Por fin se fue. Punto # 239 de septiembre 20, 2012

Lo que se respiraba en los aires de la política nacional sucedió: López Obrador se va del Movimiento Progresista para fundar su propia asociación partidista. La separación ha traído un buen número de análisis y comentarios de los miembros del los partidos de izquierda. Los hay contentos, los hay ceremoniosos, los hay tristes, los hay huérfanos, los hay liberados, en fin, el anuncio tocó a fondo al PRD.

Lo que haga López Obrador durante el sexenio peñista se planteará en un futuro, pero de que se va ir a La Chingada, nada más lejano de que se retire a su rancho chiapaneco. El movimiento que el tabasqueño creó se destetó de los patronazgos que utilizaba para agenciarse medios económicos y de comunicación. Ahora, el político que manda al carajo las instituciones será alimentado por esas mismas instituciones que desprecia: IFE, TRIFE y partidos políticos. Claro, el único partido limpio e impoluto será el suyo; los demás son corruptos y liderados por pillos.

Buen momento para que la izquierda se sienta a analizar qué es lo que quiere como país y buscar cómo implementar una visión más acorde con el mundo globalizado y sin los atavismos pejistas en cuanta a nacionalismo y patriotismo se refieren. Los pejistas les adjudican valores decimonónicos a ambas características, siendo que actualmente es difícil encontrar esos nacionalismos a ultranza. Salvo Corea del Norte y nosotros, no hay otras naciones donde el estado tenga el control absoluto del petróleo, por ejemplo.

La historia de la izquierda se adiciona con otro parteaguas; otro más a los que han marcado la cronología de esa tendencia ideológica, ahora sellado por el desprendimiento de las bases lopezobradoristas, junto con sus liderazgos y el único que realmente le da valor agregado a Morena: Andrés Manuel López Obrador.

Por lo visto, vamos a tener López Obrador por un buen rato, al menos, vaticino, hasta las elecciones presidenciales del 2018. Tendrá otros seis años para visitar todos los municipios del país – cerca de 2,500 – y palpar de primera mano las necesidades de cada comunidad. Tendrá todo un sexenio para desprestigiar el gobierno priista del apolíneo Peña Nieto, con un valor moral que solo los puros que comulgan con el ala radical pejista pueden externar. El PAN será denostado como comparsa del PRI y el PRD tendrá que bailar con la más fea; ya que en el PRD quedan los que buscan una postura menos radical y están dispuestos a discutir asuntos sobre apertura de PEMEX a la inversión privada o la reforma laboral con una visión más internacional y real del mundo y no seguir con la idea de que México es una isla, cuando se trata de asuntos globales. Morena y en lo que evolucione en el futuro son los radicales en estos asuntos. Las interpretaciones que manejan más parecen tautologías históricas y no pragmatismo económico. México no puede y menos debe seguir jugando a ser único y temerle a las alianzas internacionales de toda índole, en especial las educativas, científicas, culturales, tecnológicas y hasta militares.

Los seguidores de López Obrador tendrán, ahora sí, un partido donde la palabra del mesías será oráculo nacional y sus actos manifestaciones de perfección política. Esa organización que va a emanar de Morena, vivirá de los dineros que le otorgarán las instituciones que el propio López Obrador detesta y donde sus cabezas son pillos o mafiosos, según externa el tabasqueño.

No fue gratuito que algún líder de PRD, de forma jocosa, sacó sus dotes de siquiatra, y declaró curado al PRD de esquizofrenia. Así veían, al menos un gran porcentaje de perredistas, a los pejistas y su salida devuelve un poco la cordura política que se perdió con López Obrador y su discurso de autoflagelación. ¡Pobres de nosotros, siempre nos ganan! ¡Compran los votos!  ¡Nosotros que somos blancas palomitas y que nunca actuamos de mala fe! ¡IFE, TRIFE, Televisa y Milenio y el PRIAN, todos son un basura y sus directores “criminales”!

Fue un lastre que el PRD cargó mucho tiempo, qué bueno que ya se lo sacudió. Espero cosas buenas de un PRD, sin López Obrador.

¡Extra! ¡Extra! Gran alharaca externaron los priistas por los asesinato de uno de sus correligionarios en el estado de México, Jaime Serrano Cedillo. El PRI exige justicia; la sangre les hierve, desde Peña Nieto, pasando por Manlio Fabio Beltrones y Gamboa Patrón,  hasta Domínguez Rex, presidente del PRI estatal. El “gobernador municipal” mexiquense Eruviel Ávila asistió al funeral del legislador local. ¿Por qué no hacen el mismo ruido cuando de Juan Pueblo se trata? Ahora resulta que la vida de un diputadillo, que vaya usted a saber en qué juegos andaba metido, vale más que la de cualquier ciudadano de a pie.

 

Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2012

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Por fin se fue. Punto # 239 de septiembre 20, 2012”

  1. Eduardo Raya Says:

    Que tristeza de articulo, se ve que analizas con lupa los movimientos sociales y politicos de este pais. Tienes un conocimiento inmejorable de la historia. Creo que mejor te dedicas al cine y al jazz, lo haces con una indudable calidad. Pero esto, la realidad politica y social de este pais, estas sinceramente reprobado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: