Cómo estamos. Punto # 229 de julio 12, 2012

La idiosincrática desconfianza que tenemos en México de todo aquel que gana no abona a mejorar al país. Es entendible que nuestras instituciones sean continuamente cuestionadas en relación a sus resultados, pues somos una sociedad educada para desdeñar al vencedor y desconfiar de todo y todos. Aquí el que gana, lo logra porque hizo tranza. Si alguien se hace millonario fue porque robó, si alguna mujer llega a liderazgos fue porque dio las nalgas. En el discurso nos gusta la frase  de la cultura del esfuerzo, pero en la práctica la desdeñamos y buscamos el camino menos abrupto.

Que si hubo inequidad, que si los dados estaban cargados, que si los medios – Televisa y Milenio – apostaron por el PRI, que si los gobernadores metieron su cuchara en la elección, que si hubo carretadas de dinero para comprar votos, y un largo etcétera. Todos es cierto, pero los cuatro partidos hicieron usos de métodos poco éticos. El problema radica en nuestra pobre cultura cívica.

Es obvio que hubo todo lo mencionado, pero todos los partidos pecaron de ello. No es posible tener las campañas que tuvieron los tres candidatos importantes con solamente 330 millones de pesos. ¿Cómo le hicieron? Que si todos regalaron hasta la cocina con tal de agenciarse votos, pues claro. Todos regalan llaveros, USB’s, plumas, gorras, camisetas, cubetas hasta bultos de cemento, varillas, botes de pintura. ¿Acaso el clientelismo de taxistas, vendedores ambulantes, electricistas y Pancho Villas que domina el PRD no es herencia del sistema priista? No hemos consolidar una sociedad basada en el individualismo ciudadano, donde cada individuo en responsable de sus actos y lucha por sus derechos.

La izquierda pide que se anule la elección y los panistas, sin subirse al camión perredista, coinciden en la compra masiva de votos que hizo el PRI con las tarjetas Soriana. Tampoco es congruente las actitudes del TEPJF y el IFE que se han mostrado poco músculo en el asunto.

Foto: Ricardo Ramírez Arriola

Por otro lado tenemos al virtual ganador y presidente electo de México haciendo su gira internacional de medios: ABC, CBS, PBS, Univisión, Telemundo y CNN en español, los periódicos The Wall Street Journal, Los Angeles Times, The Washington Post y The Dallas Morning News y las agencias AP y Bloomberg, así como The Financial Times, la BBC, Reuters, Le Monde y AFP. En varios de ellos, tuvo tropiezos como en la entrevista con el analista internacional de CNN Fareed Zakaria, quien lo hizo ver titubeante y nervioso. Uno de los problemas que tendrá a nivel internacional será su monolingüismo. Se percibió en la entrevista su provincianismo: a esos niveles le cuesta trabajo.

La estrategia no tiene desperdicio. Mientras se acelera el reconocimiento internacional a Peña Nieto, López Obrador tendrá más barricadas que tirar. Ya lo dijo en una de sus conferencias cuando comentó: Los extranjeros no conocen el sistema mexicano y la elección todavía no termina. El reconocimiento internacional de facto se ha dado en dos vertientes: los gobiernos y los medios.

Ahora el que se metió al cochinero de forma descarada fue Felipe Calderón que sin desparpajo alguno atizó al respetable con un sonoro “inaceptable la compra de votos”. Pues si hubo compra de votos quiere decir que millones de mexicanos quieren seguir viviendo a merced de las dádivas y migajas que el poder les escatima. Pues ese es al pueblo que desdeña López Obrador.

Como sociedad no hemos podido consolidar una relación basada en el respeto a las instituciones. Como entramado social somos muy endebles. Nunca hemos aprendido a vivir en pluralidad, descalificamos ipso facto al que actúa o piensa diferente.

La debacle panista está todavía fresca y creen que corriendo del PAN al lenguaraz Fox arreglarán al partido. El cambio de su presidente, Gustavo Madero tampoco ayudará  mucho. Lo que requieren es repensar y hacer una autocrítica a fondo. Sus doce años en el poder dejan más aspectos negativos que positivos. La historia lo dirá. Josefina Vázquez Mota se subirá a liderar su nueva organización cívica. Agrupación de la cual todavía no sabemos a ciencia cierta en qué consistirá y cuál será su objetivo.

El empresario Gabriel Quadri regresó a administrar sus empresas y cosechar las dádivas de la campaña.

¡Extra! ¡Extra! Dialogo entre Obama y Peña Nieto. Barack Obama comenta, “Mi primera dama es abogada y graduada de Harvard… ¿Y la tuya? Peña Nieto responde, “¿Llegaste a ver Destilando amor?”

Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2012

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: