La LXI Legislatura Federal Punto # 93 de septiembre 3, 2009

La LXI Legislatura Federal

Luis Recillas Enecoiz

El pasado primero de septiembre tomaron posesión de su curul los diputados federales. En medio de una de las peores crisis que ha resentido el país en los últimos años, los retos que enfrentan nuestros representantes son mayúsculos. La inseguridad y la falta de empleos; la quiebra, casi total, de las finanzas del país aunada a la nula competitividad industrial y comercial; el narcotráfico y la violencia asociada al ilícito; los deplorables índices educativos que padecemos más las carencias pedagógicas de nuestros “maistros”; la galopante desconfianza hacia los legisladores y por ende ausencia de credibilidad en la ciudadanía; la agricultura y ganadería a punto del colapso y, lo que nos faltaba, existe una muy alta probabilidad de que no tengamos la capacidad de dotar de agua a la población en un futuro que ya nos alcanzó.

Si nos atenemos a los resultados de las últimas tres legislaturas: la LVIII, recordada por ser la primera en que el PRI perdió la mayoría y Emilio Chuayffet pretendió impedirlo; la LIX, famosa por no haber hecho nada y tirar por la borda el bono democrático de los votantes; y la LX, más preocupados por sus respectivos partidos, olvidándose de aquellos a quien en verdad deben representar. Patético su accionar.

Nuestro "honorable" congreso de la unión

Nuestro "honorable" congreso de la unión

 Bueno, al grano. Nuestra cámara de diputados (con minúsculas, hasta que demuestren lo contrario) estará conformada por quinientos vivales, aunque parece que uno de ellos no podrá gozar de la patente de corzo, perdón, del fuero. 

Con 131 diputados más que en 2006, la primera minoría será la perteneciente al Partido Revolucionario Institucional (PRI) con 237 miembros, quienes serán pastoreados por Francisco Rojas, aunque no debemos descartar al ya mencionado Emilio Chuayffet, quien repite como legislador, y cuya misión es otear sobre la bancada mexiquense; la más numerosa con casi medio centenar de diputados. Ambos de larga trayectoria política. Quiero palpar en su trabajo si realmente ambos aman a México, y no sólo a su partido y a su apolíneo prospecto a candidato presidencial.

 El Partido Acción Nacional (PAN) a cuya cabeza estará Josefina Vázquez Mota, otrora secretaria de desarrollo social con Vicente Fox y con Felipe Calderón, cesada por la “maistra” Gordillo como secretaria de educación pública, tendrá la casi imposible tarea de crear un ambiente idóneo para la interlocución presidencial con el legislativo. Los 143 diputados panistas, 63 menos que hace tres años, no creo tengan la unidad y fuerza requeridos para enfrentar los problemas coyunturales que enfrentamos.

Tercera fuerza, aunque más dividida que las huestes revolucionarias de 1914-15, será la del Partido de la Revolución Democrática con sólo 71 miembros, 56 menos que hace tres años. Este conglomerado de representantes populares, lo son más de sus caciques y líderes, tratarán por todos los medios de boicotear cuanto acto republicano se haga en el Congreso. ¿A poco creen que Gerardo Fernández Noroña no nos deleitarán con uno de sus habituales shows. Unidos bajo el liderazgo del ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal Alejandro Encinas uno de los más serios y larga trayectoria en la izquierda mexicana. Al consanguíneo del gobernador de Michoacán lo contabilizó, a reserva de que se presente o no.

 Ahora viene la chiquillada (Fernández de Ceballos dixit): el Partido Verde Ecologista de México, montado en su inefable campaña a favor de la pena de muerte, logró colocar 21 legisladores en el Congreso. Los verdes serán –y esto es muy sintomático del sesgo que tomará el accionar de sus representantes — liderados por quien fuera el primer jefe de Peña Nieto en los albores de su carrera, Juan Guerra Abud. 

Le sigue el Partido del Trabajo que tiene 13 diputados y su coordinador de bancada será Pedro Vázquez, cuya carrera política ha sido más local, Nuevo León, que federal. A ver que dice Porfirio Muñoz Ledo. 

El Partido de Elba Esther Gordillo, perdón, el Partido Nueva Alianza con 9 individuos tiene a nuestro ex secretario de educación pública con Vicente Fox, Reyes Taméz, a su coordinador.

 Por último esta el Partido Convergencia liderado por un político tabasqueño de carrera local, Pedro Jiménez, tendrá una bancada de 6 miembros. 

Independientemente de su filiación política o partidista, estos quinientos mexicanos tienen ante sí uno de los retos legislativos más desafiantes que se tenga memoria. El país está a punto de colapsarse, por lo que o se ponen a trabajar por el bien de México o serán recordados igual que como ahora hago con las previas tres legislaturas: inmovilismo y rapacidad; ineptitud e ineficacia. 

Espero estar equivocado, aunque no lo creo.

¡Extra! ¡Extra! Mediante mensajero, aunque sea de lujo, Calderón envía el Informe Presidencial al Congreso. Y en Palacio Nacional al día siguiente reúne a los cuates y efectúa su alocución. Ya para qué, los infomerciales del presidente son el sustituto actual para dar a la ciudadanía razón del estado que guarda la nación.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2009

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: