Otra lectura de una elección ágora primera quincena julio 2009

Otra lectura de una elección

Luis Recillas Enecoiz

Podrá ser un ejercicio estéril, pero leer los números de manera diferente nos da un enfoque hasta controvertido de la última elección efectuada el pasado 5 de julio. De suyo, tener lecturas divergentes del común, nos abre un abanico de posibilidades estadísticas. Dentro de un pragmatismo electoral característico de nuestros institutos políticos, la lectura que haré de la última elección incluye la totalidad de los habitantes del país, por lo que difiere de la utilizada por los partidos políticos. Sin embargo enfocar la tendencia del voto desde una perspectiva más incluyente y por ende totalizadora no debe ser ignorada por la clase política. Finalmente los candidatos ganadores gobernaran para todos los mexicanos no sólo para los que votaron por ellos. Para el somero análisis redondearé las cifras por razones estadísticas.

De 77 millones de ciudadanos inscritos en el padrón electoral hubo una abstención de 55 por ciento que equivale 43 millones de votantes, que por la razón que deseen, no acudieron a votar. La votación fue decidida por 34 millones de mexicanos. Ya ahí, los números nos dicen mucho. Más de la mitad de la ciudadanía no fue a las urnas. El PRI al ser depositario de la mayor cantidad de votos no debe sentarse en sus laurales; la siguiente metáfora podrá ilustrar de mejor manera mi perspectiva respecto a la elección.

Ahora bien, del universo de 34 millones de votantes casi dos millones nulificaron su voto u optaron por un candidato no registrado. Esa cifra debe sumarse a la de los abstencionistas, así pues el total se incrementa a 45 millones de mexicanos que no se identificaron con partido político alguno o que no hubo candidato que los motivara.

De utilizar una metáfora, es como si la población tuviera que optar por algún producto x. Para comenzar, 30 millones no tienen edad para su consumo (menores de 18 años); a 45 millones no les interesa el producto (abstencionistas y analistas); 3 millones y medio de clientes consume el producto comprándolo en el estanquillo de la esquina (la chiquillada: PT, PVEM, Panal y PSD); 4 cuatro millones tienen preferencia por el mercado de la colonia (PRD); del resto, 9 millones y medio (PAN) son clientes de la cadena de supermercados local y, la mayoría, 12 millones y medio de consumidores lo compran en el  supermercado a nivel nacional (PRI). De ser el PRI un producto de consumo masivo su mercado sería bastante limitado ya que sólo 1 de cada

La metáfora no es gratuita ya que los partidos políticos y sus integrantes, candidatos y adeptos, nos venden una idea. Las plataformas políticas así como sus candidatos a elección popular son la mercancía que nos ofrecen. Sus promesas son de campaña son el equivalente que cualquier establecimiento comercial utiliza para promover sus productos o servicios; nos invitan a la “hora feliz” o el clásico “todo a mitad de precio” para atraer al potencial consumidor.

El PRI como vencedor incuestionable de la elección pasada no debe soslayar que tan sólo 12 millones y medio de votos fueron a su favor. Viéndolo de otra forma 65 millones de mexicanos no sufragaron por ese instituto político. Si a la cantidad anterior le sumamos los 30 millones de mexicanos sin derecho al voto, el universo de mexicanos que no sufragó por el tricolor aumenta a 95 millones.

Quieren “tapar el sol con un dedo”, como reza el refrán, al querer omitir del análisis los números que no son contabilizados para algún partido, en suma que no son utilitarios. Algunos políticos de vario pinta extracción han manifestado que el hartazgo de la ciudadanía y el abierto rechazo a muchas de las políticas actuales han tenido eco y serán analizadas por sus respectivas bancadas o dentro de los CEN de cada instituto político.

Las dos primeras fuerzas que habrá en el congreso deben entender la numeralia previa. En su pragmatismo omiten todo aquello que les es ajeno así pues, escuchamos que el PRI volvió al carro completo y está en la antesala de Los Pinos, que ahora vivimos en un bipartidismo PAN-PRI o que el PRD va a desaparecer. La clase política debe recordar que 45 millones de mexicanos no les interesó consumir su producto.                                                                                                                                                        derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ágora mexiquense

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: