Xenofobia y racismo en México Punto # 112 de febrero 4, 2010

Resultó que las estupideces que el diputado perredista por Chiapas Ariel Gómez León le movieron el tapete a las buenas conciencias y nos salió lo políticamente correcto y resultamos ser enemigos del racismo.

Es innegable que mencionar al aire durante una transmisión radial epítetos como los utilizados por el deslenguado diputado confirma su total ignorancia y sus nulas dotes de comunicador. Pero más allá del evento, existen varios factores que me hacen cuestionar si el diputado de marras no es más que un portavoz del sentir de un amplio sector de la sociedad.

Recordemos el desaguisado diplomático que Vicente Fox causó cuando su declaración de “que los mexicanos hacemos los trabajos que ni los negros hacen” no dijo nada que no sea un comentario popular. La necedad que Fox emitió fue dada a raíz de la puesta en circulación de unos timbres postales con la imagen de Memín Pingüin, famoso personaje de cómic. Este incidente causó malestar en la comunidad afro-americana de los Estados Unidos y catalizó un intercambió de declaraciones sobre la manera en que cada entidad entiende el concepto de negritud.

En México, dada nuestra idiosincrática característica: la dualidad moral, manejas un doble discurso como parte integral de nuestra personalidad. Somos proclives a saludar de abrazo y beso a personas que no tenemos la más mínima intención de volver a ver, ofrecemos  “nuestra pobre casa”, siempre y cuando no se queden, pues “el muerte y el arrimado a los tres días apestan”.

Y similar a nuestro cotidiano andar por la vida, nuestro vocabulario maneja dobles sentidos. No por nada sólo en México se entiende el albur. Utilizamos palabras con una doble connotación. Ejemplo de ello es chingada. Según cómo se utilice en la oración o frase puede referirse a algo positivo o negativo. ¡Me lleva la chingada!  contiene una referencia negativa, pero ¡qué chingón está!, todo lo contrario.

Ahora bien, la palabra negro, según la usemos, tiene la misma característica que chingada. ¿Cuántos individuos tienen por apodo negro o negra? Recordemos a Toña la Negra, excelsa cantante veracruzana de boleros; el Negro Elizondo, actual secretario de turismo federal o el negro del Águila, excelente futbolista de los años sesenta.

El  problema radica en nuestra concepción primigenia o primitiva que nuestra educación no ha podido erradicar. En el fondo la imagen que se tiene en occidente del negro ha sido estereotipada a niveles caricaturescos. La imagen del negro subsahariano que maneja nuestro inconsciente es matizada por rasgos impuestos por el poder dominante. Para muestra tenemos al Tarzán de Edgar Rice Burroughs, donde las etnias africanas son manipuladas por el hombre mono. Igual sucede con los esclavos en Estados Unidos y la visión que a través del cine y televisión nos han creado.

El estereotipo es común en la gran mayoría de los mexicanos quienes en charlas de café o reuniones familiares platican chistes racistas donde los  negros, homosexuales, indios, judíos, chinos, políticos y claro Pepito son los personajes principales. Así que no nos desgarremos las vestiduras y saquemos al enemigo del racismo que todos traemos dentro por los comentarios de un imbécil. En el fondo, se explayó como lo haría entre amigos o familiares. ¿Acaso cuando alguien cuenta un chiste racista es reconvenido por los oyentes?

Recuerdo que durante algún juego de la selección mexicana de fútbol contra un equipo donde la totalidad de los jugadores eran negros, era recurrente una disquisición entre los presentes: ¿Acaso nos va a ganar un equipo lleno de negros?

El racismo y la xenofobia son parte consustancial del mexicano. Somos racistas con los blancos, judíos, negros, homosexuales, indios, chinos y cualquier ente que sea diferente a nosotros. La nula o casi mínima inmigración al país (actualmente hay en México la misma cantidad de extranjeros que en 1930: alrededor de 600 mil) nos ha causado muchos males y ha limitado enormemente el crecimiento del país en todos sus ámbitos.

No asumimos nuestro racismo por hipócritas y vemos la paja en el ojo ajeno. Clamamos al cielo los ataques racistas a nuestros connacionales en Estados Unidos, sin embargo masacramos, violamos, robamos y menospreciamos a cualquier centroamericano que ose cruzar por nuestro territorio. Somos mucho más crueles con los inmigrantes de Centro América que los estadounidenses con nosotros.

Ahora el PRD, en voz de todos sus líderes, cacarea a todo pulmón que se expulsará al susodicho locutor y diputado. También la radiodifusora local Grupo Radio Digital retiró su espacio y canceló el programa. En resumidas cuentas, y que quede muy claro, los comentarios racistas que pronunció Gómez León en su programa radial, de no haber sido hechos al aire, no hubieran molestado a nadie. En concreto, el racismo es parte de nuestra idiosincrasia, querámoslo o no.

¡Extra! ¡Extra! Ahora resulta que un pleito de cantina que termina a balazos es noticia nacional. A mi compadre lo mataron en un bar de Puebla y ni siquiera nota de octava página fue; hasta la fecha no han detenido a su asesino. Mi compadre se llamaba Juan Manuel Guerra y no Salvador Cabañas.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2010

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

7 comentarios en “Xenofobia y racismo en México Punto # 112 de febrero 4, 2010”

  1. Carlos Pacheco Says:

    Ni siquiera tenemos que pensar en otras razas y otras nacionalidades. Nos discriminamos y prejuzgamos entre nosotros. Yo soy yucateco y todo el tiempo observo como otros yucatecos hablan mal de los campechanos y discriminan a los del centro del país y ni que decir de los extranjeros. O a las naturalizados de la selección mexicana. Yo cada vez que lo oigo digo que entonces no tenemos nada de que quejarnos del la ley de Arizona ni de que traten a los braceros como los tratan. Porque si tuviéramos el poder seríamos tan tiranos como el que más.
    Ojalá algún día podamos vivir en un mundo donde todos sean hermanos, como soñaba Beethoven. Pero me temo que tendrá que pasar alguna cosa apocalíptica como el agotamiento de los recursos naturales o la tercera guerra mundial como para darnos cuenta de que todos somos unos seres infinitesimales en el espacio y el tiempo que no tienen por que creerse los unos más que los otros…

  2. honorio hernandez lopez Says:

    soy estudiantes de la universidad intercultural del estado de mexico.
    mi comentario es aserca del racismo ,yo pienso que todo empeso por la estupides que dijo nuestro presidente o nuestro expresidente vicente fox que en un comunicado de prensa digo que los mexicanos hacemos los trabajos que ni los negros hacen. pues esto also lo animos en todas las sosiedades del mundo . yo siento que este expresidente no tiene respeto asia lo demas y sia el mis .yo dogo no al racismo ,si todo somos seres humanos.

    • Luis Recillas Enecoiz Says:

      Hola Honorio,
      Me percaté que varios de tus compañeros de la Universidad Intercultural estan interesados en mi blog. Te pido que mediante tí le agradezcas a tus compañeros su interés en mis escritos. Gratifica de manera loable saber que hay jóvenes inteligentes y preocupados por su entorno. Me saludas a tu profe Panzi. Un abrazo a todos.

  3. maria isabel gonzalez Says:

    hola soy alumna de la universidad intercultural del estado de mexico me da mucho gusto que haya personas que se preocupen por este tipo de temas y pues es algo que se ha venido viviendo años atras y si relamente somos una sociedad que vive en medio de la discriminacion y lo peor de todo que nosotros mismos lo hacemos sin darnos cuenta que somos tal cuales y solo por ser de diferente tono de piel y pues yo creo que esto no deberia sde ser asi al contrario deberiamos de vernos como hermanos apoyarnos unao a otro bueno le envio un cordial saludo y espero que sus temes nos sirvan de mucho en lo personal me ha hecho reflexionar mucho grasias

  4. marco Says:

    bueno soy de peru hay bastantes racismo alguien me puede decir q tiene q ver el color con la belleza con el color de la piel si la bellezo solo fuera de la gente blanca y la pobreza es de color marron riqueza del color blanco

  5. Raul Lozano Says:

    Nada, nada, hay que ser racistas mas no xenofobos ya que es muy importante para que todos tengamos una identidad propia sobre todo los mestizos que somos la mayoria, porque asi saldremos adelante preocupandonos por nuestra raza y no por pendejo como este idiota que hizo este post de mierda. Jodete hijo de puta, has de ser alguien de color que esta resentido.

  6. sandra Says:

    Raul Lozano en serio que ignorante eres, no hay que ser ni racista ni xenofobos, porque los dos no llevan a ningun lado, pobre ignorante.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: