto, en asuntos exclusivos de los norteamericanos dejó de lado lo que tanto cacarean nuestros políticos respecto a los gringos: inmiscuirse en asuntos que, si bien afectan nuestra relación con Estados Unidos, son decisiones que ellos consideran necesarias y mediante ejercicios democráticos van moldeando un mundo mucho más libre donde el individuo toma resoluciones que sus políticos tienen que escuchar.

El gobernador del estado de México, Eruviel Ávila salió con la siguiente declaración: “Quiero expresar un punto de vista respecto a la noticia que hemos recibido de que algunos estados de la Unión Americana se han pronunciado a favor de legalizar las drogas, especialmente el consumo de la mariguana. Quiero expresar que definitivamente estoy en desacuerdo con esa postura”.

Ávila “reiteró su respaldo total y solidaridad a lo expresado por el presidente electo Enrique Peña Nieto, en el sentido de que no es la legalización de las drogas el camino para poder resolver la problemática en materia de inseguridad pública, y también los temas de salud pública nacional; dado que debemos buscar otras alternativas, atender el tejido social” como lo consignó el diario Milenio.

El comentario anterior resulta engañoso, pues la visión que recrea Peña Nieto es la mexicana y no la norteamericana. Me explico: los gringos no tienen cerca de cien mil muertos en una lucha estúpida contra las drogas, además de que su tejido social, por cierto muy diferente al nuestro, no ha sido vulnerado como lo ha sido en México. Tampoco se buscó legalizar las drogas como mintió Ávila, sino solamente la mariguana. La inseguridad en Estados Unidos que proviene de los drug dealers, no es ni remotamente similar a la nacional. Ellos tienen como primordial enemigo, y lo han constatado de manera reiterada, al terrorismo y no a los carteles de la droga.

Imagen

De hecho, el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, opuesto a esta medida, reaccionó a su aprobación: “Los votantes han hablado y tenemos que respetar su decisión. Será un proceso complicado, pero trataremos de completarlo. Dicho esto, la ley federal aún dice que la mariguana es una droga ilegal”. Qué lejos están nuestros políticos de la actitud que tomó el gobernador de Colorado, quien entiende que son los votantes quienes deciden. Aquí en México, los ciudadanos seguimos siendo vistos como menores de edad y nuestros políticos, por cierto bastantes limitados en su inteligencia y sumamente ignorantes quieren decidir por nosotros. Invitaría a los dos políticos mexiquenses, Ávila y Peña Nieto, a que lean The Lancet, revista inglesa de medicina general y considerada una de las más serias, para conocer a fondo qué es la mariguana y dejar de ver la legalización desde una perspectiva moralista. Pero para poder leerla se requiere saber inglés, capacidad que ambos han mostrado no poseer y al segundo no se le da la lectura como está más que demostrado.

La Enmienda XVIII a la Constitución de Estados Unidos, también conocida como Volstead Act por ser promovida por el presidente del Comité de Justicia del Congreso Andrew Volstead, prohibió el alcohol a partir del 17 de enero de 1920, sin embargo ha sido la única enmienda de las 27 hasta la fecha adicionadas a la Carta Magna americana que trece años después fue rechazada al pasar la enmienda XXI el 5 de diciembre de 1933. Nuestros representantes y figuras políticas son extremadamente ignorantes respecto a la historia. Los invitaría a adentrarse en las razones que esgrimieron los legisladores para rechazar la enmienda XVIII. Existe toda una voluminosa literatura legal, en inglés, para que comparen los años veinte del siglo pasado con el actual Siglo XXI y puedan llegar a conclusiones lógicas y bien sustentadas.

Como colofón, Eruviel Ávila Villegas apuntó que en su calidad de coordinador de Asuntos Internacionales de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) pondrá sobre la mesa este tema a fin de que se pueda generar un consenso, cerrar filas en torno al próximo gobierno federal y llevar una postura ante esta circunstancia que se está viviendo en los Estados Unidos de Norteamérica.

De estar preocupados por la salud de los mexicanos se debería de prohibir el azúcar refinada, ya que es causante de más muertes en este país que todas las drogas juntas, incluyendo el alcohol y el cigarro. La cannabis no es más que un planta inocua que causa mucho menor daño que el cigarro y el alcohol. Además deberían de iniciar gestiones para cultivar mariguana con fines de exportación y crear la Cámara Nacional de la Industria Canábica para no quedar al margen del negocio. Hoy en día, en California se cultiva más mariguana que en todo México. Será otro negocio que nos van a ganar.

Imagen

¿Por qué será que intelectuales de la talla de Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Jorge G. Castañeda y Héctor Aguilar Camín; políticos como Fernando Henrique Cardoso y Ernesto Zedillo han abogado por la legalización de la mariguana? Entre más conocimiento tiene la gente menos se oponen a su legalización. Estados Unidos, Holanda, Portugal, Canadá y Uruguay, por mencionar algunos, son países que de alguna forma han comenzado a legalizar o despenalizar su uso.

Seguimos siendo gobernados por personas que mantienen valores extremadamente conservadores y reacios a integrar a México a la modernidad. Somos un país que se asusta del mundo moderno. Criminalizamos a las mujeres que abortan y discriminamos a los homosexuales, salvo en el Distrito Federal. Ahora nos desgarramos las vestiduras porque los pachecos gringos decidieron comenzar una cruzada que, por lo que podemos ver, va a permitir el uso de la yerba con fines recreativos y la larga su total despenalización.

Supongo que a partir de ahora se prohibirá a ciudadanos mexicanos visitar esos dos estados y a los connacionales que habitan en ellos se les repatriará para que a sus hijos no les lleguen la mota.

¡Extra! ¡Extra! El general norteamericano David H. Petraeus, ex comandante en jefe de las fuerzas de la OTAN en Iraq y Afganistán lideradas por Estados Unidos, tuvo que renunciar a la dirección de la CIA (Central Intelligence Agency) al hacerse público un amorío extramarital que tuvo con su biógrafa. Según sus palabras “Tal comportamiento es inaceptable, tanto como marido y como líder de una organización como la nuestra [CIA].” Aquí en México, nuestros políticos hasta presumen de sus segundos y terceros frentes sin problema alguno y hasta fotos con ellas se toman y publican; al final pueden llegar hasta a la Presidencia de la República, sin rubor alguno.

Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2012

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: