Los emigrantes mexicanos como botín gubernamental. Punto # 246 de noviembre 8, 2012

Con la finalidad de pasar las fiestas navideñas y recibir el año nuevo con sus familiares alrededor de 30 mil mexiquenses regresarán al estado de México. El gobierno estatal ha implementado un programa de apoyo económico para aquellos que decidan no retornar a Estados Unidos.

Según Ernesto Andrade Sánchez, cuyo rimbombante puesto, Subcoordinador de Enlace Internacional, anunció que se dará un monto de 12 mil 500 pesos para ayudar a los migrantes o sus familiares a establecer misceláneas y estéticas en sus municipios de origen. Según el funcionario, la cantidad será aportada entre el gobierno federal, 80%, y el restante por el migrante.

También manifestó que se distribuirán calcomanías a los viajantes que ingresen en vehículos particulares para “que interpongan denuncias por extorsión u otro delito y conozcan sus derechos.

No seamos hipócritas; cualquier migrante mexicano puede viajar en su automóvil desde la frontera canadiense hasta la frontera mexicana y, a menos que cometa alguna infracción, no tendrá problema alguno con la “troca” cargada de regalos para los familiares. Será al momento de internarse en México que el viacrucis del mexicano, expulsado por falta de oportunidades en su propio país, iniciará. Ya sean agentes aduanales o policías de todos los niveles y adscripciones: federales, estatales o municipales, sin descontar al crimen organizado. Es en verdad un insulto para la ciudadanía local que sea en su propia patria donde los mexicanos, residentes en otro país, tengan que enfrentar todo tipo de asedios y peligros. No es gratuito que seamos el país que más emigrantes produce.

Imagen

Las caravanas con decenas y hasta centenas de vehículos que organizan diferentes legisladores para ir por migrantes a la frontera con Estados Unidos y escoltarlos por todos los estados centrales y  norteños de México para no ser carne de cañón para todas las mafias, tanto legales como ilegales, son fiel reflejo de la impunidad que permea en el país.

Por otro lado también se trató el tema de los menores de edad que migran al norte donde encontramos niños desde los ocho o nueve años de edad. Desafortunadamente no hay estadísticas de cuántos menores emigran, pero sí de los que son deportados. La cifra ronda los dos mil este año. La Coordinadora de Asuntos Internacionales Caritina Sáenz Vargas nos endilgó una verdadera joya: “Son utilizados por las grandes organizaciones delincuenciales y de trata de personas, y eso es lo que realmente nos preocupa, y por eso trabajamos muy duro para ofrecerles alguna alternativa.”

La alternativa, si de ayudar a los niños fuera, sería evitar que los menores tengan que exponerse a ese tipo de experiencias. Un niño de menos de diez años y aún aquellos quinceañeros debe ser supervisado y orientado por un adulto. ¿Acaso no hay responsabilidad de los padres o mentores que permiten a sus hijos aventurarse en escenarios descritos por la funcionaria?

No es entendible que, si bien es plausible el apoyo a menores, no se tomen medidas para castigar a los adultos que abandonan a menores a vivir experiencias nefastas para el desarrollo de cualquier niño o adolescente. ¿Y de los casi dos mil menores deportados de Estados Unidos, no hubo alguna autoridad que verificara la situación en la que viven aquí en su propio país? ¿No habrá sanción alguna para los irresponsables adultos que permitieron a los menores exponerse a innumerables peligros y humillaciones? ¿Cómo es posible que ninguna autoridad tome mediadas cuando ven a niños deambulando para cruzar la frontera y sea hasta que son deportados por los gringos que nos preocupamos?

De ser responsables, los gobiernos estatal y federal, por el bienestar de los mexicanos en el exterior, por qué no lo hacen antes de que emigren. Los dos ámbitos gubernamentales “son el candil de la calle y la oscuridad en su casa” cuando de apoyar a mexicanos en su propio país para que no tengan que emigrar.

¡Extra! ¡Extra! Enrique Peña Nieto se reunió con la comunidad intelectual mexicana. Los ocho destacados mexicanos que se tomaron la foto con el analfabeto funcional que nos gobernará a partir del primero de diciembre muestra el desdén con que es visto por la crema y nata pensante del país. Les prometió democratizar la cultura. Vaya usted a saber qué quiso decir con ello.

Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2012

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: