La manivela (mini-cuento)

La película va muy rápido. El camarógrafo que da vuelta a la manivela del aparato óptico queda atrapado por las imágenes que salen del cinematógrafo. En la pantalla aparecen en una jocosa persecución los Keystone cops de Mack Sennet. El pianista quien debe ejecutar melodías que acompañen la acción proyectada en la pantalla deleita al respetable con una sonata. La música debe ser referente auditivo de lo que ve nuestra retina. Para que ella vaya acorde con lo que sucede en la pantalla, debe ser ejecutada por un individuo que logre coordinar la vista con la destreza digital. El proyeccionista no requiere más que mantener la misma velocidad en la manivela, no importa la escena. El primero debe sentir la película para crear entre el  público, mediante la música, la atmósfera necesaria para hacer sentir y vibrar a los asistentes a las tandas de cine mudo. El segundo, requiere medir la película, mantenerse frío para cambiar los rollos y sobretodo tener un muñequeo, que le permita accionar la manivela a la velocidad idónea para que la recreación proyectada sea real y verídica.

Cámara de cinematógrafo con manivela

Pero en esta ocasión el pianista y el proyeccionista intercambiaron, no su función dentro del cine; intercambiaron actitud y aptitudes. El proyeccionista daba vuelta a la manivela al ritmo de la película y el pianista no cambió ritmo ni cadencia en su interpretación: La misma sonata repetida infinidad de veces.

Para el momento en que los Keystone cops atrapan al ladrón el proyeccionista yace desfallecido e inerte al pie del templete donde colocó el aparato. El pianista, quien no dejó de llorar durante toda la función, ejecuta por enésima vez la triste sonata hasta volverse casi inaudible y entonces expira.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Blog El tonel de Diógenes

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “La manivela (mini-cuento)”

  1. mandurrabia Says:

    es cocodrilo dondiiiiiiii, no, es un radical, nooooo, es LUIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIISSSSSS
    Querido Luis, apenas el maestro Tronx me pasó las direcciones de tus blogs, así que acá andaré revisando tus incursiones. Un abrazo y por ahí nos veremos, yendo atrás de algún perfume de mujer. SAlud


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: