¿Y los cómplices de Maciel? Punto # 125 de mayo 20, 2010

No ahondaré en la vida de Marcial Maciel, digna de un estudio siquiátrico de fondo. Creo que ya se ha dicho todo. Al menos todo lo que ha salido a luz, ya que detalles de la vida de este depredador, siguen asombrándonos. Es cierto que el Vaticano limitó a los líderes de los Legionarios de Cristo y les ha puesto un alto y la institución está en serios aprietos y es altamente probable una refundación para deslindarse totalmente del fundador.

Pero pensar que un individuo en solitario logró abusar sexualmente de sus seminaristas y de sus hijos, tener varias mujeres, ser morfinómano, recaudador de millones de dólares entre los embaucados millonarios, sobre todo mexicanos, pero también de varias naciones, tener derecho de picaporte con varias papas y presidentes, en fin: varias lindezas parecidas, resulta ahora que hizo todo eso sin apoyo de otros. Esto resulta francamente insultante para la inteligencia del promedio de los humanos. No se logra tener todo ese poder y riqueza sin el apoyo de todo un equipo; un equipo que como cualquier otro tiene sus íntimos y más cercanos al líder y desde ese centro neurálgico se va extendiendo en círculos que conforme se alejan del centro su influencia disminuye.

El peredasta y su encubridor

Es innegable que para agenciarse morfina, violar adolescentes y niños, manejar pequeñas fortunas en cada viaje o tener entrevistas privadas con el Papa se necesita de gente muy cercana y allegada al personaje en todo los ámbitos de poder, político, económico, social, cultural, pero en especial, eclesiástico. Es inverosímil pensar que legionario alguno supiera de sus adicciones y desenfrenos. Es más que obvio que varias personas estaban al tanto de sus desviaciones, por llamarlas de alguna forma. No es posible que nadie en el Regnun Christi, ala laica de los legionarios, cuyos miembros, en su mayoría, pertenecen a las clases económicamente altas de la sociedad se hayan tragado el garlito durante más de medio siglo. Es francamente muy improbable que así pueda suceder: simple probabilidad y estadística. ¿Cuántos curas han sido formados por los legionarios desde los años 40 del siglo pasado a la fecha? Varios miles y, si éstos le sumanos los millones de individuos que han pertenecido al Regnum Christi se inverosímil que nadie hubiese sabido sobre los delitos de Maciel. Es más que obvio que cómplices, los hay, desde los que tildaron de mentiras las denuncias (Rivera Carrera) hasta los que no quisieron oir la verdad (Juan Pablo II) más los del círculo íntimo de Maciel.

Salir ahora a querernos ver la cara con que nadie sabía de los “pecados”, ahora ya asimilados como delitos por el Vaticano,  me resulta de suma hipocresía y hasta cobardía. Juan Pablo II, quien no quiso saber del asunto a cabalidad, solapó al depredador por razones más económicas que morales. Se develo la forma en que Maciel dada enormes cantidades de dinero a cardenales y altos jerarcas eclesiásticos a la par de donaciones millonarias a la Iglesia Católica.

Salir ahora con la batea de que Álvaro Corcuera, actual líder de los legionarios, junto con la cúpula de la institución religiosa fue durante más de 50 años engañado por el nefasto personaje y los sorprendió su errática vida recién develada no abona para nada a la restitución de credibilidad que necesita la institución. Su mentalidad y capacidad para llevar más de tres vidas me resultan sumamente intrigantes. Debió ser un individuo extremadamente inteligente y calculador, un contumaz actor con un sesgo de esquizofrenia y tal vez hasta bipolar. Perverso y seguidor del Marques de Sade. En fin un ser único. Porque para apendejar al mundo entero durante más de medio siglo sin que nadie se diera cuenta se debe ser un verdadero genio. Y digo todo el mundo: papas, reyes, reinas, princesas, presidentes, primer ministros, cancilleres, empresarios, intelectuales, artistas, políticos, militares y millones más de individuos. Realmente un genio: El tipo se debe estar carcajeando en los infiernos. ¿Acaso lo ubican a la diestra del padre?

Así que por favor no salgan ahora con que nadie sabía sobre la triple o cuádruple vida de Maciel. A menos que sean retrasados mentales o francos idiotas se puede creer que persona alguna en su entorno se diera cuenta de la cantidad de crímenes del susodicho sacerdote. Cómplices por desoír las acusaciones, que desde los años 50 del siglo pasado, se habían presentado. Cómplices los que tacharon de campaña de desprstigio las denuncias periodísticas y otros estudios de investigadores serios, así como la campaña de desprestigio encabezada por Lorenzo Servitje, dueño de Bimbo, contra el canal 40 en 1997 por emitir un programa sobre los abusos sexuales de Mon Père, apelativo cariñoso con el cual se le nombraba entre los adeptos a sus instituciones. Tampoco es compresible que las obras de Maciel se queden como están constituídas. Es indudable que la Legión de Cristo, como el ave fénix, renacerá como una nueva congregación religiosa.

¿Qué van a hacer las autoridades mexicanas sobre los cómplices de Maciel? Muchos de ellos siguen vivos y en altos puestos eclesiásticos, tanto a nivel nacional como en el Vaticano. ¿Qué diferencia hay entre las obras que algún narcotraficante construye en su área de influencia y las que creó Maciel? Pues para mí no hay diferencia: ambas se sustentan en dinero mal habido, su capital es de dudosa procedencia y conseguido mediante coacción o tal vez hasta chantaje. Claro el chantaje eclesiástico del infierno y la salvación mediante el pago de indulgencias es otra cosa. Pero al final de cuentas la fortuna legionaria es el resultado del engaño, la depredación, la hipocresía y la desvergüenza.

¡Extra! ¡Extra! Aplaudo la condecoración que el gobierno mexicano otorgó a Joan Manuel  Serrat. Felipe Calderón le entregó la Orden del Águila Azteca dentro de las instalaciones de la Embajada de México en España. Para el artista catalán “aquella experiencia dolorosa del exilio me permitió encontrar en México el hogar perdido”. “Olvidarlo”, añadió, “sería como olvidarme a mí mismo”. Pocas veces personajes con un historial similar al de Serrat son objeto de merecimientos de este nivel. La mayor parte de estos reconocimientos tienen sesgos políticos o diplomáticos. En esta ocasión no hay duda del merecimiento que Serrat recibió.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2010

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: