La nueva ley anti-inmigrante de Arizona ágora mexiquense segunda quincena de abril 2010

La nefasta y discriminatoria ley para criminalizar la inmigración ilegal emitida y ratificada por la gobernadora de Arizona Jan Brewer ha unificado a los inmigrantes y al gobierno mexicanos para externar un completo y total rechazo a la misma.

En las redes sociales ya existen varios grupos en franco rechazo a la iniciativa. Sobresale 1 millón de mexicanos contra la ley SB1070 Arizona en facebook con más de cuatro mil miembros al momento de escribir esta columna. El rechazo a la ley antiinmigrante aprobada en el estado norteamericano de Arizona por considerarla xenófoba, injusta y contraria a los derechos humanos abarca a todos los países centroamericanos que al igual que México manifestaron su total repudio a la misma.

Sin embargo rasgarse las vestiduras no reditúa en nada. Se debe de pegar donde más duele y eso es en la economía. Si dejamos de ir a Arizona y no gastamos nuestro dinero en ese estado, al mismo tiempo que castigamos a las autoridades también lo haremos con nuestros connacionales que son poco más del 30 por ciento de la población estatal. Lo más probable es que la administración federal de Barack Obama tome una posición respecto a la nueva ley y la frene o vete para evitar su aplicación.

Felipe Calderón reivindicó que los inmigrantes mexicanos “han contribuido al desarrollo y la prosperidad de Arizona” y exigió “un trato respetuoso para los migrantes en Estados Unidos”. Me halaga el interés que externa el presidente, sin embargo por qué ahora que ya fueron expulsados de su propio país, es cuando el jefe del ejecutivo vocifera a los cuatro vientos la deleznable ley. Yo no escucho a nuestra clase política defender a los mexicanos que nos quedamos aquí en México con la misma vehemencia con la que lo exteriorizan cuando los connacionales ya están allende las fronteras. Yo nunca escuché exabruptos similares cuando todavía vivían en México esos millones de mexicanos que ahora viven mejor en Estados Unidos; de no ser así, sólo si se tiene una genética proclive al masoquismo es que se entendería que los mexicanos que viven en Estados Unidos son sistemáticamente discriminados. Es obvio que no sucede así.

El problema con Arizona no tiene aristas para atacarlo pues es un asunto interno y no tiene trascendencia con el NAFTA (North American Free Trade Agreement) para buscar un boicot comercial. Ello se debe a que las controversias entre los tres miembros sólo tienen validez si se hacen al país y no a uno de sus estados.

Tratar de imponer un boicot comercial contra los productos provenientes de Arizona o dejar de visitar el estado resulta contradictorio pues recordemos que 30 por ciento de la población del estado es de origen mexicano por lo que a la larga en lugar de ayudarlos los perjudicamos. Las voces que se han manifestado en contra de dicha ley incluyen a Barack Obama quien la criticó acremente.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer

En el fondo nuestro gobierno no puede hacer nada salvo mandar, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, nuestras misivas escritas en el más enérgico tono. Los latinos arizonianos podrán manifestarse y llevar a cabo marchas en repudio, pero dudo que se pueda hacer algo desde este lado de la frontera. No tenemos los medios, ni la capacidad organizativa para frenar dicho despropósito.

Espero que el gobierno federal en Washington tome cartas en el asunto no deje que se implemente en Arizona y, lo peor, que se propaguen leyes similares en otros estados del vecino norteño. La verdad es preocupante que nuestros políticos se desgarren a estas alturas del partido las vestiduras y no cuando todos esos mexicanos todavía vivían en México y tenían fe en su país. México los expulsó y ahora en otro país nos preocupamos por ellos. ¡Qué hipocresía! Hipocresía en ambos gobiernos, el de Arizona y el mexicano.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “La nueva ley anti-inmigrante de Arizona ágora mexiquense segunda quincena de abril 2010”

  1. José Carlos Pons Ballesteros Says:

    Querido Luis:
    Primero que nada me gustaría agradecerte por tu columna me pareció interesante. Aciertas al identificar el riesgo mas grande que se corre en este escenario -el efecto domino. La idea que otros estados americanos sigan a Arizona y apliquen leyes de la misma índole aterroriza tanto a inmigrantes mexicanos como también al gobierno mexicano. Es claro que Mexico no tiene la capacidad de proveer a sus emigrantes las mismas oportunidades; más claro aún es la dependencia económica de México en las remesas, más que una “ayudita” es el motor de desarrollo económico para los sectores mas marginados de nuestro país.
    Me uno al llamado critico que envías al gobierno de Mexico, a tomar responsabilidad, a trabajar en las causas, en lugar de criticar las consecuencias. Sin embargo, aprendamos algo de la historia, y no esperemos a que el gobierno cambie algo. La discriminación racial y económica tiene su cenit en la idiosincracia mexicana, en esos elementos pos-colonialstas que aun nos caracterizan, en el “indio” que ¡aún! discriminamos, en esa desigualdad que fomentamos. Mi punto es que crucial para un cambio es una re-conceptualizacion de valores, por que esto es lo que verdaderamente oprime y discrimina, así creo que es lo que requiere mas urgencia y trabajo. Este cambio esta en nuestras manos, en cada acción y palabra que promulgamos.

    Saludos

  2. susana Says:

    Hola,
    Pues verdaderamente es muy xenofobica la ley de arizona. es anticonstitucional y pese a mi corta edad me doy cuenta de que no hemos avanzado pues en pleno sigloXXI sigue habiendo personas que piensen de una manera egoista y fascista!!!!!
    por otro lado debemos analiszar q nosotros como mexicanos aun tenemos machismo y en algunos casos feminismo.
    En México desde hace ya varios siglos existe la discriminación hacia las mujeres
    El problema del machismo ha venido afectándonos generación tras generación y es muy deprimente que aun en pleno siglo XXI sigamos con esta idiosincrasia.
    asi que en mi opinion debemos cambiar nuestras actitudes y como anteriormente jose lo comentaba la crisis d valores esta a flor de piel


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: