Barack Obama Punto # 54 de noviembre 13, 2008

Barack Obama

Luis Recillas Enecoiz

            El pasado martes 4 de noviembre se sucedieron dos hechos, uno a nivel nacional y un segundo con repercusiones internacionales. El primero se refiere a la muerte del Secretario de Gobernación Juan Camilo Mouriño en un avionazo a escasos metros de la Fuente de Petróleos en el Distrito Federal.

Barack Obama dans l'art

Barack Obama dans l'art

De ello ya se han escrito cientos de notas y se ha efectuado infinidad de programas de televisión y radiofónicos por lo que no entrare en detalles, salvo para preguntar: ¿Cuándo sabremos los mexicanos, sin la más mínima sospecha, lo que ocurrió en el percance? Según el secretario Luis Téllez, titular de SCT, se tardarán cerca de once meses para saber qué pasó. Para que echar más leña a la lumbre, las encuestas nos dicen que por más que el gobierno quiera transparenta lo sucedido, la población siempre pensará en que hay gato encerrado. Cosas de la cultura e idiosincrasia nacionales.

De repercusión internacional y, evidentes efectos colaterales en México, fue la elección en Estados Unidos que se llevó a cabo entre el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama que se disputaban la oficina oval de la Casa Blanca para los próximos cuatro años. Las cadenas nacionales de televisión y radio desplegaron a lo mejor de sus equipos a “vivir” la elección histórica y desde Washington, D.C., teníamos en vivo en el Canal de las Estrellas a su estrella noticiosa Joaquín López Dóriga rodeado de Leonardo Kourchenko, Leo Zuckermann y el ex Embajador mexicano en Estados Unidos Montaño. Junto a ellos se ubicaron en diversas ciudades del vecino país a un nutrido grupo de periodistas para seguir de cerca las elecciones.

Teniendo la certeza, salvo una catástrofe nuclear o la caída de un meteorito, pues las casas de apuesta en Las Vegas daban como ganador a Obama por 91 a 9. O sea, vivimos, parafraseando a García Márquez, la “crónica de una elección ganada,” y lo que estábamos esperando era cuál iba a ser el marcador final.

            Todo parecía ir de acuerdo al guión, los estados cantados para los azules, los demócratas, y para los rojos, los republicanos, iban siendo adjudicados según las tendencias previas. Pero, cuando llegaron a Ohio y Florida que representaban dos estados indecisos, los cuales podrían haber ido cualquier sentido, las dos victorias de Obama perfilaron lo que ya todos sabían: Un negro será presidente del país más poderoso del planeta, al menos todavía. Más allá de que la gente votó por una candidatura que supo atraer al grueso del electorado americano, sobresaliendo los jóvenes, a través de un discurso lleno de esperanza y privilegiando el cambio.

            Es curioso que a cuarenta años del famoso discurso de Martin Luther King I have a dream… sea cuando sucede lo impensable entonces, que un negro llegue a presidente. Lo más curioso es que Obama es un negro que no tiene el rencor de haber tenido antepasados esclavos. Su padre, un keniano negro educado en  los Estados Unidos, y su madre blanca de Kansas, viven en Hawaii donde nace. El padre abandona a la familia y la madre se une a un indonesio, por lo que Obama vive en Yakarta su infancia, para regresar a Hawaii, al cuidado de su abuela mientras estudia en una de las más prestigiosas escuelas de la isla.

Siendo graduado en derecho por la Universidad de Harvard, decide trabajar para la comunidad en lugar de entrar a cualquier despacho y hacer dinero, como suele suceder con la mayoría de los egresados de esa facultad.

Vive en Kenia, África, un período de su vida para entender al padre que realmente nunca conoció, pero sí abrevó de sus parientes paternos y llegó a entender, como él mismo a dejado saber en entrevistas y discursos, sus verdaderas raíces.

Esperemos al 20 de enero del 2009 para saber, basados en sus acciones como inquilino de la Casa Blanca, cómo será su gobierno y no aventuremos conjeturas en un sentido u otro. Tenemos, sin embargo, los próximos dos meses para irnos acostumbrando a su personalidad y para analizar sus decisiones de toda índole, y así comenzar con la era “obamiana.” Adicionalmente a ser Presidente, Obama tiene en las dos cámaras, representantes y senadores, mayoría de su partido, lo cual ayuda enormidades para poder gobernar y sacar adelante políticas que sin mayoría muchas veces son derrotadas.

Creo sinceramente que con Barack Obama regresarán la decencia y honradez a la Casa Blanca y la imagen de un líder negro representando a un país que siempre los vio como ciudadanos de segunda es un mensaje a nivel mundial. Los discursos de aceptación y derrota de ambos candidatos son ejemplo de civilidad, tolerancia y respeto por de uno al otro, al grado que el candidato perdedor pidió apoyo para el próximo Presidente de Los Estados Unidos de América. Así lo hizo también la ex candidata a la vicepresidencia Sarah Palin.

Sin dejar de criticar su arcaico sistema basado en electores por estado en lugar de la votación directa, resulta aleccionador la civilidad democrática en sus instituciones que observan los estadounidenses durante sus elecciones. En esta elección Barack Obama también ganó el voto popular por casi nueve millones de votos. Por fin, después de ocho años de imbecilidad galopante personificada en el inculto George W. Bush, llega un intelectual y humanista a la Casa Blanca.

                                                                       derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2008

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: