Monolingües por muchos lustros más. Punto # 191 de septiembre 22, 2011

El profesor Héctor Hernández Silva, diputado federal mexiquense por el PRI y ex líder del sindicato magisterial del estado de México, reconoció que no existe infraestructura suficiente para que opere la impartición de inglés en las escuelas primarias y secundarias, tal y como se ha planteado a niveles federal y estatal. (Milenio Estado de México, 18 de septiembre de 2011)

Aunque el ex “maistro” argumenta limitaciones estrictamente pecuniarias al insistir en aumentar el porcentaje del presupuesto para educación hasta 8 % del PIB. Difiero totalmente de su visión. La problemática que reviste convertir a la población mexicana en una sociedad bilingüe tiene aristas políticas, históricas y chovinistas. Menciono las tres más difíciles de erradicar, pero puedo agregar otras, una de índole pedagógica y otra cultural.

Las primeras carencias que tiene la enseñanza del inglés en México deben ser vistas unidas. Por razones históricas tenemos problemas políticos para implementar políticas que deberían revestir aspectos educativos y pedagógicos exclusivamente. Desde que el PRI impuso su visión de la historia de México a raíz de la creación de la SEP en 1921 bajo la batuta de José Vasconcelos, los cimientos ideológicos del nacionalismo revolucionario impusieron una lectura siempre victimizada del mexicano frente al otro, ya fuera éste español, francés, americano o de alguna otra nacionalidad. Explotar la rapacidad del invasor y fomentarla entre los niños y jóvenes estudiantes rivaliza con censurar nuestras guerras fraternales, atávica desidia, levantamientos, asonadas, asesinatos, traiciones, vaivenes políticos, en fin, toda una perla de traspiés históricos para nunca poder crear una nación habitada por ciudadanos responsables de sus obligaciones y respetuosos del vecino y el diferente. La cosecha histórica de esa interpretación tiene un cariz infantil que se repite como el catecismo, sin reflexionar en lo más mínimo sobre lo que repetimos desde nuestra más tierna infancia. La historia oficial logró afirmar un nacionalismo muy burdo basado en la descalificación del otro y erigirnos en el pueblo bueno siempre abusado por los extranjeros malos. Así pues, resulta que tener el apoyo de la población para implementar la enseñanza del inglés como materia en las primarias y secundarias me parece una labor titánica. No hemos podido enseñar a leer y a escribir español a los estudiantes mexicanos; los exámenes internacional (PISA) y nacional (Enlace) nos ubican en los últimos lugares de los países de la OCDE. Si nuestros sistemas educativos y la deficiente preparación de nuestros “maistros” nos colocan en tan vergonzoso lugar, qué hace suponer que el inglés vaya a ser mejor transmitido y enseñado que el castellano. El problema no es de dinero sino de pronunciación: no dejo de imaginar a Emilio Indio Fernandez en la película de Sam Peckinpah, The Wild Bunch donde con marcado acento castellano le espeta a William Holden: “Jalou mai frrend. Ui arr yor amigos. Can ai jelp yu?”

Este video, producido por el gobierno americano, muestra lo que podríamos hacer en México para crear una sociedad bilingüe y bicultural.

Por otro lado tenemos la percepción muy equivocada sobre lo que representa aprender inglés. Para una inmensa mayoría de mexicanos equivale a perder parte de nuestras raíces y todavía peor: es una forma de penetración cultural del imperialismo americano. En lugar de tener una visión pragmática del inglés, le damos una lectura antropológica o sociológica. El inglés, al igual que el idioma binario que todos usamos en la computadora, debe ser visto como una herramienta para mejorar nuestras capacidades. Es el idioma universal, la lingua franca contemporáneo. Al igual que el latín en la antigua Roma inundó toda Europa y dejó huella en todas las lenguas romances, así será con el inglés, nos guste o no. Recordemos que nosotros hablamos castellano, lengua que es descendiente del latín vulgar como solíamos recitar en la primaria y nadie se rasgaba las vestiduras o se envolvía en la bandera nacional.  El español que hablamos en México está repleto de latinismos, aztequismos, anglicismos, galicismos, etc. Sin embargo cuando se transfieren los mismos valores al inglés la lectura se politiza.

La primera recomendación para hacer bilingüe al pueblo mexicano sería evitar al máximo el doblaje en televisión y cine de obras de origen anglo. La razón primordial del doblaje reside en que la inmensa mayoría de los mexicanos no pueden leer los subtítulos. Recordemos que el idioma entra por los oídos, no por los ojos. Por otro lado, ¿qué tipo de inglés queremos que aprendan nuestros niños y jóvenes? Podríamos repatriar a unos 40 0 50 mil paisanos de segunda generación que no han olvidado el español, pero dominan totalmente el inglés pues es su lengua materna. Este ejército de repatriados educaría con una excelente dicción y adecuada pronunciación de native speakers a nuestros estudiantes al tiempo que retoman el español que han perdido por diversas razones. Claro, para que esto suceda tendríamos que romper con decenas de tabúes y prejuicios muy arraigados en el pueblo y abrir los sindicatos magisteriales a otro tipo de maestros. O le quitamos el cariz político a un problema estrictamente educativo y lo atacamos con pragmatismo o tendremos muchos lustros más de monolingüismo.

¡Extra! ¡Extra! Para que no exista duda respecto a quien escribe el guión en la carrera de Enrique Peña Nieto para obtener la candidatura del PRI a la presidencia de la República, el apolíneo ex gobernador mexiquense hizo la declaración que todos esperábamos escuchar: buscará la candidatura para la elección del 2012. El pasado lunes en exclusiva en El noticiero de Joaquín López Dóriga se destapó para ser aspirante a candidato del tricolor a la grande. Así como anunció su boda con La Gaviota en El Vaticano, ahora anuncia su aspiración presidencial en Televisa.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2011

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: