¿Hasta cuándo? Punto # 40 de agosto 7, 2008

¿Hasta cuándo?

Luis Recillas Enecoiz

El secuestro y asesinato en la Ciudad de México del joven Fernando Martí y la masacre en Ciudad Guzmán, Jalisco de la familia Bautista Campos mostró en toda su magnitud la ineficiencia, corrupción, ineptitud, desprecio y deshumanización de las todas las autoridades – federal, estatal y municipal — que deberían brindar seguridad a los ciudadanos de México. La industria del secuestro esta a la alza, mientras la impunidad criminal permea sobre el tejido social y las autoridades, coludidas la mayoría de las veces con los hampones, no son garantía para la sociedad. La percepción de la sociedad y la justa indignación de ésta, es que el Estado fue rebasado por izquierda y derecha por el crimen organizado. La incapacidad de las autoridades para brindar mínimos estándares de seguridad a la población es patética y su desprecio para con los contribuyentes y sociedad en general es palpable por su incompetencia  para salvaguardarla.

Cartón de Rapé del 8 de agosto de 2008 en Milenio (blogpopuliblogdei.wordpress.com)

Cartón de Rapé del 8 de agosto de 2008 en Milenio (blogpopuliblogdei.wordpress.com)

De por sí es atroz la industria del secuestro, que según María Elena Morera, Presidenta de la asociación México unido contra la delincuencia, se ha incrementado hasta en 35% a nivel nacional, pero adicionalmente nos percatamos que la actitud oficial sigue siendo la misma: el jefe de gobierno capitalino nos endilga un “es del más alto interés”  dar con los autores para aplicar todo el peso de la ley; Emilio Gamboa, líder camaral priísta borbota “merecen la pena de muerte”; la comisión permanente “guarda un minuto de silencio”,  pero lo espeluznante del asunto es que nadie está tomando acción alguna para proporcionarnos la seguridad que merecemos. Aunado al dolor que los familiares de los secuestrados padecen, debemos sumar la nula capacidad del estado por brindar seguridad a sus ciudadanos. La razón primaria para la creación del Estado es proporcionar seguridad a la población, tanto en su persona como en sus bienes, sin embargo las autoridades encargadas de dicha responsabilidad en México, no sólo no ejercitan la función para la que fueron creadas, sino que en ambos casos perpetrados la semana pasada, existen evidencias duras de que policías estaban coludidos con los secuestradores y asesinos. La cantaleta del Procurador General de la República Eduardo Medina-Mora de que “estamos ganando la guerra al narcotráfico aunque no lo parezca” es demagogia pura y una falacia para la sociedad, además de ser una “mentada de madre” para la familia Martí. Ahora resulta que es preferible que adolescentes y niños sean secuestrados y asesinados, siempre y cuando en el SEMEFO no encuentren residuos de droga en los cuerpos al hacer la autopsia de ley. ¡Fantástico, no estaban pachecos!

Gastamos millones de pesos y utilizamos miles de efectivos de las fuerzas armadas para evitar que la droga llegue a nuestros hijos, pero no se hace cosa alguna para evitar que policías en funciones … perdón secuestradores potenciales levanten, mediante retenes “pirata”, a esos mismos hijos, que el Presidente Calderón prometió cuidar, y evitar que las drogas los destruyan. Al joven Martí y a la familia Bautista no los destruyó la droga, los asesinaron ni piedad, los masacraron por dinero. Esa es la realidad. El área antisecuestros de la PGJDF aumentó veinte elementos a los setenta existentes para combatir el flagelo del secuestro. ¿Por qué para la guerra contra el narcotráfico utilizamos al ejército, pero para la convivencia pacífica de los ciudadanos la cantidad de elementos es mínima?

El dolor que un padre y una madre sufren por la pérdida de un hijo es inefable y carezco de vocabulario para describir el sentimiento, pero lo que sí sé es que, o el Estado nos empieza a brindar la seguridad por la que pagamos impuestos o dentro de poco tiempo el equilibrio social se desgajará.

Es necesario, para que la opinión pública se inconforme y la sociedad en su conjunto proteste, que sea el hijo de un acaudalado empresario la víctima egregia. De haber sido la víctima un “hijo de vecino” no habría tanta alharaca.  Sabemos que sólo una mínima parte de los secuestros es denunciada a las autoridades, uno de cada cuatro según algunos iniciados.

Salir con la estupidez de que debido al éxito en la lucha contra el narcotráfico, es que las bandas ahora se dediquen al secuestro, es insultante. Resulta ahora que los jóvenes ya no se drogan, que bueno, ahora los secuestran y asesinan; pero ni el joven Martí ni la familia Bautista estaban drogados. El estado mexicano quiere erradicar el consumo de drogas, siendo que el consumo es una decisión personal y a nadie se le obliga a consumir drogas, legales o ilegales, en tanto que el secuestro no es una decisión personal, a menos que sea un auto secuestro.

¿Cuántos jóvenes necesitan ser secuestrados y asesinados para que de verdad se aplique el “estado de derecho”? ¿Cuántos ilícitos nauseabundos y degradantes como los vividos la semana pasada se necesitan contabilizar para que nuestros heroicos cuerpos policiacos comiencen a funcionar y entreguen cuentas a la sociedad? El “carnal” Marcelo salió con la balandronada de crear un ejército de alrededor de 300 mil capitalinos para cuidar que la policía haga su trabajo. ¿No se supone que ellos nos deben cuidar a nosotros? Ahora resulta que yo, ciudadano de a pie, tengo que cuidar que la policía haga su trabajo por el cual le pagan.

Parafraseando a Marcelo Ebrard propongo un inmenso ejército de 100 millones de mexicanos que mande a chingar a su madre a toda esa runfla de vividores y desvergonzados gobernantes que como sociedad hemos parido, ya que lo único que verdaderamente los motiva es seguir royendo el hueso.

                                                                                  derchak54@yahoo.com.mx

Anuncios
Explore posts in the same categories: Semanario Punto 2008

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: