Llegó a término el suplicio electoral. Punto # 227 de junio 28, 2012

Después de noventa días, igual a tres meses de bombardeo mediático con características políticas, finalmente llegamos al final del camino: la elección. Cansados de los millones de spots para vender a su candidato al mejor postor, los pocos mexicanos con niveles de lectura y escritura de primer mundo, descansaremos de tanta idiotez. En el fondo los anuncios eran tan malos como los propios productos que anunciaron. Fueron un verdadero insulto al intelecto y al buen gusto.

El próximo domingo terminará la carrera por la presidencia y si todo sigue la lógica que marcan las mediciones previas al evento, el abanderado priísta, el apolíneo Enrique Peña Nieto junto con su ignorancia e incultura será presidente electo de México. De tal palo, tal astilla. Representa a nuestra sociedad: un conglomerado humano reacio a leer y a escribir; lleno de fanatismos religiosos, futboleros y políticos. Para gobernar a un pueblo compuesto por analfabetos funcionales y, por ende, ágrafos, pues un presidente con similares limitaciones.

Ahora lo que me preocupa es que los competidores del juego democrático que hayan perdido asuman su derrota. Con excepción del mesías tropical, creo que tanto Vázquez Mota como Quadri no tendrán problema para reconocer sus derrotas. En las democracias bien asentadas el perdedor no cuestiona la votación y al final de la jornada desea al ganador lo mejor. Es lógico que así sea, pues a menos que no ame a su país deseará que le vaya mal al ganador, aún siendo del partido opositor y con ideología contraria al perdedor. Bueno, eso sucede en países civilizados, no donde los mesías tropicales son los monopolistas de la verdad nacional y todo aquel que no concuerde con sus creencias y planes es considerado traidor y enemigo de la patria.

En las recientes elecciones en España y Francia, los perdedores desearon lo mejor al vencedor, siendo que ganaron las opciones políticas opuestas al perdedor. Tanto Rubalcaba en España como Sarkozy en Francia, al término de la jornada para elegir presidentes, salieron a los medios de difusión la misma noche de la fiesta democrática a reconocer sus derrotas y desear lo mejor al ganador. ¿Alguna vez hemos visto algo similar en México? Obvio que no. Aquí todo es tranza, corrupción, compra de votos, chanchullos, ratones locos, urnas embarazadas, distribución de despensas, etc. El que pierde en México, siempre lo achaca a factores de juego sucio, dados cargados, manipulación del electorado o falta de recursos por mencionar algunas de las múltiples razones para no aceptar la derrota. El país, ¡pues que se chingue! Lo importante es hacer lo posible para que el que gana no pueda gobernar. Aunque en ello se lleven entre las patas la viabilidad como nación.

Nuestros candidatos nunca reconocen sus pifias y errores. Para ellos, son los “enemigos” o la “mafia” quienes les roban la elección. Este es el único país donde las autoridades electorales son iguales o más conocidas que los contendientes. ¿Alguien sabe quiénes son los encargados de llevar a cabo las elecciones en España o Francia? Claro que no. En esos países con estándares educativos que permiten tener una ciudadanía pensante y propositiva, no requieren de cientos de candados para evitar actitudes o comportamientos ajenos a la ley. Durante los tres meses de campaña, un día sí y otro también, fuimos testigos de infinidad de gritos y sombrerazos entre todas las facciones políticas en competencia. Ninguna se salva. Continuas fueron las demandas ante las instancias judiciales que dan certeza legal a la elección. Todos tuvieron multas, algunas de índole nacional, otras al local, pero al final todos los partidos políticos se acusaron entre sí de prácticas ilegales y a todos les llegaron las multas.

Ahora que termina el circo, tendremos hasta diciembre 1 una presidencia de adorno. Felipe Calderón estará haciendo sus giras del adiós sin peso alguno para llevar a buen puerto alguna reforma. Y a menos que suceda algo inesperado, tendrá un congreso de mayoría priísta que le hará la vida de cuadritos durante sus últimos estertores de vida presidencial.

No entiendo porque tenemos tantos meses para la toma de posesión del nuevo jefe del ejecutivo. Retomo los ejemplos español y francés; tanto Rajoy como Hollande iniciaron sus periodos presidenciales a poco más de una semana de las elecciones; en ambas naciones hay segunda vuelta. Aquí seguimos siendo un país con una clase política con un interés nulo por el bienestar de la población. Lo suyo es obtener el poder por el poder mismo. Durante los siguientes meses el ganador será cuasi presidente, mientras que el presidente será un mero adorno para las actividades protocolarias. Habrá una desbandada de políticos panistas para buscar qué hacer ahora que se les acaben los doce años de nefastos gobiernos derechistas y eclesiales.

No importa quién gane, México pierde. En un mundo globalizado ninguno de los aspirantes tiene lo necesario para sacar a México del atolladero. Veremos cuan limitado estará Peña Nieto para llevarnos a puerto seguro y jugar en las grandes ligas. No lee, no escribe, es intolerante con los diferentes, predica el autoritarismo, busca el “carro completo” para su partido, no habla inglés, pero está muy guapo. Pobre país.

¡Extra! ¡Extra! Ahora resulta que Vicente Fox es un traidor al PAN. Les tomó una docena de años y dos presidencias para que los reaccionarios panistas se dieran cuenta que el lenguaraz Chente no comulga con sus ideas. ¿Nunca se percataron que fueron utilizados por el charro guanajuatense para acceder al poder en el 2000? Son, en el fondo, un partido de ingenuos a los que les es imposible tener un poco de malicia. Ahí están los resultados: se van a ir al tercer lugar en las elecciones presidenciales y dudo mucho que tengan en el congreso una bancada más numerosa que el PRD. Al tiempo.

Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2012

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: