Un futuro poco halagador. Punto # 168 de abril 7, 2011

El inesperado destape de Eruviel Ávila como candidato del PRI a la gubernatura del estado de México muestra que la potencial alianza de los opositores PAN-PRD sí inquietó al apolíneo gobernador. Más allá de las cualidades o defectos que como político tenga el próximo ungido por parte del PRI, los abanderados del PAN y PRD me trasladan a principios de la última década del siglo XX. Tanto Alejandro Encinas como Luis Felipe Bravo Mena fueron los contrincantes de Emilio Chuayffet cuando éste ganó la elección estatal para gobernador. El circo que nos endilgan los partidos cuando destapan a sus candidatos es digno de lo más rancio y vergonzoso que tiene la política en este país. Acarreados e incondicionales asumen gustosos su rol de comparsas en esas pantomimas de ínfima calidad. Ya no se diga de la absoluta falta de ética que caracteriza a nuestra inefable clase política.

Total, estamos anclados en el tiempo y a pesar de los lustros que han pasado seguimos sin tener caras nuevas en las lides políticas. La monopolio que ostentan los partidos políticos impide que los ciudadanos podamos buscar candidatos emanados de la sociedad civil. Las opciones para que realmente seamos representados por individuos emanados de la propia sociedad son constantemente torpeadas por la “casta divina” que nos gobierna.

Entre alianzas fallidas y dedazos, los habitantes del estado de México seguimos siendo tratados como deficientes mentales o, todavía peor, como menores de edad. Y al igual que la iglesia que requiere que existan pobres para justificar su existencia, los políticos continúan endilgándonos promesas para buscar nuestro voto, promesas que nunca cumplen. El mercado electoral de los jodidos siempre ha sido botín para la basura política que aparenta gobernarnos. La distribución de despensas, bultos de cemento o simples regalos cooptan a los votantes que aunado a su pobreza material, padecen de deficiencias intelectuales.

Además no seamos ingenuos, invertir en infraestructura es la mejor forma de amasar fortunas. Recordemos al político mexiquense por antonomasia, Carlos Hank González. Por simple curiosidad me gustaría saber en cuánto se incrementó la fortuna del apolíneo gobernador en seis años. Finalmente están allí para beneficio personal y arrasar con lo que puedan, desde bienes inmuebles hasta acciones de empresas. ¿Acaso alguien conoce a algún político mexicano que sea pobre? Bueno, ¿conocen a alguno que sea de clase media? Todos son potentados.

Desgraciadamente lo que nos depara el futuro en el estado de México es continuar con lo mismo que hemos tenido durante casi todo el siglo XX. Políticos y políticas, entendidas como proyectos, de dudosa transparencia y repletas de lugares comunes.

La solución a estas carencias sería tener un sistema educativo que enseñara a pensar, pero eso es una utopía en México. El Estado Mexicano requiere de seres domesticados para poder manipularlos a su antojo. En un país con una población educada no habría cabida para los rupestres y primitivos politicastros que inundan con necedades y autoritarismo la vida cotidiana de los mexicanos. Tan tienen pánico a la sociedad pensante nacional, aunque mínima, que impiden por todos los medios que metamos las narices en sus contubernios y componendas.

Por último y en solidaridad con todos aquellos que han perdido a un ser querido en esta estúpida guerra contra el crimen organizado y el narcotráfico: prefiero que mi hijo se fume un “porro” a que tenga que ver las masacres dantescas que el gobierno de Calderón promueve por todo el país para que nuestros hijos no fumen cannabis. Hace años fui a Holanda con mi hijo y ambos disfrutamos de un excelente hachís sin que nadie nos molestara. El establecimiento donde lo consumimos no se diferenciaba de cualquier bar decente. Limpio y decorado con muy buen gusto. Igual que cuando vas a un “antro” y te bebes un par de cervezas con la familia.

¡Extra! ¡Extra! El poeta, periodista y promotor cultural Javier Sicilia, cuyo hijo apareció masacrado junto con otras personas en Cuernavaca, explotó y renunció a volver a escribir poesía, a la par que exclamaba con justo enojo, ¡México tiene el corazón podrido! Estoy totalmente de acuerdo con él.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2011

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: