Teocracia a la mexicana. Ágora mexiquense de agosto 31, 2012

Nueva Jerusalén, poblado de alrededor de 3,500 habitantes, se encuentra en el municipio de Turicato en el estado de Michoacán, México. Es a todas luces una entidad donde las leyes mexicanas son ignoradas de forma abierta y desafiante. Ahí se vive en otro país y se parece más a Irán con su teocracia que a México con sus leyes civiles y constitucionales.

El problema se remonta a 1973 cuando la vidente Gabina Romero tuvo una visión donde la virgen del Rosario le pide fundar  una comunidad alejada de la modernidad. Nabor Cárdenas Mejorada, primo lejano de Lázaro Cárdenas, funda Nueva Jerusalén, población donde están prohibidos la televisión y la radio, el maquillaje, las citas y los viajes al exterior (salvo que se tenga permiso de los líderes). También se obliga a los habitantes a asistir hasta cuatro veces al día a los servicios religiosos y las mujeres tienen que vestir a la usanza del golfo Pérsico en la época medieval. A la muerte del fundador, otro fanático llamado Martín de Tours tomo el control de la comunidad. Los valores religiosos son ajenos a cualquier viso de modernidad que el Concilio Vaticano II propusiera y van más en concordancia con el ideario de Marcel Lefevre, el arzobispo cismático francés.

El actual conflicto entre los dos “obispos” que buscan el control de la población, uno liderado por Martín de Tours y el otro por el disidente Santiago Mayor, comenzó con la destrucción, hace algunas semanas, de la escuela Vicente Guerrero y los contados salones que servían para, más mal que bien, transmitir algo de conocimientos a los niños y jóvenes del lugar. Se agudizó con el impedimento por parte de los ayatolas y sus seguidores para permitir la entrada de los maestros para el inicio del ciclo escolar hace un par de semanas. Para los fanáticos del lugar la única educación permitida es la religiosa y cualquier conocimiento científico y laico es considerado pecado y va en contra de sus creencias medievales.

Papa Nabor funda la comunidad bajo un esquema totalmente sectario. De acuerdo al sociólogo alemán Max Weber las sectas presentan tres características particulares: a) férreo control de un líder autoritario; b) un regreso a fundamentos y orígenes religiosos, razón por la cual son considerados fundamentalistas; y c) una total intransigencia y rechazo a los valores de la modernidad. Las tres peculiaridades se aplican de forma perfecta a la comunidad de Nueva Jerusalén.

Ejemplo de la cerrazón de los fanáticos religiosos de Nueva Jerusalén.

Durante décadas las autoridades de todos niveles, en especial las municipal y estatal, se desmarcaron del problema, y ni el PRI y menos el PRD pusieron orden en ese coto ajeno a la vida nacional. Lo dejaron crecer con las consecuencias que hoy en día afectan la educación laica en Michoacán.

El subsecretario Obdulio Ávila deslindó a la Secretaría de Gobernación del conflicto al argumentar que es un conflicto entre particulares, además de explicar que los disidentes no cuentan con registro en la Dirección General de Asociaciones Religiosas, organismo que depende de la SEGOB, por lo cual no le corresponde a la federación inmiscuirse en el problema. Tampoco el secretario de educación pública, José Ángel Córdova Villalobos ha sido capaz de aplicar la ley y busca el diálogo con los fanáticos; como si dialogar con fanáticos sea opción viable para destrabar el conflicto. El discurso de Felipe Calderón, bajo cuyo slogan ha justificado su “guerra” para que “las drogas no lleguen a tus hijos”, en este caso no la aplica. Para Calderón la ignorancia no es una droga, y en esta situación es un simple problema religioso. Para Calderón las drogas ideológicas y la ignorancia son pecata minuta por lo que las lee como un asunto meramente religiosos y aquí no aplica su slogan. Tanto los responsables municipales, estatales o federales tienen pavor a meter en cintura a esta runfla de fanáticos que, peor que cualquier droga, estupidizan a los menores de edad. ¿Qué droga es más perniciosa que la ignorancia?

A todas las autoridades les tiembla la mano para aplicar la ley en este pedazo del país, donde unos ayatolas católicos imponen su “santa” voluntad en detrimento de las leyes civiles que rigen el resto de la nación. El Episcopado Mexicano se ha lavado las manos con la sencilla explicación de que ya no pertenecen a la iglesia oficial. Así pues, estamos frente a otra porción del país, esta no en manos del crimen organizado, sino bajo la tutela de unos católicos medievales en descarada afrenta al laicismo que cobija la educación mexicana. Pero como es un problema religioso, el panismo federal y el priísmo estatal encarnado en el gobernador michoacano Fausto Vallejo, no tienen los tamaños para aplicar la ley. De encontrar tres plantas de mota en le pueblucho, ya hubieran enviado al ejército, pero como son la reencarnación de los cristeros, versión siglo XXI, no saben ni cómo enmendar el entuerto que por desidia o franca ineptitud dejaron crecer hasta la ebullición que caldea la vida de parte de Michoacán, por cierto patria chica de Felipe Calderón.

Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: