Las comisiones de derechos humanos en México ágora mexiquense segunda quincena de octubre 2009

Las comisiones de derechos humanos que existen en México, una federal y 32 del orden estatal tienen su origen en sistemas nórdicos. El nombre de su cabeza operativa es sueco: Ombudsman; que debería ser ombusperson por lo de la equidad de género, pues es posible que la persona que lidere la CNDH sea una mujer. Tanto en el Estado de México como a nivel nacional habrá relevos de los presidentes de ambos organismos. La intención de este artículo no es evaluar, condenar o apoyar a uno u otro candidato a ocupar las sillas respectivas, bastante tinta ha corrido ya en los diversos medios durante los últimos días y semanas sobre el asunto.

Pero lo trascendente del asunto es la función que desempeñan estas instituciones en México desde la perspectiva de un ciudadano común y al corriente en su pago de impuestos; ¿para que sirven las susodichas comisiones y cuál es la vinculación que mantienen con la sociedad que dicen apoyar y que mediante nuestros impuestos mantenemos? 

7(3877)

Aparte de ser las comisiones de derechos humanos en México, los organismos de esa índole más caras en el mundo y de tener sucursales en cada estado de la república, cosa que no sucede con ninguna otra a nivel global, pues no se requiere tener más que una dentro de la esfera federal,  resultan sumamente limitadas en sus funciones, pues lo único que pueden hacer es emitir recomendaciones y si bien los gobiernos tratan de resolver a favor, lo hacen siempre y cuando no tenga mayor trascendencia. De tener repercusiones legales, penales, civiles o como quieras llamarles, no hay obligación alguna por parte de los gobiernos u organismo a quien se le “recomiende” ir más allá de castigos sumamente tenues. Y no se diga del ejército o la iglesia católica. En Estados Unidos cientos de querellas que orillaron a las millonarias indemnizaciones y a la renuncia del Cardenal de Boston fueran interpuestas a través de orgasmos de derechos humanos; ya quisiera ver alguna comisión en México emitiendo una recomendación a la iglesia católica o al ejército.

Recientemente la Suprema Corte de Justicia de la nación negó la pertinencia de un ombudsman castrense bajos argumentos bastante cuestionables de orden legaloide. ¿Cuántas aberraciones jurídicas permiten la impunidad reinante en nuestro país para que continúe lo que se supone las leyes de Reforma erradicaron: los fueros eclesiásticos y castrenses? 

Por desgracia en nuestro país las comisiones de derechos humanos son cotos de poder de los partidos políticos y de los poderes fácticos, la iglesia católica o las televisoras, y no representaciones de la ciudadanía. Ejemplo de ello es el veto a uno de los candidatos a dirigir la comisión de derechos humanos a nivel federal, Álvarez Icaza, le ha impuesto el episcopado mexicano por ser, según ellos apologista del aborto, argumento éste mal cimentado. Él no es un apologista del aborto, creo que nadie en su sano juicio lo es; es un defensor de los derechos de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, pero mediante argumentaciones harta distorsionadas lo pintan como “genocida de bebés”. 

codhem

La culpa de estos despropósitos es culpa nuestra como sociedad, ya que no hemos logrado crear un conglomerado humano en el que nuestros derechos humanos sean reconocidos y defendidos. Para poder llegar a ello es necesario que unamos esfuerzos de forma hegemónica y no cada ONG luche individualmente por sus prioridades, olvidándose de las otras. No hemos sido capaces de unificar criterios para promover la tolerancia y el respeto a ideas discrepantes y rechazamos toda forma “diferente” de pensar por ser “extranjerizantes”. Bajo esa tesis, continuemos con nuestra muy mexicana teocracia azteca y mandemos al diablo la democracia, pues ésta es una idea que viene de Francia y Estados Unidos. 

De ser una sociedad incluyente y multicultural, somos en realidad una donde lo contrario no es permitido y, peor todavía, excluido y reprimido al grado de enviar a cualquier ente con principios diversos al ostracismo social. Más que representar los derechos humanos de la sociedad mexicana requerimos una comisión que eduque a nuestros connacionales para aceptar la variedad de puntos de vista, sin tratar de imponer una perspectiva única a la totalidad de la sociedad.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: