Por fin salió el peine Punto #117 de marzo 11, 2010

El pasado 18 de febrero en el número 114 del Semanario Punto, en mi columna semanal escribí:

Lo más deleznable de las alianzas radica en que su finalidad no tiene nada que ver con un acercamiento con el posible votante o sea la ciudadanía, sino que su único afán es acceder al poder. El PRI, bastante renuente a aceptar que las alianzas son un peligro para sus candidatos actuales, debe ser precavido y esperar que lo que buscan estas alianzas es continuarlas hasta el 2011 y buscar una para el estado de México y lograr sacar al PRI de la gubernatura. Finalmente se trata de arribar  a la madre de todas ellas: una candidatura aliancista en el 2012 para evitar la llegada del tricolor a Los Pinos.

César Nava, presidente del PAN

No estaba errado, los priistas mexiquenses encabezados por Peña Nieto tenían ya muy estudiado el escenario. Trataron de evitar a toda costa que alguien tocara al gobernador, uno de los fuertes candidato del PRI a la presidencia. Es obvio el miedo que una alianza en territorio mexiquense tiene para el PRI. Pues de perder las elecciones a gobernador para su partido el PRI, Peña Nieto sería fuertemente cuestionado por sus correligionarios y la fuerza hasta ahora acumulada menguaría de forma notable y su influencia dentro del partido sería seriamente vulnerada. De allí que el gobernador haya sido el artífice o promotor del famoso acuerdo cupular partidista.

Lo inaceptable del asunto radica en la nula honradez, la absoluta carencia de ética, el olímpico desprecio por los principios y el burdo engaño que los firmantes manifestaron. ¿Con qué cara pueden estos políticos ser el ejemplo a seguir? ¿Son estos tipos de acuerdos, donde se antepone el acceso al poder por el poder mismo en aras del bienestar del país y de los mexicanos, el patrón que seguirá nuestra clase política?

El sainete comenzó cuando Beatriz Paredes y César Nava, presidentes del PRI y del PAN respectivamente, negaron reiteradamente que hubieran firmado un acuerdo entre los dos para evitar las alianzas en el estado de México de miras a las elecciones para gobernador del 2011. No hay duda de que el menos raspado por el incidente fue nuestro apolíneo gobernador, quien fue el instigador del bodrio. Tanto Paredes como Nava han sido tachados de mentirosos y cínicos. A Nava, todavía peor, lo chamaquearon, pues en el documento de marras no existe evidencia del intercambio que se gestaba: evitar las alianzas a cambio del apoyo del PRI a los cambios hacendarios en el Congreso. Como sucede casi siempre, el PAN pone todo mientras el PRI esquiva cualquier compromiso.

El documento firmado por Fernando Gómez Mont, Secretario de Gobernación, como testigo de honor y Luis Miranda Nava, Secretario de Gobierno estatal, en representación del gobernador mexiquense salió a la luz por presión de Peña Nieto, quien acepto la existencia del escrito. Finalmente Paredes y Nava, pillados con los calzones abajo, tuvieron que asumir su poca ética y honorabilidad.

Los dichos de Andrés Manuel López Obrador de que el PRI y el PAN están coludidos para acaparar el poder sin que medie visto bueno alguno por parte la ciudadanía parece ser cierto. Los encumbrados políticos que llevan las riendas de la nación resultaron todos ingenuos y desinformados. Desde Beltrones, líder priista en el senado, hasta el presidente. Resulta que Gómez Mont nunca informó a Calderón de acuerdo. Esto por recomendación del presidente del PAN, Nava. Me resulta incompresible que un secretario de gobernación no informe al presidente de acuerdos de esta envergadura. O peor, que anteponga recomendaciones partidistas antes que sus obligaciones, entre las que se encuentra informar al presidente de incidentes o situaciones que afectan la gobernabilidad del país. Estoy seguro, al igual que mis contados lectores, que la firma de un documento anti aliancista cae dentro de la primera categoría.

Beatriz Paredes, presidenta del CEN del PRI

Creer que Calderón no fue informado de la reunión y posterior firma del convenio resulta insultante para la ciudadanía. Recuerdo que durante el Irangate que enfrentó Ronald Reagan durante su presidencia, Walter Cronkite, decano de la CBS, llegó a la conclusión de que si Reagan no sabía nada sobre el asunto, mostraba su falta de control sobre sus subordinados, por lo que debía renunciar; si por el contrario, sabía del asunto, no era más que una muestra de su colusión y cómplice y, al igual que en el primer, debería renunciar.

En el asunto del tratado cupular partidista recién sacado a la luz, lo mismo aplica a Calderón. Si sabía del convenio, resulta inverosímil que un jefe del ejecutivo, negocie las reformas para hacer crecer al país, otorgando poder político a un partido. El bienestar del país no se intercambia por cotos de poder, al menos, no para alguien que se dice patriota y buen mexicano.

Ahora resulta, según el senador priista Manlio Fabio Beltrones que debemos darle vuelta a la hoja y seguir trabajando. Vaya desfachatez de nuestra clase política. Parece ser que para él todo este vergonzoso tinglado no tiene importancia. Es entendible, pues también es uno de los aspirantes a candidato por su partido para la elección del 2012. Tarde o temprano iba a salir el peine.

¡Extra! ¡Extra! Durante la presentación de su novela El asedio, el escritor español Arturo Pérez-Reverte expresó, respecto a las efemérides de las independencias hispanoamericanas: “Cuando hablan de celebrar el Bicentenario, yo creo que más que celebrar deberían conmemorar con una misa fúnebre, porque realmente en 200 años murieron muchas esperanzas de libertad, de progreso y de justicia y todavía siguen sin estar vivas esas esperanzas.” Invitó a los reporteros a darse “una vuelta por cualquier barrio de México, por cualquier campo de Perú, por la pampa rubia, y verán que la miseria, el hambre y sobre todo la incultura siguen siendo las mismas.”

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2010

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: