La cruda de los Juegos Olímpicos de Londres. Ágora mexiquense de agosto 15, 2012

Durante dos semanas fuimos sido testigos de las hazañas de deportistas fuera de serie. Los hay que destacan por su fuerza, otros por su técnica, otras por su gracia y belleza; también los hay quienes destacan por su pundonor y fair play; la tecnología tampoco puede ser ignorada en estos juegos.

Los que seguimos las vicisitudes y logros de los atletas en televisión abierta –hubo opciones en internet donde fue posible seguir los juegos sin los aspavientos de locutores ignorantes que destrozan el castellano— a través del duopolio de Televisa y TV Azteca sufrimos. Los gritones que narran los eventos creen que entre más vociferantes son, más llamarán la atención. Dejan de lado el buen gusto y el análisis. ¿Dónde estuvo Juan Villoro para darnos unos minutos de buen español y profundos conocimientos? Para Televisa, el cual tiene como target group  al pueblo que quiere mantener ignorante e inculto, el maestro Villoro no da rating; Eugenio Derbez, Facundo, el compayito y un imbécil que se disfraza de microbusero o estereotipado homosexual, sí. ¿Así queremos elevar el nivel cultural del mexicano?

Iván García y Germán Sánchez. Foto: Tamaulipas.com.mx

Es vergonzoso la incultura e ignorancia que muestran los locutores sobre aspectos internacionales. No tienen idea de la ubicación de los países, pronuncian mal los nombres e inventan gentilicios inexistentes. Es entendible que un nombre oriental o del medio oriente sea difícil y en varios casos imposible de pronunciar, ¿pero los occidentales? Ubican a Eslovaquia donde se encuentra Eslovenia. Kazajiztán la ubican en Europa, al igual que Georgia y Uzbekistán. Se confunden con el campeonato de futbol europeo donde varios equipos asiáticos juegan como parte de Europa.

Debido a que poseemos una sociedad poco educada para la competencia y nada proclive a ganar medallas, es necesario, supongo, llevar a cómicos de muy mal gusto para que se mofen de la cultura inglesa, al grado de salir a la calle en calzoncillos estampados con la Union Jack. ¿Qué sucedería en México si algún extranjero saliera en calzones estampados con la bandera mexicana rematados con el águila en la parte frontal? Pues eso precisamente hizo el descerebrado histrión (¿?) de Televisa, Facundo. El inefable compayito cuyo humor consiste en alburear y burlarse de todos, además de exteriorizar su misoginia de la mano de locutores que simplemente comentan sin conocimiento de los deportes que narran, salvo que sea futbol. Tampoco ayuda mostrar a su personal femenino desde una perspectiva exclusivamente por sus atributos físicos, al grado que salen con el mínimo de ropa para ser utilizadas como comparsas del personal masculino. ¿Acaso no existen en el duopolio televisivo mujeres que tengan opiniones deportivas o sean especialistas en alguna disciplina deportiva?

Aída Román (plata) y Mariana Avitia (bronce). Foto: deportesnotitux. blogspot.com

A raíz de que el equipo olímpico de futbol llegó a la final contra Brasil y la ganó de forma contundente y con muestras, a momentos, de dominio absoluto, el vocablo “histórico” se utilizó como sinónimo de trascendente o victoria. Parece ser que solamente cuando se gana se convierte un evento en histórico; para los periodistas y locutores cuando se pierde no se consigna en la Historia el suceso. Tan histórica fue la derrota contra Japón por dos a cero durante los Juegos Olímpicos que se desarrollaron en México en 1968 que ahora, 44 años después, la recordamos. Histórico no es sinónimo de victoria. No solamente las victorias se plasman en los libros de esa disciplina, también las derrotas. Clío, musa de la Historia, reporta todo evento humano. Tan fue histórica la goliza de 7 a 1 que México recibió en Amsterdam en 1928 por parte de España, la de El Divino Zamora durante los IX Juegos Olímpicos, que de no ser así, hoy en día no tendríamos información sobre el hecho.

Por otro lado, ¿cómo vamos a salir victoriosos en deportes olímpicos si los federativos de todas las disciplinas se dedican a saquear sus federaciones, olvidándose de lo más importante: los atletas?  Ejemplo palpable de ello son el basquetbol y el boxeo (disciplina donde hemos obtenido una docena de medallas olímpicas). ¿Qué hacen las instituciones de educación superior para preparar atletas de primer nivel? Nada. Las famosas universiadas que se organizan no son para foguear deportistas sino para que los rectores rodeados de incondicionales se ufanen de ser los organizadores del evento. Que yo sepa ningún atleta que compitió por México salió de alguna universidad, ni pública ni privada. ¿Dónde está nuestra “máxima casa de estudios”, el Politécnico o el afamado Tecnológico de Monterrey cuando de preparar atletas se trata?

Hace tres semanas escribí acerca del corredor Leonel Manzano, nativo de Dolores, Guanajuato, quien representó a Estados Unidos en atletismo. El corredor de 1,500 metros obtuvo una beca atlética de la Universidad de Texas de donde saltó al equipo olímpico norteamericano para asistir a Londres. ¿Hubo alguna institución nacional que lo monitoreara para ver las posibilidades de representar a México? Pues para su información el nativo de México obtuvo medalla de plata en su especialidad. Por desgracia la obtuvo para los vecinos del norte. Los narradores de la televisión solamente consignaron que tiene “sangre mexicana”, sin mencionar que aquí nació. No sé si lo hicieron por ignorancia o por no avergonzarnos por otro mexicano que tiene que emigrar por las nulas oportunidades que este país ofrece a sus habitantes. Al igual que él, millones de mexicanos sí logran el sueño americano, porque para lograrlo simplemente hay que trabajar, a diferencia de México, donde aunque te mates trabajando nunca obtienes nada, salvo ser explotado por gobernantes de pacotilla o ser remunerado con salarios de hambre por empresarios voraces.

Alejandra Orozco y Paola Espinosa. Foto: nnc.mx

Tan necesitados estamos de obtener cualquier medalla, que aun las de bronce nos supieron a gloria. Para los “gritones” de las televisoras, en lugar de exigir atletas de primera, se dedican a alabar al deportista aún si queda en el lugar veinticinco. Como de costumbre, “le echó muchas ganas”. Obvio, las televisoras no les interesa transmitir otros deportes, a menos que sea futbol. ¿Cuándo veremos en televisión abierta campeonatos mundiales de natación, gimnasia rítmica o artística, atletismo, arquería, waterpolo o clavados? Durante el año se llevan a cabo decenas de competencias a nivel mundial en todas las disciplinas deportivas sin que la prensa y el duopolio televisivo se enteren. Tampoco ayuda que la casi totalidad de la población mexicana solo le interese el futbol. ¿Por qué no hubo mexicanos celebrando en “El Ángel” las preseas plateadas en clavados sincronizados que Paola Espinosa y Alejandra Orozco e Iván García y Germán Sánchez obtuvieron? ¿Dónde estaban todos los patrioteros después de que Aída Román y Mariana Avitia obtuvieron medallas en arquería? La respuesta es sencilla: somos un país globero, bicicletero y pambolero.

Pero nuestros políticos, esos sí, raudos en mandar tweets de felicitación a los ganadores, pero lo único que lograron fue mostrar su total ignorancia en el tema, tal y como sucedió con el apolíneo e inculto Enrique Peña Nieto, quien hasta confundió los apellidos de las clavadistas ganadoras.

Para ser un país que pertenece al G-20, con un PIB per cápita de 15,100 dólares, con una población cercana a los 120 millones de habitantes, sin descontar los millones de pesos que gastan en el COM y la Codeme, los resultados deportivos distan mucho de lo que otros países con estándares inferiores al nuestro lograron obtener. Hasta el uniforme estuvo deficiente al no acentuarse el vocablo México. Nuestros inútiles líderes deportivos argumentaron que por estar escrito con mayúsculas no requería acentuarse. Hasta ignorantes y analfabetas resultaron.

Equipo de futbol en Londres 2012. Foto: lanocion.com

Como colofón, felicidades a los deportistas mexicanos, quienes ganaron medallas olímpicas a pesar de los corruptos federativos, ignorantes políticos y demás fauna nociva acostumbrada a subirse al camión de la victoria.

Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “La cruda de los Juegos Olímpicos de Londres. Ágora mexiquense de agosto 15, 2012”

  1. Eduardo Raya Says:

    Estupendo el trabajo realizado en tus comentarios acerca de la justa olimpica, que merece tambien y me gustaría tu opinión sobre la organización de los juegos, que creo valió mucho la pena, había estadios llenos por todas partes y quizas lo mas importante, la parte económica: la mayoría de las instalaciones son reciclabes en todo el sentido de la palabra, se van a readaptar para otro tipo de eventos, si no es que se desmontan totalmente.

    • Luis Recillas Enecoiz Says:

      Gracias por tu comentario Latos. Lo último que supe es que estaban subastando todo le que se uso en las competencias, hasta las banderas. Por cierto la clausura del evento fue magistral: todo un viaje por la música inglesa; aunque extrañé a Pink Floyd y a los Rolling Stones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: