Monterrey. Punto # 188 de septiembre 1, 2011

“Monterrey es una de las más hermosas

ciudades de la República, la capital de la

frontera. El torbellino de la guerra la

amenazaba muy inmediatamente, y los

habitantes preveían un grave y doloroso

conflicto.” Apuntes para la historia de la

guerra entre México y los Estados Unidos

Lo que todo México vivió el pasado 25 de agosto al ser testigo del infierno en que se convirtió el Casino Royale de Monterrey fue un catalizador social que unificó el repudio a la violencia, pero también el rechazo a la política calderoniana en materia de seguridad. Por más que Televisa nos endilgue un maratón declarativo con Carlos Loret de Mola donde políticos, comediantes, funcionarios, líderes de opinión y cuanto “personaje” quisiera opinar condenó el ataque y pidió la unión de todos los mexicanos. ¿Cómo carajos quiere Felipe Calderón pedirle unidad a todos los mexicanos si tildó de “peligro para México” a Andrés Manuel López Obrador y su movimiento, además de calificar de traidores y afines al crimen organizado a los críticos de su política en seguridad? A los que nunca entrevistaron: deudos, testigos, familiares, trabajadores del casino, etc.

Un incendio intencional, no para amedrentar a la sociedad, que al final fue lo que lograron, sino para mostrar a los dueños del casino que con ellos no se juega. En el pago de derecho de piso no hay descuentos ni prórrogas. Creo que la tragedia sucedió por ineptitud de los criminales, pues no tiene sentido alguno quemar el lugar con gente adentro; eso se hace a las cinco o seis de la mañana cuando no hay nadie y al único que afectas es al dueño. No tiene sentido, ni aún bajo una óptica criminal, quemar un negocio que no paga la cuota con cientos de ludópatas y empleados dentro. That´s not good for business nos dice Marlon Brando en El padrino. La sangre fría con la que perpetraron la masacre y la deshumanización que aflora en sus actos nos pone frente a frente con lo que hemos cosechado como sociedad.

Cobrar derecho de piso a un negocio en una de las avenidas más céntricas de la capital del estado de Nuevo León, Monterrey, ciudad famosa por su empuje empresarial y con una sociedad bien “echada pa’delante” , es prueba de que el control del Estado Mexicano en esta porción del territorio mudó de administradores. No es posible que en una de las más transitadas y céntricas avenidas de la segunda ciudad más importante del país a plena luz del día con miles de soldados, policías federales, estatales, municipales y los asesores del Plan Mérida.

Felipe Calderón y su gabinete montan guardia frente al Casino Royale

Desafortunada la expresión de Calderón. Creo que fue una falta de responsabilidad del presidente utilizar el vocablo “terrorismo” para describir lo sucedido en Monterrey. El abominable y sanguinario, más no irracional crimen tiene un mensaje: es la respuesta a una negativa a pagar sobornos. Además la violencia les genera un beneficio extra en este caso; negocio que no pague ya sabe lo que le va a suceder. El terrorismo tiene otra génesis y formas de presentarse. Hablar de terrorismo, como lo hace el jefe del ejecutivo implicaría que se mata indiscriminadamente no importando dónde ni cuándo buscando tener el máximo de bajas civiles. Esto no sucedió en el casino de Monterrey. Lo más parecido a terrorismo que ha padecido México en los últimos años fue el granadazo en Morelia el 15 de septiembre de 208.

Lo primero fue escuchar a “las autoridades” cuestionar el origen de los permisos para el funcionamiento de los casinos: que si federales, que si municipales, que si estatales. Daban pena ajena echándose la bolita. Sólo faltaba que Calderón les hubiese achacado el otorgamiento de permisos para abrir casinos a los gringos, durante su exabrupto sobre el doloroso episodio donde expresó: Si están decididos y resignados a consumir drogas, busquen, entonces, alternativas de mercado que cancelen las
estratosféricas ganancias de los criminales, o establezcan puntos de acceso claros, distintos a la frontera con México
.

Enseguida miles de máquinas para apostar son requisadas. Como si las máquinas fueran las responsables de la tragedia. Los extorsionadores no indagan si el negocio es legal o tiene amparo para trabajar. Lo que buscan es la cuota semanal o mensual. Así que me parece hasta trivial comenzar a verificar los permisos de este tipo de giros, que por nuestra moralina social, los vemos color acerina. Para mis contados lectores les participo que el juego es perfectamente legal, socialmente aceptado y apoyado por gobiernos y empresas como sucede en Montecarlo, Las Vegas, Atlantic City y últimamente las reservaciones indias en Estados Unidos.

Paso siguiente de la respuesta gubernamental a la masacre regia fue enviar miles de soldados y agentes federales. Con todo y los miles que ya había los criminales hacen lo que se les pega la gana. Corrupción, impunidad y tal vez omisión y colusión, pero por desgracia no preveo que este  vaya a ser el último de estos eventos.

Después de una semana todavía no sabemos quiénes son los dueños del negocio. Su responsabilidad consiste en no tener las salidas de emergencia libres para una adecuada evacuación en caso de siniestro. Los responsables de la oficina de juegos y sorteos de la Secretaría de Gobernación deben ser removidos por su ineptitud para informar sobre la identidad del dueño.

Como colofón de esta tragedia: la maravillosa estampa del orgullo y hondo espíritu del norteño que vimos el pasado sábado cuando los Rayados del Monterrey recibió a Santos de Torreón en un abarrotado estadio del Tecnológico de Monterrey. Mi solidaridad y admiración por los regios, que sin miedo, llenan el estadio. Qué mejor forma de mostrar su rechazo a la violencia y unidad. Unidad que también se manifestó en la Macroplaza cuando un par de miles pidió la renunció del gobernador Medina a la gubernatura.

¡Extra! ¡Extra! Sendos informes de labores darán los ejecutivos que nos interesan. El apolíneo gobernador mexiquense su último como ejecutivo estatal y primero como candidato virtual a la presidencia y el presidente Calderón, su penúltimo que parecerá el último. Esperaré con ansia la descripción de un México que solamente ellos viven y conocen. Ficción pura con algunos pasajes de cuento infantil.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2011

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Monterrey. Punto # 188 de septiembre 1, 2011”

  1. Irene Adler Says:

    yo opino que las autoridades no estan ejerciendo el papel que les corresponde, es decir no tenemos una base economica estable y menos seguridad, aun nos queda un largo camino para desarrollarnos, si tan solo nuestras autoridades no fueran tan “corruptibles”, aveces me pregunto que pasaria si en vez de tantos estulticos a cargo de nuestra seguridad pusieran a gente que perdio algo o alguien un hijo, un hermano, una madre o un padre en manos del crimen, yo pienso que no se dejarian corromper, pero solo son suposiciones

    excelente blog 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: