11 a la medianoche. Punto # 182 de julio 21, 2011

11 a la medianoche como se tituló en México la película norteamericana Ocean’s Eleven, es un filme original de 1960 sobre la cual se hizo un remake en 2001. En la primera versión dirigida por Lewis Milestone coincidieron varios de los artistas que integraban lo que se conocía como el Rat Pack: Frank Sinatra, Dean Martin, Peter Lawford y Sammy Davis, Jr. El Rat Pack era un grupo de artistas que componían la élite de Las Vegas del momento. Tenían estrechos contactos con el mundo de la mafia e incluso tenían participaciones en algunos casinos. El apelativo les quedaba al dedo: Paquete de ratas.

Sin querer ahondar en cuestiones cinematográficas, salvo por la coincidencia de que ahora también hay en la lista de posibles candidatos a la presidencia once personas. Siete de ellas pertenecen al PAN, dos al PRI y dos al PRD. También resultan muy similares al Rat Pack: una oncena de políticos desligados de la gente, ocupados en sus quehaceres partidarios y en loca carrera por obtener la grande. Desvinculados de sus gobernados, si es que podemos considerarnos gobernados, porque en el fondo somos explotados, minimizados e insultados cada vez que esta pléyade de vividores nos quiere convencer de sus bondades.

A los mochos de Acción Nacional – forma familiar que adoptó Fernández de Ceballos para referirse al PAN – se les debe agradecer que son los únicos que tienen dentro de sus probables precandidatos a una mujer: Josefina Vázquez Mota. La ex secretaria de educación, convertida por azahares de la mala leche nacional en la Blanca Nieves estará acompañada de seis enanos: Javier Lozano Alarcón, Alonso Lujambio Irazábal, Emilio González Márquez, Santiago Creel Miranda, Ernesto Cordero Arroyo y Heriberto Félix Guerra. De los siete no se hace uno.

Lozano, Creel, Vázquez Mota, Lujambio, González y Cordero. Al centro el presidente del PAN Madero

Lozano, Creel, Vázquez Mota, Lujambio, González y Cordero. Al centro el presidente del PAN, Madero. (Foto: http://www.pan.org.mx/)

Analicemos uno por uno sus cualidades, si es que tienen alguna que valga la pena: Josefina Chepina Vázquez no pudo ni con la maestra Gordillo que se la comió viva y en escabeche y ahora ni color da al frente de la bancada azul del Congreso; Javier el fajador Lozano, siempre buscando a quién madrear a la mínima provocación y debió dedicarse a la música clásica y a la ópera; Alonso el biemportado Lujambio se ve mejor en la academia donde debo admitir que es un buen investigador, porque como político le falta mucho que aprender; Etilio González Márquez es bueno para el chupe, la mentada de madre y para regalar dineros públicos al gangster, perdón, cardenal, Sandoval Íñiguez; el niño bien Creel ya perdió hace seis años, pero terco, insiste, quiere el juguete; el alquimista Mr. Bean Cordero quiere el puesto para mostrarnos a todos los mexicanos cómo se vive como potentado con seis mil pesos al mes en un país de fortalecida clase media; y por último el desconocido Félix Guerra, a quien dudo conozcan siquiera en su colonia.

Los tricolores y los amarillos son mucho más austeros con dos posibles “gallos” para la silla cada uno.

Enrique el apolíneo Peña Nieto no necesita presentación, su campaña y promoción a nivel nacional la ha manejado el consorcio en el cual trabajó su esposa, Televisa. Lleva en campaña varios años y ni quien le moleste – al menos hasta el momento; ya veremos cuando comience la sesión de patadas, cachetadas y escupitajos entre sus correligionarios, cuántos aguanta. Por otro lado el senador Manlio Fabio el padrino Beltrones siente que se le va el avión y ahora es el priísta que más apoya a Calderón.

Beltrones y Peña Nieto. Al centro, Moreira, presidente del PRI. (Foto: mexico.cnn.mx)

Entre la podredumbre de la izquierda tenemos a rayito López Obrador, verdadero lastre nacional. Necio e ignorante insiste en un discurso lleno de lugares comunes que hiede a rancio: el estatismo en manos del pueblo bueno; claro bueno para ser mangoneado y manipulado con sus discursos carentes de sustento y pletóricos de errores históricos e interpretaciones sin lógica alguna. Marcelo el carnal Ebrard da pena ajena, supeditado a los caprichos del “chaquetero” político Andrés Manuel López Obrador. El carnal resulta ser candil del spot internacional, pero oscuridad en casa propia.

Ebrard y López Obrador. (Foto: animalpolitico.com)

¡Qué jodido panorama político tenemos para el 2012! Once bueyes y al arriero nadie lo encuentra.

¡Extra! ¡Extra! Ahora que Rupert Murdoch ya no tiene tabloide sensacionalista británico – el nefasto News of the World –, por las intervenciones a teléfonos privados de muchos personajes británicos, aquí en México no tendría problema alguno para editar ese tipo de basura comunicacional, hasta se las transmitirían en cadena nacional para el sano esparcimiento de nuestra inculta población en horario triple A.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2011

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: