Brasil fue un fracaso para México

Publicado 4 julio, 2014 por Cine Silente Mexicano
Categorías: Semanario Punto 2014

Tags:

Ahora que el equipo mexicano de futbol, más conocido como El Tri, dejó de competir en el campeonato mundial de la especialidad que se lleva a cabo en Brasil, vale la pena comentar sobre el papel jugado por el equipo en los pasados 15 días. No en balde lo que más llamó la atención a nivel mundial sobre México no se refirió a los jugadores, pues fue el famoso cántico de “puto” al despejar de meta el portero rival y en segundo lugar las formas exageradas de festejar los goles mexicanos el folklórico entrenador Miguel El Piojo Herrera. En tercer lugar la destacada exhibición de un par de jugadores: las excelentes paradas del portero Memo Ochoa y la finura de juego que mostró Héctor Herrera en la media cancha mexicana.
Nuestra actitud de víctima que nos gusta asumir siempre que no logramos una victoria a nivel mundial no abona para cambiar a una mentalidad ganadora: que si el árbitro, que si el clima, que si la FIFA, que si la secretaria de la FMF, etc. Nos negamos a asumir nuestra responsabilidad como país y sociedad. Los deportes no son más que una manifestación de la sociedad y si nuestro futbol no logra el famoso quinto partido tendríamos que analizar los problemas internos y no achacar nuestro fracaso a cuestiones exógenas. Para ganar un mundial se requiere anotar más goles que el rival, sobreponerse a los errores arbitrales, soporta las inclemencias del clima y hasta hacer oídos sordos a las voces contrarias. Para ganar un partido se requiere estar atento y enfocado los 90 minutos más el tiempo de compensación. Eso no lo logró hacer el equipo nacional; jugó como nunca durante 88 minutos, pero los últimos cinco se desdibujó y les dejó a los holandeses la iniciativa.

Miguel El Piojo Herrera festeja un gol mexicano

Miguel El Piojo Herrera festeja un gol mexicano

La meta, como lo ha sido desde 1930, era llegar al quinto partido, situación que no se dio. Por ello es un fracaso. El equipo “jugo como nunca y perdió como siempre” nos remonta a la misma cantaleta que escucho desde hace más de 20 años. No tenemos el esquema ni la formación para ello, es más que evidente. El otrora gigante de Concacaf dejo su puesto a Costa Rica, equipo que logró clasificar en primer lugar de su grupo compuesto por tres ex campeones: Uruguay, Italia e Inglaterra. De haber sido parte de ese grupo, ¿cómo creen que le hubiera ido a México?
El discurso patriotero que asume que la FIFA no quiere que México sea campeón no tiene sustento. De ser así, no hubiéramos organizado ya dos campeonatos: 1970 y 1986. En La Bombonera de Toluca, Italia nos goleó 4 a 1 en 1970 a pesar de ir ganando y en 1986 perdimos frente a Alemania por el mismo marcador.
Tres eventos extra deportivos en que participaron mexicanos fueron noticia y se siguieron en redes sociales: primero, el robo de cervezas en un estadio por algunos aficionados nacionales que vestían la camiseta verde; segundo, el salto de un aficionado que se tiró del barco en que viaja a alta mar; tercero, la detención de cuatro mexicanos, entre los cuales hay dos destacados panistas capitalinos, acusados de abusar de una mujer y golpear a su acompañante.
Resultó que infinidad de políticos se tomaron la foto frente a la televisión mientras miraban los distintos partidos de El Tri. Desde Peña Nieto, ya sea con su familia, equipo de trabajo y amigos de los hijos en Los Pinos o el hangar presidencial. Siguió el gobernador mexiquense Eruviel Ávila rodeado de diputados mexiquenses en la plaza principal de Atlacomulco. Fue una forma muy subjetiva de hacerse publicidad. La Plaza de los Mártires tuvo su pantalla gigante para que los toluqueños pudieran disfrutar de los juegos. Claro, con un agradecimiento de los mismos al gobernador por apoyar el evento. ¿Habrá tenido que ver con la eliminación la llamada de Peña Nieto a El Piojo para felicitarlo y esperar que llegaran a la final?
Todos los patrocinadores de la selección se han unido para felicitar al equipo porque jugo decorosamente sus cuatro partidos y la inversión que aquellos hicieron les reportó millones de pesos en ganancia. Pero manda un mensaje de mediocridad. La meta era un quinto partido, no se logró, por ende la participación de México en Brasil equivale a un fracaso por donde quiera que se le vea.
Entre el “ya merito” que repetimos cada cuatro años desde que tengo uso de razón no tiene sustento lógico. Se requiere hacer cambios drásticos en el futbol mexicano y dejar que sea el aspecto económico lo único que les interese a los dueños del balón (Televisa, TV Azteca, Azcárraga, Grupo Pachuca, Salinas Pliego y Carlos Slim por mencionar a un puñado).
Nuestra eliminatoria fue patética y si bien jugamos tres partidos muy bien, ello no quiere decir que nuestro deporte del balompié vaya por buen camino. Desde 1994 en el mundial de Estados Unidos hemos pasado a octavos de final con el mismo resultado: perdemos ese partido decisivo. No olvidemos que equipos más chicos que nosotros nos eliminaron en esta fase: Bulgaria nos ganó en penales en 1994 y Estados Unidos nos ganó 2 a 0 en 2002.
Cuando vislumbras que lo que estás haciendo no da los resultados que esperas, lo lógico sería cambiar, sin embargo los dirigentes mexicanos del futbol no han entendido. Si en seis campeonatos (1994, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014) no has logrado superar la barrera del quinto juego y llegar a cuartos de final es que algo se está haciendo muy mal, pero nos negamos a cambiar las formas. Dentro de cuatro años en Rusia nos sucederá lo mismo. Al tiempo.

Los números de 2012

Publicado 6 enero, 2013 por Cine Silente Mexicano
Categorías: Uncategorized

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

4,329 films were submitted to the 2012 Cannes Film Festival. This blog had 49.000 views in 2012. If each view were a film, this blog would power 11 Film Festivals

Haz click para ver el reporte completo.

México ante la legalización de la cannabis en Estados Unidos. Punto # 247 de noviembre 15, 2012

Publicado 15 noviembre, 2012 por Cine Silente Mexicano
Categorías: Semanario Punto 2012

Tags: , , , ,

La descarada intromisión de los políticos mexicanos en asuntos que competen exclusivamente a los ciudadanos de Estados Unidos, en especial a los residentes de los estados de Colorado con la Enmienda 64 y Washington con la Iniciativa 502, sobre la votación que permite el uso recreativo de la mariguana me resulta de una hipocresía absoluta. Ambos estados despenalizaron el consumo de cannabis para fines recreativos y junto con otros quince estados y el distrito de Columbia, cuyas legislaturas han legitimado el uso medicinal de la planta, muestran lo que a la larga sucederá: la paulatina, pero segura legalización para su uso y la libertad que todo adulto tiene de consumir lo que guste, siempre y cuando no afecte a terceros.

La intromisión, tanto del gobernador mexiquense como del futuro presidente Peña Nieto, en asuntos exclusivos de los norteamericanos dejó de lado lo que tanto cacarean nuestros políticos respecto a los gringos: inmiscuirse en asuntos que, si bien afectan nuestra relación con Estados Unidos, son decisiones que ellos consideran necesarias y mediante ejercicios democráticos van moldeando un mundo mucho más libre donde el individuo toma resoluciones que sus políticos tienen que escuchar.

El gobernador del estado de México, Eruviel Ávila salió con la siguiente declaración: “Quiero expresar un punto de vista respecto a la noticia que hemos recibido de que algunos estados de la Unión Americana se han pronunciado a favor de legalizar las drogas, especialmente el consumo de la mariguana. Quiero expresar que definitivamente estoy en desacuerdo con esa postura”.

Ávila “reiteró su respaldo total y solidaridad a lo expresado por el presidente electo Enrique Peña Nieto, en el sentido de que no es la legalización de las drogas el camino para poder resolver la problemática en materia de inseguridad pública, y también los temas de salud pública nacional; dado que debemos buscar otras alternativas, atender el tejido social” como lo consignó el diario Milenio.

El comentario anterior resulta engañoso, pues la visión que recrea Peña Nieto es la mexicana y no la norteamericana. Me explico: los gringos no tienen cerca de cien mil muertos en una lucha estúpida contra las drogas, además de que su tejido social, por cierto muy diferente al nuestro, no ha sido vulnerado como lo ha sido en México. Tampoco se buscó legalizar las drogas como mintió Ávila, sino solamente la mariguana. La inseguridad en Estados Unidos que proviene de los drug dealers, no es ni remotamente similar a la nacional. Ellos tienen como primordial enemigo, y lo han constatado de manera reiterada, al terrorismo y no a los carteles de la droga.

Imagen

De hecho, el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, opuesto a esta medida, reaccionó a su aprobación: “Los votantes han hablado y tenemos que respetar su decisión. Será un proceso complicado, pero trataremos de completarlo. Dicho esto, la ley federal aún dice que la mariguana es una droga ilegal”. Qué lejos están nuestros políticos de la actitud que tomó el gobernador de Colorado, quien entiende que son los votantes quienes deciden. Aquí en México, los ciudadanos seguimos siendo vistos como menores de edad y nuestros políticos, por cierto bastantes limitados en su inteligencia y sumamente ignorantes quieren decidir por nosotros. Invitaría a los dos políticos mexiquenses, Ávila y Peña Nieto, a que lean The Lancet, revista inglesa de medicina general y considerada una de las más serias, para conocer a fondo qué es la mariguana y dejar de ver la legalización desde una perspectiva moralista. Pero para poder leerla se requiere saber inglés, capacidad que ambos han mostrado no poseer y al segundo no se le da la lectura como está más que demostrado.

La Enmienda XVIII a la Constitución de Estados Unidos, también conocida como Volstead Act por ser promovida por el presidente del Comité de Justicia del Congreso Andrew Volstead, prohibió el alcohol a partir del 17 de enero de 1920, sin embargo ha sido la única enmienda de las 27 hasta la fecha adicionadas a la Carta Magna americana que trece años después fue rechazada al pasar la enmienda XXI el 5 de diciembre de 1933. Nuestros representantes y figuras políticas son extremadamente ignorantes respecto a la historia. Los invitaría a adentrarse en las razones que esgrimieron los legisladores para rechazar la enmienda XVIII. Existe toda una voluminosa literatura legal, en inglés, para que comparen los años veinte del siglo pasado con el actual Siglo XXI y puedan llegar a conclusiones lógicas y bien sustentadas.

Como colofón, Eruviel Ávila Villegas apuntó que en su calidad de coordinador de Asuntos Internacionales de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) pondrá sobre la mesa este tema a fin de que se pueda generar un consenso, cerrar filas en torno al próximo gobierno federal y llevar una postura ante esta circunstancia que se está viviendo en los Estados Unidos de Norteamérica.

De estar preocupados por la salud de los mexicanos se debería de prohibir el azúcar refinada, ya que es causante de más muertes en este país que todas las drogas juntas, incluyendo el alcohol y el cigarro. La cannabis no es más que un planta inocua que causa mucho menor daño que el cigarro y el alcohol. Además deberían de iniciar gestiones para cultivar mariguana con fines de exportación y crear la Cámara Nacional de la Industria Canábica para no quedar al margen del negocio. Hoy en día, en California se cultiva más mariguana que en todo México. Será otro negocio que nos van a ganar.

Imagen

¿Por qué será que intelectuales de la talla de Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Jorge G. Castañeda y Héctor Aguilar Camín; políticos como Fernando Henrique Cardoso y Ernesto Zedillo han abogado por la legalización de la mariguana? Entre más conocimiento tiene la gente menos se oponen a su legalización. Estados Unidos, Holanda, Portugal, Canadá y Uruguay, por mencionar algunos, son países que de alguna forma han comenzado a legalizar o despenalizar su uso.

Seguimos siendo gobernados por personas que mantienen valores extremadamente conservadores y reacios a integrar a México a la modernidad. Somos un país que se asusta del mundo moderno. Criminalizamos a las mujeres que abortan y discriminamos a los homosexuales, salvo en el Distrito Federal. Ahora nos desgarramos las vestiduras porque los pachecos gringos decidieron comenzar una cruzada que, por lo que podemos ver, va a permitir el uso de la yerba con fines recreativos y la larga su total despenalización.

Supongo que a partir de ahora se prohibirá a ciudadanos mexicanos visitar esos dos estados y a los connacionales que habitan en ellos se les repatriará para que a sus hijos no les lleguen la mota.

¡Extra! ¡Extra! El general norteamericano David H. Petraeus, ex comandante en jefe de las fuerzas de la OTAN en Iraq y Afganistán lideradas por Estados Unidos, tuvo que renunciar a la dirección de la CIA (Central Intelligence Agency) al hacerse público un amorío extramarital que tuvo con su biógrafa. Según sus palabras “Tal comportamiento es inaceptable, tanto como marido y como líder de una organización como la nuestra [CIA].” Aquí en México, nuestros políticos hasta presumen de sus segundos y terceros frentes sin problema alguno y hasta fotos con ellas se toman y publican; al final pueden llegar hasta a la Presidencia de la República, sin rubor alguno.

Los emigrantes mexicanos como botín gubernamental. Punto # 246 de noviembre 8, 2012

Publicado 10 noviembre, 2012 por Cine Silente Mexicano
Categorías: Semanario Punto 2012

Tags: , , ,

Con la finalidad de pasar las fiestas navideñas y recibir el año nuevo con sus familiares alrededor de 30 mil mexiquenses regresarán al estado de México. El gobierno estatal ha implementado un programa de apoyo económico para aquellos que decidan no retornar a Estados Unidos.

Según Ernesto Andrade Sánchez, cuyo rimbombante puesto, Subcoordinador de Enlace Internacional, anunció que se dará un monto de 12 mil 500 pesos para ayudar a los migrantes o sus familiares a establecer misceláneas y estéticas en sus municipios de origen. Según el funcionario, la cantidad será aportada entre el gobierno federal, 80%, y el restante por el migrante.

También manifestó que se distribuirán calcomanías a los viajantes que ingresen en vehículos particulares para “que interpongan denuncias por extorsión u otro delito y conozcan sus derechos.

No seamos hipócritas; cualquier migrante mexicano puede viajar en su automóvil desde la frontera canadiense hasta la frontera mexicana y, a menos que cometa alguna infracción, no tendrá problema alguno con la “troca” cargada de regalos para los familiares. Será al momento de internarse en México que el viacrucis del mexicano, expulsado por falta de oportunidades en su propio país, iniciará. Ya sean agentes aduanales o policías de todos los niveles y adscripciones: federales, estatales o municipales, sin descontar al crimen organizado. Es en verdad un insulto para la ciudadanía local que sea en su propia patria donde los mexicanos, residentes en otro país, tengan que enfrentar todo tipo de asedios y peligros. No es gratuito que seamos el país que más emigrantes produce.

Imagen

Las caravanas con decenas y hasta centenas de vehículos que organizan diferentes legisladores para ir por migrantes a la frontera con Estados Unidos y escoltarlos por todos los estados centrales y  norteños de México para no ser carne de cañón para todas las mafias, tanto legales como ilegales, son fiel reflejo de la impunidad que permea en el país.

Por otro lado también se trató el tema de los menores de edad que migran al norte donde encontramos niños desde los ocho o nueve años de edad. Desafortunadamente no hay estadísticas de cuántos menores emigran, pero sí de los que son deportados. La cifra ronda los dos mil este año. La Coordinadora de Asuntos Internacionales Caritina Sáenz Vargas nos endilgó una verdadera joya: “Son utilizados por las grandes organizaciones delincuenciales y de trata de personas, y eso es lo que realmente nos preocupa, y por eso trabajamos muy duro para ofrecerles alguna alternativa.”

La alternativa, si de ayudar a los niños fuera, sería evitar que los menores tengan que exponerse a ese tipo de experiencias. Un niño de menos de diez años y aún aquellos quinceañeros debe ser supervisado y orientado por un adulto. ¿Acaso no hay responsabilidad de los padres o mentores que permiten a sus hijos aventurarse en escenarios descritos por la funcionaria?

No es entendible que, si bien es plausible el apoyo a menores, no se tomen medidas para castigar a los adultos que abandonan a menores a vivir experiencias nefastas para el desarrollo de cualquier niño o adolescente. ¿Y de los casi dos mil menores deportados de Estados Unidos, no hubo alguna autoridad que verificara la situación en la que viven aquí en su propio país? ¿No habrá sanción alguna para los irresponsables adultos que permitieron a los menores exponerse a innumerables peligros y humillaciones? ¿Cómo es posible que ninguna autoridad tome mediadas cuando ven a niños deambulando para cruzar la frontera y sea hasta que son deportados por los gringos que nos preocupamos?

De ser responsables, los gobiernos estatal y federal, por el bienestar de los mexicanos en el exterior, por qué no lo hacen antes de que emigren. Los dos ámbitos gubernamentales “son el candil de la calle y la oscuridad en su casa” cuando de apoyar a mexicanos en su propio país para que no tengan que emigrar.

¡Extra! ¡Extra! Enrique Peña Nieto se reunió con la comunidad intelectual mexicana. Los ocho destacados mexicanos que se tomaron la foto con el analfabeto funcional que nos gobernará a partir del primero de diciembre muestra el desdén con que es visto por la crema y nata pensante del país. Les prometió democratizar la cultura. Vaya usted a saber qué quiso decir con ello.

Ciencia y tecnología en el Estado de México. Punto # 245 de noviembre 1, 2012

Publicado 10 noviembre, 2012 por Cine Silente Mexicano
Categorías: Semanario Punto 2012

Tags: ,

El Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología es una institución que promueve la formación de capital humano, la investigación científica, el desarrollo tecnológico, la innovación y la divulgación de la ciencia.

Uno de sus propósitos es generar mayor productividad, competitividad y modernización del Estado de México para lo cual lleva a cabo las siguientes funciones:

  • Otorga becas y recursos financieros para la formación de estudiantes y profesionistas en áreas de especialización científica y tecnológica.
  • Hace aportaciones financieras para la realización de proyectos de ciencia y tecnología, y facilita la realización de convenios de colaboración entre instituciones educativas, centros de investigación y organizaciones públicas y privadas.
  • Detecta y da seguimiento de los recursos humanos con habilidades científicas y tecnológicas en la entidad y los vincula mediante la realización de estancias, simposia, conferencias, congresos y otros eventos.
  • Otorga reconocimientos y estímulos a los ciudadanos con logros y méritos en áreas de la ciencia y la tecnología.

Imagen

Fondo Mixto CONACYT-Gobierno del Estado de México es el instrumento de apoyo al desarrollo científico y tecnológico estatal y municipal, a través del fideicomiso constituido con aportaciones del Gobierno del Estado México y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Los objetivos que persigue este fondo son:

  • Permitir a los gobiernos de los estados y a los municipios destinar recursos a investigaciones científicas y a desarrollos tecnológicos, orientados a resolver problemáticas estratégicas, especificadas por el propio estado, con la coparticipación de recursos federales.
  • Promover el desarrollo y la consolidación de las capacidades científicas y tecnológicas de los estados y municipios.
  • Canalizar recursos para coadyuvar en el desarrollo integral de la entidad mediante acciones científicas y tecnológicas

En el estado de México existe el programa que impulsa la identificación de oportunidades y creación de negocios basados en desarrollos científicos y/o tecnológicos, además de articular las iniciativas del sector empresarial que plasmen el esfuerzo por diseñar o desarrollar tecnología dentro de los modelos de negocios.

Este programa está dirigido a aquellas instituciones, universidades, centros, laboratorios, empresas, o personas físicas o morales relacionada con actividades de investigación o desarrollo tecnológico legalmente establecidas en el Estado de México, registradas en el Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas (RENIECYT) y cuyos proyectos se basen en desarrollos científicos y/o tecnológicos innovadores

En aspectos de patentes estamos bastante mal: Durante 2011 el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) recibió un total de 14,055 solicitudes de patentes, cantidad que representa un decremento del 3.6 por ciento en relación con las 14,576 presentadas en 2010.

El Registro Estatal de Investigadores en el estado de México está vedado a visitas no autorizadas y es imposible saber quiénes y cuántos investigadores tenemos en el estado. Tampoco podemos saber qué tipo de investigación realizan y el origen de los fondos.

La página del Comecyt está más orientada ofrecer sus servicios de cabildeo y orientación tecnológica que en hacer investigación. El portal oficial de Ciencia y Tecnología del Gobierno del Estado de México: http://portal2.edomex.gob.mx/edomex/temas/ciencia_tecnologia/index.htm

El 58.9 % del gasto en ciencia y tecnología está orientado a investigación y desarrollo experimental. El 22.7 % en educación y enseñanza científica y tecnológica mientras que el 18.4 % en servicios científicos y tecnológicos.

El gasto federal en ciencia y tecnología se incremento de 24,364 millones de pesos en 2002 a 58,810 millones en 2011, último dato recabado.

La relación en 2011 entre gasto interno en investigación y desarrollo experimental (GIDE) y el producto interno bruto (PIB) es de 0.46 y uno de los más bajos de cualquier país en vías de desarrollo.

Si comparamos el GIDE por país: México se encuentra en 0.48 % mientras otros países tienen las siguientes relaciones: Corea del Sur, 3.74 %; Suecia, 3.43 %; Japón, 3.36 %; Estados Unidos, 2.90 %; Alemania, 2.82 %; Francia, 2.26 %; Canadá, 1.80 y Reino Unido, 1.77 %.

Para ahondar en los datos de este rubro, palanca importantísima para el desarrollo del país, recomiendo los Indicadores de Actividades Científicas y Tecnológicas que publicó el Gobierno Federal, tanto en su versión larga como en la edición de bolsillo.

¡Extra! ¡Extra! El amigo y colega Félix Morriña, compañero de estas páginas, fue blanco el pasado jueves de la brutalidad policiaca en su domicilio hasta donde las ¿fuerzas del orden? se metieron para sacarlo a golpes sin orden judicial alguna. Esa es la basura que conforma la policía toluqueña: individuos incapaces, ineficientes, corruptos, ignorantes, incultos, sin preparación alguna, obesos e imbéciles. Y no se diga de los jefes policiacos, unos verdaderos gangsters.

Nuestra paupérrima educación. Punto # 243 de octubre 18, 2012

Publicado 19 octubre, 2012 por Cine Silente Mexicano
Categorías: Semanario Punto 2012

Tags: , ,

La educación en este país está envuelta en mucha hipocresía y poca ética. Educar implica trasmitir los conocimientos necesarios para llevar a cabo una tarea, sea esta comprensión de lectura, manejo de una adecuada sintaxis, capacidad de propiciar un razonamiento abstracto, pero sobre todo formar entes críticos y racionales que a la postre logren los cambios requeridos por el país para un mejor desarrollo de sus habitantes. En otras palabras la educación debe ser un catalizador social y cultural y no, como la que recreamos, configuración de actitudes y formas sociales anquilosadas, desfasadas y contrarias a la realidad en la que se encuentran nuestros adalides políticos la quieren imbuir.

Por desgracia los encargados de esta tarea carecen de los instrumentos para desarrollarla. Y cuando hablo de instrumentos, considero la infraestructura educativa así como las carencias técnicas que tienen nuestros “maistros” (me niego a llamarlos maestros. Un maestro es aquel individuo que después de su licenciatura estudia de dos a tres años más a nivel de posgrado en una universidad). Nivel educativo que, salvo contados de ellos, logran alcanzar, pero más que nada influir con esos conocimientos en el conglomerado estudiantil nacional.

La mayoría de los egresados de las normales es analfabeto funcional.  De ser el magisterio un gremio pensante y estudioso, la industria editorial mexicana estaría boyante. Me explico: si suponemos que dentro del magisterio hay alrededor de millón y medio de individuos que directa o indirectamente laboran en ese gremio a nivel nacional, es un requerimiento mínimo de vital importancia profesional, leer al menos un libro al mes (y no hablo de los panfletos de Cuauhtémoc Sánchez). De lograr esa base intelectual lectora podríamos “matar varios pájaros de un solo tiro”, pues ello nos daría un gran total de más de 12 millones de libros vendidos al año en este país sólo considerando a los mentores, que la ser un grupo lector se trasmitiría el gusto por la lectura. Por decreto no se logra que cambiar ese pasmo intelectual y desprecio por la lectura que nos caracteriza. Imaginemos un magisterio lector donde todo maestro trajera bajo el brazo alguna novela, antología o libro técnico sobre su profesión y durante los recreos los vieran sus alumnos leyendo bajo un árbol o sentados al escritorio tomando notas de ellos. La lectura se inculca mediante el ejemplo y no mediante la imposición de decretos y cantidades exorbitantes de recursos monetarios, humanos y de infraestructura. La ausencia de bibliotecas adecuadas y bien ubicadas es otro gran problema, pero es un asunto que he tratado en otras entregas.

De existir esta dinámica es obvio que los “letrados profesores” trasmitirían a sus educandos el gusto y buen hábito de la lectura. Pero no. Nuestros profesores se dedican a demostrarnos que Atila y los Hunos siguen entre nosotros en pleno siglo XXI y si no me creen, ahí están las manifestaciones de franco primitivismo que tenemos que presenciar y soportar de la CNTE y de las diversas secciones del SNTE, sin faltar por supuesto los nuevos egresados de las normales rurales y urbanas (para muestra, las acciones de los normalistas de Michoacán), así como los sindicatos magisteriales estatales que no le piden nada al nacional en cuanto a muestras de vandalismo y mayúsculo desprecio por la legalidad y la academia. ¿Las conocerán? Es pregunta. Los problemas en Oaxaca entre las secciones 22 y 59, las constantes manifestaciones porriles de los egresados de normales que al no recibir “un hueso” del gobierno por haber terminado sus ¿estudios? pedagógicos exigen mediante acciones dignas de hordas bárbaras entrar a medrar del presupuesto o el cinismo y desfachatez de nuestros “maistros” que lo único que les interesa es llegar a la jubilación sin tomar en cuenta el gran daño que le hacen al país cuando olvidan educar para corromper y depredar a nuestros niños y jóvenes.

De darse la utopía lectora que propongo líneas arriba no sólo el magisterio mejoraría su nivel intelectual a velocidades nunca antes vistas sino que a la par, la población bajo su influencia, niños y adolescentes en edad escolar, que alcanza casi los cuarenta millones, incrementaría su nivel cultural y su comprensión lectora se multiplicaría. México con casi 120 millones de habitantes tiene menos de quinientas librerías mientras que las ciudades de Buenos Aires o Barcelona tienen más librerías cada una que el todo el México. Concatenemos la educación a la lectura, pero no mediante decretos, sino con el diario ejemplo de un profesor que bajo el brazo traiga siempre un libro y a la menor provocación, sus alumnos lo vean devorando página tras página, para después trasmitir esos conocimientos a sus alumnos. El simple hecho de leer abre infinidad de puertas que si se las damos a nuestros educandos otro sería el deplorable estado en que se encuentra el país.

El ejemplo es el mejor trasmisor de actitudes, hábitos y hasta vicios. Nos quejamos de la violencia imperante en nuestras escuelas sin visualizar que proviene de actitudes aprehendidas de los propios mentores y por desgracia de los propios padres de familia (como si tener hijos nos volviera por ese simple hecho sabios respecto a todo lo relacionado a la educación y futuro de nuestros vástagos. Ser padres no es garantía de cultura y preparación). Hasta la forma de manifestarse de estos maistros (con todos mis respetos al gremio constructor que se comporta mucho más civilizado que el liderado por Elba Esther Gordillo) sería diferente si leyeran. La lectura es un catalizador de la imaginación y la inteligencia que por desgracia nuestros adalides de la educación no conocen y cuando se la presentan huyen de ella.

 

Los países que lograron integrarse al concierto de las naciones dentro de un mundo globalizado fueron aquellos que apostaron por la educación. Corea del Sur, Taiwán, Irlanda o Singapur, por mencionar un puñado, supieron cómo invertir su dinero de forma inteligente y hoy sus pueblos disfrutan de un estándar de vida muy superior al nuestro. Esos países reclutan a sus profesores entre los mejores alumnos de sus universidades y les pagan excelentes sueldos. ¿Cuándo desapareceremos las inefables normales  que nos han demostrado sus limitaciones educativas e integramos los programas de licenciatura en educación primaria a las universidades? Ya la UPN (Universidad Pedagógica Nacional) tiene esa licenciatura pero es apenas el inicio de lo que tiene que llevarse a cabo para tener un verdadero país de personas cultas. Con una población donde el  promedio educativo es de siete u ocho años de escolaridad es impensable que al emigrar a otro país, los mexicanos que huyen de nuestra muy soberana y nacionalista miseria, que según el propio gobierno federa se incrementó en seis millones sólo en el rubro de pobreza alimentaria, accedan a trabajos decorosos y bien pagados. Nos quejamos de que los mexicanos realizan los trabajos “que ni los negros hacen” (Fox dixit), sin considerar que con nuestros niveles de educación y cultura difícilmente podremos integrarnos a una economía globalizada y extremadamente competitiva. ¿Acaso los cubanos que emigran a los Estados Unidos laboran en el campo, las cocinas y los servicios de limpia? Claro que no y la razón tiene mucho que ver con su nivel educativo y cultural, sin dejar de considerar que su status migratorio es diferente al de nuestros connacionales.

Mientras sigamos sin evaluar a los normalistas que tienen la responsabilidad de educar a nuestros alumnos y regalemos puestos de profesor a individuos sin el más mínimo profesionalismo (las normales de Michoacán son un buen ejemplo de imbecilidad en el aula, basado en lo sucedido el pasado fin de semana en ese estado) no habrá solución y el futuro del país va a ser una debacle.

Aquí en el Estado de México se vive una situación como la descrita en los párrafos arriba citados y a mi entender reviste un problema para la viabilidad como nación. Desgraciadamente el mensaje en el ámbito educativo a nivel estatal es una apuesta al continuismo de formas ya demostradas inoperantes y desfasadas, y mantener el statu quo es privilegiado por el gobierno mexiquense. Enrique Peña Nieto en franco contubernio con los liderazgos sindicales de educadores, los ha premiado con diputaciones en los congresos local y nacional. La tan cacareada importancia que la educación tiene, en la práctica se resume en premiar las adhesiones grupales en aras de llegar a la presidencia, dejando de lado la calidad con que se difunde el conocimiento. Comprensible es esta política, pues de tener una sociedad educada y pensante dudo mucho que políticos de la calaña y calidad que tenemos, tuvieran oportunidad de asumir cualquier puesto de elección popular. La educación es requisito sine qua non para la creación de una sociedad de ciudadanos y la democracia se sustenta en la ciudadanía. Por desgracia en México no poseemos ninguna de las dos y nuestro apolíneo y analfabeto funcional, amén de monolingüe presidente electo no le interesa en lo más mínimo la educación salvo cuando se toma la foto o busca el apoyo del sindicalismo charro magisterial. ¿Y la calidad educativa, ‘apá?, parafraseando un anuncio. La educación y la creación de entes pensantes y propositivos que ayuden a que el país progrese y permita elevar nuestro ya de por sí desgastado tejido social no está dentro de las prioridades del ejecutivo estatal. ¿Si a nivel estatal existe este entramado de intereses ajenos a la calidad educativa, se imaginan mis contados lectores lo que sucederá de llegar a gobernar todo el país?

¡Extra! ¡Extra! Durante la feria del alfeñique, los puestos instalados en los portales tienen prohibido vender cualquier producto relacionado con Halloween bajo el argumento que no es una tradición mexicana. Supongo que durante las fiestas navideñas, será delito promover a Santa Claus en Toluca.

El nacionalismo mexicano. Punto # 242 de octubre 11, 2012

Publicado 10 octubre, 2012 por Cine Silente Mexicano
Categorías: Semanario Punto 2012

                                                         “La única forma socialmente aceptable de                                                                        

 discriminación es el nacionalismo”

                                                                                              Fernando Savater

“El nacionalismo, mezcla de odios y vanaglorias,

                                           es el morbo máximo de los Estados-nación del

                                                      último par de siglos, y esa enfermedad ataca

                                                        preferentemente a los historiadores.”

                                                                           Luis González y González

El estudio de la Historia mexicana en el contexto oficial ha sido más una justificación para el statu quo existente que un verdadero análisis historiográfico. Nuestro nacionalismo es enfermo. Enfermo porque no competimos con los otros sino que los descalificamos. Para que nosotros vivamos matamos al otro. Nos encanta decir que los Estados Unidos no tienen Historia mientras que nosotros sí y nos olvidamos que por los pasados 200 años los norteamericanos han sido partícipes importantes que casi todos los eventos mundiales. Nos encanta ser las víctimas de los estados poderosos; así nos conquistan los españoles, nos invaden los norteamericanos y los franceses imponen un imperio mientras que nosotros somos moralmente mejores ya que nunca hemos invadido otro país, salvo Villa con su incursión en Columbus, Nuevo México. Trataremos en este escrito de replantear los momentos paradigmáticos de la Historia nacional.

Para aplicar la teoría crítica a lo anterior debemos de sustentar nuestra investigación en el marco teórico del materialismo dialéctico. Para ello es menester asumir primero el papel de historiador, pero no de cualquier tipo de historiador sino del tipo que Luis González y González describe en su obra El oficio de historiar.1 Según don Luis un verdadero profesional de la Historia debe de poseer ciertas características, entre las cuales se encuentran la objetividad y la veracidad. Así mismo deben los historiadores mantenerse a distancia de los nacionalismos radicales.

Para comenzar es necesario tirar a la basura nuestros libros de texto gratuito, en especial los de ciencias sociales e Historia ya que en lugar de formar ciudadanos, lo que han logrado es crear una masa desinformada, intolerante, xenófoba, chauvinista y sobre todo poco crítica del entorno en el cual viven y se desarrollan estos pseudo ciudadanos. Es en este contexto donde la Teoría Crítica debe ser aplicada. La llamada cultura de masas o “industria cultural”, que en México ha creado individuos sin conciencia crítica que confunden los valores impuestos por la sociedad con la verdad absoluta, es la responsable de fomentar el analfabetismo funcional. Para este aspecto de la cultura nacional hay que referirse al estudio Lo que leen los que no leen. 2

El ensayo de Luis González de Alba, Las mentiras de mis maestros es un excelente vehículo para evaluar la veracidad histórica de nuestro pasado. Este ensayo apareció en la revista Nexos hará ya cerca de 10 años y luego fue ampliado y profundizado para reaparecer como libro.

Durante el sexenio de Salinas de Gortari parte de este ensayo fue utilizado por el grupo de intelectuales que promovió una reescritura de nuestra Historia bajo la dirección de Héctor Aguilar Camín. Por desgracia el SNTE boicoteo el proyecto porque varios de los mitos históricos iban a desaparecer.

A continuación se listan (González de Alba dixit) una serie de mitos históricos que nos encanta repetir y memorizar sin el más mínimo análisis intelectual, a la par que no tienen el mínimo sustento histórico:

  •          Mito 1: Que las culturas americanas fueron tan grandes como las de Asia, Noráfrica y Europa del Sur.
  •          Mito 2: Que los españoles destruyeron al imperio maya.
  •          Mito 3: Que los españoles conquistaron a los aztecas.
  •          Mito 4: Que durante 300 años de gobierno español el pueblo mexicano estuvo oprimido por un poder extranjero.
  •          Mito 5: Que la independencia fue la recuperación, por parte de los mexicanos, de su nación, perdida 300 años atrás con la conquista española.
  •          Mito 6: Que la independencia la debemos al cura Hidalgo.
  •          Mito 7: Que el presidente Antonio López de Santa Anna vendió Texas, California, Arizona, Nuevo México, etcétera.
  •          Mito 8: Que la revolución de 1910 fue para derrocar a Porfirio Díaz.
  •          Mito 9: Que Zapata se levantó en armas por “Tierra y Libertad”.
  •          Mito 10: Que somos un país pobre porque Estados Unidos nos tiene las venas abiertas.4

El presente escrito trata de desmitificar nuestra Historia oficial para que a partir de un desglose real y verídico se pueda entonces identificar aquellos aspectos históricos que influyen en nuestra perspectiva nacionalista. Es innegable que el nacionalismo esta íntimamente relacionado con las interpretaciones históricas. Y como en alguna ocasión mencionó José Luis Martínez “el día en que tengamos una estatua de Hernán Cortés sobre el Paseo de la Reforma entonces seremos mayores de edad”.

Es innegable que los mitos arriba citados son refutados por los hechos. Por desgracia en nuestra visión del pasado no concurren las características que describen a un buen historiador según Pierre Bayle en el artículo “Salomon D’Usson” incluido en su Diccionario:

El historiador debe olvidar que es oriundo de un determinado país, que ha sido criado en una determinada comunidad, que debe su éxito a esto o aquello, y que éstos o aquellos son sus parientes o sus amigos. Un historiador en cuanto tal carece, como Melquisedec de padre, madre o genealogía.5

Existen dos obras que nos permiten palpar la honestidad intelectual respecto a la Historia. Éstas son Los días y los años de Luis González de Alba y La noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska. Ambas obras tienen como temática el movimiento estudiantil mexicano de 1968, sin embargo la primera es un recuento pormenorizado de los acontecimientos escrito por uno de los líderes estudiantiles y el resultado es un libro histórico, mientras que el segundo es una visión romántica y llena de datos erróneos escrito con un profundo sentimiento de tristeza por la muerte de un hermano a manos de la represión. Ya ambos escritores tuvieron un larga y profunda controversia sobre sus respectivas obras y González de Alba salió vencedor del debate; al grado que Elena renuncio al consejo editorial de la revista Nexos por haber, ésta, publicado el artículo donde se cuestionaba la veracidad de su obra. Hechos como el citado, que no son aislados y sí muy comunes en nuestra historiografía, son los que no nos han permitido ser fieles a nuestro pasado y por ende nos han impedido asumirnos como adultos históricos.

De aplicarse la Teoría Crítica a la historiografía mexicana, sobre todo a los libros de texto, ya sean de primaria o de niveles superiores, tendríamos una población mucho más consciente de su pasado y por lo tanto mucho más críticos de ella. De ser cierto que tenemos una Historia verídica, objetiva, apartidista y nada patriótica nos permitiría dar el primer paso para no caer ese nacionalismo decimonónico, ultramontano e intolerante con las ideas del exterior. Pero como toda utopía, la reescritura de nuestra Historia, bajo los dogmas que todo historiador debe tener, espera mejores derroteros.

Por otro lado, la aplicación de los conceptos que desarrolló el Instituto de Investigación Social (Institut für Sozialforschung) mejor conocido como la Escuela de Frankfurt convertiría a nuestra “historia nacional” (con minúsculas) en Historia Nacional (con mayúsculas). Debemos ser más exigentes y combinar los conceptos filosóficos con los sociales bajo una perspectiva neo marxista de la Historia. Adolfo Gilly lo logra, para gran deleite del lector, en su obra sobre la revolución mexicana.6  Esta obra, un clásico moderno de la historiografía mexicana, es un excelente ejemplo de crítica neo marxista a la Historia.

Notas:

1 González y González, Luis, Obras Completas, Vol. 1 El oficio de historiar, El Colegio Nacional y Editorial Clío, 1995.

2  Argüelles, Juan Domingo, Lo que leen los que no leen, UNAM, 1990.

3 González de Alba, Luis, Las mentiras de mis maestros, Ediciones Cal y Arena, 2002. En la revista Nexos  correspondiente a diciembre de 1996 apareció como artículo.

4 Ibídem, pp.77-85.

5 Bayle, Pierre, Dictionnaire historique et critique, Rótterdam, 1695, citado en González y González, op, cit., p.29.

6 Gilly, Adolfo, La revolución interrumpida, Ediciones Era, 1971.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 786 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: