Cambiar los paradigmoas ágora mexiquense segunda quincena de marzo 2010

No hay duda que la situación que vive el país es, por decir lo menos, caótica. Las noticias cotidianas a nivel nacional reflejan el deterioro que ha minado la sana convivencia de los mexicanos. Llenas de miedo y angustia, las familias huyen de colonias o ciudades donde el estado ha perdido la lucha frente al crimen organizado. Ejemplo de ello es el retorno de veracruzanos de Ciudad Juárez a su tierra de origen con apoyos del gobierno de Fidel Herrera. Un día sí y otro también, el horizonte promisorio que deberíamos vivir durante este año cabalístico 2010 se desvanece detrás de un torbellino de inmundicia. La realidad ha rebasado lo imaginario y es más que obvio que la guerra calderoniana se convierte día a día en el Waterloo del jefe del ejecutivo. Durante la embestida castrense contra el crimen organizado y en especial a los carteles de la droga la población adicta se incrementó exponencialmente. La violencia es ha todas luces incontrolable y vivir en constante zozobra se ha vuelto parte intrínseca del modus vivendi de los habitantes de varias regiones y ciudades de México.

Cartel americano por la legalización de la marihuana

Confrontar al narco frontalmente no ha sido exitoso, pero no haberlo hecho pudo haber traído consecuencias todavía más nocivas. Es innegable que tenemos que llegar al fondo de la coyuntura y aceptar que necesitamos crear soluciones más imaginativas y romper con ciertos paradigmas enquistados en nuestra sociedad: despenalizar y posteriormente legalizar las drogas y que seamos los ciudadanos los que decidamos si consumimos o no alguna droga. Las bebidas alcohólicas son legales y no por ello todo mundo las consume. Lo mismo sucede con el tabaco, tan sólo una cuarta parte de la población nacional fuma. ¿Por qué el Estado quiere tutelar nuestros gustos?

Varias voces, de todo el espectro nacional e internacional, han propugnado por la despenalización de las drogas. Sin embargo se continúa satanizando el uso de ciertos estimulantes en aras de continuar aumentando las ganancias de los sectores alcoholeros. Nuestra bizarra lógica, influenciada por nacionalismos ramplones y valores decimonónicos, aplaude que la industria tequilera mexicana incremente sus ganancias y penetración comercial. Cuando así acontece, si tengo dos dedos de frente,  quiere decir una de dos cosas, primera, más personas comenzaron a beberlo o, segunda, el mismo número de personas que la consumían con anterioridad, ahora consumen más. Ello redunda en un aumento de la planta laboral y un incremento en las percepciones hacendarias para el gobierno. Y como remate, el orgullo nacional se enaltece, pues el tequila es muy nuestro.

Hagamos ahora un ejercicio a la inversa y cambiemos la palabra tequila por el vocablo marihuana. Si aplicamos los mismos criterios no veo donde este el problema. Dejemos de visualizar el problema desde perspectivas moralistas y asumamos que el consumo de drogas es una tendencia, que desde una perspectiva postmodernista, a la larga será vista como normal, igual que el reconocimiento legal a parejas del mismo sexo. ¿Por qué, en el caso del matrimonio de personas con orientación sexual diversa sí rompimos los paradigmas y en el caso del consumo de marihuana seguimos anclados en valoraciones moralinas y no en datos duros? La marihuana, al igual que el tequila, es un ícono nacional; a donde sea que viajes todo mundo conoce nuestra muy mexicana Acapulco golden, variedad de la cannabis de raíces y origen nacional. ¿Por qué no crear la Cámara Nacional Canábica que promoviera y organizara ferias de marihuana, igual que hacemos con las ferias vitivinícolas? Además, en lugar de estarse matando en plena vía pública, los empresarios de la industria canábica, quienes darían trabajo legal a más de 100 mil mexicanos, acudirían a tribunales para dirimir sus diferencias, igual que la Coca y la Pepsi. Pagarían impuestos altos los cuales se aplicarían en programas de prevención y rehabilitación. Diseminados por todo el territorio nacional encontramos miles de establecimientos de AA (alcohólicos anónimos) para aquellos que no entienden el famoso slogan “todo con medida”. La responsabilidad es de cada individuo y no de papá gobierno. Ya somos mayores de edad para decidir entre bebernos un par de whiskies o fumarnos un churro.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “Cambiar los paradigmoas ágora mexiquense segunda quincena de marzo 2010”

  1. Benjamín Araujo Says:

    Estimado Luis:
    Desde la perspectiva que lo analisas es impecable tu razonamiento. Pero el asunto es más complejo; y está entramado con la maraña de intereses económicos, políticos y sociales que manejan este país. Las cosas no son tan sencillas, ciertamente las prohibiciones profundizan las relaciones subterráneas, como fue el caso del alcohol y su prohibición en USA, pero también es cierto, notorio y comprobable, que es tan grande el gigante que hemos creado (de la corrupción nacional) que el tejido no es tan endeble, ni se rompe tan fácil. Habría que probar, no obstante, pero insisto que el tejido social invisible de la corrupción es un mal que sólo con un cambio político y social de fondo puede resarcirse.
    Un abrazo,
    Benjamín

  2. armando Says:

    DESDE QUE LLEGARON LOS MENDIGOS GACHUPINES A TIERRAS MEXICANAS, SIEMPRE NOS TUVIERON CON LA PATA EN EL COGOTE. POSTERIORMENTE LOS CURAS TOMARON LA BATUTA, PARA DESPUES DEJARNOS A LOS MENDIGOS PARTIDOS POLITICOS Y DESDE LUEGO A LOS POLITICOS.
    NO ES FACIL SAFARSE DE ESTA LINEA DONDE SIEMPRE NOS HAN DICHO COMO ACTUAR, QUE HACER Y QUE NO HACER. REALMENTE LOS MEXICANOS NO ESTAMOS EN UN PAIS LIBRE. LOS PINCHES POLITICOS ACTUALMENTE Y COMO SIEMPRE, BUSCAN TENERNOS JODIDOS PENSANDO QUE SOMOS UNOS PENDEJOS (ESO ES LO QUE ELLOS SUPONEN) Y ES POR ELLO QUE SU MINIMO CRITERIO E INTELIGENCIA NOS OBLIGA A ESTAR SUPEDITADOS CASI IGUAL QUE CUANDO LLEGARON LOS PINCHES GACHUPINES.
    EN FIN ESTO ES UN CIRCULO VICIOSO QUE NO TERMINA,APARTE QUE SOMOS UNA BOLA DE MARICONES QUE NO NOS VAMOS ENCIMA DE ESTOS INDIVIDUOS.
    MIENTRAS NO TENGAMOS LOS PANTALONES PARA EVITAR QUE LADRONES COMO MONTIEL , ASCENDENCIA Y DESCENDENCIA ASI COMO PARENTELA, PERMANEZCAN EN EL PODER, ESTAMOS JODIDOS. VERDADERAMENTE LOS MEXICANOS SEGUIMOS Y SEGUIREMOS SIENDO UNOS AUTENTICOS PENDEJOS POR ANDAR CUIDANDO LOS CENTAVOS Y DESCUIDANDO NUESTROS PESOS QUE QUEDAN EN EL BOLSILLO DE AUTENTICOS DELINCUENTES EN LOS PARTIDOS POLITICOS.
    ASI NOS GUSTA VIVIR……..QUE TRISTEZA.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: