Centenario de Cantinflas. Punto # 186 de agosto 18, 2011

Los centenarios son, por lo cabalístico del guarismo y su significado, celebrados de formas disímbolas, pero al fin de cuentas conjugan lo mismo: llegar a 100. Ya sea una centena de representaciones de una obra de teatro, cien goles anotados, un siglo del inicio de la revolución, una centena de exposiciones individuales, cien horas de vuelo, cien  años cumplidos o en su defecto el centenario del nacimiento de alguien. Siempre habrá instituciones e individuos que buscarán recordarnos las virtudes y aciertos del personaje o evento aludido al celebrarse los cien años de su nacimiento o suceso.

Mario Moreno entre Gabriel Figueroa (izquierda) y Jorge Negrete (derecha) como líderes sindicales

Mario Moreno, Cantinflas entre Gabriel Figueroa y Jorge Negrete lideran una marcha sindical

Salvo tres películas filmadas bajo la dirección de Arcady Boytler, Águila o Sol (1937); de Juan Bustillo Oro, Allí está el detalle (1940) y de Chano Urueta, El signo de la muerte (1939), el resto es desechable, en especial todos los bodrios que filmó bajo su director de cabecera, Miguel M. Delgado – primo hermano de Joaquín Pardavé – quien a partir de El gendarme desconocido (1941) y hasta El barrendero (1981) dirigió todas las películas mexicanas de Cantinflas producida por Mario Moreno Reyes a través de POSA Films.

Lo que resultó interesante fue que las festividades oficiales por el centenario del natalicio de Cantinflas recayeron en instituciones oficiales tipo Cineteca Nacional, Filmoteca de la UNAM o Imcine que a lo más que llegaron para taparle el ojo al macho fue programar un ciclo de películas taquilleras del cómico. No podemos ignorar la vena popular del personaje, que al igual que Pedro Infante, es parte intrínseca de la cultura iconográfica de la inmensa mayoría de los mexicanos por eso no es aventurado decir que todo mexicano tiene a un Cantinflas escondido, al menos eso sucede cuando tratas con un burócrata de ventanilla o un profesor de primaria perteneciente al SNTE: cantinflean. Televisa hizo desfilar a figuras como Silvia Pinal, Joaquín Cordero, María Sorté y Carlos Espejel para entretenernos con anécdotas de su relación con Cantinflas.  Ni el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC),  ni el Centro Universitario de Estudios Cinematográficas (CUEC),  tampoco el Centro de Investigación y Estudios Cinematográficos Mtro. Emilio García Riera (CIEC) de la U de G, y menos algún historiador – Gustavo García o Leonardo García Tsao –, algún crítico – Jorge Ayala Blanco o Fernanda
Solórzano – han dado seminarios, escrito ensayos, promovido exposiciones, etc. Los festejos en su gran mayoría son de índole privada como fue la presentación hace un par de semanas en Bellas Artes del libro conmemorativo editado por la Fundación Cantinflas I.A.P.

Pero más allá de lo antes expuesto, me es imposible imaginar a Cantinflas como el segundo mejor cómico después de Chaplin. ¡Por favor, dejen de crear mitos chovinistas! Charles Chaplin era actor y fue creador de un personaje, igual lo fue Mario Moreno; Chaplin junto con Douglas Fairbanks, Mary Pickford y D.W. Griffith fundó en 1919 la United Artists, Moreno Reyes creó la productora POSA Films. Hasta ahí las similitudes.

Charles Chaplin con Mahatma Gandhi

Chaplin aportó al lenguaje cinematográfico mucho de su sintaxis visual, también era el guionista de sus películas, amén de ser el productor, escenógrafo y compositor. Ayudó y fue pilar invaluable para la cimentación del cine como una forma de arte y a la postre una multimillonaria industria a nivel mundial. Y al contrario de Cantinflas siempre tuvo una relación sumamente ríspida con los poderes fácticos: empresarios y políticos, al grado que fue expulsado de Estados Unidos y no regresaría sino hasta 1977 para recibir un Oscar honorario por su trayectoria y aporte a la cinematografía mundial. Además no hay filmoteca, cineteca, escuela de cine o institución relacionada con el arte cinematográfico que no tenga en su acervo filmes de Charles Chaplin. Todas las televisoras culturales del mundo programan regularmente casi todas sus películas. ¿Cuándo le ha dedicado un ciclo a Cantinflas la Cineteca Nacional, TVUNAM, Canal 11 del IPN o el 22?

¡Extra! ¡Extra! Según reportes periodísticos, el IEEM repartirá la friolera de alrededor de dos mil 200 millones de pesos para las elecciones del año entrante. Lo que es servirse con la cuchara grande. El argumento pueril que esgrimen los partidos y los consejeros, es que la democracia es cara y cuesta. Esta interpretación se viene abajo cuando comparamos el precio del voto en México con el de otros países.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2011

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: