El estilo personal de gobernar de Peña Nieto manifiesto # 460 de octubre 14, 2009

El estilo personal de gobernar de Peña Nieto

No es un secreto que el apolíneo gobernador del Estado de México se perfila como serio candidato de su partido para contender a la presidencia de la república en 2012. La fuerza política que lo cobija a raíz de los resultados electorales pasados, le permiten mostrar músculo político dentro de su partido, el PRI. Como cualquier miembro de un partido político, sus aspiraciones a la primera magistratura del país son respetables y de convencer a sus correligionarios puede acceder a suceder al actual presidente Felipe Calderón Hinojosa. El peso político detentado mostró su tonelaje cuando juntó a la bancada priísta en el Congreso de la Unión para dictarles línea y rechazar el aumento de 2% propuesto por el presidente. Pero resulta que existen una serie de interrogantes a las cuales no ha contestado o lo ha hecho de forma incompleta y sesgada. El mensaje desvirtuado o casi nulo, y el mensajero sustituyéndolo, con la consabida pérdida de sustento en el primero. 

De entrada y como primera interrogante a Peña Nieto, está su muy personal estilo de gobernar, parafraseando la obra sobre Luis Echeverría que escribió el historiador don Daniel Cosío Villegas, sustentado más en su físico, su relación sentimental con una actriz de telenovelas y sus cotidianas e insulsas apariciones en televisión, sobre todo en el consorcio de Emilio Azcárraga Jean. En otras palabras le apuesta más a venderse como producto de consumo masivo que en parecer gobernante y mucho menos estadista. Claro que tiene su club de fans, característica ésta, más del mundo del chisme de farándula que de las columnas de análisis político de cualquier periódico. También están sus portadas y entrevistas para revistas tipo Gente u ¡Hola! Programas especiales también aumentan su popularidad.

 quien-las10parejasatractivas

El pago que tendrá que desembolsar no será en pesos y centavos, sino en especie mediante el otorgamiento de más poder a la televisión privada de señal abierta y, de manera colateral, a la industria de las telecomunicaciones. El costo para el país será enorme, porque en aras de acceder al poder, hipotecará el bien más preciado en comunicación: el derecho a la información y jugar con fuego lo va a quemar. Ese bien intangible esta en juego y puede en muy poco tiempo ser monopolizado. Nunca se había apoyado a un político tan forma tan abierta y directa. Al fin y al cabo es una más de las estrellas de Televisa. Su porte y su look de político joven y bien parecido reditúa mucho dinero al consorcio y desde un punto de vista estrictamente financiero, no sería descabellado considerar que Peña Nieto está a la par que varios actores o cantantes de moda. No todo lo que esta de moda se vuelve un clásico, así que el apolíneo gobernador tendrá que renovar la oferta mediática a la que le apuesta, porque su mercado electoral  al que esta dirigida la campaña, requiere renovarse continuamente, evitando siempre ahondar en cualquier tema y cambiando continuamente el mensaje para que el electorado no llegue a percibir lo simplista y engañoso del mensaje y lo privilegiado que es el mensajero. Aunque a muchos no les agrade, por ser políticamente incorrecto, somos una sociedad idiotizada con fútbol, telenovelas y la “Arena San Lázaro”, y ello gracias en gran parte al duopolio. Televisa, por su antigüedad tiene mayor responsabilidad que TV Azteca. No tomemos a la ligera sus declaraciones, pues conllevan una penosa verdad: en el fondo les vale madre el país cuando declaró  Azcárraga Milmo: “yo hago televisión para jodidos” y el hijo Azcárraga Jean responde que “no es responsabilidad de la televisión privada educar, sino de la Secretaría de Educación Pública”; olvidan la autocrítica y evaden la responsabilidad social que tienen con el país. Lo más patético de la situación: la gran mayoría no tiene las defensas intelectuales y se dejan embaucar fácilmente. No es un secreto que nuestro nivel educativo equivale a siete u ocho años de escolaridad y a nivel nacional a haber finalizado la secundaria.

Ya desde el famoso debate televisivo entre John F. Kennedy y Richard Nixon en 1960 se comenzó a voltear a la televisión como medio para impactar al electorado. La radio fue durante décadas el medio usado por los políticos para comunicar sus ideas y valores. Eran paradigmáticas las apariciones, por llamarlas de alguna manera, de Roosevelt para levantar el ánimo de sus ciudadanos americanos durante la era de la depresión de los años 30, pero fue con la Segunda Guerra Mundial que optimizó su uso, al grado que la declaración de guerra a Japón fue transmitida por ese medio. Y no se diga de Joseph Goebbels, el famoso “doctor”, artífice de la propaganda nazi. Recordemos la clásica obra de Wilhelm Reich, Psicología de masas del fascismo, de cuyas páginas se extraen algunas variantes que se aplican en el Estado de México.

Sin embargo la estrategia de Peña Nieta no contempla transmitir ideas, todo lo contrario, más bien es mostrarlo como adonis y apelar a sus características físicas, olvidándose del contenido. Muestran al mensajero, menospreciando el mensaje. Tan es así que la inmensa mayoría de sus entrevistas están hechas ad hoc para su lucimiento por lo que se evita cuestionarle sobre temas difíciles. De darse un rompimiento con el guión establecido o tener que responder cuestionamientos que no son de su agrado se le nota nervioso y vago en sus respuestas. Como ejemplo de lo anterior  mencionaré un par de ejemplos de gazapos: el primero con el Dr. Liebenson Violante durante la pasada emergencia sanitaria debido a la influenza H1N1 y las entrevistas con Jorge Ramos  donde quedó muy mal parado , ya que no fue diseñada para el lucimiento del mediático político, situación opuesta sucedió en su aparición – compra del tiempo como todas las entrevistas en TV Azteca – con  Sabina Berman y Katia D’Artigues en su cena-entrevista Shalalá (hasta el nombre del programa invita a cambiar de canal) al ser el guión ad hoc para su lucimiento. 

Es más que obvio que su manipulación del mensaje es orientado a un conglomerado sin las defensas intelectuales mínimas para decodificar el  vacuo mensaje y rechazar al mensajero. Razón bastante poderosa para entender que ni el gobierno federal o el estatal le apuestan a la educación. Tanto Peña Nieto como Calderón formaron sólidas alianzas con los sindicatos magisteriales. De los cuatro representantes legislativos que tenemos los habitantes de Toluca, dos de ellos son ex líderes gremiales a nivel estatal y el tercero a una de las secciones correspondiente al nivel nacional. El discurso dista leguas de su aplicación. Los paupérrimos resultados de las evaluaciones ENLACE y PISA son prueba de ello.

El planteamiento dio ya sus primeros resultados: las elecciones del julio. Ya comienzan a proliferar columnas y análisis que critican su técnica y la desmenuzan para un mejor entendimiento de ella y prueban como se privilegia la imagen a expensas del contenido. Las ideas y proyectos son importantes siempre y cuando los avale un notario. Sin embargo, aquellos ciudadanos ya vacunados para repeler dicha forma comunicativa debemos ser convencidos mediante acciones políticas y que fomenten la gobernabilidad.

En lo personal a mi sí me impresiona un currículum vitae donde el líder de mi estado tenga como alma mater a la Universidadde Oxford, Cambridge, Harvard, al Politécnico de Zurich, a la Sorbona o al Colegio de México – Marcelo Ebrard sí lo es y lo menciono tan sólo como dato, nada más. En su faceta laboral me encantaría otear algún proyecto a largo plazo y bien sustentado para el futuro del estado, al menos para la próxima generación y, si aspira a gobernar México, uno similar para el país. La precaridad de su oferta política me es harto difícil de digerir.

Volviendo a la relación entre el mensaje y el mensajero Peña Nieto no vislumbro cambio alguno; los resultados les son favorables en todas las encuestas. Esto puede ser un arma de dos filos, estar tan expuesto a los medios, incrementan las probabilidades que una pifia suya le cueste muy caro. Yo espero que así suceda y que no se extienda a todo el país el estilo personal de gobernar de Peña Nieto, no es la solución para México.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Manifiesto, el

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: