Nuestra insensible clase política Punto # 81 de junio 11, 2009

Nuestra insensible clase política

Luis Recillas Enecoiz

A menos que esté ciega y sorda, nuestra clase política, y en particular todos los candidatos a puestos de elección popular, ha visto y escuchado el disgusto ciudadano hacia ella. No es gratuito que un sector de la sociedad, ya sean analistas políticos o amigos de Facebook o Hi5, promuevan el voto nulo o voto blanco. Connotados políticos, de varias tendencias ideológicas lo promueven. Entre los intelectuales, periodistas y políticos que están detrás de la campaña, no por ello unidos, incluyo a Dulce María Sauri Riancho, Luis González de Alba, Leonardo Curzio, Ciro Gómez Leyva por mencionar algunos.

A partir del lunes pasado el IFE y los partidos políticos iniciaron una campaña para contrarrestar la campaña del voto nulo. Es indudable que el sistema electoral, léase IFE y partidos políticos, ha resentido lo que ya se convirtió en una avalancha. Lo patético del asunto es la absoluta falta de sensibilidad que muestran los políticos, pues candidato alguno entiende el mensaje.  Nuestra clase política es incapaz de percibir las necesidades ciudadanas. Emulan a Carlos Salinas al no ver ni escuchar a la ciudadanía. Interpretan la invitación al voto nulo como un ataque a la democracia que ellos creen  hacen el favor de otorgarnos.

En una muy acertada metáfora aparecida en un profundo y analítico artículo, Luis Carlos Ugalde escribe en Milenio Edomex (08/06/08):

Un buen médico busca erradicar los síntomas de una enfermedad mediante una medicina que mate el virus. En esa tónica, un buen político debe observar el síntoma (hartazgo ciudadano), y en lugar de condenar sus manifestaciones (llamado a anular el voto), debe encontrar la medicina adecuada.

No he escuchado a candidato alguno referirse al síntoma, todos hablan de las manifestaciones. Evitan a toda costa mencionar el hartazgo ciudadano. Repelentes a la crítica, evaden cualquier confrontación con la ciudadanía. Yo invito a cualquier candidato que tenga el valor de debatir conmigo, como ciudadano, no como comparsa de partido alguno. Reto a cualquier candidato a que en confrontación inteligente y propositiva me convenza de las bondades del sistema electoral actual. Lo reto a que me diga cara a cara que la democracia me pertenece, sí, que me pertenece como ciudadano. Al igual que le pertenece a todo mexicano con plenos derechos. Pero no. No hay político que lo diga, pues es una soberana mentira. La democracia ha sido secuestrado por una clase política, personalizada en candidatos hipócritas y mentirosos que mendigan mi voto, prometiendo las perlas de la virgen, sin embargo acatan sin chistar la línea que les marca el partido, mandando mucho a la chingada a los que votamos para que llegaran a sentar sus traseros en una curul.

Caricatura de Helio Flores

De acuerdo a varias fuentes, la abstención el 5 de julio puede rondar 70 por ciento del padrón. Si le sumamos lo que algunos analistas calculan será el voto nulo, 10 por ciento de los que irán a votar, tenemos unos porcentajes francamente preocupantes. Si sumamos la abstención y los votos nulos estamos rondando 73 a 75 por ciento del padrón. Desafortunadamente los receptores del mensaje tienen el canal bloqueado y se resisten a buscar alternativas de comunicación con el electorado y lo peor es que ni les interesa.

De no poner atención al reclamo ciudadano que en esta ocasión invita al voto nulo, puede ser que en tres años la forma de hartazgo ciudadano se muestre mediante métodos mucho más ortodoxos y violentos. Que nuestra clase política nos tire de a locos y nos considere idiotas no abona a una buena relación ciudadano-candidato. No olviden que son ustedes, políticos y servidores públicos, nuestros empleados. Somos nosotros mediante el pago de impuestos los que pagamos su manutención, y es a nosotros a quienes tienen la obligación de representar y no a sus partidos políticos.  Pero sobre todo es a nosotros a quienes nos deben dar cuentas, ejercicio que nunca hacen.

Lo preocupante es la nula capacidad que caracteriza a nuestros políticos quienes insisten en tratarnos como infantes carentes de inteligencia, o peor, creen que somos igual o más ignorantes que ellos. Pues no, les exijo un mínimo de respeto al pedir mi voto. No todos fuimos educados por “maistros.”

Es insultante para el electorado proponer como candidatos priístas a diputado a los dos últimos líderes del magisterio estatal, Luis Zamora y Héctor Hernández. Supongo que este par de vivales proponen en sus plataformas políticas elevar la calidad de la educación. Lo lamentable de todo el asunto es que individuos sin las credenciales adecuadas lleguen a representar a la sociedad, siendo que tienen un muy limitado intelecto. El mensaje tiene proporciones catastróficas, pues quiere decir que si Enrique Peña Nieto es candidato del PRI a la presidencia del país y gana, olvidémonos de que haya una revolución educativa en el país. Será otro sexenio de “amasiato político” entre Elba Esther Gordillo y el presidente en turno, pues como gobernador está viviendo uno con los líderes locales.

¡Extra! ¡Extra! Según información obtenida mediante solicitud al IFAI, 31 mil 507 “maistros” (48 por ciento) reprobó el examen de carrera magisterial durante 2008 y 95 de ellos no tuvo un solo acierto correcto de 60. Lo “kafkiano” del asunto es que siguen impartiendo clases. De tener la responsabilidad de educar a 30 alumnos cada uno de estos ineptos, estamos hablando de una producción anual de 945 mil 210 analfabetas funcionales. Maravilloso, cerca de SEIS MILLONES de mexicanos cada sexenio son graduados de nuestras escuelas careciendo de las más mínimas herramientas para confrontar la vida. 25 mil 564 (39 por ciento) obtuvo una calificación entre 6 y 8, pasó de panzazo, como se dice coloquialmente. Supongamos que también tienen bajo su tutela una treintena de alumnos, eso representa 766 mil 920 niños y jóvenes que tienen muy limitadas herramientas para razonar y analizar su entorno. 87 por ciento de los “maistros” no está preparado para educar a nuestros hijos, pues 1 millón 712 mil 130 estudiantes tendrán como profesor a un mediocre o a un inepto. Eso sí es una desgracia nacional. ¡Qué México pierda frente a El Salvador y no vaya al mundial, vale madres!    

                                                                                                          derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2009

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: