La veda durante las inter-campañas electorales. Ágora mexiquense de febrero 29, 2012

Acorde con la veda  que nos impuso una ley esquizofrénica promovida y pasada por los mismos partidos políticos me impongo una omertà personal. Como me es negado el derecho a explayarme para escribir opiniones personales sobre los cuatro personajes que nos quieren gobernar o describir los múltiples dislates que nuestros candidatos a la presidencia a continuación les dejo mi artículo de esta semana no sin antes manifestar mi total repudio a una ley idiota y que lo único que busca que limitar al ciudadano y que los partidos se vacunen entre sí.

Antes que nada me resultó hasta hilarante que Juan Manuel Márquez tenga que pagar una multa por usar el logo del PRI durante su pelea contra Manny Pacquiao la noche previa a las elecciones de Michoacán. Que alguien se ponga el logo de algún partido o que dos o tres días antes de una elección no se pueda emitir propaganda alguna me muestra que nuestras autoridades electorales y el legislativo nos siguen considerando menores de edad. También es irreal querer pedirle a un jefe del ejecutivo que no apoye al partido que lo catapultó a la gobernar. En cualquier democracia el Presidente puede y hace campaña a favor de su partido. Ejemplos sobran, Estados Unidos, España, Alemania o Brasil. Somos una democracia que no quiere ser democrática. Limitamos emitir cualquier opinión sobre los candidatos y prohibimos durante cerca de mes y medio tener campaña, salvo los ineflables spots del IFE. Es hasta contradictorio, en lugar de permitir a los candidatos y a sus partidos compartir sus proyectos de nación y cómo lograrlos el Trife ha echada por la borda varias resoluciones del IFE y está aplicando una ley idiota sin prever las consecuencias que pueda esto acarear. Como argumentó el ministro García Luna, ellos solamente aplican la ley y es responsabilidad del legislativo hacer los cambios necesarios para que la susodicha ley se viable y tenga lógica. Tiene razón el ministro, fueron los partidos políticos los que corrieron a los anteriores consejeros electorales y a su presidente a la par que creaban el Frankenstein legal en que se convirtió la ley electoral. Es tanta la desconfianza entre los actores políticos que hemos desarrollado una democracia con infinidad de candados, los cuales nos impiden vivir a plenitud los beneficios que ella provee. Por todos lados hay limitantes. Hasta cuándo tendremos una democracia, porque el término no permite medias tintas. O se vive en democracia o no, no existen las medias democracias como tampoco existe la sem libertad.

Caricatura: solo-opiniones.com

Nuestras autoridades creen que este tipo de publicidad influye en el votante y siguen considerándonos menores de edad. Individuos manipulables y dóciles que ante una andana de spots mal hechos y sin mensaje digno de recordarse es el bagaje de información que como ciudadanos somos bombardeados.   Tampoco están permitas las campañas negras o negativas. Se vacunan entre ellos para que el respetable no recuerde las pifias o estupideces que los cuatro suspirantes han borbotado. ¿Acaso creen los partidos y sus abanderados que ya se nos olvidó el gazapo peñista en la FIL de Guadalajara o el talante autoritario del Peje cuando mandó al demonio a las instituciones y cerró Paseo de la Reforma o la manifiestas limitaciones que como secretaria de Educación tuvo Vázquez Mota y donde a todas luces le ganó la partida la “maistra” Gordillo?

Debates. ¡¿Cuáles debates? Acartonados y sustento que les imprime un poco de sabor. Más que confrontar ideas, son una retahíla de lugares comunes.

Dudo mucho que mis opiniones vertidas en este artículo sean tachadas por el IFE o el IEEM como compaña a favor de algún candidato o, por el contrario, ser consideradas guerra sucia. De ser tachado como delincuente electoral por ejercer mi derecho a la libre expresión asumo mi responsabilidad y como ciudadano libre y consciente pagaré el castigo que la sociedad a la que desgraciadamente pertenezco me asigne.

Como colofón una recomendación cinematográfica. A raíz del éxito del documental Presunto culpable, obra que critica el sistema de justicia en México, ahora ya tenemos en cartelera otro excelente documental: De panzazo de Juan Carlos Rulfo y Carlos Loret de Mola. El trabajo desmenuza nuestros problemas educacionales y desnuda la incapacidad del estado mexicano para elevar su calidad.  El problema tiene varias aristas: desde el poco profesionalismo de nuestros “maistros”, la pasividad de nuestras autoridades, el poco interés de los padres de familia en la educación de sus hijos y los propios alumnos. Ojalá le mueva el tapete a alguno que otro espectador, pues a los responsables de la debacle educativa, ya sabemos, les vale madre.

.

Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: