Religión y legalidad Punto # 45 de septiembre 11, 2008

Religión y legalidad

Luis Recillas Enecoiz

A raíz de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminó a favor de la constitucionalidad, en el caso del Distrito Federal, de la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas de gestación, se ha iniciado un sistemático ataque a las instituciones republicanas del país por parte de la Iglesia Católica y grupos conservadores avalados por el gobierno federal, al no poner un alto a los vociferantes corifeos “yunquistas”. Cuidado con que alguien critique la organización eclesiástica católica o a sus miembros, pues se escudan en lo sagrado y divino de su labor, pero ellos no se detienen en insultar a cuanto mortal no concuerde con sus dictámenes. De asesinos, violadores de las leyes divinas, libertinos, antinaturales y un largo etcétera hemos sido adjetivados todos los que estamos a favor de que la mujer decida sobre su cuerpo.

Según los impolutos líderes eclesiásticos, donde sobresale por méritos propios Onésimo Cepeda, quien por cierto prefirió jugar golf que aburrirse en el faraónico día de Enrique Peña Nieto, vaticinó que México se convertirá en “un pueblo de asesinos” (Milenio, 8 septiembre 2008). Resulta ahora que aquellas mujeres y hombres que no comulgan con las ideas del cardenal somos unos asesinos. Supongo que los asesinatos cometidos por gobiernos dictatoriales con el aval de la iglesia católica, Argentina y Chile, son considerados daño colateral o algún nuevo eufemismo. Si invirtieran la décima parte en tiempo y dinero que dilapidan para evitar la legalización del aborto, lo aplicaran para sacar a los niños de la calle de esa realidad abominable, ya nacidos y bien vivos, no tendríamos ese lastre social. Y para su información, señores del CEM los más de cinco millones de desayunos escolares para evitar la desnutrición infantil son distribuidos por los tres niveles de gobierno. Es de todo mundo conocido que la Iglesia Católica se ha enfocado a la educación de las élites, social y económica.

Dios es muy grande para caber en una sóla religión

Dios es muy grande para caber en una sóla religión

Otra joya declarativa proviene del papable Norberto Rivera quien en su homilía del pasado domingo exteriorizó que “nunca será suficiente la insistencia que debemos hacer para respetar la libertad de conciencia … pero eso no quita nuestra responsabilidad de proclamar la verdad y de invitar con insistencia al bien obrar” (Milenio, 8 septiembre 2008). Para empezar, me causa extrañeza que el concepto universalmente aceptado de libertad de conciencia, y a nivel individual objetor de conciencia, sólo lo aplica el prelado en beneficio propio y no respete al objetor de conciencia adverso a sus principios. Resulta ahora que los objetores de conciencia de otras esferas conceptuales de la vida, como Católicas por el derecho a decidir, creyentes de otras religiones, agnósticos o ateos no existimos. Remata don Norberto con inocular a todo ser humano contra cualquier otra verdad que no sea la suya. En pleno siglo XXI don Norberto se ha atribuido el monopolio de la verdad. Cualquier otra visión o concepto humano divergente al católico es mentira, según sus dogmas. Sigue la franquicia vaticana en México creyendo que con excomuniones logrará evitar su debacle. Ya a mediados del siglo XIX mostró su talante al pretender excomulgar a todo aquél diputado que osara firmar la Constitución de 1857. (Daniel Cosío Villegas, La Constitución de 1857 y sus críticos)

Es inaceptable que una institución con tanto arraigo en el pueblo mexicano promueva cínicamente desechar las decisiones que el máximo tribunal del país tomó. Como no les gusta la decisión descalifican a los ministros de la corte. Argumentan que las leyes humanas están supeditadas a las leyes divinas y sagradas. Pues si ese es el problema dejen que aquellas mujeres que decidan interrumpir su embarazo y hombres que las ayuden sean juzgados en el tribunal de Dios y no aquí. ¿Por qué están tan preocupados por los humanos que violamos las leyes sagradas? Al final de nuestras vidas tendremos que enfrentarnos al máximo juez, según ellos, para dar cuenta de nuestras vidas. Si somos condenados por cometer esa falta, que en nuestra legislación no esta condenada, ¿por qué la iglesia y los conservadores se rasgan las vestiduras? Mujeres y hombres que opten por interrumpir, las primeras, su embarazo, y ayuden, los segundos, a lograrlo, seremos, según las leyes divinas condenados. No entiendo la fijación de estos grupos en evitar la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas si, de acuerdo a sus propios dogmas, los que hagamos uso de este derecho seremos quemados en el infierno. Ya tendremos toda una eternidad para reconsiderar nuestro terrible equivocación, siempre y cuando exista el susodicho tribunal divino. ¿Por qué no se preocupan el ala conservadora y “yunquista” por los miles de curas que abusan de menores de edad, vivos de entre siete y catorce años de edad que en la mayoría de los casos han tenido que continuar sus vidas con huellas imborrables que los marcaron, pero como no estaban en el vientre de sus madres, recibieron nula ayuda de parte suya? Con que le inviertan un porcentaje muy pequeño de tiempo y dinero, estoy seguro que se podría, sino erradicar, sí evitar en lo más posible. No sean hipócritas, preocúpense por los que ya viven, pero en situación de franca miseria y nulo futuro. Yo estoy de acuerdo con la vida, pero con la vida digna y que tenga un futuro. Ya bájenle a su cantaleta de que la vida de los pobres y miserable llena de carencias es el camino para llegar a Dios.

                                                           derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2008

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Religión y legalidad Punto # 45 de septiembre 11, 2008”

  1. Isela Rivas Says:

    saludos.
    me parece alomejor “entendible” la postura de la religion para este tema el aborto, y la perpectiva que se mantuvo controlando a la sociedad era el bien y el mal el cielo e infierno ahora que hay cambios alomejor coyunturales para esta institución obviamente nunca van aceptar la interrupcion de un embarzo. sin embargo las mujeres que lo hacen deben pensar en su ropia vida en su bienestar moral no en lo que diga la sociedad
    UIEM Isela Rivas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: