Ya nos cayó el “chahuistle” Punto # 49 de octubre 9, 2008

Ya nos cayó el “chahuistle”

Luis Recillas Enecoiz

            Al inicio del sexenio de Felipe Calderón la violencia achacada a la delincuencia organizada estaba focalizada en la franja fronteriza con Estados Unidos y en Sinaloa con algunas otras regiones diseminadas por la geografía nacional, pero perfectamente localizadas, y los polos de violencia eran ajenos al Estado de México. Inició la escalada de violencia en el estado con acciones en los municipios sureños de la entidad colindantes con Guerrero. Sin ser un experto en seguridad nacional, el conflicto bélico que inició Calderón iba a tener que llegar a nuestro estado. Similar a la guerra en Irak, aventura que George Bush impuso a su país mediante mentiras, el gobierno actual nos metió en una guerra en la cual no sabe cómo actuar, además de no tener los insumos necesarios para ganarla, tanto humanos como armamentistas.

Paulatina ha sido la escalada de violencia en el Estado de México y la muerte del edil de Ixtapan de la Sal, Salvador Vergara Cruz, muestra de forma inequívoca que ya llegó la “guerra” a nuestro estado. Cuando presidentes municipales son cooptados por el crimen, ya sea mediante dádivas económicas o amenazas a su integridad o a la de sus familias, el problema se convierte en una crisis de gobernabilidad.

En el país existen cerca de dos mil quinientos ayuntamientos y es inviable proveer de seguridad a cada edil. Sumado a la seguridad que requiere todo funcionario federal y estatal, ahora resulta que los presidentes municipales y sus familiares necesitan seguridad personal, pues de lo contrario pueden sufrir algún atentado como el perpetrado en Coatepec de Harinas el fin de semana pasado.

A los mexiquenses y al gobernador Enrique Peña Nieto nos llegó el primer “parte de guerra” de la aventura bélica calderonista. Hará cosa de un año en Veracruz, los agentes encargados de la seguirdad de sus hijos fueron acribillados y ahora un amigo personal fue asesinado. La desestabilización que el crimen produce impide que la función primaria del Estado, proveer seguridad al ciudadano promedio, sea una realidad. Si las autoridades son arteramente atacadas y asesinadas por no entrarle al negocio ilegal, que será de los simples mortales que no tenemos acceso a una guardia personalizada. La oligarquía: políticos, empresarios, artistas, etc. tienen el poder económico para contratar seguridad privada, pero qué pasa con los millones de habitantes del país, que carentes de una posición económica boyante no pueden darse el lujo de contratar guardia personal?

La peregrinación a Viricota, arte huichol

La peregrinación a Viricota, arte huichol

La ingobernabilidad está latente en el imaginario colectivo y la falta de confianza en las autoridades, a la larga, puede poner en jaque las instituciones, y por ende, la seguridad de la ciudadanía. Ahora resulta que los encargados de gobernar el núcleo donde más relación tenemos los que habitamos México, o sea los municipios, son carne de cañón para las bandas delictivas. Los poderes federal y estatal no son órdenes de gobierno que sean de manera frecuente requeridos por la ciudadanía. Es con el ámbito municipal que un alto porcentaje de los habitantes tiene relación. Ya sea el pago de agua, de predial, abrir un negocio, pagar multas de tránsito y muchos otros trámites que son atribución directa de los municipios. Resulta preocupante que los encargados del despacho a ese nivel sean presa de la delincuencia, pues como daño colateral todos los habitantes de algún municipio resultaremos afectados. De crisis nacional, considero, es el problema que los municipios enfrentan.

            Varios presidentes municipales han denunciado haber sido amenazados y según un trascendido en el periódico Milenio Edomex (6/X/08) el edil de Tonatico, municipio colindante con Ixtapan de la Sal, fue presa de la delincuencia, y su casa fue baleada hace un par de semanas sin que trascendiera el incidente para no inquietar a la población.

            Según las últimas pesquisas los sicarios que ultimaron a Vergara Cruz son jóvenes marginados de la misma comunidad, eufemismo que caracteriza a muchos desplazados y sin futuro. Tan en así que Marcelo Ebrard, jefe de gobierno en el D.F., considera que sólo en la capital del país hay cerca de 120 mil adolescentes y adultos jóvenes que ni estudian ni trabajan y son, por su perfil, blanco para el reclutamiento de bandas criminales. ¿Qué hacer con una generación que no tiene futuro alguno, sin oportunidades para estudiar, sin empleo decoroso que redunde en un salario digno, sin capacitación para integrarse a campo laboral, vamos, sin nada que perder al enrolarse en el crimen organizado? ¿Cuántos millones de mexicanos entre los 15 y 35 años están en esa situación? Previo a la crisis económica que vive Estados Unidos, la válvula de escape era irse de mojado, pero la válvula se cerró.

            ¿Cuántos municipios en el Estado de México, y por lógica sus autoridades, han sido amenazadas por el crimen? Con una población rondando arriba de los 14 millones, más los 9 del Distrito Federal, el Estado de México es coto para cualquier comerciante, ya sea de productos legales como ilegales. ¿Quién no quiere hacer negocios con China y con sus  mil 300 millones de habitantes? Pues igual sucede en nuestro caso. Es casi un cuarto de la población nacional el que habita en esta región y si nos atenemos a las estadísticas que considera un 5 por ciento de los habitantes del país adictos a una sustancia ilegal, entre el Estado de México y el Distrito Federal, hay un mercado de alrededor de millón y medio de consumidores. ¿Acaso no es un mercado muy tentador?

            La realidad cotidiana que padecemos, me obliga a ser, tal vez no catastrofista, pero sí muy pesimista. Y nuestro futuro, para ponerlo de forma coloquial es que “ya nos cayó el chahuistle”.

derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2008

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: