Aborto, sexualidad y nudismo Punto # 43 de agosto 28, 2008

Aborto, sexualidad y nudismo

Luis Recillas Enecoiz

            Resulta interesante que nuestra conservadora sociedad, liderada por políticos cuya ideología pareciera más adecuada al siglo XIX que al actual, se asuste del cuerpo humano y considere pernicioso toda aquella conducta que no sea avalada por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) o por los gobernantes emanados del inexistente, según sus miembros, ultraderechista Yunque.

            Esta semana comienzan los debates en la Suprema Corte de Justicia del país en torno a la constitucionalidad referente a la despenalización del aborto durante las primeras doce semanas de gestación que actualmente se practica en el Distrito Federal. Los argumentos que se conocen a la fecha, y que son favorables a revertir la constitucionalidad de la ley, provienen del ministro Salvador Aguirre Anguiano, quien defiende la vida desde la concepción sin que exista sustento científico alguno para considerarlo así. Mediante una intensa campaña de desinformación, las huestes retrógradas y machistas – Provida, la Iglesia Católica, la Unión Nacional de Padres de Familia, el PAN – manejan un discurso engañoso a más. Según estas ilustres y muy católicas instituciones, cuyo lema es en México decimos sí a la vida, olvidan lo esencial de la democracia, la pluralidad, y en México, como en cualquier nación del mundo, existen diversas visiones acerca de la vida y la muerte, por lo que se debe respetar la conciencia de los que no son católicos o aquellos que no creen en entes supranaturales. Yo tengo el derecho a no creer en dioses. ¿Acaso los que promovieron la ley, la Asamblea Legislativa del D.F. y las miles de mujeres que se han practicado un aborto no son mexicanos? Supongo que vienen de Marte o son extranjeros con ideas exóticas. Nadie promueve que la interrupción del embarazo sea practicado por mujeres cuyos principios vayan en contra de dicha medida, lo que está en juego es la pluralidad de visiones que proliferan en el país. ¿Por qué tenemos todos que vivir de acuerdo a los preceptos cristianos, aun siendo agnósticos o ateos? ¿No se supone que en un país plural todas las ideologías y valores deben ser equitativamente considerados y respetados? En una inserción pagada y aparecida en varios diarios de circulación nacional el pasado lunes y firmada por alrededor de 180 organizaciones, en su mayoría católicas, se lee lo siguiente en uno de sus puntos: Ratificamos nuestra firme convicción de que la vida inicia desde el momento de la concepción y termina con la muerte natural, no inducida. Ahora resulta que sin sustentar su dicho con evidencias científicas estos grupúsculos, característicos del período anterior a la Reforma, tienen convicciones que esperan que todos compartamos, sin considerar que existen múltiples valores y principios sobre la vida y la muerte. Es preocupante que de las organizaciones firmantes del desplegado, sólo existan once organizaciones cuyo firmante es una mujer, el resto, cerca de 170, tienen a un hombre como responsable. Supongo que las mujeres adherentes a estas organizaciones requieren de hombres para defender sus derechos. El aborto es decisión de la mujer por lo que es patético que en un asunto donde la figura femenina debería ser centro de atención, las organizaciones firmantes estén lideradas por hombres. ¿Acaso las mujeres pertenecientes a estas organizaciones no tienen voz en las decisiones que atañen a su sexualidad? ¿Por qué no toman las riendas ellas y no las delegan en sus pares masculinos; o será, y esto sería catastrófico, que los líderes masculinos impiden a las mujeres tomar el liderazgo? Al igual que sucede con la despenalización para el consumo de drogas, donde la miopía gubernamental no quiere verlo como un problema de oferta y demanda, de mercado pues, el aborto no sea considerado como un problema de salud pública y sí de moral y teología. Dejemos que cada ser humano decida sobre su cuerpo, en particular si es mujer.

Fotografía de Spencer Tunick tomada en el zócalo de la ciudad de México

Fotografía de la sesión con Spencer Tunick en el zócalo de la ciudad de México

            En la Secretaría de Educación Pública que encabeza Josefina Vázquez Mota, pero que en realidad es propiedad de Elba Esther Gordillo, se impidió la distribución del libro de sexualidad Tu futuro en libertad. Por una sexualidad y salud reproductiva con responsabilidad editado por el gobierno del la Ciudad de México, bajo el pueril argumento de que no podía ser distribuido en las escuelas públicas dependientes de la SEP por no haber sido evaluado por las autoridades competentes, a la par que, al tener al Ángel de la Independencia en la portada y una misiva del Jefe de Gobierno capitalino, contenía propaganda política. Se unió a la diatriba contra el libro de marras la muy decente y honorable Unión Nacional de Padres de Familia, que como apéndice del desaparecido Santo Oficio, predica conceptos morales decimonónicos. Afortunadamente la UNAM decidió utilizarlo en sus cinco planteles del Colegio de Ciencias y Humanidades y pidió 60 mil para su distribución al considerar que el material es pertinente. Según Rito Terán Olguín, Director General de los CCH, el hecho de que aparezcan referencias al gobierno capitalino no descalifica el contenido, pues “[s]omos cuidadosos y serios en cuanto a este tipo de materiales y lo que nos importa es el contenido, la rigurosidad en el tratamiento de los contenidos, no tanto en las formas. Nos tiene sin cuidado que aparezca el logo del Ángel de la Independencia o el nombre de algún funcionario. Partimos de los sustancial que es el contenido adecuado, necesario y útil, eso es lo prioritario” (Reforma, 25/VIII/08). Supongo que ahora la SEP va a descalificar a la UNAM, pero antes de hacerlo, recuerden que el sistema federal de educación esta reprobado, tanto alumnos como maestros, mientras que la UNAM está catalogada entre las mejores universidades a nivel mundial.

            Por último, una noticia que de no tener antecedentes preocupantes, nos motivaría a la risa. Resulta que en tierras de Vicente Fox, León, Guanajuato, se clausuró un campo nudista y de acuerdo a su dueño, Ramón Martínez, “León es muy mocho y de doble moral. La sociedad debe tomarlo con madurez; tarde o temprano esta va a llegar a León, porque ya está en todo el mundo” (Milenio Diario, 25/VIII/08). Agradezcamos a las autoridades municipales y al ilustre gobernador Oliva que sigan los dictados del arzobispado respecto a la vestimenta femenina y las violaciones y ataques sexuales contra mujeres sean historia a partir de ahora en este bastión de la ultraderecha trasnochada y mocha.

                                                                                  derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2008

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: