Lo público y lo privado ágora mexiquense segunda quincena de diciembre 2009

A raíz del viaje al Estado Vaticano de nuestro apolíneo gobernador, donde ufano anunció al papa Joseph Ratzinger su próxima boda con una actriz de telenovelas, se desató una polémica que aún no termina sobre la pertinencia de ventilar la vida privada en espacios públicos.

Miembros del partido de Peña Nieto, el PRI, así como políticos de otros institutos políticos han emitido fuertes críticas ante el anuncio hecho por el gobernador en la audiencia pública que tuvo con el jefe del Estado Vaticano.

La verdad sea dicha, radica en la estrategia que el equipo publicitario del gobernador tiene en mente. Como bien sabemos, el mexicano promedio, o sea cerca de 90 por ciento de la población, carece de las herramientas intelectuales requeridas para analizar una campaña política y, todavía peor, no tiene el bagaje cultural necesario para sopesar las acciones y proyectos que emanan de ella. Montados en una táctica que busca recrear un cuento de hadas, la mercadotecnia en que se ha montado la búsqueda de la candidatura presidencial para Peña Nieto privilegia lo banal, superficial e inocuo sobre lo profundo, trascendental y versado. Más que buscar colocarlo como candidato mediante un posicionamiento inteligente, elemento que una ciudadanía informada y crítica aplaudiría, se tantea presentarlo haciendo hincapié en sus atributos físicos y su vida personal digna de telenovela clasemediera.

 El anuncio de su próxima boda, a todas luces estudiado y filmado por Televisa, nos ofrece un espectáculo superficial y anodino. Más que promover un proyecto de nación para allegarse votos, busca aparecer en toda revista de sociales y secciones periodísticas de corte farandulero. No es gratuito que un país de analfabetos funcionales, los tirajes de las revistas de chisme sobrepasen por millares los de partición socio-político. Ya quisieran los directores de los hebdomadarios proceso o Milenio semanal tener los millones de ¿lectores? que hojean TV novelas u ¡HOLA! México. 

Conscientes de las limitaciones intelectuales de nuestros connacionales, el apolíneo gobernador mexiquense y su equipo de asesores de imagen, donde incluyo a las televisoras, han escrito un guión de características inverosímiles e insustanciales para mantener vivas sus aspiraciones a la candidatura presidencial. Sin nada que ofrecer como político de envergadura lo único que ofrece es su físico.

El Estado de México es cuna de la mayor cantidad de pobres en el país, en especial de pobreza alimentaria con más de cinco millones de individuos. Somos segundo lugar nacional, después de Chiapas en desnutrición infantil. La infraestructura que se ha construido durante el sexenio peñista es en su mayoría de corte federal, ejemplo de ello son el Aeropuerto Internacional de Toluca, varios tramos carreteros que cruzan el estado, como lo es la Autopista Arco Norte que une Atlacomulco con San Martín Texmelucan en Puebla y que cruza Hidalgo y Tlaxcala.

Es insultante para la inteligencia de un servidor que el presidente del PRI en el Estado de México, Ricardo Aguilar Castillo, nos endilgue… “el PRI del Estado de México no polemizará con el tema de la vida privada del Gobernador, es un asunto personal que no tiene que ver con los temas públicos”. Estoy totalmente de acuerdo con el mandamás priista mexiquense. Pero si no quiere que critiquemos la vida privada del gobernador, entonces que éste no la ventile a los cuatros vientos frente al papa. Resulta inadmisible que un político que aspira a llevar las riendas de México nos salga con la infantil justificación de que no se percató de la presencia de cámaras y micrófonos durante su audiencia papal. Para empezar la audiencia fue pública, pues estaba acompañado de su novia, sus hijos, los hijos de la novia, su mamá y 200 peregrinos mexiquenses más. Si no quiere que su vida privada se conozca y se ventile urbi y orbi, lo más prudente sería que la madre del gobernador fuera a pedir la mano de la novia, en privado, sin invitar a cientos de periodistas que cubren la fuente.

Pero bien sabemos que la estrategia tiene como finalidad recrear un cuento de hadas y estoy muy seguro que seguiremos las vicisitudes de Enrique y Angélica durante todo el 2010 y 2011. Pues todavía falta poner la fecha del enlace, por cierto será religioso, ¿o no? También nos relatarán la boda civil hasta en los más superfluos detalles. La mesa de regalos en algún almacén de prestigio: El corte inglés en Madrid, Galerías Lafayette en París o Harrod’s en Londres. ¿Acaso piensan mis contados lectores que la pondrán en Soriana o la Comer? Después tendremos programas especiales de hasta una hora de duración donde los futuros electores no seremos informados del proyecto de nación que tiene en mente Peña Nieto, pero sí nos enteraremos de los cientos de detalles de la boda, la lista de invitados, el vestido de la novia, el cantante que amenizará el evento, el menú de la cena y los encantadores trajes de pajecito que lucirán los hijos de él y de ella. Seguiremos con la luna de miel, en alguna isla de los mares del sur. Islas Fidji o sus entornos.

No hay “colorín colorado que este cuento se acabado” pues todavía da para muchos capítulos más.  Seguiremos leyendo las revistas del corazón para saber qué sucede en el Estado de México.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: